Bitcoin comparado con Ethereum

Bitcoin y Ethereum se encuentran, sin duda, entre las criptomonedas más conocidas, especialmente después del alza sin precedentes del mercado a finales de 2017 que lanzó los precios a alturas no antes vistas. Si bien se encuentran entre las criptomonedas líderes y más populares, la tecnología que respalda a cada una de ellas es bastante distinta.

A continuación veremos las diferencias más importantes entre Bitcoin y Ethereum: su tecnología, minería, gráficos y, por supuesto, algunas alternativas.

¿Qué es Bitcoin?

En pocas palabras, Bitcoin representa una moneda digital distribuida peer-to-peer (P2P) que se puede transferir de forma instantánea y segura entre dos partes, independientemente de su paradero actual. Es esencialmente dinero digital que se puede enviar a cualquier otro usuario de Bitcoin en cualquier parte del mundo.

Bitcoin se introdujo en octubre de 2008 mediante un documento publicado por una persona anónima (o grupo de personas) conocida como Satoshi Nakamoto. El documento en sí se llama «Bitcoin: un sistema de efectivo electrónico peer-to-peer«.

Bitcoin se basa en la tecnología blockchain. La blockchain (cadena de bloques) representa un libro mayor público que contiene todas las transacciones que alguna vez se han ejecutado en un sistema dado. El libro mayor se almacena en toda la red y actualizar uno de los nodos de la red es igual a actualizarlos todos. Es este libro de contabilidad público el que contiene el historial de todas las transacciones pasadas. Los mineros de Bitcoin, por otro lado, están allí para confirmar las transacciones al resto de la red al incluir estas operaciones en bloques, de ahí la importancia de la minería de bitcoin.

Esto es esencial para todo el concepto de Bitcoin. Una vez que se transmite una transacción y se incluye en un bloque minado, se agrega a la cadena de bloques. Una vez que esto ocurre, no se puede revertir ni alterar de ninguna manera. Permanecerá en el libro mayor público y será verificable en cualquier momento dado.

¿Que es Ethereum?

Si Bitcoin está destinado a servir como una moneda digital, Ethereum representa una plataforma descentralizada que ejecuta contratos inteligentes. Estos se describen como aplicaciones que se ejecutan exactamente como están programadas, sin posibilidad de fraude, censura, tiempo de inactividad o interferencia de terceros.

Cuando se trata de comparar Bitcoin con Ethereum, esta es una de las diferencias fundamentales. Ethereum no es una moneda, es una plataforma. Tiene su propia moneda digital llamada Ether (ETH).

Ethereum  fue lanzado en 2015 y es, con mucho, la mayor plataforma abierta de software descentralizado que permite la creación de aplicaciones distribuidas (dApps) y contratos inteligentes.

La idea de la plataforma Ethereum fue concebida por Vitalik Buterin, un programador de Toronto, Canadá. Sin embargo, el proyecto en su forma actual fue cofundado por Vitalik Buterin, Mihai Alisie, Anthony Di Lorio y Charles Hoskinson (fundador de la criptomoneda Cardano). Buterin también anunció que el Dr. Gavin Wood y Joseph Lubin estaban involucrados. El primero lanzó el papel amarillo de Ethereum, mientras que el segundo fundó ConsenSys, una compañía centrada en aplicaciones descentralizadas.

Minería de Bitcoin vs minería de Ethereum

A la hora de comparar Bitcoin con Ethereum, se debe prestar especial atención a la forma en que funciona la minería para ambas criptomonedas. En el núcleo de Bitcoin y Ethereum está la tecnología blockchain. Sin embargo, se pueden observar diferencias clave cuando se trata de sus algoritmos de consenso. Tanto Ethereum como Bitcoin tienen sus propios algoritmos de consenso distintos, lo que significa que las formas en que verifica la validez de la información que se agrega al libro mayor son diferentes.

La minería de Bitcoin se basa en el llamado algoritmo de Prueba de trabajo (PoW). Dentro de este concepto, la probabilidad de minar un bloque se basa en la cantidad de trabajo computacional que se ha realizado. La recompensa minera se otorgará al primer minero que logre resolver un complejo rompecabezas criptográfico en cada bloque. Según el concepto de PoW, cada minero de la red compite con todos los demás en el uso de potencia computacional.

La minería de Ethereum, por otro lado, se basa en otro algoritmo llamado Prueba de estaca (PoS). La probabilidad de validar un nuevo bloque dentro de este algoritmo de consenso está determinada por el tamaño de la posición (número de tokens de la criptomoneda) que tenga una persona, en otras palabras, cuántas monedas tiene en su posesión. Dentro del algoritmo PoS, los validadores de bloque no reciben una recompensa de bloque, sino que cobran tarifas de red como recompensa. En el caso de Ethereum, la recompensa se llama gas. Con el algoritmo PoS no hay problemas matemáticos que resolver y el creador del nuevo bloque se elige de forma determinista.

Es interesante observar que Ethereum tiene un tiempo de procesamiento de bloque bastante más rápido – la cantidad de tiempo necesaria para validar un bloque. El tiempo de procesamiento de un bloque de Bitcoin actualmente es un poco más de ocho minutos, mientras que el tiempo de procesamiento de un bloque de Ethereum es de alrededor de 25 segundos, según BitInfoCharts.

