Ha pasado una década desde que la tendencia alcista comenzó en el mercado de valores en marzo de 2009. Un inversor que hubiera invertido en las 500 compañías más grandes de los Estados Unidos ya habría obtenido más del 300% en beneficios. Con un mercado alcista que dura más de 10 años, la pregunta principal que se están haciendo muchos ahora es la siguiente: ¿Cuánto tiempo más durará esta tendencia alcista?

El mercado alcista ha estado respaldado por múltiples factores, que incluyen una recuperación económica mundial estable, dinero barato de los bancos centrales, ganancias y recompras corporativas récord y, por último, reformas tributarias corporativas.

Predecir el fin de un mercado alcista siempre ha resultado ser una decisión difícil. Los mercados alcistas no expiran a medida que envejecen, pero tampoco duran para siempre. Un factor que podría llevar al final de un mercado alcista es el sentimiento. Cuando las personas se sienten muy atemorizadas por el desempeño de la economía, comienzan a salir del mercado.

Los datos de empleo de Estados Unidos del viernes pasado fueron las últimas cifras económicas que muestran grietas en la economía más grande del mundo. A pesar de que la tasa de desempleo cayó a 3.8% desde 3.9%, y el crecimiento salarial se aceleró a 3.4% desde 3.1% en los últimos 12 meses, fue el dato de empleo principal que tomó a los mercados por sorpresa. La economía de Estados Unidos sumó solo 20,000 empleos en febrero, en comparación con los 180,000 estimados. Este resultado tan inesperado fue un gran shock y sin duda podría indicar que el mercado laboral estadounidense ha alcanzado su capacidad total para el ciclo económico actual. A menos que se vea una revisión al alza en la lectura de marzo, los inversores estarán cada vez más preocupados.

El pobre resultado del indicador del sector de empleo se produjo después de una serie de datos económicos débiles de China y Europa, que llevaron al índice de sorpresa económica de Citi a niveles bajos.

¿Intervendrán los bancos centrales?

Los bancos centrales ya han empezado a dar señales de que podrían intervenir. El jueves, el BCE siguió los pasos de la Reserva Federal adoptando una política de cambio y reactivando un programa de estímulo para proporcionar a los bancos una nueva liquidez “TLTRO“. Sin embargo, curiosamente, la reacción del mercado no fue positiva, con todos los principales índices europeos terminando el día en rojo. Esto demuestra que la capacidad de los bancos centrales para prevenir una desaceleración de la economía se está debilitando, dadas las limitadas herramientas disponibles actualmente.

Si bien los bancos centrales han sido los verdaderos amigos de los inversionistas durante la última década, ahora todo se trata más del desempeño de la economía en los próximos meses y si veremos una recuperación significativa en la segunda mitad de 2019.

Voto del Brexit y el GBP

La libra esterlina es la moneda a observar esta semana mientras los operadores esperan la votación del martes sobre el acuerdo Brexit de Theresa May con la UE. La aprobación del acuerdo será una gran sorpresa positiva para el GBP, pero las posibilidades son demasiado bajas. Parece que la pregunta es si el Brexit se retrasará o si llegaremos al 29 de marzo sin un acuerdo. Hasta ahora, un Brexit retrasado es lo que se estima más probable, y cualquier otro escenario conducirá a grandes movimientos del mercado.

¿El optimismo sobre las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China alimentará el apetito por el riesgo?

Evidentemente, el sentimiento de los mercados financieros se vio afectado al final de la semana anterior debido a la inquietud por el tono negativo del Banco Central Europeo (BCE) y otra serie de publicaciones de datos económicos que señala claramente que la economía mundial enfrenta riesgos a la baja.

Por lo tanto, los inversionistas realmente necesitan nuevas noticias positivas para que aumente un poco el apetito por el riesgo en los mercados y no hay un mejor catalizador potencial para tal cambio de sentimiento que el optimismo que está surgiendo por las discusiones en curso entre los Estados Unidos y China por temas comerciales.

Una mejora en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y China sería sumamente positiva para los mercados y los inversores en general. Debido a esto, noticias positivas recientes, tales como que ambos países han llegado a un consenso sobre muchos temas vitales, pueden ser extremadamente positivas para el sentimiento del mercado.

Probablemente, este será uno de los temas más importantes esta semana y, con suerte, ayudará a opacar lo que fue una semana agobiada por las preocupaciones sobre la economía global.

Es posible que los inversores no se aventuren a invertir de inmediato debido a estas noticias aparentemente positivas porque mucho del optimismo relacionado con las negociaciones entre Estados Unidos y China ya ha sido tomado en cuenta por el mercado en las últimas semanas, pero el optimismo sigue siendo muy necesario para que el apetito por el riesgo dé “el siguiente paso” conforme concluimos el 1 trimestre del 2019. El optimismo de que ambas partes lleguen a un acuerdo satisfactorio en los próximos meses tiene el potencial de desencadenar un repunte en las acciones a nivel mundial, los mercados de valores emergentes y el próximo periodo alcista de las divisas de los mercados emergentes.

Informe negativo del sector de empleo de Estados Unidos asusta a los inversores

Es probable que los operadores se estén rascando la cabeza después de la publicación de un informe de empleo muy extraño en Estados Unidos para febrero.

Durante el mes de febrero el sector de empleo de Estados Unidos solo sumó 20,000 empleos a su economía, lo que es una cifra sorprendentemente baja, pero a esto se suman otros datos económicos que dan una imagen más alentadora. Por ejemplo, las ganancias por hora a nivel anual aumentaron un 3,4%, lo que es un número impresionante.

Cabe preguntarse si los inversionistas tomarán los últimos datos de empleo de Estados Unidos en conjunto con los últimos datos de ventas minoristas como un indicador de que la desaceleración económica mundial se está abriendo camino hacia la mayor economía del mundo.

 

Fuente de información:

-Broker FXTM