//Análisis del mercado 08-09/2013
 

Análisis del mercado 08-09/2013

EL TIEMPO SE AGOTA PARA EEUU

Nada ha cambiado desde nuestro último informe: EEUU está paralizado políticamente, y el tiempo sigue corriendo mientras el reloj de la deuda está al borde del default.

El arte de la política está por llevar al default a EEUU de la manera más impensada, en una reñida disputa de poder entre los demócratas y los republicanos.

Los republicanos están jugando fuerte para obtener todas las concesiones que quieren de los demócratas, especialmente para echar por tierra al plan de reforma de salud de Obama. Para los demócratas ceder sería una muestra de debilidad y a esta altura una derrota política.

Parece increíble que no se haya llegado a una solución todavía, y lo que reflejan las encuestas periodísticas es que gracias al “shutdown” los ciudadanos norteamericanos empiezan a impacientarse ante la incertidumbre.

En el centro de la escenaBarack Obama trata de generar una solución clave en el aumento al límite de endeudamiento del país.Su última jugada fue invitar a todos los republicanos a una ronda de negociaciones con la esperanza de ablandar a los republicanos menos conservadores.

Pero John Boehner no está dispuesto a retroceder. El líder de los republicanos juega sus cartas más fuertes contra Obama. Su twitter está repleto de críticas a la gestión de Obama, a los republicanos, al programa de salud, etc. Sus discursos están llenos de virulenta oposición. Y finalmente limitó la cita con Obama solo a los miembros más conservadores del partido republicano.

El objetivo de los republicanos es torcer el brazo a Obama y lograr dar marcha atrás a la reforma de salud a cambio de aprobar el presupuesto del Gobierno.

La respuesta de Obama fue muy rápida, implementó el programa de salud lo más rápido posible, sin negociar y sin dar tiempo a reaccionar a sus rivales.

Actualmente el plan de healthcarese encuentra en un confuso proceso de implementación, lleno de errores y confusión en los ciudadanos norteamericanos.

De todos modos el éxito inmediato del plan de salud no fue objetivo de los demócratas, toda esta estrategia es un rápido reflejo para dejar sin posibilidad de negociar al partido republicano.

La fuerte respuesta de Obama desencadenó una reacción aún más intensa de los republicanos conservadores, que llevó a paralizar la discusión por el presupuesto y a estancar las actividades gubernamentales, que llevan 9 días consecutivos de “shutdown.

ELTEMOR AL DEFAULT SE ESTA VOLVIENDO UNA REALIDAD

Obama tratará de negociar de manera directa con los republicanos, decidido a terminar de alguna manera con la disputa. Los republicanos  parece que seguirán en una postura firme, con la esperanza de conseguir torcer el brazo de la Casa Blanca.

Otro factor importante que deberían considerar los republicanos es el de la influencia en la opinión pública, que se está poniendo en contra de ambos partidos.

Algunos senadores democratas intentan conciliar las posiciones. Pero las propuestas existentes no muestran ningún avance, por lo que es muy difícil intentar predecir el desenlace de esta batalla.

El jueves se producirá el encuentro entre Obama y 18 líderes republicanos de la Cámara baja, con lo que se espera que de alguna manera se destrabe el conflicto.

¿QUÉ PASA SI TODO FALLA?

La posibilidad de que EEUU vaya a un cese de pagos es igualmente difícil de imaginar, ridícula y catastrófica a la vez, pero a esta altura es un escenario con cierta probabilidad.

Tal es así que los funcionarios de la Reserva Federal y el Tesorohan empezado a elaborar planes para mitigar las consecuencias económicas de un default, un acto similar al abrocharse los cinturones antes de chocar con el avión.

Atrás quedaron los tiempos en donde la Fed era optimista por el crecimiento de la economía norteamericana.

La amenaza del default borró toda buena noticia del organismo ya que faltan solo ocho días hasta llegar al límite de deuda de 16,7 billones de dólares y las opciones que se disponen realmente son pocas.

Algunas de las primeras alarmas de la crisis financiera del 2008 provinieron del mercado de acuerdos de recompra, también llamado repo, y el miércoles las tasas de interés para aceptar algunas notas del Tesoro como garantía se dispararon a su nivel más alto en cinco meses.

Si el mercado de repo sufre, el acceso expedito de los bancos al dinero para cumplir sus necesidades de fondos a corto plazo podría verse en peligro, lo que tendría consecuencias de largo alcance para los mercados crediticios y la economía.

Debe quedar claro de que no hay forma de evitar un cese de pagos si el techo de deuda no aumenta.

Los tendremos al tanto de las últimas noticias financieras, pero el foco del mercado estará casi 100% en este tema, hasta que no se haya resuelto.

Nos vemos la próxima semana, buena semana de inversiones.

 


2013-10-10T22:24:52+00:00 Por |Categorías: ANALISIS DEL MERCADO|Etiquetas: |Sin comentarios
 

Deje su comentario