Durante las elecciones locales del domingo los electores en Italia enviaron el mismo mensaje que los votantes en las recientes elecciones en lugares tan diversos como España, Finlandia y Polonia: no nos gusta lo que nos están haciendo. Los votantes italianos abandonaron el Partido Demócrata (PD) de centro izquierda de Renzi, mientras que hubo un marcado aumento en el apoyo a la derechista Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas.

El desaire para el partido de gobierno italiano hace eco a las elecciones municipales españolas que se realizaron hace apenas una semana, que vieron un movimiento importante en contra del partido en el poder y en favor de los partidos anti-austeridad. Al mismo tiempo, en Polonia el Presidente fue derrotado por un miembro de la derecha poco conocido del Parlamento Europeo, que se centró en el empleo y la economía. Mientras tanto, en Finlandia, el nuevo primer ministro nombró al líder del Partido Verdaderos Finlandeses como nuevo ministro de Asuntos Exteriores y Europeos del país.

Estos resultados probablemente serán negativos para el euro en el corto plazo ya que aumentan la incertidumbre política. Sin embargo, también es probable que sean positivo para el euro en el largo plazo. Es decir, van a aumentar la presión sobre la UE para finalizar los programas de austeridad y centrarse en el crecimiento por ahora. También podrían hacer más probable que la UE se comprometa con Grecia, por temor a que los electores terminen por sacar a todos los gobernantes actuales de sus oficinas durante las siguientes elecciones. El diario español Mundo informó la semana pasada que la canciller alemana, Merkel había intervenido en las conversaciones con Grecia y le dijo a los ministros de Finanzas que elaboren algún tipo de acuerdo. Algunos sospechan que Merkel se está preocupando por las implicaciones electorales del continuo caos en Grecia. Sin embargo, el periódico griego Kathemerini informó que no se hizo ningún progreso durante el fin de semana, así que quizás el informe español era demasiado optimista.

PMI manufacturero oficial de China para mayo subió a 50,2 desde 50,1, lo que sugiere que la economía china se ha estabilizado por lo menos. Esto se compara con la lectura final del PMI Markit manufacturero de 49.2, que muestra una contracción continuada. El PMI oficial no manufacturero sin embargo cayó levemente a 53,2 desde 53,4.

Calendario económico del lunes 1 de junio

El lunes se publican las cifras finales del PMI Markit manufacturero de mayo para varios países de Europa y la zona euro en su conjunto. Como de costumbre, las previsiones definitivas son las mismas que las estimaciones iniciales, por lo que la reacción del mercado ante estas noticias es generalmente limitado, a menos que tengamos una gran revisión de las cifras preliminares. Se pronostica que el PMI manufacturero del Reino Unido para mayo va a aumentar un poco, lo que podría resultar positivo para el GBP.

Además de los PMI, el IPC alemán de mayo se estará publicando después de que varios estados de la región den a conocer sus datos en el transcurso de la mañana. Como de costumbre, el mercado va a seguir las regiones más grandes de Alemania para tener una orientación sobre el posible valor de la figura final, el cual puede ser una indicación de la dirección a corto plazo del euro. Sin embargo, tras la introducción del programa de alivio cuantitativo por parte del BCE, el IPC alemán, así como el IPC de la zona euro que se publicará el martes, aunque importantes, no son grandes motores del mercado por el momento.

En Suecia, el Consejo Ejecutivo del Riksbank se reunirá. Tras la caída de la nación de nuevo en la deflación, el banco central sueco podría anunciar nuevas medidas de flexibilización para ayudar a impulsar los precios. Esto podría poner al SEK bajo mayor presión de venta. Las ventas minoristas de abril también están saliendo.

Desde Canadá, tendremos el PMI manufacturero de RBC para mayo. El mercado usualmente presta más atención al PMI Ivey que se publicará el jueves.

En los Estados Unidos se publicarán los datos de los ingresos personales y el gasto personal para abril. Se espera que los ingresos personales se hayan acelerado, mientras que se prevé que el gasto personal se haya desacelerado un poco. La tasa interanual del deflactor del PCE y el PCE subyacente también se publicarán. Se pronostica que el deflactor del PCE va a desacelerarse, mientras que se prevé que el PCE subyacente se va a acelerar. Este último indicador podría aumentar la fortaleza del dólar. El PMI manufacturero Markit y el PMI manufacturero ISM, también para el mes de mayo, también se estarán publicando.

