El foco de atención de los inversores de materias primas se centra en el petróleo, que ha vuelto a subir a sus niveles previos a la pandemia tras haber alcanzado un mínimo histórico el año pasado.

Pocos se hubieran imaginado que el petróleo tardaría menos de 12 meses en recuperarse de la mayor caída de la demanda en una generación después de que la pandemia del Covid-19 detuviera repentinamente al mundo.

En el inicio de esta semana de negociación, el petróleo crudo Brent se cotiza a alrededor de $60 el barril a medida que los inventarios se reducen mientras que la perspectiva de la demanda se ha elevado por el lanzamiento global de las vacunas contra el coronavirus.

¿Pueden continuar subiendo los precios del petróleo?

Los compradores de petróleo actualmente son la fuerza dominante en el mercado y es poco probable que esto cambie en el corto plazo.

El renovado optimismo sobre los planes de estímulo de Estados Unidos está alimentando la especulación sobre un crecimiento económico global más fuerte y rápido de lo esperado, esencialmente mejorando las perspectivas de demanda de petróleo. Desde que acordaron recortar la producción en abril pasado, los productores de la OPEP+ dejaron de producir y sacar  2.100 millones de barriles de petróleo, estabilizando los mercados. Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), el petróleo crudo guardado en tanques en tierra y almacenamiento flotante se ha reducido en 300 mil millones de barriles gracias a los recortes de la OPEP.

La combinación de una demanda mejorada y una oferta suprimida le ha dado a los compradores la fortaleza suficiente para seguir empujando los precios del petróleo al alza.

Además de esto, China, la segunda economía más grande del mundo, ha sido un impulsor clave del repunte del petróleo. El número de bancos petroleros que navegan a China ha alcanzado el nivel más alto en 6 meses, lo que indica una fuerte demanda.

petróleo Brent alcanza máximos prepandemia

¿Qué factores podrían causar una caída en los precios del petróleo?

Actualmente hay dos factores negativos que podrían limitar las alzas en los precios del petróleo.

Debe tenerse en cuenta que los casos globales de coronavirus han superado los 100 millones con el virus aumentando en algunas partes del mundo. Aunque el lanzamiento global de la vacuna del Covid-19 ha ganado impulso, la amenaza de más contratiempos y posibles complicaciones pueden invitar a los vendedores de petróleo a regresar con fuerza. La reintroducción de estrictas medidas de bloqueo en algunas partes del mundo en medio de casos en aumento también podría complicar las cosas para los compradores.

¿Qué nos dice el análisis técnico de los precios del petróleo?

El petróleo crudo Brent se muestra firmemente alcista en el marco de tiempo semanal, ya que ha formado máximos más altos y mínimos más altos de forma constante. Los precios se mueven por encima de la media móvil simple de 20 días, mientras que el MACD se encuentra al alza. Un cierre semanal sólido por encima del nivel psicológico de $60 puede abrir las puertas hacia $65 y más. Sin embargo, si $60 resultan ser una resistencia confiable, los precios pueden bajar hacia las regiones de $55.

En los gráficos diarios, se muestra el mismo comportamiento alcista. El mercado se mueve con una tendencia alcista saludable con $55 actuando como un mínimo más alto. Curiosamente, el oscilador RSI en los gráficos diarios está por encima de 70, lo que sugiere que la materia prima podría estar sobrecomprada, aunque esta no es una señal definitiva de que el mercado podría caer.

Con base en los retrocesos de Fibonacci en el marco de tiempo H4, un retroceso técnico hacía $57 podría estar entre las posibilidades si $60 demuestra ser una resistencia confiable.

Puede ser prudente estar atento al informe mensual de la OPEP el jueves, que podría proporcionar una nueva perspectiva sobre qué esperar de los mercados del petróleo en 2021. Si el informe indica una recuperación más rápida de la demanda mundial, esto podría terminar presionando los precios del petróleo aún más al alza.

