El patrón armónico AB=CD, es una formación descrita por primera vez en 1935 por el famoso H.M Gartley, en su libro Profits in the Stock Market. Es una variación del patrón ABCD en la cual el componente u oscilación AB tiene una extensión igual o casi igual a la del componente CD (AB = CD). Además, la duración del movimiento AB es igual a la duración del movimiento CD. Debido a su forma de zig-zag, a veces se le conoce como el «patrón del rayo«. Se puede utilizar en cualquier mercado financiero y en cualquier marco de tiempo.

Sin embargo, en muchas ocasiones se usa el término de patrón AB=CD para referirse a todos los patrones ABCD, sin importar la extensión de los movimientos AB y CD que los componen. De hecho, en muchos artículos en Internet ambos términos se usan indistintamente. Sin embargo, dado que ya hemos escrito un artículo completo dedicado a los patrones ABCD y sus características donde se ve el patrón AB=CD como un caso especial donde los movimientos AB y CD son iguales, en este artículo trataremos al patrón AB=CD de la misma manera para hacer una clara distinción.

La formación AB = CD es un patrón de inversión del precio que ayuda a los operadores a predecir cuándo la acción del precio de un activo está a punto de revertirse. Es un patrón geométrico visual compuesto por tres oscilaciones de precios consecutivos. Este patrón puede encontrarse en todo tipo de mercados, en cualquier período de tiempo y en cualquier tipo de condición de mercado. El patrón AB = CD alcista ayuda  a identificar operaciones de compra de mayor probabilidad, mientras que los patrones AB = CD bajistas ayudan a encontrar oportunidades de venta de alta probabilidad de éxito.

Patrones armónicos AB=CD

Los puntos de oscilación de este patrón están denominados mediante 4 letras: A, B, C, D. Cada punto de inflexión representa un alto o bajo significativo en el gráfico. Estos puntos de inflexión son el origen de los movimientos de precios que forman el patrón, es decir el movimiento AB, el movimiento BC y movimiento CD.

Los movimientos que componen los patrones AB=CD válidos cumplen con una serie de relaciones numéricas precisas basadas en los números de Fibonacci. De hecho, las relaciones de Fibonacci pueden usarse para confirmar la validez del patrón AB = CD y descartar las formaciones de precios que en realidad no son patrones armónicos. Al operar solo con formaciones que cumplen con estas relaciones numéricas, aumenta la fiabilidad de las señales de las trading de los patrones encontrados.

El patrón AB=CD es una variante del conocido patrón armónico ABCD (presente también como parte de otros patrones armónicos de precios), en donde AB es igual a CD en longitud y tiempo, es decir que es perfectamente simétrico. Entre los patrones ABCD, los patrones AB=CD se forman alrededor del 40% del tiempo. En el 60% de los casos restantes, se presentan distintas variantes de esta formación.

Pueden obtener más información sobre el trading armónico y las distintas formaciones de este tipo que existen en la siguiente guía: Los Patrones Armónicos en el mercado

Características del patrón AB=CD

La descripción realizada por Gartley de este patrón ilustra cómo el mercado puede subir en una tendencia alcista y luego realizar un retroceso bajista de una determinada magnitud. Seguidamente el mercado realiza otro movimiento al alza para formar otra oscilación alcista y posteriormente efectúa otro retroceso bajista en donde finaliza la estructura del patrón, lo que forma un canal paralelo con inclinación alcista. Lo mismo ocurre cuando este patrón se forma a la baja, pero a la inversa. Fue a partir de esta descripción que el patrón AB=CD obtuvo su sobrenombre como «patrón del rayo«.

Líneas de tendencia paralelas

Líneas de tendencia paralelas formadas en un patrón Ab=CD ideal

Gartley se refería a estas líneas de tendencia y líneas paralelas como excelentes señales cuando se usan en conjunto con otras herramientas de análisis del mercado. También aplicó estas líneas a proporciones de precios, que corresponden a relaciones de Fibonacci.

