///Inflación y su significado actual para los bancos centrales y traders

Inflación y su significado actual para los bancos centrales y traders

Una mirada a por qué la inflación es un producto escaso en las economías desarrolladas y lo que eso significa para la política de los bancos centrales y los operadores de divisas.

Los auges y caídas de las economías – Lo que ocurría antes

Durante gran parte del siglo XX, las economías del mundo oscilaron entre períodos de prosperidad y crecimiento conocidos coloquialmente como “Booms” y períodos de contracción y austeridad conocidos como “Colapsos”. Estas oscilaciones pendulares en el progreso económico ocurrieron con frecuencia.

Estudios de la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos, muestran que hubo 28 de estos cambios de auge a declive en la economía estadounidense entre 1929 y 2009. Durante este período, grandes cambios en la inflación acompañaron los períodos de crecimiento económico. Esos cambios (que los economistas ven como un exceso de demanda) a menudo fueron la causa de las caídas posteriores de la economía, o recesiones.

Los bancos centrales, los gobiernos, las empresas y los mercados, todos estaban dispuestos a tratar de suavizar los picos y caídas en el desempeño de la economía, para controlar el ogro de la inflación de una vez por todas. Se sugirieron varias técnicas. La mayoría de las cuales resultó ser ineficaz. Sin embargo, se creía durante la década de 2000 a 2009 (incorrectamente como se vio después) que los mercados desarrollados habían eliminado el carácter cíclico de sus economías a través de la globalización del comercio y la coordinación en la política de los bancos centrales.

Pero como descubrimos en 2007-2008, todo lo que sucedió fue que la ciclicidad pasó de la industria a los servicios financieros. La recesión que siguió en 2009 fue tan dolorosa como la que se sintió en las antiguas economías de los años setenta. Pero a diferencia de las recesiones anteriores, el fantasma de la inflación no amenazó con una alza descontrolada. La inflación estaba ausente del campo por completo, en cambio, su peligroso alter ego, la deflación, hizo una aparición muy desagradable.

Auge y caída de la economía en el nuevo milenio

La causa de la crisis financiera mundial de 2007-2008 fue un apalancamiento excesivo entre las instituciones financieras, tanto en sus balances como en los instrumentos que vendieron. Muchas de estas instituciones e inversores fueron culpables del comportamiento clásico de las burbujas que consiste en invertir y operar en activos e inversiones cada vez más riesgosos, mientras esperan que funcionen igual que las inversiones dóciles en que estaban colocando su dinero al comienzo de ese ciclo en diciembre de 2001.

Para 2007,personas sin trabajo o con ingresos regulares podían obtener una hipoteca. Esas hipotecas fueron re-empaquetadas colectivamente por los bancos de inversión y vendidas a sus clientes institucionales como valores complejos, pero potencialmente lucrativos. No solo eso, muchos de estos valores exóticos se colocaron en vehículos de inversión que dependían de la financiación a corto plazo, para cumplir con los compromisos a más largo plazo. Fue en estos mercados a corto plazo que comenzaron los problemas. El crédito se secó y luego desapareció por completo. Lo que pasó después ahora es parte de la historia. Como se señaló anteriormente, cuando la recesión de 2009 desarrolló una deflación en lugar de inflación, su horrible cabeza se alzó.

¿Que es deflación?

Es el polo opuesto de la inflación. Mientras que la inflación se caracteriza como un exceso de demanda o, la persecución de una oferta limitada de bienes y servicios. La deflación ocurre cuando un exceso de oferta termina persiguiendo una demanda limitada. Bajo condiciones inflacionarias los precios suben y los consumidores tienden a abastecerse de bienes, a la espera de precios aún más altos en el futuro. Sin embargo, bajo la deflación, los consumidores difieren las compras, con base en la creencia de que los bienes y servicios serán más baratos mañana. El consumo diferido hace que los niveles de demanda caigan y agravan aún más la espiral deflacionista.

El temor a una espiral deflacionista provocó que los bancos centrales redujeran las tasas de interés y desplegaran la flexibilización cuantitativa. Propusieron metas de inflación del 2% cuando aplicaron estas medidas. Pero incluso esta pequeña meta resultó muy difícil de alcanzar. El siguiente gráfico muestra la inflación dentro de la zona euro desde 2007 hasta la fecha. Las zonas del gráfico en rojo son aquellos puntos donde la tasa de la inflación fue menor que cero, es decir, los periodos donde las fuerzas deflacionarias estaban trabajando.