Calendario económico para el resto de la semana

El RBA, el BCE, las Nóminas No Agrícolas de Estados Unidos, la OPEP y el pico de la crisis griega. Ciertamente tenemos una semana llena de acción por delante de nosotros con muchos eventos que puedan impactar en el mercado de divisas.

El martes, el centro de atención estará en la reunión de política monetaria del Banco de la Reserva de Australia. En su última reunión, el Banco redujo las tasas en 25 puntos básicos, como se esperaba, y declaró  que nuevos descensos en la moneda parecían probable y necesarios debido a la caída de los precios de las materias primas. No obstante, el AUD/USD se recuperó fuertemente después de la noticia debido a que el RBA retiró el sesgo expansivo de su declaración y sonó un poco más optimista con respecto a los fundamentales del país. La previsión es que el Banco se mantenga en espera durante esta reunión y algunos expertos consideran que va a reintroducir el sesgo expansivo y dejar abierta la posibilidad de que se produzca otro recorte de tasas. Esto, junto con la reciente caída en el gasto de capital de Australia en el primer trimestre, que muestra que el reequilibrio del sector minero sigue siendo un reto para el país, es probable que mantenga al AUD bajo presión de venta.

El miércoles, el evento más importante será la reunión de política monetaria del BCE. Es de esperar que el presidente del BCE, Mario Draghi, reitere la opinión del Consejo de Gobierno de que el programa de QE continuará al menos hasta la fecha de finalización prevista del 16 de septiembre y tal vez incluso más si es necesario. De nuevo, esto podría poner al euro bajo mayor presión de venta. Otro punto clave de interés será cualquier comentario sobre la Asistencia de Liquidez de Emergencia del BCE (ELA) a Grecia.

En cuanto a los indicadores, tenemos el informe de empleo ADP de mayo, dos días antes de la publicación de las Nóminas No Agrícolas de Estados Unidos. Se espera que el informe del ADP muestre que el sector privado ganó más puestos de trabajo en mayo en comparación con el mes anterior.

El jueves, en el Reino Unido, el Banco de Inglaterra se reúne para decidir sobre su tipo de interés clave. Hay pocas posibilidades de un cambio, por lo tanto, el impacto en el mercado podría ser mínimo, como es usual.

Finalmente, el viernes tenemos las Nóminas No Agrícolas de Estados Unidos. El consenso del mercado para mayo es de un aumento en las nóminas de 220000, justo debajo del 223000 en abril. Otra lectura por encima de 200000 podría sugerir que el mercado laboral de Estados Unidos está cobrando fuerza una vez más, lo que seguramente impulsaría al mercado en todos lo ámbitos, ya que dejaría abierta la posibilidad de un alza de tasas de interés en septiembre.

El viernes también tenemos una reunión de la OPEP. Un periódico en Arabia Saudita dijo que no se espera que la OPEP reduzca su producción de petróleo en su reunión de junio. La organización tiene más probabilidades de mantener su meta de producción en 30 millones de barriles por día, especialmente después del pequeño repunte en los precios del petróleo a partir de los bajos niveles de enero. Eso sería una señal de que el grupo está decidido a continuar con su política de no regalar la cuota de mercado a los productores que no son de la OPEP, incluso si los precios caen. Esto podría empujar los precios del petróleo a la baja.

Otro punto importante el viernes es que Grecia tiene que hacer un pago de 306 millones de euros al FMI. ¿Tendrá el país el dinero suficiente para realizar el pago? Si efectúan el pago, quedará algún dinero sobrante? Este será un punto de presión clave para las negociaciones griegas. Este podría ser el comienzo del fin para Grecia. Una solución puede ser tomar todos los pagos que tienen vencimiento en junio y convertirlo en uno, el cual sería pagado a finales de mes. Eso les daría a los griegos un poco más de tiempo para elaborar una resolución, si es que hay alguna solución posible.

Seguramente el viernes será un día de alta volatilidad en el mercado, así que se recomienda cuidado.