El índice CSI 300 de China cayó más de un 8% cuando se reanudaron las operaciones el lunes, la peor apertura en casi 13 años, después de la reapertura de los mercados financieros después del feriado del Año Nuevo Lunar. Esto ocurre a pesar del anuncio del banco central de China de que proporcionará 171 mil millones en liquidez adicional a los mercados monetarios y de que tomó medidas adicionales para reducir sus tasas de recompra inversa, en un esfuerzo por contener la venta masiva en los mercados.

Tales acciones del banco central parecen haber tenido un efecto mínimo en el comportamiento de los inversores. La verdadera preocupación ahora es que el crecimiento de China se verá muy afectado por el brote mortal del coronavirus. Con el número de muertes en China continental superando la epidemia de SARS de 2003 y el número de personas infectadas llegando a más de 17,000, se desconoce cuándo terminará esta epidemia.

Los economistas ahora esperan que el crecimiento caiga por debajo del 5% en el primer trimestre de 2020, pero la pregunta es qué tan rápido se recuperará la economía una vez que el brote del virus esté bajo control. El crecimiento del PIB de China bajó del 11,1% al 9,1% en el segundo trimestre de 2003 después del brote del SARS. Pero se recuperó rápidamente y llegó al 10% en el trimestre siguiente. Sin embargo, es muy difícil comparar la situación actual con hace 17 años debido a una serie de razones. Primero, todavía no sabemos cuándo el brote estará oficialmente bajo control. En segundo lugar, China representaba menos del 5% de la producción mundial en 2003, mientras que ahora representa el 17%. Tercero, la industria de servicios en China hace una mayor contribución al crecimiento del país en comparación con 2003.

La venta masiva en el mercado chino de hoy, a pesar de verse bastante mal, es solo la continuación de lo que está ocurriendo en los mercados de valores a nivel global. Ciertamente el brote del coronavirus ha tenido un impacto significativo en los mercados, siendo los activos de riesgo los más afectados.

Sin embargo, lo más prudente es que los inversores que buscan comprar en las caídas del mercado, deben esperar a que se reduzca y controle la tasa de infecciones por el coronavirus, y todavía no hemos llegado a ese punto.

Acciones de China caen por Coronavirus

La caída en los precios del petróleo no da señales de detenerse

Después de caer un 12% el mes pasado, los precios del petróleo crudo Brent continuaron bajo presión de venda. Se espera que la demanda de petróleo de China se haya reducido en tres millones de barriles por día, lo que representa 1.3 millones de barriles más que los recortes de producción combinados de la OPEP. A esto debemos agregar la cancelación global de vuelos de aerolíneas a China, lo que significa que actualmente tenemos un mercado extremadamente sobre abastecido.

El Comité Técnico Conjunto de la OPEP+ ha programado una reunión del 4 al 5 de febrero para evaluar el impacto de los acontecimientos recientes en la demanda de petróleo. El mercado necesita garantías de que la ecuación de oferta/demanda se mantenga en equilibrio para que los precios lleguen a un soporte. Esto sugiere un compromiso de la OPEP no solo para extender los recortes en el suministro de petróleo, sino incluso para implementar otros más profundos más allá de marzo. Sin tales garantías, seguramente veremos más caídas en el precios del petróleo, con el petróleo Brent cerca de un nivel de soporte importante, alcanzado cuando el mercado llegó a un mínimo de $49.93 en diciembre del 2018.

Semana importante en los mercados

Si bien los inversores continúan monitoreando de cerca los últimos eventos relacionados con el coronavirus, en esta semana también hay otros eventos que pueden mover los mercados. Por ejemplo, tendremos la publicación de los datos de ganancias de 96 empresas del S&P 500 que anunciarán sus resultados trimestrales esta semana. Alphabet, Twitter, Walt Disney, General Motors y Ford se encuentran entre las compañías más importantes de esta lista.

Los operadores de divisas también tienen un calendario económico muy ocupado, que incluye la publicación de los PMI de fabricación y servicios de Europa y Estados Unidos. Y China publicará sus cifras de exportación e importación el viernes. Pero para los operadores del dólar estadounidense, la atención estará puesta en el informe de nóminas no agrícolas que se publicará el viernes que podría conducir a grandes movimientos en los mercados de divisas.

Refugios seguros respaldados por preocupaciones persistentes por coronavirus

Se espera que los inversores continúen colocando su capital en activos de refugio seguro esta semana, una noción destacada por la caída del nueve por ciento en las acciones chinas hoy lunes después de que los inversores regresaron de un descanso prolongado, con el número de muertos por el brote de coronavirus que ahora supera los 360.

Más allá de los episodios esperados de volatilidad y venta de activos de riesgo en el corto plazo, los inversores también buscarán confirmación en las publicaciones de datos económicos importantes relacionados con el impacto del brote del coronavirus. Hasta que la propagación del virus muestre signos de estabilización, un entorno de aversión al riesgo debería garantizar que los activos de refugio seguro permanezcan respaldados por el momento, con el oro, el activo de refugio seguro por excelencia, encaminandose directamente al importante nivel de 1600.

Los datos económicos de Estados Unidos pueden ayudar a la recuperación del dólar

El índice del dólar está intentando recuperarse de los niveles por debajo de 97.2 después de la sorpresa negativa en el PMI MNI de Chicago, que cayó a un mínimo de 4 años. Los inversores estarán observando indicadores económicos clave fuera de los Estados Unidos esta semana para determinar si es posible que se produzca otro movimiento alcista hasta el nivel psicológico de 98.0 para el índice del dólar. Los inversores estarán atentos al índice de fabricación ISM de enero (que se publicará este lunes 3 de febrero) y también a los datos de las nóminas no agrícolas (que serán publicados el viernes 7 de febrero); si hay resultados mejores de lo esperado entonces podríamos ver una importante recuperación en los mercados del USD.

Las ganancias de Disney pueden verse disminuidas por el coronavirus

Como ya indicamos, la temporada de publicación de ganancias de empresas de Estados Unidos continuará esta semana, con Disney listo para informar sus últimos resultados trimestrales el martes. Dado que las acciones del gigante del entretenimiento han caído en casi un 10 por ciento desde su máximo histórico el 26 de noviembre, Disney puede tener dificultades para emular esas alturas nuevamente en el corto plazo.

Los inversores serán conscientes de los riesgos a la baja que plantea el brote de coronavirus, que se espera que afecte las ganancias de Disney en China para el trimestre actual. Shanghai Disneyland ha sido cerrado temporalmente y muchos cines en todo el país también han cerrado en medio de los esfuerzos por contener la propagación del virus. Si los inversores pueden mirar más allá del impacto potencial del coronavirus en las ganancias de Disney y centrarse en otras iniciativas de la compañía, como sus servicios de streaming, que la caída de las acciones de la compañía podría verse mitigada en el corto plazo.