Los empleadores estadounidenses no parecen tener ninguna prisa por levantar los salarios. La tasa de desempleo en descenso en Estados Unidos no está poniendo mucha presión sobre las compañías estadounidenses para elevar la indemnización. El índice de costo del empleo (ICE), una medida amplia de los gastos salariales y de beneficios subió un 0,6% intertrimestral en el cuarto trimestre, un ritmo más lento con respecto al 0,7% intertrimestral en el tercer trimestre y en línea con las expectativas. 

Esto dejó a la tasa anual sin cambios en el 2,2%, muy por debajo de las ganancias promedio de compensación de alrededor de 3,5% para el período 2001-2007. Además, la primera estimación del PIB de Estados Unidos mostró que la economía se desaceleró en el cuarto trimestre, lo que incumplió con las expectativas del mercado, y quedando por debajo de su ritmo de crecimiento más elevado en 11 años que se produjo durante el tercer trimestre anterior. El crecimiento se vio afectado negativamente por el menor gasto de las empresas, una caída en el gasto del gobierno federal y las exportaciones netas. Sin embargo, el gasto del consumidor subió a su nivel más alto desde antes de la crisis financiera, impulsado principalmente por el petróleo barato. El aumento de la confianza del consumidor podría conducir a la tasa de crecimiento más alta en el 2015, pero las recientes malas condiciones climáticas podrían volver a reducir algo de esa fortaleza subyacente. Por otra parte, la primera estimación del PCE subyacente también mostró una desaceleración. En general, hay muy poco en estos datos que podría obligar a la Fed a cambiar su punto de vista sobre las tasas de interés, pero la tasa de expansión más débil de lo previsto podría empujar las expectativas sobre el aumento de tasas un poco.

Durante la noche, el PMI manufacturero HSBC final de China cayó a 49,7, ligeramente por debajo de su lectura preliminar de 49,8 y por debajo del consenso de una lectura sin cambios. Los datos se produjeron un día después de que el PMI oficial de enero también cayó en la zona de contracción, por primera vez desde septiembre de 2012. Es probable que esto ejerza presión sobre el Banco Popular de China para una mayor expansión. En un movimiento sorpresa en noviembre, el Banco redujo su tasa de interés de referencia por primera vez en más de dos años para apoyar el crecimiento. Esta vez, pudimos ver una combinación de recorte de tasas y recorte de relación de requerimiento de reservas con el fin de poner más liquidez en la economía. Tal medida es probable que sea positiva para el AUD y el NZD.

Calendario económico para el 2 de febrero del 2015

En Europa, tenemos las cifras del PMI manufacturero de enero para varios países europeos, entre ellos el Reino Unido, y la cifra final para la zona euro en su conjunto. Como de costumbre, las previsiones definitivas para Francia, Alemania y la zona euro son las mismas que las estimaciones iniciales. El PMI manufacturero del Reino Unido se estima que aumentará ligeramente a 52,8 desde 52,5.

Desde Canadá, tenemos el PMI manufacturero RBC de enero. El mercado no presta mucha atención a este indicador y prefiere el PMI manufacturero Ivey , el cual será publicado el miércoles, así ninguna previsión está disponible.

En los Estados Unidos, el PMI manufacturero Markit final y el índice ISM manufacturero, ambos para enero, serán publicados. Los ingresos y gastos personales para diciembre también se estarán publicando el mismo día. Se espera que los ingresos personales de Estados Unidos hayan crecido a un ritmo más lento desde noviembre, mientras que se prevé que el gasto personal haya tenido una caída desde el mes anterior. Se pronostica que la tasa interanual de la nación del deflactor del PCE y PCE subyacente se desacelere un poco, en línea con la primera estimación del PCE subyacente para el cuarto trimestre que se dio a conocer en las cifras del PIB del viernes.

