Libra esterlina se recupera

No ha sido un mal comienzo de semana para la libra esterlina, que se mantiene firme frente a las demás divisas del G10 al momento de escribir este artículo. Los comentarios ligeramente alentadores de Boris Johnson sobre el Brexit, junto con datos económicos sorprendentemente sólidos del Reino Unido, han posibilitado que el GBP/USD se recupere más de 100 pips.

Estos datos económicos alivian los temores de que Gran Bretaña se dirige a una recesión después de que la producción económica en julio subiera un 0,3%, lo que debería apoyar a los compradores de la libra esterlina en el corto plazo. Si bien la creciente especulación sobre el retraso del Brexit hasta enero de 2020 probablemente aumentará el sentimiento de compra, el camino por recorrer para la Libra aún está lleno de muchos obstáculos y baches.

El nivel donde concluirá la libra esterlina esta semana estará fuertemente influenciado por lo que suceda hoy lunes en el Parlamento. El gobierno está dispuesto a pedir a los parlamentarios que acepten una elección anticipada por segunda vez este mes. Una derrota del gobierno debería dar como resultado que el suba más a medida que la posibilidad de un Brexit sin acuerdo disminuya aún más.

Con respecto a lo que nos dice el análisis técnico, el GBP/USD se muestra fuertemente alcista en el marco de tiempo H1. Un cierre sólido por encima de 1.2350 puede abrir las puertas hacia 1.2400. Si 1.2350 demuestra ser un soporte poco confiable, el siguiente nivel clave de interés se encontrará en 1.2315.

Dólar afectado por resultados decepcionantes de las Nóminas No Agrícolas

El dólar está luchando por recuperarse de los datos de empleo decepcionantes del viernes pasado.

Las expectativas del mercado de que habrán mayores recortes en las tasas de interés más allá de septiembre están en aumento después de que la economía de Estados Unidos sumara solo 130 mil empleos en agosto. Otros signos de grietas en la economía más grande del mundo deberían causar más debilidad en el dólar a medida que los inversores comienzan a cuestionar su estado de refugio seguro.

El sentimiento de compra hacia el dólar debería permanecer silenciado en el corto plazo debido a las preocupaciones por el crecimiento de la economía estadounidense y las posibilidades de mayores recortes en las tasas de interés. El índice del dólar está bajo presión en los gráficos diarios con precios que cotizan alrededor de 98.20 al momento de la escritura de este artículo. Una caída por debajo de 98.00 puede abrir las puertas hacia 97.50 en el corto plazo.

Euro estable antes de la reunión del BCE

El principal evento de riesgo para el Euro esta semana será la reunión del Banco Central Europeo el jueves, que se espera concluya no solo con un recorte de tasas sino también con un renovado programa de flexibilización cuantitativa.

Sigue siendo incierto cómo reaccionará el Euro a la flexibilización de la política monetaria y si este movimiento del Banco Central Europeo aliviará las preocupaciones sobre la salud de la economía de la Eurozona.

Los inversores de todo el mundo anticipan ampliamente un nuevo paquete de estímulo del banco central. Los mercados esperan al menos una reducción del 0.1% en la tasa de depósito y un programa renovado de QE. El euro se moverá según cuán agresivo sea el paquete de flexibilización. Un programa de compra mensual de 30-40 mil millones de euros al mes puede satisfacer a los operadores de bonos que han reducido los rendimientos a mínimos históricos en las últimas semanas, y es probable que ejerza más presión sobre el EUR/USD, que podría caer debajo de 1.0900. Un programa de compra de bonos menor que eso decepcionará a los operadores de bonos. Sin embargo, el presidente del BCE, Mario Draghi, se enfrenta a tiempos muy difíciles debido a la oposición de algunos miembros, lo que probablemente hará que esta reunión sea la más interesante en varios años.

