El dólar estadounidense sigue siendo una moneda poco apetecida en el primer día de negociación de 2021. Las bajas tasas de interés y la mejora de las perspectivas económicas tras el lanzamiento de las vacunas contra el Covid-19 han llevado a más ventas en corto de dólares estadounidenses, particularmente frente al euro y el yuan chino.

El renminbi de China se fortaleció un 1% en las primeras operaciones del lunes, con el USD/CNY cayendo por debajo de 6,50 por primera vez desde junio de 2018. Esto ha borrado todas las pérdidas sufridas por la divisa china desde que la guerra comercial entre Estados Unidos y China comenzó oficialmente en julio de 2018. La fortaleza en el renminbi chino llegó a pesar de la desaceleración de la actividad manufacturera. El PMI manufacturero de Caixin/Markit cayó 1,9 puntos en diciembre y llegó hasta 53,0. Sin embargo, la actividad en la segunda economía más grande del mundo permanece en modo expansivo, mientras que las economías desarrolladas continúan imponiendo bloqueos para controlar la propagación del virus.

Otra causa de la fortaleza reciente de la divisa china proviene del Sistema de Comercio de Divisas de China, que anunció una reducción en la ponderación del dólar estadounidense en la canasta de divisas al 18,79% desde el 21,59%, al tiempo que aumentó la ponderación del euro al 18,15% desde el 17,40%. La ausencia de cualquier intervención en el mercado de divisas del renminbi por parte del Banco Popular de China o de los bancos estatales podría ocasionar mayores ganancias en esta divisa en las próximas semanas con una posible nueva prueba de los niveles mínimos de 2018 de 6.24.

Las elecciones de segunda vuelta del Senado de Georgia del martes serán críticas para el dólar estadounidense, ya que una victoria demócrata que le permita conseguir los dos escaños del Senado de ese estado aumentaría significativamente las posibilidades de un mayor estímulo, lo que simplemente sería más negativo para el dólar.

El oro también está comenzando el nuevo año con una explosión alcista, ya que el metal precioso ha aumentado más del 1.2% y alcanzó un máximo de $1925. Es probable que múltiples factores continúen impulsando el sentimiento alcista por el oro en los próximos meses. La pandemia no desaparecerá en cuestión de semanas y también se esperan cierres más severos a medida que los casos de Covid continúen aumentando. Por tanto, los bancos centrales deberán mantener una política monetaria flexible ampliando sus balances. Además, la caída general en el valor del dólar en los mercados también está contribuyendo al alza en el oro.

Y dado que estamos comenzando 2021 con valoraciones extraordinariamente elevadas en los mercados de valores, el oro es un activo imprescindible en las carteras. Es probable que solo sea cuestión de tiempo antes de que crucemos de nuevo por encima de los $2,000 y no sería sorprendente si se registran nuevos máximos en el primer trimestre de 2021.

El debate de la OPEP mantiene los mercados de petróleo en la incertidumbre

Se puede sentir un fuerte sentido de anticipación en los mercados de petróleo mientras los inversores esperan el resultado de una reunión de ministros de la OPEP y Rusia.

¿La OPEP y otros grandes productores de crudo limitarán la producción a los niveles actuales para el mes de febrero después de decidir aumentar la producción en 500.000 barriles por día en enero?

La reapertura de las economías de todo el mundo y el lanzamiento de vacunas contra el Covid-19 han impulsado el sentimiento de los compradores hacia el petróleo. Sin embargo, el aumento de los casos de coronavirus y las restricciones debido a nuevos bloqueos amenazan la recuperación de la demanda energética mundial. Debe tenerse en cuenta que es probable que Alemania prolongue los bloqueos más estrictos, Japón está considerando otro estado de emergencia mientras se rumorea que Inglaterra va a entrar en su tercer bloqueo nacional. Dados los temas conflictivos que influyen en los precios del petróleo, las perspectivas de la demanda para los próximos meses siguen empañadas por la incertidumbre.

