El oro inició la semana de negociación aún afectado por la venta masiva producida por las Nóminas No Agrícolas del viernes pasado. Los precios están luchando para mantenerse por encima del nivel de $1400 al momento de escribir este análisis y podrían hundirse aún más gracias al dólar.

Los inversores parecen estar reevaluando si la Reserva Federal recortará las tasas de interés este mes luego de la publicación de datos positivos del sector de empleo en los Estados Unidos, y esto continúa reflejándose en la valoración positiva del dólar. Un dólar resurgido complementado con la posibilidad de que la Fed no haga recortes en las tasas de interés, al menos en el corto plazo. es una mala noticia para el oro de rendimiento cero en el corto plazo.

Sin embargo, es improbable que los compradores de oro pierdan el sueño debido a este desarrollo, dado que las preocupaciones sobre el crecimiento global, la incertidumbre comercial y otros riesgos geopolíticos persisten en el escenario global. Aunque la Fed puede pensarlo dos veces antes de realizar el recorte de tasas este mes, el banco central probablemente actuará antes de fin de año.

El panorama que nos brinda el análisis técnico nos brinda una imagen alcista en los gráficos diarios. La tendencia apunta al alza a pesar de la fuerte venta del viernes dado que los compradores parecen estar en control por encima de $1380. Un rebote técnico en la región de $1380- $1400 debería darle a los compradores la fuerza suficiente para desafiar el nivel $1430 y más.

Alternativamente, un rompimiento por debajo de $1380 debería provocar una depreciación del oro hacia $1360.

El GBP/USD presiona agresivamente el nivel 1.2500 a la baja

El sentimiento de compra hacia la libra esterlina continúa disminuyendo a medida que la combinación venenosa de la incertidumbre, el riesgo político y el riesgo político del Brexit inunda el apetito por la moneda.

El GBP/USD se muestra fuertemente bajista en los gráficos diarios y tiene espacio para una mayor caída en medio de una apreciación del dólar. Un sólido rompimiento por debajo de 1.2500 debería abrir las puertas hacia 1.2420 en el corto plazo.

Esta posible caída probablemente se verá influenciada por el informe del PIB del Reino Unido que se publicará el miércoles por la mañana.

Mercados de valores siguen mostrando comportamiento alcista

Las acciones y los bonos globales han aumentado durante la última semana y todos los índices bursátiles de Estados Unidos alcanzaron nuevos máximos históricos. El repunte de los activos de riesgo no fue impulsado por una perspectiva económica próspera, sino más bien tenue. Los inversores han cambiado a la mentalidad de «más débil, mejor», lo que sugiere que los datos económicos más débiles en todo el mundo obligarán a los bancos centrales a comenzar una flexibilización sincronizada en la política monetaria. Las tasas de interés más bajas harán que las valoraciones sean más atractivas para los inversionistas y mejorarán las finanzas corporativas al reducir los costos de los préstamos. Sin embargo, gran parte de ese optimismo ya ha sido factorizado por el mercado, ya que las expectativas de los mercados de una política monetaria más flexible son extremadamente altas, lo que deja poco margen para un alza adicional.

El viernes, los datos de las nóminas no agrícolas de Estados Unidos tomaron por sorpresa a muchos participantes del mercado. La economía de los Estados Unidos agregó 224,000 empleos el mes pasado frente a las expectativas de 160,000. La sólida cifra no fue suficiente para cambiar las expectativas de mercado de la política de flexibilización de la Fed para fines de este mes, pero puso fin a las especulaciones de un recorte agresivo de 50 puntos básicos. Las expectativas reducidas desencadenaron una señal de venta en los mercados asiáticos hoy liderados por las acciones chinas, mientras tanto, los futuros del S&P 500 también apuntan hacia una apertura más baja luego de caer 0.2% el viernes.

Las expectativas de un recorte de tasas de 25 puntos básicos parecen razonables, ya que el desempleo aumentó ligeramente y el crecimiento salarial ya no indica un mercado laboral sobrecalentado.

Jerome Powell hablará ante el Congreso

Esta semana, los inversores estarán atentos al presidente de la Fed, Jerome Powell, cuando presente su informe de política monetaria ante el Congreso de Estados Unidos este martes. Es probable que su discurso sea el evento clave para los mercados de renta variable, renta fija y divisas. Con el presidente Trump aumentando sus comentarios sobre la Reserva Federal y varios indicadores económicos que apuntan a la baja, será interesante ver si Powell da señales claras de que hará cambios importantes en la política monetaria del país.

El miércoles la Reserva Federal publicará las minutas de su última reunión. Cualquier señal sobre lo que piensan los formuladores de políticas también ayudará a determinar las expectativas para la próxima decisión el 31 de julio.

Lira Turca nuevamente en el centro de atención

La lira turca ha vuelto a los titulares de noticias económicas después de la decisión del presidente Recep Tayyib Erdogan de destituir al gobernador del banco central del país. La Lira bajó un 2,5% en el momento en que fue escrito este artículo, ya que los inversores se mostraron más seguros de que las tasas de interés comenzarán a disminuir a un ritmo acelerado. A medida que los inversores continúan operando en corto con la moneda turca, es probable que los bancos estatales comiencen a vender divisas para estabilizar la Lira. Sin embargo, aún queda por ver si vamos a ver un fuerte recorte de tasas de varios cientos de puntos base en la próxima reunión de política monetaria del 25 de julio, pero esperamos que la moneda se mantenga volátil durante las próximas semanas.