Sin embargo, el EUR/USD sigue estando bajista en los gráficos semanales, ya que ha habido mínimos cada vez más bajos y máximos más bajos. Un cierre semanal sólido por debajo de 1.1000 puede desencadenar una caída del precio hasta 1.090.

Oro impulsado por especulación de recorte de tasas de la Fed

Los compradores de oro están encontrando el apoyo de un dólar estadounidense más débil y la creciente especulación sobre la reducción de las tasas de interés de la Fed más allá de septiembre.

Si bien una renovada sensación de optimismo sobre las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China podría reducir el apetito por activos de refugio seguro, incluido el oro, el metal de rendimiento cero sigue manteniendo un comportamiento alcista. Mientras las preocupaciones sobre el crecimiento global continúen y los bancos centrales de todo el mundo siguen aplicando políticas de flexibilización ante los riesgos geopolíticos y económicos, los compradores de oro seguirán dominando este mercado.

En cuanto al panorama que nos brinda el análisis técnico, una caída por debajo de $1500 debería iniciar una disminución del precio hasta $1485. En caso de que $1500 demuestre ser un soporte confiable, los precios podrían subir nuevamente hasta $1525.

Una semana ocupada por delante mientras los inversores esperan que los bancos centrales se muevan

Los activos de riesgo como las acciones recibieron un impulso la semana pasada, mientras que los activos considerados como refugio seguro perdieron algunas ganancias después de que Estados Unidos y China acordaron regresar a la mesa de negociaciones a principios de octubre. La reacción que hemos visto en los mercados muestra cuán desesperados están los inversores por cualquier signo positivo relacionado con las conversaciones comerciales. 

Si bien es demasiado pronto para concluir que se puede llegar a un acuerdo o una tregua, la noticia de que ambas partes están dispuestas a hablar nuevamente parece suficiente para levantar el sentimiento. Sin embargo, no parece haber indicios de que ninguno de los países otorgará concesiones, lo que sugiere que la celebración inicial puede ser prematura.

El último informe del sector de empleos en los Estados Unidos no indicó ningún cambio en los fundamentos. Como ya indicamos, los datos de las Nóminas No Agrícolas fueron decepcionantes. La cantidad de trabajos agregados la semana pasada también tuvo una caída de 32000 puestos con respecto al promedio de este año de 162000 puestos. Si bien las cifras se ven decepcionantes, no son terriblemente malas. El desempleo se mantuvo en 3.7% por tercer mes consecutivo y las ganancias promedio por hora aumentaron 0.4%. La conclusión que se puede extraer de los datos más recientes de las Nóminas No Agrícolas y los PMI es que la economía de Estados Unidos está perdiendo impulso; sin embargo, sigue lejos de caer en una recesión inminente.

Ahora debe prestarse atención al gasto del consumidor, que ha sido el punto más brillante de la economía. Si los consumidores estadounidenses muestran signos de reducir sus gastos en medio de la disputa comercial en curso, podemos esperar que la Reserva Federal se mueva agresivamente para cambiar la política monetaria, de acuerdo a las condiciones de la economía. Sin embargo, los aranceles sobre los productos chinos todavía son insignificantes, ya que la mayor parte de los aranceles que impactarán directamente a los consumidores puede llegar en octubre y diciembre. Otro dato que la Fed tomará en consideración para la reunión del FOMC de la próxima semana son los precios al consumidor. Se prevé que la inflación subyacente en los Estados Unidos se acelere hasta un 2.3% interanual en agosto desde el 2.2%  del mes anterior. Cualquier sorpresa al alza en los precios puede hacer que el trabajo de la Fed sea más complicado y darle al dólar otro impulso al alza.

Los desarrollos geopolíticos también deben ser observados cuidadosamente por los traders e inversores. Ya se trate del drama del Brexit, los titulares de la guerra comercial, las protestas de Hong Kong e incluso la reunión de la OPEP que tendrá lugar en Abu Dhabi después de la decisión de Arabia Saudita de reemplazar a su ministro de energía.

 

*Fuente:

-Broker FXTM