//¿Se reanudará el apetito por el riesgo en la próxima semana?
 

¿Se reanudará el apetito por el riesgo en la próxima semana?

El índice S&P 500 subió un 1,5% la semana pasada por segunda semana consecutiva, lo que refleja el regreso del apetito por el riesgo, lo que implica que el temor de los inversores por la guerra comercial ha disminuido un poco. Actualmente el índice ha subido un 4.8% en lo que va de año y se está negociando por encima del nivel clave de 2.800. Si el repunte de las acciones se mantendrá esta semana probablemente dependerá de múltiples factores, incluidos los datos de ganancias, los eventos políticos y la política monetaria.

Hasta ahora, las ganancias de los grandes bancos de Estados Unidos han tenido resultados mixtos. J.P. Morgan Chase, Citigroup y Wells Fargo vieron caer sus acciones después de presentar los resultados el viernes. Sin embargo, del 5% de las empresas que anunciaron resultados reales, el 89% de las empresas del S&P 500 lograron superar al EPS, lo que resulta alentador. Los inversores no deberían centrarse solo en las cifras de ganancias del segundo trimestre sino también en los pronósticos para los próximos trimestres, especialmente dado que el dólar cada vez más fuerte y las preocupaciones relacionadas con el comercio pueden comenzar a tener un impacto negativo en las previsiones económicas.
La semana pasada, Estados Unidos propuso imponer nuevos aranceles por un valor de $200 mil millones sobre una serie de bienes chinos; China todavía tiene que responder a la nueva amenaza que probablemente dominará los titulares de nuevo. También será interesante ver si la cumbre de la Unión Europea – China conducirá a una coalición más fuerte entre los dos poderes económicos, ya que ambos continúan luchando con la administración de Trump.

La cumbre entre los presidentes Trump y Putin también será el centro de atención de este día, especialmente después de que 12 agentes rusos fueron acusados ​​en la investigación de Mueller. La cumbre también se produce después de que Trump se enfrentara con sus aliados de la OTAN la semana pasada en Bruselas por sus políticas de gastos en defensa. Es difícil pronosticar el resultado de la reunión, pero los aliados europeos actuales de Estados Unidos están ciertamente preocupados.

Los inversores y los operadores también mantendrán una estrecha vigilancia sobre el presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, quien entregará su testimonio semestral ante el Congreso el martes. Aunque es probable que se mantenga optimista sobre las perspectivas de crecimiento económico de los Estados Unidos, aún necesita abordar cómo reaccionará el banco central si las disputas comerciales en curso aumentan aún más en los próximos meses. Cualquier señal de que podría ralentizarse el ritmo de las alzas de las tasas de interés arrastrará al dólar a la baja.

La libra esterlina enfrentará hoy una nueva prueba, ya que la estrategia para el Brexit de Theresa May se someterá a votación en el Parlamento. Los Brexiters quieren que May cambie el rumbo de su estrategia, lo que ya ha provocado varias renuncias de parte de los Tories más importantes. Aunque es probable que May no sea derrotada en esta votación, es probable que un alto número de opositores socave las negociaciones en el futuro.

Libra esterlina experimenta fuertes movimientos

La semana pasada fue realmente mala para la libra esterlina gracias a la inestabilidad política en el país y la incertidumbre relacionada con el Brexit.

Los recientes comentarios de Donald Trump sobre cómo un Brexit suave “matará” las posibilidades del Reino Unido de un acuerdo comercial con los Estados Unidos asestaron un golpe a Theresa May y agravaron los problemas del GBP. A la incertidumbre se suman las dudas sobre si la Unión Europea incluso aceptará el Libro Blanco del Brexit. Fundamentalmente, las probabilidades parecen estar en contra de la libra esterlina principalmente por los riesgos relacionados con el Brexit, los temores de la guerra comercial y la incertidumbre política que pueden alentar a los inversores a reducir las apuestas de una posible alza en las tasas de interés por parte del Banco de Inglaterra este trimestre.

En lo que respecta al panorama técnico, el GBP/USD sigue estando fuertemente bajista en los gráficos diarios, aunque al inicio de esta semana experimentó un fuerte movimiento alcista que puede ser solamente una corrección. Si el par baja debajo del nivel 1.3100, podrían producirse mayores caídas del precio hasta 1.3070 y 1.3000, respectivamente.

Oro no para de caer

El oro fue afectado negativamente de nuevo por un dólar más fuerte durante la semana pasada y el inicio de esta, con los precios cayendo por debajo de $1240.

La acción del precio bajista que se ha producido en las últimas semanas a pesar de la creciente aversión al riesgo sigue sugiriendo que el oro sigue perdiendo su encanto de activo de refugio seguro. Los  compradores del XAU/USD simplemente no han logrado obtener ningún apoyo de las preocupaciones a nivel mundial relacionadas con el comercio y esto continúa reflejándose en los precios. Con un dólar que se aprecia y altas expectativas de mayores tasas de interés en los Estados Unidos, el apetito por el oro sigue disminuyendo y por lo tanto las perspectivas se mantienen a la baja.

En cuanto al panorama técnico, una fuerte caída por debajo de $1240 podría alentar un descenso hacia $1236 y $1230, respectivamente.


 

2018-07-17T12:52:11+00:00By |Categories: ANALISIS DEL MERCADO|Tags: |0 Comments
 

Leave A Comment