Los precios del petróleo comenzaron la semana con un fuerte sesgo alcista, alcanzando un nuevo máximo de 13 meses en las primeras operaciones de Asia. La sólida recuperación de los precios del petróleo y los metales industriales durante los últimos meses está impulsando la idea de un nuevo superciclo de materias primas en el que los precios se mantengan por encima de la tendencia durante muchos años.

En el momento de redactar este informe, el crudo Brent se cotiza a 63,70 dólares, un nivel visto por última vez el 22 de enero. El aumento de las tensiones en Oriente Medio es una de las justificaciones del aumento de precios, ya que una coalición liderada por Arabia Saudita dijo que había interceptado un dron cargado de explosivos disparado por los rebeldes hutíes de Yemen. Sin embargo, este tipo de incidentes normalmente tienen un impacto de corta duración en los precios, ya que las primas de riesgo desaparecen rápidamente.

Los principales factores que contribuyen al repunte del petróleo son una pandemia menguante con programas masivos de vacunación que están permitiendo a los países aliviar gradualmente los bloqueos, las mejores en las perspectivas de la actividad comercial, las perspectivas del paquete de estímulo de Estados Unidos de 1,9 billones de dólares y las restricciones de suministro de producción de crudo por parte de los miembros de la OPEP+ liderados por Arabia Saudita. Las empresas estadounidenses de producción de petróleo de esquisto están muy satisfechas con los precios actuales y es posible que aumenten significativamente su producción en un futuro próximo, pero en los próximos días, las gélidas condiciones meteorológicas dificultarán este proceso, lo que significa que el suministro será escaso.

A diferencia de la mayoría de las otras materias primas, el lado de la oferta de la ecuación está haciendo subir los precios del petróleo y, desde una perspectiva técnica, el petróleo crudo se encuentra en su precio más sobrecomprado en más de dos décadas con el RSI de 14 días cerca de 84.

Las condiciones actuales del mercado del petróleo han llevado al contrato de futuros de petróleo Brent de abril a cotizar con una prima de 4,30 dólares respecto al contrato de futuros con vencimiento en diciembre. Esto sugiere que los inventarios mundiales de petróleo se agotarán a un ritmo más rápido de lo previsto por la OPEP o la AIE. La OPEP ha demostrado muchas veces en el pasado que puede poner un piso a los precios y una vez más lo ha logrado con sus nuevos aliados. Ahora la pregunta es cómo responderá la OPEP y otros grandes productores de petróleo a la dinámica cambiante, ya sea aumentando la producción o por el contrario reteniendo la oferta un poco más antes de actuar. Si deciden limitar la producción, los riesgos son que el mercado del petróleo se vuelva aún más alcista y los precios aumenten aún más, lo que permitirá que los productores de petróleo de esquisto y no pertenecientes a la OPEP de Estados Unidos aumenten la producción y capturen más participación de mercado.

A pesar de que los precios se encuentran en territorio de sobrecompra extrema, es posible que veamos fuertes ganancias adicionales si la OPEP+ no toma medidas para aumentar la producción en las próximas semanas. Sin embargo, cuanto más altos se vuelvan los precios a partir de aquí, más pronunciada podría ser la corrección. La última vez que el RSI subió cerca de 80 fue en octubre de 2018, y en ese periodo los precios cayeron desde un máximo de $86,70 hasta $50, una fuerte caída del precio de más del 41%.

Eventos clave de la semana en los mercados

La semana pasada, los inversores vieron más allá del drama político que rodeó el segundo juicio político del ex presidente Donald Trump y siguieron invirtiendo en activos de riesgo, lo que permitió a las acciones mundiales alcanzar nuevos máximos históricos. Los futuros de acciones e índices de Estados Unidos siguen mostrando un sesgo fuertemente alcista, lo que sugiere nuevos máximos históricos para índices como el S&P 500 y el Nasdaq 100 cuando los mercados estadounidenses reanuden sus operaciones el martes.

Estas ganancias en activos de riesgo podrían verse favorecidas por estos eventos clave de esta semana:

  • Lunes 15 de febrero: mercados estadounidenses cerrados por el Día de los Presidentes. Publicación de datos de producción industrial de la zona del euro.
  • Martes 16 de febrero: Publicación del PIB del cuarto trimestre de la zona euro. También se publicarán los datos de la encuesta de expectativas ZEW de Alemania.
  •  Miércoles 17 de febrero: Publicación de las minutas de la última reunión del FOMC, junto con los datos de ventas minoristas y producción industrial de Estados Unidos..
  •  Jueves 18 de febrero: audiencia de la saga GameStop ante el comité de la Cámara de Representantes. También se publicarán las Actas de las últimas reuniones del BCE y los datos de ganancias de Walmart para el cuarto trimestre del 2020.
  • Viernes 19 de febrero: Publicación del PMI Markit de Estados Unidos, la zona euro y el Reino Unido.