Comportamiento del precio de Bitcoin vs comportamiento del precio de Ethereum

Naturalmente, una de las cosas que más preocupan al público, especialmente cuando se trata de invertir en criptomonedas, es el precio. La forma en que se ha comportado el precio de BTC y ETH ha sido históricamente un tema interesante para analizar, pero Bitcoin definitivamente ha logrado superar a Ethereum sustancialmente.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que Bitcoin ha estado en el mercado durante mucho más tiempo que Ethereum. El primero se introdujo en octubre de 2008, mientras que el segundo en 2015.

El precio de Bitcoin alcanzó un máximo de alrededor de $20,000 a principios de enero de 2018. Esto marcó la culminación de un repunte histórico de precios que tuvo lugar durante todo el 2017 y especialmente hacia su final. A principios de 2017, BTC se cotizaba a alrededor de $900, por lo que aumentó su valor más de 20 veces a fin de año.

ETH también tuvo un notable 2017, ya que la criptomoneda alcanzó un máximo de alrededor de $1,400, comenzando desde sólo $10 a principios de año. Esto marcó un aumento de 140x, que fue mucho más que el incremento de precios de Bitcoin.

Sin embargo, 2018 fue mucho menos favorable para los inversores en criptomonedas y la comparación del desempeño de distintas criptomonedas fue llevada a un ámbito distinto. Si 2017 fue sobre qué moneda ganó más, 2018 fue más bien sobre cuál perdió más.

El precio de Bitcoin cayó aproximadamente un 70 por ciento desde su máximo valor histórico, llegando a caer por debajo de $4000. ETH, por otro lado, experimentó una caída catastrófica, ya que la criptomoneda llegó a caer alrededor de un 90% desde su máximo histórico. En un momento llegó incluso a perder su posición como segunda moneda más importante frente a Ripple (XRP).

Alternativas a Bitcoin

Hay muchas alternativas a Bitcoin que han logrado ganar valor y popularidad durante los años. Curiosamente, la mayor de estas alternativas (en términos de capitalización de mercado) es Bitcoin Cash (BCH).

Bitcoin Cash es el resultado de una bifurcación dura (división de red) que tuvo lugar el 1 de agosto de 2017. En pocas palabras, un grupo de miembros de la comunidad de Bitcoin quería aumentar el tamaño del bloque de bitcoin. El cambio resultante hizo que la red se dividiera en dos.

Otra alternativa popular a Bitcoin es Litecoin (LTC). También es una moneda digital peer-to-peer que pretende permitir pagos instantáneos y baratos a personas de todo el mundo.

Monero (XRM) es otra alternativa a Bitcoin. Es una criptomoneda que pone énfasis en la seguridad, la privacidad y el hecho de que supuestamente no se puede rastrear.

Naturalmente, hay muchas otras monedas que se pueden usar, pero Bitcoin se ha establecido durante mucho tiempo como el líder del mercado de criptomonedas, representando casi la mitad de la capitalización total del mercado.

Alternativas a Ethereum

Como explicamos antes, Ethereum es una plataforma en lugar de una moneda digital y, como tal, debemos buscar otras plataformas competidoras que están diseñadas para permitir la creación de aplicaciones descentralizadas.

Al igual que Bitcoin y Bitcoin Cash, Ethereum también ha pasado por sus desacuerdos internos. Ethereum Classic (ETC) es quizás una de las alternativas populares a Ethereum. Es el resultado de una bifurcación dura que dividió la red en dos.

Otra alternativa popular a Ethereum es NEO. La cadena de bloques NEO es quizás la primera en ser lanzada como un proyecto dedicado basado en la blockchain de código abierto en China e incluso se conoce comúnmente como el «Ethereum chino».

Stratis (STRAT) también es una plataforma que compite con Ethereum. Es compatible con C# y también es compatible con el marco de Microsoft.Net. La red está diseñada para proporcionar aplicaciones de blockchain basadas en C# de extremo a extremo.

Conclusiones

Como se puede ver, hay muchas cosas que debe saber para hacer una comparación objetiva de Bitcoin vs Ethereum. Si bien se consideran comúnmente como las dos monedas digitales más grandes, la verdad es que presentan características muy distintas.

Al aventurarse en el mundo de la inversión en criptomonedas, es importante hacer esas diferencias fundamentales. Muchos de los proyectos que se encuentran entre los mejores en capitalización de mercado tienen sus propias designaciones y no todos son en realidad criptomonedas, a pesar de que los usuarios comúnmente se refieren a estos desarrollos como tales.

Bitcoin y Ethereum son solo dos de los proyectos más conocidos en el campo, pero hay más de 2,000 diferentes y cada uno de ellos tiene sus propias especificaciones. Cuando se piensa en invertir en criptomonedas, es absolutamente crítico hacer una investigación exhaustiva y profunda para garantizar para conocer en detalle las especificaciones del proyecto en cuestión y su potencial para crecer y, por lo tanto, justificar una inversión.