Si la OPEP y Rusia se abstuvieran de aumentar la producción en febrero, esto podría traducirse en precios del petróleo más altos. La reunión podría complicarse dado que Moscú y los Emiratos Árabes Unidos han estado interesados en aumentar la oferta de petróleo en los mercados. Si ambas partes no logran encontrar un término medio, esto puede significar más incertidumbre para el petróleo, lo que provocará más caídas del precio.

De acuerdo a lo que nos dice el análisis técnico, los precios del petróleo han bajado casi un 2% al inicio de esta semana de negociación gracias a los temores de mayores bloqueos en las grandes economías. El crudo WTI se cotiza alrededor de $47,60 al momento de escribir este artículo, mientras que el crudo Brent está ligeramente por debajo de $51,00.

El petróleo WTI tiene el potencial de retroceder hacia $43.30 si $50.00 demuestra ser una resistencia confiable. En cuanto a los indicadores técnicos, los precios se mantienen por debajo de la media móvil simple de 20 días, pero el MACD sigue apuntando al alza.

Lo mismo puede decirse del petróleo Brent. Una ruptura por debajo de $50 podría llevar los precios hasta $46.00 en el corto plazo. Si $50.00 demuestra ser un soporte confiable, un movimiento alcista hacia $56.00 podría estar entre las posibilidades.

Eventos clave de la primera semana del 2021

Ya se ha hablado mucho del año que acaba de finalizar. 2020 no tuvo precedentes en muchos sentidos, lo que lo hizo verdaderamente inolvidable en muchos sentidos.

Y si bien el mundo, comprensiblemente, esperará algo de calma y serenidad mientras comienza el nuevo año, los inversores deberán permanecer atentos porque 2021 está listo para comenzar con una nota memorable para los mercados financieros mundiales.

  • Lunes 4 de enero: decisión de la OPEP+ sobre la producción de petróleo de febrero
  • Martes 5 de enero: segunda vuelta de la elección del Senado de Georgia
  • Miércoles 6 de enero: Última oportunidad para el desafío electoral de Donald Trump
  • Viernes 8 de enero: Publicación de Nóminas No Agrícolas de Estados Unidos para el mes de diciembre del 2020.

La OPEP+ tomará una decisión importante sobre sus niveles de producción para febrero de 2021 al comienzo de la semana, mientras intenta mantener un delicado equilibrio entre las demandas y necesidades de sus distintos  miembros y una perspectiva global que sigue siendo incierta.

“Otro aumento de la producción debería mantener los precios del petróleo dentro del rango, mientras que una decisión que implique mantener los niveles de producción actuales podría elevar los precios de esta materia prima”

Pero con las últimas declaraciones del ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe heredero Abdulaziz bin Salman, los mercados de petróleo podrían enfrentar un comienzo tenso en la primera semana completa del nuevo año.

El Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos están listos para contar oficialmente los votos electorales para el próximo presidente de los Estados Unidos.

Los partidarios del presidente Trump dentro del Congreso han amenazado con aplicar un freno al proceso con el objetivo de mantenerlo en la Casa Blanca. Sin embargo, según el Servicio de Investigación del Congreso, este proceso dentro del Congreso nunca ha podido anular el resultado de las elecciones presidenciales hasta la fecha.

“Tal evento podría sorprender a los inversores y desencadenar oscilaciones salvajes en los mercados financieros mundiales, lo que podría desencadenar un repunte en el índice del dólar estadounidense

El próximo informe de empleo de Estados Unidos podría tener una influencia importante sobre las perspectivas de la política fiscal y monetaria del país Los mercados esperan que las nóminas no agrícolas reporten solo 85000 puestos de trabajo nuevos agregados en el mes de diciembre, lo que está muy lejos de los 1,6 millones de trabajos que se agregaron mensualmente en promedio durante los seis meses anteriores. Una lectura peor a la esperada podría obligar a la administración entrante a implementar aún más estímulos fiscales.