Acciones alcanzan nuevos récords

El apetito por el riesgo no muestra signos de desaparecer. Las acciones asiáticas se mantuvieron cerca de máximos históricos en las primeras operaciones del lunes, y los futuros de acciones europeas y del S&P 500 subieron aún más tras un nuevo cierre récord para los índices estadounidenses el viernes. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años también alcanzaron un máximo posterior a la pandemia del 1,19%.

La desaceleración de las infecciones por coronavirus en ciertos países clave, el lanzamiento continuo de vacunas y la anticipación del paquete de rescate de $1,9 billones del presidente Biden mantienen el mercado alcista y verdaderamente vivo. Varios indicadores de sentimiento de riesgo subieron a sus niveles más altos desde que la pandemia atacó a las economías y los mercados financieros mundiales.

Los inversores contrarios pueden analizar las tasas de inflación de equilibrio y señalar el riesgo de precios esperados más altos debido al estímulo fiscal y las políticas monetarias. De hecho, estas tasas, que indican una inflación promedio del 2,2% durante los próximos 10 años, son un riesgo considerable y es posible que veamos que suban en los próximos meses. Sin embargo, este riesgo no se materializará hasta más adelante en el futuro, ya que es poco probable que la Reserva Federal reduzca las compras de activos antes del próximo año, mientras mantiene las tasas de interés en niveles muy bajos hasta principios de 2023.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, declaró audazmente el domingo que Estados Unidos podría alcanzar el pleno empleo el próximo año si el Congreso aprueba el paquete de estímulo propuesto. Suponiendo que se trata de una tasa de desempleo de alrededor del 4,1% según las proyecciones medianas a largo plazo de la Reserva Federal, eso hace que su estimación sea un 0,9% por debajo de la proyección de diciembre de la Fed. Si bien admite que el tamaño del paquete de estímulo corre el riesgo de sobrecalentar la economía, el principal problema a abordar ahora es el desempleo y el sufrimiento de las pequeñas empresas.

No hay duda de que las valoraciones de las acciones se están volviendo extremadamente exageradas, especialmente en el sector tecnológico. Los movimientos salvajes en otros activos de riesgo, como las criptomonedas, también son una indicación de una excesiva toma de riesgos. Aún es apresurado decir si estamos en un territorio de burbujas, pero ciertamente estamos cerca de eso. Dicho esto, podemos esperar más alzas en el mercado de valores en el futuro próximo. La razón es que los inversores están dispuestos a descontar los riesgos de inflación en el futuro, mientras los responsables de la política monetaria continúen apoyándolos. Otro factor que respalda la subida de las acciones son las ganancias. Hasta ahora, el 81% de las empresas del S&P 500 reportaron un BPA (Beneficio Por Acción) positivo para el último trimestre de 2020 y esto podría conducir a un crecimiento positivo de las ganancias para el trimestre en comparación con el cuarto trimestre de 2019.

Las valoraciones serán un tema importante a tratar más adelante. Los inversores deberán vigilar de cerca cuando los responsables de la política monetaria en los Estados Unidos y en el resto del mundo indicarán que es hora de hacer cambios y revertir la dirección actual. Cuando esto ocurra, será el momento más adecuado para salir. Hasta entonces, es probable que los compradores sigan disfrutando del viaje.

Eventos clave de la semana

Con el frenesí de WallStreetBets que parece estar enfriándose desde la semana pasada, los inversores globales pueden centrar la mayor parte de su atención en los eventos fundamentales de los próximos días:

  • Martes 9 de febrero: comienza el segundo juicio político del ex presidente Donald Trump; Resultados del cuarto trimestre de Twitter
  • Miércoles 10 de febrero: discurso del presidente de la Fed, Jerome Powell. Publicación de datos de inflación de enero de Estados Unidos.
  • Jueves 11 de febrero: informe mensual de la OPEP. Publicación de previsiones económicas de la UE. Publicación de datos de ganancias de Disney para el cuarto trimestre.
  • Viernes 12 de febrero: PIB del cuarto trimestre del Reino Unido. Publicación de datos de sentimiento del consumidor de Estados Unidos del mes de febrero.