Definición general

El indicador “Employment Cost Index-ECI” (Índice de Coste del Empleo o ICE) consiste en un informe trimestral de los costes de compensación que se emite el último mes del trimestre, con una fecha límite de periodos de nómina que finaliza el mes doce. El ICE es un indicador basado en encuestas sobre las nóminas de empleados y presenta la evolución de salarios, bonificaciones y beneficios, para empleados de todos los niveles de una compañía, en el trimestre anterior, y que aparece en una base por hora.

La fecha de publicación es el último jueves de abril, julio, noviembre y enero, y se emite a las 8:30 am (hora del Este) por la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor and Statistics-BLS). En este informe están cubiertas todas las industrias no agrícolas, excepto los empleados del gobierno federal ( que representan tan solo el 3,2% de la fuerza de trabajo ).

El informe se desglosa por grupo de industria, ocupación y entre trabajadores afiliados a sindicatos y trabajadores no afiliados. Los datos son recopilados a través de encuestas separadas de empresas no agrícolas ( alrededor de 4.500 muestras ) y de los gobiernos estatales y locales ( cerca de 1.000 muestras ). El índice tiene un peso base 100 y el periodo base actual es diciembre de 2005.

 indicador_Employment_Cost_Index

Relevancia del índice

El ICE es principalmente observado por sus señales inflacionistas. Los costes de compensación de los empleados representan la mayor parte del coste total de una empresa para producir un producto o prestar un servicio en el mercado ( y puede ser calculado por la empresa dividiendo el Coste de las Ventas por la venta, gastos generales y administrativos en la cuenta de resultados de la empresa ).

Los porcentajes relativos del Coste de las Ventas puede variar en función del tipo de industria, por lo que se tratan de unos datos muy valiosos a nivel inter-industrial. El ICE es utilizado por la Reserva Federal para fijar la política monetaria. Como ella misma ha declarado públicamente, prefiere el valor de este indicador a las cifras del Informe de Situación de Empleo del coste por hora, ya que éste último solo incluye los salarios.

Otra ventaja de la metodología utilizada por el ICE es que los cambios en los salarios que se producen como resultado de un cambio en la mezcla de profesionales de los trabajadores pueden ser capturados aquí mediante una “canasta de ocupaciones”, enfoque similar al IPC. Los resultados del ICE son menos propensos a verse afectados por cambios en los puestos de trabajo que supongan una mayor o menor remuneración.

El aumento de los costes de compensación son por lo general trasladados a los consumidores, y en ese sentido es como contribuyen a una retroalimentación de la inflación, suponiendo un aumento de la demanda de bienes y servicios, que seguramente hará subir el precio de los mismos antes o después.

Efectos del indicador en el mercado

El ICE es un indicador rezagado: los crecientes costes en este nivel muestran un recalentamiento de la economía que ya ha sido señalado por otros indicadores económicos ( coste de los productos, ventas minoristas, producto interno bruto), y sugieren que algún aumento de la inflación es ya inevitable.

Este indicador puede mover a los mercados si se muestran marcadas diferencias respecto de las estimaciones de la calle. Los economistas y los observadores de la Fed están siempre en la búsqueda de signos de sorpresa o inesperados respecto a la inflación, y cualquier cosa que cambie la percepción común en Wall Street en cuanto al nivel de la inflación, moverá seguramente inmediatamente a los mercados de bonos y a los mercados de acciones, los cuales se regirán por cómo las nuevas percepciones de inflación puedan impactar en el crecimiento económico.

Cuando se está en lo más profundo de un ciclo económico, es más probable es que las acciones se vayan a vender por los temores de recortes de los tipos de interés de la Fed que sugieran el final de la etapa de crecimiento en el ciclo actual.

La contrapartida será una previsible revalorización de los bonos dado este escenario. Asimismo la divisa nacional tenderá a depreciarse cuando los datos de inflación y la política monetaria marquen este cambio de ciclo económico hacia la recesión.

 

Artículo escrito por: Manuel Mata.

 

 

Más indicadores de análisis fundamental