Datos de inflación de la Zona Euro

Tendencias a largo plazo y globalización

Las estructuras que los gobiernos habían puesto en marcha para eliminar la volatilidad del ciclo económico, es decir, la globalización y el libre comercio transfronterizo, ahora comenzaron a trabajar en contra, y socavar los esfuerzos de los bancos centrales para reactivar sus economías. Al abrir el comercio internacional y mover las empresas y la producción al extranjero, las economías occidentales se vieron directamente expuestas a las tendencias a largo plazo dentro de los mercados emergentes.

Datos de inflación global y precios al consumidor desde 1980 al 2016

 

El cuadro anterior nos muestra una de las más poderosas de estas tendencias. A saber, la tendencia en la inflación global, entre 1980 y 2016, los bajos costos de la mano de obra en Asia, en particular, aquellos dentro de una economía china industrializada, se pusieron a trabajar y ejercer sus influencias a mayor escala. Los costos de producción cayeron y continuaron cayendo a medida que los nuevos fabricantes se vuelven cada vez más eficientes. El costo de los productos terminados también cayó bruscamente, importando deflación a las economías desarrolladas cuando fueron enviados y vendidos al consumidor final. Los televisores de pantalla plana son un excelente ejemplo de esta tendencia.

Cambios a largo plazo en el precio No es solo la globalización la que ha reducido los precios y la inflación. La tecnología, la innovación y el aumento de la productividad fueron igualmente importantes. Estas tendencias no son nuevas y se remontan a cientos de años atrás. Como ejemplo, considere el siguiente cuadro que rastrea el costo de una hora de luz artificial desde 1301 hasta 2006.

Costo de una hora de luz artificial desde 1301

 

Hoy en día, la tecnología moderna impulsa incluso mayores aumentos de productividad en áreas como el poder de procesamiento, la computación en la nube, el almacenamiento y la conectividad. Crea cadenas logísticas altamente eficientes, lo que permite la producción en otros países de productos de alta tecnología incluso en fábricas de economías en desarrollo.

El mayor impacto proviene de la Internet. La World Wide Web ha sido fundamental para aplanar las curvas de precios, eliminar a los intermediarios y acortar las cadenas de suministro en todo el mundo en todas las áreas comerciales imaginables.

Uno de los mejores ejemplos lo constituyen los servicios de trading online en los mercados financieros. El sofware y las plataformas de trading hoy en día son gratuitos  en el punto de uso y están disponibles en cualquier lugar donde tengamos conectividad. Los costos de operación también han disminuido, y en algunos casos, las comisiones se han eliminado o reducido a una suma que equivale a una comisión administrativa, especialmente porque nos hemos acostumbrado a esperar más y pagar menos por ello. Ese rasgo ha llevado a conceptos comerciales completamente nuevos que siguen este enfoque de tipo freemium.

El comportamiento del consumidor y las expectativas con respecto al precio también han sido impulsados ​​por grandes disruptores como Amazon, quienes operan a una escala sustancial. Incluso en áreas donde actores como Amazon no compiten directamente, las expectativas del consumidor se han vuelto tan sintonizadas con los precios bajos que la competencia entre las compañías se ha vuelto feroz. De forma ominosa para el sector, Amazon ahora ingresó al mercado de productos comestibles mediante la adquisición de la cadena estadounidense Whole Foods. Su primera acción fue reducir los precios dramáticamente y ofrecer descuentos adicionales a los miembros de su división principal de Amazon. Es probable que estos recortes de precios afecten directamente los datos de la inflación de los Estados Unidos en los próximos meses.

Actualmente también existe la cuestión de cómo calculamos la inflación en el mundo moderno. Tradicionalmente, esto se ha hecho midiendo el costo de una canasta de productos y luego añadiendo otros artículos esenciales. Algunos analistas se han  preguntado: ¿no deberíamos poder medir la inflación más directamente en esta era de sitios web de comparación de precios, métodos de pago inteligentes y cajas registradoras computarizadas? Probablemente veamos surgir nuevas métricas en el futuro cercano a medida que organizaciones como la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido desarrollen “modelos y herramientas de precios pagados”.

Conclusiones

La inflación sigue siendo una rareza en las economías desarrolladas, particularmente en los salarios. Y hasta que veamos que el exceso de demanda regrese de manera permanente, los bancos centrales, como el BCE, el RBA, el BOE y el BOJ seguirán siendo reacios a aumentar las tasas de interés, poner fin a la expansión cuantitativa y encaminarse a la normalización. Pero como hemos visto recientemente en el par GBP/USD, cuando el mercado percibe que un banco central podría estar a punto de actuar, no hay escasez de movimiento de precios y oportunidades de negociación. Así que es fundamental que el trader siga de cerca los números de la inflación en las economías desarrolladas.

 

 

Fuente: Broker Pepperstone


 

2018-04-17T06:43:44+00:00 Por |Categorías: Analisis Fundamental|Etiquetas: , |Sin comentarios

Deje su comentario