Una vez que el trader ha establecido las condiciones del mercado para un instrumento determinado, como es el caso de un par de divisas en el mercado Forex, es decir si se mueve con una tendencia determinada o está vinculado a un rango de precios (ver artículo sobre métodos para determinar las condiciones del mercado), debe establecer por cuánto tiempo mantendrá la posición, es decir el marco de tiempo de la operación. Seguidamente se incluye una serie de reglas que pueden utilizarse para operar en el mercado con distintos marcos de tiempo. No se requiere que se cumplan todas las reglas, pero entre más sean cumplidas, más solidez tendrá la posible transacción.

Operaciones de rango con un marco de tiempo intradiario

Indicadores utilizados: MACD, RSI, bandas Bollinger, niveles de retrocesos de Fibonacci, osciladores estocásticos y opciones.

Reglas

  • Utilizar gráficos de precios con un marco de tiempo de 1 hora para establecer los puntos de apertura de las posiciones y gráficos diarios como medio para confirmar que existe una operación de rango en un marco de tiempo mayor.
  • Usar osciladores para establecer el punto de apertura dentro de la banda de precios.
  • Buscar risk reversals de corta duración que estén cerca a la opción.
  • Buscar osciladores que estén en una condición de posible reversión, es decir indicadores como el RSI o el oscilador estocástico que se encuentren en un valor extremo (nivel de sobrecompra o de sobreventa).
  • La fortaleza de una transacción se ve incrementadacuando los precios al alza del activo financiero  no consiguen atravesar una resistencia clave o cuando los precios a la baja son detenidos por un soporte clave. Para establecer estos niveles clave se pueden emplear herramientas técnicas como las medias móviles y los retrocesos de Fibonacci. Así mismo, el trader puede usar gráficos con un marco de tiempo de 1 hora y/o 4 horas para buscar niveles en los cuáles el precio ha rebotado repetidamente al alza o a la baja.

Operaciones de rango con un marco de tiempo de mediano plazo

Indicadores utilizados: Bandas Bollinger, MACD, RSI, niveles de retroceso de Fibonacci y opciones.

  • Utilizar gráficos de precios diarios.
  • Hay dos maneras de efectuar una operación de rango a mediano plazo: Posicionarse para aprovechar las oportunidades de trading que pueden generarse dentro de un rango de precios que está por producirse o participar en rangos ya existentes
  • Oportunidades de trading dentro de un rango que está por producirse: Buscar mercados  que presenten condiciones de alta volatilidad, en los cuáles la volatilidad implícita a corto plazo sea mucho más alta que la volatilidad a más largo plazo y en los que se puede esperar que se produzcan movimientos de retorno del precio hacia los niveles de precios medios.
  • Rangos existentes: Utilizar las bandas Bollinger para identificar los rangos de precios existentes.
  • Buscar osciladores que estén en una condición de posible reversión, es decir indicadores como el RSI o el oscilador estocástico que se encuentren en un valor extremo (nivel de sobrecompra o de sobreventa).
  • Comprobar que el ADX sea menor a 25 y que esté en descenso, lo que indicaría que el mercado no presenta una tendencia fuerte.
  • Buscar risk reversals de mediano plazo que estén cerca de la opción.
  • Confirmar por medio del precio, cuando los precios al alza del activo financiero  no consiguen atravesar una resistencia clave o cuando los precios a la baja son detenidos por un soporte clave, es decir cuando el precio rebota en estos niveles clave del rango. Para establecer estos niveles clave se pueden emplear herramientas técnicas como las medias móviles y los retrocesos de Fibonacci por ejemplo.

Operaciones de tendencia con un marco de tiempo a largo plazo

Indicadores utilizados: ADX, RSI, ondas de Elliot, nubes Ichimoku (un tipo de indicador técnico desarrollado en Japón), niveles de Fibonacci y parabolic SAR.

  • Utilizar gráficos diarios para buscar una tendencia en desarrollo en el mercado, ya sea alcista o bajista. Para  confirmar la tendencia se pueden emplear gráficos de precios semanales.
  • Confirmar las características de un ambiente de tendencia en el mercado, para esto se deben buscar los parámetros que debe cumplir un mercado en el cual el precio se mueve con una tendencia clara.
  • Entrar al mercado en que se producen escenarios de rompimiento o retroceso en niveles de Fibonacci clave o en medias móviles de 50, 100 o 200 periodos por ejemplo.
  • Buscar que no haya niveles de resistencia importantes arriba/abajo de las transacciones de compra/venta.
  • Buscar una confirmación de la transacción por medio de patrones de candelas japonesas y/o las nubes Ichimoku.
  • Comprobar que la confluencia de las medias móviles se encuentra del mismo lado de la transacción es decir que confirman la operación.
  • Idealmente, el trader debe esperar a que disminuya la volatilidad del mercado antes de abrir una posición.
  • Abrir una posición cuando se produce el rompimiento de un máximo o mínimo significativo.
  • Comprobar que los datos fundamentales (tasas de interés y otros indicadores económicos importantes) respaldan la operación. El trader debe investigar si hay un conjunto de sucesos y/o sorpresas en el ámbito económico que pueden ocasionar un cambio en la tendencia general del mercado a largo plazo.

Operaciones de rompimiento de rangos a mediano plazo

Indicadores utilizados: Medias móviles, bandas Bollinger, puntos pivote y niveles de Fibonacci.

  • Utilizar gráficos con un marco de tiempo diario.
  • Determinar si hay reducción en la volatilidad a corto plazo hasta un punto donde sea mucho menor que la volatilidad del mercado a largo plazo.
  • Comprobar que la confluencia de las medias móviles se encuentra del mismo lado de la transacción es decir que confirman la operación.
  • Emplear puntos pivote como herramienta para determinar si un rompimiento es falso o verdadero.