Por lo tanto, el patrón AB=CD es una estructura de precios en la cual cada movimiento de precios es equivalente. Los números de Fibonacci en esta formación deben presentarse en puntos específicos. En un patrón AB=CD ideal, el movimiento del precio de B hasta C debe corresponder a un retroceso equivalente al 0.618 o 0.768 del movimiento AB. Este retroceso establece la proyección BC que debería converger cuando el patrón AB=CD se completa, y que en una formación ideal debe ser igual a 1.27 o 1.618. Es importante notar que un retroceso de 0.618 en el punto C va a resultar en una proyección 1.618 BC. Así mismo, un retroceso de 0.768 en el punto C resultará en una proyección del 1.27. La consideración más importante que debemos recordar es que la proyección BC debe converger de cerca con la finalización del patrón AB=CD.

A continuación se muestran los dos tipos principales de patrón AB=CD (AB=CD ideal) junto con las relaciones o proporciones que se pueden presentar entre los distintos movimientos del precio que conforman la formación:

Patrones AB=CD ideales

Patrón AB=CD alcista y patrón AB=CD bajista ideales con las relaciones de Fibonacci que presentan los movimientos que los componen entre sí

Por lo tanto, en resumen los patrones AB=CD ideales deben presentar las siguientes características:

  • En primer lugar, el movimiento de A hasta B serán cualquier movimiento aleatorio de tendencia alcista o bajista.
  • A continuación, el precio se mueve en sentido contrario al movimiento AB, generandoel movimiento de B a C.
  • El movimiento de retroceso BC debe finalizar entre el retroceso de Fibonacci del 61.8% del movimiento AB y el retroceso de Fibonacci del 78.6% del movimiento AB.
  • Una vez que finaliza el movimiento BC, el precio reanuda la tendencia previa y genera el movimiento CD (en la misma dirección de la oscilación AB) que es igual o casi igual a
  • Cuando finaliza el movimiento CD, el punto D debe estar entre la extensión de Fibonacci del 127.2% de BC y la extensión de Fibonacci del 161.8% del movimiento BC.
  • En el punto D se completa el patrón
  • Los movimientos AB y CD son paralelos.
  • En el patrón AB=CD ideal, el movimiento AB es igual al movimiento CD en precio y tiempo (AB equivale a CD).
  • En el punto D del patrón, podemos buscar la apertura de una posición de compra o venta en contra del movimiento CD.
  • Una vez que se completan los tres movimientos y estos cumplen con las relaciones de Fibonacci descritos anteriormente, podemos concluir que tenemos un patrón AB=CD alcista o bajista.

Nota: Solo se deben tomar en cuenta las señales de los posibles patrones AB=CD si las formaciones encontradas en los gráficos presentan las relaciones de Fibonacci indicadas anteriormente. Ignore las señales si los niveles de Fibonacci no coinciden.

Ejemplo real del patrón AB=CD

El gráfico de precios a continuación muestra cómo se ve un patrón AB = CD perfecto cuando se aplica la herramienta de Fibonacci, mostrando los retrocesos y extensiones:

Ejemplo de Patrón AB=CD bajista

Gráfico H1 con un ejemplo de un patrón AB=CD bajista ideal. Fuente: https://learn.tradimo.com/

Como puede ver en la imagen de arriba, en el movimiento BC el precio alcanza el retroceso de Fibonacci del 61.8% de AB, mientras que el movimiento CD alcanza la extensión de Fibonacci del 127.2% del movimiento BC. Además, la longitud del movimiento AB es igual a la extensión del movimiento CD, es decir, que ambos movimientos deben tomar el mismo tiempo para desarrollarse en el gráfico. Si se detecta un patrón de tipo ABCD donde se cumplan todas las reglas anteriores, entonces podemos pronosticar que en el punto D existe una alta probabilidad que el precio invierta su dirección, como ocurrió en este ejemplo, ya que estamos ante un patrón AB=CD válido.