Calendario económico para el resto de la semana

En cuanto al resto de la semana, mientras que el informe de empleo estadounidense del viernes será el foco de atención, como de costumbre, hay una serie de datos e indicadores importantes que le precede. El martes, el Banco de la Reserva de Australia celebra su reunión de política. El reciente cambio en la política del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda y el descenso de la tasa interanual del IPC de Australia para el cuarto trimestre por debajo del rango objetivo, puso mayor presión sobre el RBA para para que también modifique su política. La presión para un recorte de tasas de interés de 25 puntos básicos se está acumulando, pero creemos que lo más probable es que el banco central simplemente cambie a un sesgo expansivo en su lugar. A pesar de que los inversores podrían estar decepcionados por que no haya un recorte en las tasas, lo que parece ser una idea popular recientemente, el cambio a un sesgo expansivo y un indicio de un recorte de tasas en una reunión futura podría ser suficiente para debilitar el dólar australiano aún más, a pesar de todo.

El miércoles, los índices PMI finales del sector de servicios para los países que publicaron las cifras de producción el lunes estarán saliendo. En los Estados Unidos, tenemos el informe ADP de empleo como de costumbre dos días antes de la liberación de las nóminas no agrícolas. Se espera que el informe de ADP muestre que el número de puestos de trabajo obtenidos en enero disminuyó con respecto a diciembre.

El jueves, el Banco de Inglaterra se reúne para decidir sobre su política de tasas de interés. Hay pocas posibilidades de un cambio en las tasas, sobre todo después de los dos responsables políticos que habían estado votando por un aumento de las tasas de interés al final cedieron en la última reunión debido a la caída de la inflación. Por lo tanto, el impacto en el mercado de la reunión debe ser mínimo, como de costumbre. El acta de la reunión, sin embargo, seguramente será una lectura interesante cuando sea publicada el 18 de febrero, ya que puede revelar cómo actuará el banco central si la inflación llega a ser negativa.

Finalmente el viernes, el evento principal será las nóminas no agrícolas de Estados Unidos de enero. El consenso del mercado es de un aumento en las nóminas de 231000 puestos, por debajo de 252000 puestos en diciembre. A pesar de la expectativa de una desaceleración en las nóminas en enero, se espera que el indicador mostrará que la economía estadounidense ha agregado al menos 200000 empleos durante 12 meses consecutivos. Al mismo tiempo, se prevé que la tasa de desempleo se mantendrá sin cambios en el 5,6%, mientras que se pronostica que los ingresos medios por hora se acelerarán un poco sobre una base interanual. Estas cifras serían consistentes con la opinión positiva del FOMC sobre el mercado de trabajo. En la declaración después de la reunión de la semana pasada, la Comisión se refirió a las «fuertes ganancias en el empleo» y a un «ritmo sólido» de crecimiento, con lo que otra lectura positiva debería impulsar al dólar.

El EUR/USD se mueve en modo de consolidación

Par EUR/USD está en consolidación

El EUR/USD se movió en modo de consolidación el viernes pasado, permaneciendo entre el soporte de 1.1260 (S1) y el nivel de resistencia de 1.1370 (R1). Dado que la cotización se mantiene por debajo de la línea de tendencia bajista,  a corto plazo la tendencia sigue siendo a la baja. Sin embargo, si analizamos los principales osciladores diarios, podríamos decir que un movimiento correctivo alcista puede ser inminente. El RSI de 14 días está moviéndose por encima de su línea de 30, mientras que el MACD diario ha tocado fondo y muestra señales de que está a punto de moverse por encima de su línea de señal en el corto plazo. Por lo tanto, sería preferible esperar a que ocurra un movimiento por debajo de 1.1260 (S1) con el fin de tener más confianza en que los vendedores han tomado de nuevo el control. Tal movimiento es probable que allane el camino para mayores caídas del precio que pongan a prueba  la zona de soporte de 1.1100 (S2), determinada por el bajo del 26 de enero. En el gráfico diario, la estructura de precios todavía sugiere una tendencia bajista a largo plazo. EL EUR/USD está formando altos más bajos y mínimos más bajos por debajo de las medias móviles de 50 y 200 días.

  • Soportes: 1.1260 (S1), 1.1100 (S2), 1.1025 (S3)
  • Resistencias: 1,1370 (R1), 1.1460 (R2), 1.1540 (R3