Los ojos de los inversores se han vuelto hacia la libra esterlina este lunes debido a señales positivas que indican que el Reino Unido y la Unión Europea se encuentran cerca de un acuerdo comercial, lo que está reduciendo los temores en torno a un posible Brexit sin acuerdo.

Más noticias positivas con  respecto a las vacunas contra el Covid-19 impulsaron aún más el sentimiento de compra hacia la moneda, lo que ocasionó que el par GBP/USD subiera con fuerza y llegara hasta 1.3397 , su mejor nivel en más de dos meses.

Está quedando claro que la libra esterlina ha sido uno de los principales ganadores del creciente optimismo por las vacunas que ciertamente podrían tener un impacto muy positivo sobre la economía del Reino Unido que depende del sector de servicios, muy golpeado por la pandemia del coronavirus. Es probable que las crecientes esperanzas de que el Reino Unido y la UE encuentren un término medio en el comercio y la promesa de Rishi Sunak de apoyar el crecimiento con más préstamos aumenten el impulso alcista del GBP en el corto plazo.

Sin embargo, las perspectivas a medio y largo plazo siguen empañadas por el segundo bloqueo nacional, el riesgo de una recesión doble y los temores persistentes de que el Reino Unido deje la UE sin acuerdo a pesar del creciente optimismo.

Actualmente el GBP/USD está subiendo con convicción hacia el extremo superior del rango de casi 30 meses que se ha establecido en el marco de tiempo mensual. La última vez que los precios consiguieron un cierre mensual por encima del nivel de 1.3500 fue en abril de 2018. Si los alcistas encuentran la fuerza suficiente para superar esta dura resistencia, el GBP/USD tiene el potencial de llegar hasta 1.4300.

En los gráficos de precios semanales, tenemos la misma historia. Los precios se mantienen al alza, rormando máximos y mínimos más altos, mientras que el MACD se mueve al alza. Los compradores tienen suficiente espacio para respirar y maniobrar por encima del mínimo más alto de 1.3100. Si los precios no pueden mantenerse por encima del soporte de 1.3300, podría haber un retroceso técnico hacia 1.3250-1.3200 antes de que los alcistas vuelvan a entrar en escena.

En los gráficos de precios diarios, el GBP/USD se negocia dentro de un canal alcista mientras que los precios se aferran a la banda de Bollinger superior, lo que indica una tendencia alcista. Un cierre diario sólido por encima de 1.3400 podría abrir un camino limpio hacia 1.3500. Sin embargo, una debilidad sostenida por debajo de 1.3400 podría desencadenar una caída hacia las regiones de 1.3250 en el corto plazo.

Par de divisas GBP/USD cerca de nivel1.3400

Gráfico diario del par GBP/USD donde el precio se acerca al nivel de 1.34

Los activos de riesgo avanzan a pesar del empeoramiento de la pandemia

Con ocho días para el final del mes, noviembre ya ha agregado aproximadamente una cuarta parte de todos los casos de Covid-19 en Estados Unidos desde el comienzo de la pandemia. El número de casos nuevos diarios está aumentando rápidamente y el porcentaje de pruebas positivas en la mayoría de los estados de Estados Unidos está por encima del umbral recomendado del 5%. El sistema de salud se encuentra bajo un estrés severo con al menos 83,000 pacientes de Covid-19 hospitalizados y el número continúa aumentando.

Si bien los casos en Europa muestran signos de estabilizarse, varias otras naciones como Rusia, Japón, Canadá y Turquía, entre muchas otras, continúan luchando contra el aumento de infecciones.

Si la pandemia es tomada como un importante factor de riesgo, deberíamos haber visto una caída en los mercados de acciones, materias primas y otros activos de riesgo. Sin embargo, varios índices bursátiles se están acercando a máximos históricos mientras los inversores creen que hay señales claras de que el futuro podría ser más positivo de lo que se anticipaba. Incluso las criptomonedas están experimentando una explosión alcista.

Según la encuesta mensual de BofA a 190 gestores de fondos globales, los niveles de efectivo en las carteras cayeron al 4,1%, el nivel más bajo desde enero, en una clara señal del ánimo alcista entre los inversores.

Se desconoce si el movimiento alcista del mercado debido a las noticias positivas de las vacunas se reanudará en las próximas semanas o se detendrá en seco. Sin embargo, muchas de las noticias positivas ya han sido digeridas y tomadas en cuenta por el mercado y aún no hemos visto el verdadero daño económico causado por la segunda o tercera ola del Covid-19. La política monetaria y fiscal debería seguir desempeñando un papel importante en la prevención de una fuerte recesión, y los inversores seguirán de cerca las acciones de los responsables políticos hasta que se tenga la plena certeza de que la economía puede funcionar por sí sola sin apoyo.