¿Como operar con el patrón AB=CD?

Una vez que hemos identificado un patrón AB=CD alcista o bajista válido, podemos buscar una oportunidad de compra o venta alrededor del punto D (la Zona Potencial de Inversión o ZPI). Solo como repaso, vamos a indicar las condiciones que debe cumplir un patrón AB=CD para que sea considerado como válido:

  • El patrón tiene forma de zig-zag y está formado por 4 puntos que definen 3 movimientos u oscilaciones de precios.
  • La oscilación AB puede ser cualquier movimiento alcista o bajista.
  • La oscilación BC es un movimiento contrario a AB donde el precio alcanza un nivel que está entre el retroceso del 61.8% y el retroceso del 78.6% del movimiento AB.
  • La oscilación CD es un movimiento contrario a BC donde el precio alcanza un nivel que está entre la extensión del 127.2% y la extensión del 161.8% del movimiento BC.
  • El patrón finaliza en el punto D.
  • La extensión de AB debe ser igual a la extensión de CD.
  • El tiempo de desarrollo de AB debe ser igual tiempo de desarrollo de CD.

Una vez que encontramos una formación de precios que parece contar con las características del patrón AB=CD, debemos aplicar las herramientas de Fibonacci para ver si efectivamente cumple con las condiciones mencionadas anteriormente. Muchos operadores fallan al utilizar los patrones AB=CD ya que no saben aplicar correctamente las herramientas de Fibonacci o las ignoran del todo. Como resultado, terminan operando con patrones inválido o son incapaces de detectar a tiempo los verdaderos patrones AB=CD.

Por lo tanto, asegúrese de aprender a usar los retrocesos y extensiones de Fibonacci como se debe.

Ahora que hemos encontrado un verdadero patrón AB=CD y hemos identificado la zona de inversión del precio en D, podemos aplicar el siguiente procedimiento para operar:

Entrada al mercado

El primer paso es identificar el punto D donde se completa el patrón y colocar la orden de entrada en esa zona.

Dado que nada garantiza que el precio invertirá su dirección precisamente en el punto D, es recomendable usar señales de confirmación que validen la señal de compra o venta del patrón. Estas señales adicionales deben verificar que efectivamente el precio está a punto de cambiar de tendencia alrededor del punto D.

Algunas de las señales de confirmación que podemos usar son:

  • Señales de acción del precio como:
    • Patrones de candelas de inversión del precio como la pauta envolvente.
    • Patrones gráficos de inversión del precio como el Doble Alto, el Doble Máximo, Triángulos, Cuñas, Hombro-Cabeza-Hombro, etc.
    • Confluencia con niveles de precios importantes, como soportes y resistencias anteriores.
  • Presencia de líneas de tendencia importantes que pueden ocasionar fuertes reacciones del precio.
  • Confluencia con puntos pivote o niveles de Fibonacci importantes.
  • Señales alcistas o bajistas coincidentes de indicadores técnicos conocidos como medias móviles, RSI, oscilador estocástico, MACD, etc.
  • Confluencia con otras herramientas de análisis gráfico como los tridentes.

Colocación del stop loss

Una vez que hemos abierto una nueva posición en el punto D, debemos colocar un stop loss de protección en caso de que el mercado se mueva en contra de la operación. El stop loss se ubica unos cuantos pips más allá del punto D. Esto se debe a que si el movimiento CD termina extendiéndose más allá de este punto, generalmente continuará mucho más en esta dirección.

Para continuar explicando la manera de operar con el patrón AB=CD, vamos a usar como ejemplo un patrón AB=CD bajista ideal que muestra claramente el nivel de entrada, el nivel de stop loss y el nivel de toma de ganancias. Además, está formado por movimientos claros y bien definidos.

Colocación de stop loss en patrón armónico

Zona de entrada está en el punto D. El stop loss se coloca unos pips más allá del punto D

En esta imagen tenemos los siguientes puntos importantes:

  • Punto 1:Nivel de apertura de la posición de venta en el punto D, donde se completa el patrón AB=CD bajista.
  • Punto 2:Nivel donde se coloca el stop loss para la posición de venta, unos pips arriba del punto de entrada (arriba del punto D del patrón AB=CD).