Las acciones asiáticas inician la semana con un claro comportamiento alcista

La nueva semana de negociación ya está comenzando con una nota positiva para los mercados asiáticos, con el Nikkei 225 alcanzando la marca psicológicamente importante de 30.000 por primera vez desde 1990. El índice de referencia bursátil de Japón ya ha subido un 8,8 por ciento en lo que va de 2021, lo que coincide con el aumento del 9 por ciento en lo que va de año del índice MSCI Asia Pacific.

Parece haber muchas razones para ser positivo con respecto a las acciones japonesas a corto plazo.

El lunes por la mañana, Japón anunció un crecimiento mejor de lo esperado del 12,7 por ciento del PIB del cuarto trimestre del 2020 en comparación con el trimestre anterior. Aunque durante todo el año anterior, la economía se contrajo un 4,8 por ciento, esta caída todavía es menor al descenso del 5,7 por ciento de 2009 tras la crisis financiera mundial.

Esto es testimonio de la capacidad de recuperación de la economía japonesa, una vez que se eliminan las medidas para frenar el virus.

No obstante, Japón impuso el estado de emergencia en Tokio y otras grandes ciudades, lo que sugiere otra contracción económica para este trimestre. Sin embargo, con los esfuerzos de vacunación que comenzarán a partir de este miércoles, la tercera economía más grande del mundo podría recuperarse en el próximo trimestre, especialmente si puede demostrar la misma capacidad de recuperación que mostró en el último trimestre de 2020.

Otros mercados asiáticos también podrían beneficiarse del apetito por el riesgo renovado

Aunque los mercados de valores de Hong Kong y China no volverán a abrir hasta finales de esta semana, también podrían verse beneficiados por el apetito por el riesgo, si este impulso se mantiene en los próximos días.

Dado que el índice Hang Seng ya ha superado su tendencia bajista que comenzó a principios de 2018, ahora está llegando a un nivel de resistencia clave alrededor de la zona de precios de 30,250. Esta región de resistencia se mantuvo firme en abril de 2019 y queda por ver si el mismo patrón se desarrollará una vez más en el corto plazo.

Cardano (ADA) cae un 20% pero se recupera vuelve a subir hasta $0.8700

ADA inició un fuerte aumento y subió por encima de $0,9000 antes de corregir a la baja frente al dólar estadounidense. El precio todavía se cotiza muy por encima de $0,7000 y la media móvil simple de 100 periodos en el gráfico H4. Este fin de semana hubo una ruptura por debajo de una importante línea de tendencia alcista con soporte cerca de $0.8800 en el gráfico de 4 horas del par ADA/USD. Sin embargo, es probable que el par se consolide por encima de $0,7000 antes de comenzar un nuevo aumento en el corto plazo.

Gráfico ADA/USD del 2021

En los últimos días, el precio del cardano inició un aumento constante por encima de la resistencia de $0,7000. El precio de ADA incluso superó la resistencia de $0.8000 y se estableció muy por encima de la media móvil simple de 100 periodos.

Finalmente, hubo una ruptura por encima del nivel de $0,9000, pero el precio no llegó a probar la resistencia psicológicamente importante de $1.00. El precio comenzó una corrección a la baja (de forma similar a bitcoin) después de establecer un nuevo máximo de varios meses en $0.9860. Hubo una ruptura por debajo de los niveles de soporte de $0,9000 y $0,8800.

También hubo una ruptura por debajo de una importante línea de tendencia alcista con soporte cerca de $0.8800 en el gráfico de 4 horas del par ADA/USD. El par incluso cayó por debajo del nivel de soporte de $0,7200, pero al final comenzó a subir y se mantuvo bien arriba del nivel de $0.7000.

ADA ahora se cotiza alrededor de $0.8800 y arriba de la media móvil de 100 periodos en el gráfico de 4 horas. Las próximas horas pueden ser determinantes para ver si tendrá una mayor corrección en el corto plazo o reasumirá su tendencia alcista.