Este día, el mercado tendrá la oportunidad de evaluar el grado en que la actividad empresarial europea se ha visto afectada por los últimos bloqueos. Se publicarán los PMI flash de fabricación y servicios para Alemania, Francia y el Reino Unido. Es indudable que los datos mostrarán caídas, pero es el ritmo de los descensos lo que podría ser motivo de preocupación. Una fuerte caída en la actividad obligará al BCE y posiblemente al Banco de Inglaterra a proporcionar más estímulos este fin de año, pero sin medidas fiscales audaces, los bancos centrales tendrán dificultades para estimular la demanda agregada.

Las actas de la última reunión de política de la Reserva Federal se publicarán el miércoles. Los inversores buscan señales sobre los cambios que pueden ocurrir en el programa de compra de activos en diciembre y más allá. La Fed podría aumentar la cantidad de bonos del Tesoro comprados, que actualmente es de $80 mil millones al mes, e incluso extender la duración de los bonos comprados a vencimientos a más largo plazo. Si bien esto puede asegurar que los costos de los préstamos permanezcan bajo control, nuevamente es el apoyo fiscal lo que se necesita para evitar otra fuerte caída en el crecimiento.

Las próximas semanas serán interesantes a medida que los inversores continúen analizando los riesgos crecientes ocasionados por la pandemia mientras al mismo tiempo las noticias positivas sobre las vacunas aumentan sus esperanzas de que pronto dejaremos atrás lo peor. Con todo, las potenciales caídas del mercado en el corto plazo pueden verse como buenas oportunidades de compra a largo plazo.

Semana importante para el Euro

El euro está comenzando la semana de negociación al alza, subiendo frente a monedas consideradas como refugio seguro como el dólar estadounidense, el yen japonés y el franco suizo. Sin embargo, la moneda común de la Zona Euro está ligeramente más débil frente a la mayoría de sus pares del G10. El EUR/USD ahora está probando el extremo superior de su rango de precios más reciente, con un fuerte impulso alcista.

El euro está listo para reaccionar a las últimas evaluaciones sobre cómo la economía de la UE está reaccionando ante el resurgimiento del Covid-19 en todo el continente, y este lunes se darán a conocer los datos de los PMI europeos de noviembre.

Si bien se espera que el sector manufacturero se mantenga en territorio expansivo por quinto mes consecutivo, quizás lo más preocupante sea el sector de servicios, donde las condiciones mejoraron en julio y agosto para luego comenzar a deteriorarse nuevamente. El recrudecimiento de la pandemia en todo el continente este trimestre está avivando los temores de una posible recesión, y si se publican datos peores de lo esperado de los PMI este día, el efecto más probable es que el euro caiga con fuerza por debajo del nivel de 1,189 frente al dólar.

Incluso ante unas perspectivas económicas tan nefastas, el paquete de recuperación económica de 2 billones de dólares de la UE se ve obstaculizado por las objeciones de Hungría y Polonia. Este paquete de ayuda económica debía implementarse en enero, pero ahora se retrasará. Al menos en este sentido, la UE se encuentra en el mismo barco que Estados Unidos, que también se enfrenta a retrasos en su  nueva ronda de estímulos fiscales. Esta dinámica, a su vez, mantiene al EUR/USD principalmente dentro del rango de 1,16 a 1,19 desde septiembre.

 A continuación, el jueves 26 de noviembre, el BCE publicará las actas de su reunión de política monetaria de octubre, que serán analizadas por los inversores en busca de señales sobre cuándo y cómo el banco central podría inyectar más estímulos monetarios.Señales más evidentes de apoyo por parte del banco central, que probablemente se anuncien oficialmente en la reunión del BCE de diciembre, podrían ayudar a mejorar significativamente el rendimiento del euro.

Recientemente el euro se ha fortalecido en más de un uno por ciento frente al yen japonés, el franco suizo y el dólar estadounidense en lo que va de mes, al tiempo que mantiene ganancias en lo que va de año frente a la mayoría de sus pares del G10.

Y dado que el euro representa el 57,6 por ciento del índice del dólar (DXY), bien podría dictar el rendimiento del DXY esta semana de Acción de Gracias. Los inversores en Estados Unidos tendrán mucho que considerar esta semana, ya que la víspera de Acción de Gracias (miércoles) incluirá la publicación de las minutas de la reunión del FOMC, así como una serie de datos de Estados Unidos, que incluye la segunda lectura semanal del PIB del tercer trimestre de Estados Unidos,las solicitudes de desempleo semanales y los datos de gastos personales de octubre.