Objetivo de toma de ganancias

Si el mercado se mueve a favor de la operación, una forma de decidir dónde se puede cerrar la posición y tomar ganancias es trazando los retrocesos de Fibonacci para el movimiento desde el punto A al punto D del patrón. Se debe tener en cuenta que solo se puede hacer esto una vez que se haya formado el punto D y se haya completado el patrón original.

La orden de toma de ganancias se puede colocar en los niveles correspondientes a los retrocesos de Fibonacci del 38.2%, 50.0% o 61.8% del movimiento de A hasta D.

Si no está seguro de donde puede colocar su objetivo de toma de ganancias al inicio y quiere que la operación tenga una buena relación de Riesgo:Benecicio, simplemente coloque el objetivo de beneficios en el retroceso de Fibonacci del 61.8% de AD, pero observe de cerca cómo reacciona el precio en torno a los otros niveles indicados, más cercanos al punto de entrada. Si el precio tiene dificultades para romper cualquiera de estos niveles, puede cerrar su operación y obtener ganancias temprano.

El gráfico a continuación muestra dónde podríamos colocar la orden de venta, el stop loss y el objetivo de ganancias en un patrón AB=CD bajista:

Niveles de toma de ganancias al operar con un patrón AB=CD

En esta imagen tenemos los siguientes puntos importantes:

  • Punto 1:Nivel de apertura de la posición de venta en el punto D, donde se completa el patrón AB=CD bajista.
  • Punto 2:Nivel donde se coloca el stop loss para la posición de venta, unos pips arriba del punto de entrada (arriba del punto D del patrón AB=CD).
  • Punto 3:Primer nivel de toma de ganancias en el nivel de retroceso de Fibonacci del 38.2% de AD.
  • Punto 4:Segundo nivel de toma de ganancias en el nivel de retroceso de Fibonacci del 50.0% de AD.
  • Punto 5:Tercer nivel de toma de ganancias en el nivel de retroceso de Fibonacci del 61.8% de AD.

Por lo tanto, en resumen para operar con un patrón AB=CD válido el proceso es el siguiente:

  1. Encontrar un patrón armónico AB=CD válido en el gráfico de precios.La formación debe cumplir con las reglas indicadas anteriormente, incluyendo las relaciones de Fibonacci que deben presentar entre sí los movimientos que lo componen.
  2. Abrir una posición de compra (patrón alcista) o de venta (patrón bajista) alrededor del punto D donde se completa la formación.La señal de compra o venta debe verificarse mediante una señal de confirmación, como una formación de precios de inversión del precio.
  3. Colocar una orden stop loss unos pips más allá del punto D.El stop loss se pone arriba del punto D en el patrón AB=CD bajista y debajo del punto D en el patrón AB=CD alcista.
  4. Colocar un objetivo de toma de beneficios en cualquiera de los siguientes niveles:
    1. El retroceso del 38.2% de AD
    2. El retroceso del 50.0% de AD
    3. El retroceso del 61.8% de AD

Conclusiones

El patrón armónico AB=CD es una formación de precios conocida y usada por muchos operadores en sus estrategias de trading. Es sencillo de identificar, confirmar y usar para operar en los mercados. Además, podemos ver este patrón con frecuencia en el mercado, y los operadores pueden combinarlo con otras formas de análisis técnico para mejorar las probabilidades de éxito de sus operaciones. Siempre que opere con el patrón AB=CD recuerde aplicar reglas de gestión de riesgo y gestión monetaria en todas sus operaciones, ya que sus señales no son infalibles. Lo mejor es combinar los patrones AB=CD con otras herramientas de análisis técnico para mejorar la fiabilidad de sus señales. Además, considere el contexto del mercado en que se forman estas estructuras de precios.