//Las acciones de Estados Unidos en camino a tener el peor diciembre en 16 años
 

Las acciones de Estados Unidos en camino a tener el peor diciembre en 16 años

Diciembre del 2018 ha sido hasta ahora uno de los peores fines de año para los inversionistas globales en la historia reciente. El S&P 500 ha caído un 4.6% desde el comienzo del mes, y si se mantiene en los niveles actuales hasta el final del año, marcará el peor desempeño para el mes de diciembre desde 2003. Ni las declaraciones moderadas que escuchamos de los responsables políticos de la Reserva Federal ni la tregua comercial entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping,  provocaron señales de alivio en los mercados financieros.

La venta masiva de octubre se atribuyó principalmente a los temores sobre la política de ajuste de la Fed. Sin embargo, después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que las tasas están “apenas por debajo” de la neutralidad, la ansiedad por la posibilidad de tasas de interés más altas ya no está justificada.

El arresto de la Principal Ejecutiva de  Finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, en Canadá, luego de una solicitud de extradición de los Estados Unidos, ha generado serias preocupaciones de que la tregua entre las dos mayores economías globales puede terminar antes de los 90 días acordados. Esto ocurre en un momento en que la economía global está experimentando una desaceleración, y aquí es donde viene la gran amenaza. Los mercados de bonos han sido más precisos que los mercados bursátiles en la predicción de desaceleraciones económicas. El final de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos ya se invirtió la semana pasada y parece solo una cuestión de tiempo antes de que toda la curva se invierta. Si bien esto no necesariamente indica que una recesión sea inminente, es una señal de advertencia importante.

Al mirar los últimos datos económicos de Estados Unidos, por el momento nada parece indicar que hayan problemas graves. A pesar de que las expectativas de los mercados con respecto a las Nóminas No Agrícolas de Estados Unidos no se cumplieron, en realidad los datos de nuevos puestos indicaron un aumento de 155,000, mientras el desempleo se mantiene en un mínimo de casi 50 años. La actividad de las fábricas en los Estados Unidos sigue siendo saludable según las últimas cifras del indicador ISM y, de manera similar, el sector de servicios ha reflejado un fuerte crecimiento en noviembre. Sin embargo, la economía de los Estados Unidos no podrá mantener sus niveles de crecimiento cuando en las demás economías importantes se está experimentando una desaceleración, y la prueba real será el próximo año cuando la política fiscal de Trump se revierta.

Las acciones en Asia reanudaron su venta masiva desde la semana pasada, mientras que los mercados de valores de Estados Unidos y Europa también abrirán en números rojos de acuerdo con los contratos de futuros.

Semana importante para el Reino Unido

Esta semana es importante para el Reino Unido y sus mercados, y se espera que el Tribunal de Justicia Europeo decida si el Reino Unido puede cancelar el Brexit de manera unilateral. Se pronostica que la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, se enfrente a la derrota en una votación de la Cámara de los Comunes sobre su acuerdo Brexit el martes. Hoy lunes conoceremos si May decide retrasar la votación sobre el acuerdo alcanzado, pero la mayor incertidumbre es qué sucederá si los parlamentarios rechazan el acuerdo. ¿Iremos a ver un segundo referéndum, un voto de no confianza, un Brexit duro o incluso una elección general? Estas dudas mantendrán a la libra esterlina en un modo muy volátil hasta que las nubes se despejen.

Dólar afectado por resultados decepcionantes de las Nóminas No Agrícolas

El apetito por el dólar estadounidense disminuyó el viernes después de que el decepcionante informe de empleo de los Estados Unidos para noviembre reforzó las expectativas de que la Fed hará una pausa en las alzas de tasas de interés el próximo año.

Los Estados Unidos sumaron otros 155,000 empleos el mes pasado, un resultado que estuvo por debajo del pronóstico de 189,000 puesto, mientras que las cifras de octubre se revisaron a la baja a 237,000 puestos desde la primera estimación de 250,000. Dado que el crecimiento salarial también está por debajo de las expectativas del mercado al aumentar sólo 0.2% m/m en comparación con el pronóstico de 0.3%, el dólar se ha vuelto a encontrar en la mira de los inversores bajistas. El informe poco alentador del viernes pasado ciertamente aborda las preocupaciones recientes sobre la posible desaceleración de la economía de los Estados Unidos, dada la inversión de la curva de rendimiento de los bonos Tesoro, a principios de la semana anterior. Aunque la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en 3.7%, el informe general de empleos en Estados Unidos sigue siendo negativo para el dólar y es probable que genere cierta incertidumbre sobre la política de la Fed más allá de diciembre.

En lo que respecta al panorama que nos brinda el análisis técnico, los compradores del dólar parecen estar en problemas en los gráficos diarios. La debilidad sostenida por debajo del nivel de 97.00 probablemente llevará el Índice del Dólar a 96.40 en el corto plazo.

La OPEP y otros productores acuerda cortar producción petrolera

Se sintió un suspiro de alivio colectivo en los mercados petroleros después de que los delegados de la OPEP y otros países productores de petróleo lograron un acuerdo que redujo la producción en 1,2 millones de barriles por día. Las naciones de la OPEP acordaron recortar la producción en 800,000 barriles, mientras que los países que no son miembros de la OPEP manejarán el resto.

Este avance en las conversaciones es un evento positivo para los mercados financieros y se considera que respalda el aumento del sentimiento por el riesgo durante esta semana de negociación. Con la OPEP acordando reducir la producción de petróleo más de lo esperado inicialmente, los precios del petróleo están listos para extender las ganancias en el corto plazo. Sin embargo, las perspectivas a medio y largo plazo siguen siendo dudosas. Debe tenerse en cuenta que la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos sigue siendo tan sólida como siempre, mientras que las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento económico mundial están alimentando los temores de la caída de la demanda de petróleo. Si la escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se convierte en una guerra comercial total, los mercados petroleros serán una de las muchas víctimas.

Aunque el petróleo crudo WTI registró un sólido rebote luego del recorte de la producción de la OPEP, los compradores tienen un largo camino por recorrer antes de recuperar cualquier tipo de control. Se pronostica un cierre semanal por encima de los $54.00 abriendo un camino hacia $56.00 y $ 57.40 en el corto a mediano plazo.


 

2018-12-10T22:30:40+00:00Por |Categorías: ANALISIS DEL MERCADO|Etiquetas: |Sin comentarios
 

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros para mejorar la experiencia de navegación del visitante. Más información. Acepto