////Indicador Reporte de Ventas al Por Menor de Estados Unidos
 

Indicador Reporte de Ventas al Por Menor de Estados Unidos

Definición general

El indicador Reporte de Ventas al Por Menor de Estados Unidos (U.S. Retail Sales) consiste en un informe que considera las ventas de bienes en el sector minorista durante el mes anterior. Se trata de un dato mensual, que siempre hace referencia al mes previo en el que el “Census Bureau and the Department of Commerce” (la Oficina del Censo y el Departamento de Comercio) emite el informe. Dicho informe es compilado y emitido aproximadamente dos semanas después de final de mes.

Este índice está basado en datos obtenidos a través de unas muestras, que son extrapolados al conjunto del modelo del país entero.

Ventas al por menor de Estados Unidos excluyendo alimentos

Relevancia del índice

Teniendo en cuenta que dos tercios del producto interior bruto de los Estados Unidos está compuesto por el consumo, no cabe duda que los datos que aporta el reporte de ventas al por menor son fundamentales para conocer el estado de la economía del país, la mayor del mundo en la acualidad. El indicador captura los datos de ventas de las tiendas, ventas por catálogo y otro tipo de ventas que no se producen dentro de las tiendas.

El informe se desglosa en grupos tales como comidas y bebidas, ropa y automóviles. Los resultados son a menudo presentados de dos formas: contando o no los datos de ventas de automóviles. El motivo de tener o no en cuenta las ventas de automóviles es que los altos precios de la compraventa de automóviles pueda añadir gran volatilidad a los datos que compila este informe.

La importancia de este índice radica en su comparación con los datos del año anterior, midiéndose así los datos estacionales del consumo minorista. Esto se debe a que un dato aislado de un mes puede llevar a conclusiones erróneas si se compara con otro mes del mismo año, y llevar a tomar decisiones de inversión inapropiadas. En cambio, cuando se compara un dato de un mes con el dato del mismo mes del año anterior, se puede concluir efectivamente cómo están evolucionando las ventas en momentos parecidos, lo que desestacionaliza los datos.

Efectos del indicador en el mercado

El reporte de ventas al por menor es un instrumento básico para que los inversores puedan tener un claro entendimiento de cómo se están comportando las ventas minoristas, lo que permite evaluar la marcha de la economía del país ya que revela cómo se está desempeñando el consumo en Estados Unidos, el cual constituye una parte muy importante de su producto interior bruto (PIB).
Además, los datos de ventas minoristas son tenidos en cuenta por quienes invierten directamente en una compañía del sector de ventas minoristas, debido a la repercusión que estos datos pueden tener sobre los precios de las acciones de la empresa y sus expectativas de dividendos futuros.

Cuando el índice está creciendo, los inversores pueden preveer que los mercados de valores van a subir debido al incremento de los beneficios empresariales, ya que más ventas conlleva normalmente mayores ganancias y más dividendos en consecuencia. La revalorización de los mercados de acciones y el crecimiento económico aparejado a la expansión de las ventas minoristas fortalecen la divisa del país, generando confianza en los inversores de los mercados internacionales.

Cuando el consumo recibe un impulso y provoca un incremento de las ventas minoristas, la economía entra en un círculo virtuoso de crecimiento e inversión, que consiste en que el aumento de las ventas acarrea la creación de nuevos puestos de trabajo y nuevas empresas y se tiende así a consumir y vender más, lo que a su vez provoca mayor crecimiento e inversión.

La bonanza económica generada por el incremento de las ventas atraerá seguramente a los inversores internacionales, quienes deberán comprar la moneda nacional para adquirir acciones en el mercado de valores del país para obtener beneficios con su revalorización, o procederán a adquirir la divisa con el fin de invertir directamente en la creación de nuevas empresas, o para la expansión de empresas ya existentes. Debido a todo esto, la moneda del país, en este caso el dólar estadounidense, acabará por aumentar su valor tarde o temprano.

Con respecto al mercado de bonos, cabe decir que se podría prever un escenario bastante negativo si el indicador de ventas minoristas está creciendo. El motivo es que si está aumentando la demanda, tal y como indica este indicador, lo más probable es que aumenten los precios y se dispare la inflación. En consecuencia, el crecimiento de la economía y de la inflación provocarán un incremento de los tipos de interés, y como resultado de ello, una depreciación del precio de los bonos existentes en el mercado y un incremento de la rentabilidad de los nuevos bonos emitidos.


 

Deje su comentario