Bitcoin ha experimentado una fuerte acción del precio en los últimos días que ha puesto un fin temporal a la tendencia alcista parabólica extendida que la criptomoneda ha tenido durante las últimas semanas.

Es un hecho que las tendencias del mercado a mediano plazo dependerán indudablemente sobre todo de si los compradores pueden tomar el control o no de la región alrededor de $30,000, una zona de precios donde BTC ha encontrado un soporte serio en los días anteriores.

El domingo anterior, la criptomoneda experimentó una venta masiva que hizo que cayera por debajo de este nivel y llegara incluso hasta $28,000. Sin embargo, la presión de compra aquí fue intensa y permitió que la criptomoneda experimentara un rebote alcista que llevó los precios nuevamente arriba de 30,000.

Ahora se está consolidando justo por encima de este nivel, luchando por ganar un nuevo impulso alcista que le ha permitido al mercado tener un respiro después de la acción del precio volátil de los últimos días.

Este colapso repentino de Bitcoin no es un hecho inusual durante los mercados alcistas de las criptomonedas, y es muy probable que BTC experimente una gran cantidad de grandes repuntes y retrocesos a medida que continúe subiendo.

Un subproducto de esta caída reciente del mercado fue una cascada de liquidación masiva de posiciones de compra apalancadas. Esto ayudó a restablecer la financiación y las primas, lo que podría permitir ver más movimientos alcistas en los próximos días. En total, se liquidaron 400 millones de dólares en posiciones largas en un lapso de 15 minutos

Bitcoin lucha por ganar impulso a medida que los vendedores desaceleran la tendencia alcista

En el momento de escribir este artículo, Bitcoin se está negociando a un precio de $31,300, lo que representa una caída del 5% con respecto a su nivel máximo alcanzado hace pocos días. Esto marca una disminución notable desde los máximos recientes de casi $35,000 establecidos hace solo un par de días.

La tendencia alcista del mercado a mediano plazo probablemente dependerá de si la región alrededor de $30,000 se convierte o no en una zona  de soporte sólida.

Cualquier descenso por debajo de este nivel de precios podría provocar que todo el mercado se enfrente a una fuerte venta masiva en los próximos días y semanas.

Volatilidad de BTC causa liquidación de $400 millones en 15 minutos

La reciente caída ocasionó el cierre de la mayoría de las posiciones largas que habían contribuido al último repunte alcista del mercado.

En total, esta caída hizo que Bitcoin experimentara $400 millones en liquidaciones de posiciones de compra en tan solo 15 minutos, lo que demuestra cuán sobrepalancado estaba el mercado antes de la reciente venta masiva.

“Se liquidaron 400 millones de dólares en posiciones de compra en 15 minutos”, señaló una firma de análisis.

Los próximos días deberían arrojar algo de luz sobre si el mercado puede o no mantener su trayectoria alcista actual o si Bitcoin retrocederá y hará que el resto del mercado caiga con él.

Ethereum supera los $1000, pero las altas tarifas del gas siguen siendo un problema

El precio de Ethereum se disparó y llegó hasta $1100 después de un avance del 30% el domingo, un nivel no visto desde febrero de 2018.

Poco después, el mercado se enfrío y cayó brevemente justo por debajo del nivel de $1000, pero posteriormente los precios volvieron a subir y actualmente están arriba de esta zona de precios nuevamente. Habiendo superado la resistencia psicológica de $1000, las expectativas de una continuación del movimiento alcista aumentan.

Los expertos han atribuido este movimiento alcista al efecto que la tendencia al alza de Bitcoin está teniendo sobre todo el mercado de criptomonedas. Aparentemente los inversores están volviendo a convertir las ganancias obtenidas en BTC en otros tokens, siendo Ethereum el principal beneficiario.

Este tipo de movimientos ocurre generalmente cuando Bitcoin tiene un gran repunte y los inversores rotan las ganancias y las mueven a otras criptomonedas. Otra moneda que se ha beneficiado de este fenómeno ha sido Cardano (ADA).

Gráfico del ETH/USD del 2021

Gráfico de precios del ETH/USD con posible formación de patrón triángulo simétrico

La segunda criptomoneda más grande por capitalización de mercado ha superado a Bitcoin en los últimos 12 meses. Ha aumentado más del 600%, frente a las ganancias del 300% de Bitcoin durante el mismo período.

Sin embargo, mientras los inversores de Ethereum celebran la acción del precio alcista, el tema de las altas tarifas del gas se asoma nuevamente.

Algunos expertos afirman que esta situación está provocando «efectos anti-red». Incluso existe la posibilidad de que la red Ethereum ahora es incapaz de procesar adecuadamente el uso de DeFi.

“Ethereum está sufriendo efectos anti-red. Cada nuevo usuario hace que el sistema sea menos utilizable para otros usuarios al desplazarlos. Por ejemplo, actualmente cuesta casi $100 en gas operar en Uniswap. Simplemente enviar algo de ETH cuesta alrededor de $10. Puede decirse que DeFi ha superado a Ethereum.

Las tarifas del gas aumentan en Ethereum

Las tarifas de gas son un componente esencial de la red Ethereum. Se refieren a una unidad de medida que equivale al esfuerzo computacional necesario para ejecutar ciertas operaciones de red.

“Los precios del gas se indican en Gwei, que en sí mismo es una denominación de ETH; cada Gwei es igual a 0.000000001 ETH (10-9 ETH). Por ejemplo, en lugar de decir que su gas cuesta 0,000000001 Ether, puede decir que su gas cuesta 1 Gwei «.

Las tarifas promedio del gas alcanzaron ayer una cifra de 177 gwei, que sigue siendo mucho más baja que el gwei promedio observado durante el apogeo de DeFi.

Sin embargo, el precio de Ethereum también fue mucho más bajo en ese periodo, oscilando entre $200 y $400.

Las tarifas del gas se calculan en relación con el precio de Ether. Por lo tanto, cuanto más alto es el precio del Ether, mayores son los costos que tienen que pagar los usuarios por el gas.

Con eso en mente, en términos de usabilidad de la red, el peor escenario posible sería que Ether se disparara más allá de su máximo histórico y que los precios promedio del gas alcanzaran los mismos niveles que durante el verano anterior.

Si tal situación se desarrollara, lo que probablemente ocurrirá en las próximas semanas y meses, los «efectos anti-red» se harán mucho más notables.