Los analistas de UBS esperan que Asia sea la única región que experimente un crecimiento positivo este año, y el retorno al territorio de las fuertes ganancias en la región podría despertar un apetito renovado por el riesgo y, potencialmente, por las criptomonedas como Bitcoin.

Crecimiento positivo esperado para la región asiática podría aumentar el apetito por Bitcoin

La economía global se está desmoronando, y aunque los mercados se están recuperando poco a poco a nivel general, pocos índices bursátiles importantes han tenido un desempeño tan bueno como los índices Nikkei, Hang Seng y Shanghai Composite.

El rápido repunte y el impulso positivo en la región han llevado a los analistas de UBS Global Wealth Management a pronosticar que Asia será la única región en el mundo este año en cerrar con un crecimiento positivo de sus ganancias anuales.

El crecimiento positivo de las ganancias conduce a una mayor tolerancia al riesgo en los inversores. Y con los compradores chinos impulsando la mayor parte de los movimientos alcistas recientes de Bitcoin, las ganancias adicionales y el mayor apetito por el riesgo podrían ser un gran impulso para la criptomoneda más importante.

Los datos muestran que los compradores chinos compraron agresivamente durante la caída de Bitcoin a menos de $4,000 que aconteció el pasado Jueves Negro. El nivel de compra se mantuvo estable durante los días siguientes, luego bajó significativamente.

Más adelante, cuando Bitcoin colapsó, los compradores chinos fueron de los primeros en empezar a comprar durante esta caída del mercado.

El crecimiento positivo en Asia está en camino de superar a los Estados Unidos. A medida que el dólar de los Estados Unidos lucha, el yuan chino y el yen japonés también continúan cobrando fuerza. Si estas monedas continúan con esta tendencia, el dólar corre el riesgo de perder su estado de reserva global.

La pérdida del dólar estadounidense de su posición de liderazgo también es un buen augurio para Bitcoin.

De acuerdo a los proponentes de Bitcoin, una moneda sin estado ofrecería equilibrio y equidad a la economía global, y pondría fin a la posibilidad de que cualquier nación obtenga el estatus de superpotencia simplemente debido al crecimiento de su moneda.

Una hipotética caída del dólar estadounidense dejaría espacio para la batalla entre BTC y el yuan digital como moneda de reserva

Con el debilitamiento del dólar estadounidense y el yuan chino cada vez más poderoso, la próxima guerra por el estatus de moneda de reserva mundial está a punto de calentarse.

A lo largo de la historia, cada moneda importante disfrutó de aproximadamente 100 años de dominio como reserva global. El florín holandés cayó del poder en la década de 1700, y la libra esterlina fue víctima del dólar en la década de 1900.

Estados Unidos está en crisis, su sistema monetario está fuera de control, pero el mercado de valores está en auge. Este solo es un fuerte ejemplo de las brechas de riqueza que están impulsando la tensión económica.

Mientras tanto, la pandemia ha acelerado el desarrollo del yuan digital en China.

Los recientes bloqueos ocasionados por el coronavirus han impulsado la adopción de pagos digitales, y más países están considerando desarrollar una moneda digital propia basadas en el mismo concepto que Bitcoin, pero con un control adicional.

La batalla por convertirse en la próxima moneda de reserva global puede reducirse a Bitcoin y al yuan digital, y no al dólar en absoluto.

Los dos activos digitales tampoco podrían estar más en oposición en términos de objetivos y forma de operar. El nuevo token de China les permitirá a las autoridades mantener una estrecha vigilancia y controlar aún más a los ciudadanos a través de su dinero.

Bitcoin, por otro lado, fue diseñado para devolver el control de su dinero a los individuos y ponerlo fuera del alcance del estado.

Si la influencia de China se extiende a través del mundo, algunos piensan que su nueva moneda digital podría ser peligrosa para la democracia en general y no solo para el dólar. El país ya controla estrictamente los medios e incluso el acceso a Internet. Su moneda digital podría ser usada para reforzar su alcance.

La mejor respuesta para evitar ese control es Bitcoin. Estados Unidos probablemente desarrollará su dólar digital propio, pero hasta ahora no lo ha hecho. A pesar de contar con la capacidad tecnológica, no parece estarse esforzando por conseguir este objetivo.

Si el país alguna vez alcanza al resto del mundo en términos de tecnología blockchain, puede ser demasiado tarde, y Bitcoin y el yuan digital podrían ser las únicas monedas que importen a escala global.

Ripple continúa estancado mientras Stellar se aleja

Normalmente, las criptomonedas XRP de Ripple y XLM de Stellar se mueven al unísono en el mercado. Pero en los últimos dos meses más o menos, está surgiendo una diferencia entre los dos activos.

XRP vs XLM

Gráfico de precios de XRP comparado con XLM. Vemos como el crecimiento de Stellar está superando a Ripple en los últimos meses

Durante este tiempo, mientras que el precio de XRP se mantuvo casi plano, XLM rompió al alza mientras dejaba atrás a XRP. Esto llega en un momento en que el sentimi

ento hacia XRP está en un punto bajo. Muchos titulares comienzan a preguntarse por qué las asociaciones y la utilidad potencial y posible uso de esta criptomoneda no se han traducido en aumentos de precios.

XRP todavía tiene un núcleo leal de seguidores, que «mantienen la fe». Pero cada vez es más difícil mantener esa convicción ante el aumento de los precios en otros activos digitales.

Ripple y Stellar, dos criptomonedas similares que se separaron

Chris Larsen y Jeb McCaleb cofundaron Ripple en 2012. El dúo se dedicó a resolver el problema de los pagos transfronterizos entre instituciones financieras, que generalmente son lentos y costosos.

Pasaron dos años, y las diferencias de opinión entre los dos ocasionaron que McCaleb decidiera abandonar Ripple.

Después de eso, McCaleb creó Stellar, que también ofrecía pagos transfronterizos rápidos y baratos. Pero en lugar de apuntar a las instituciones financieras, McCaleb decidió atender a las personas.

Los dos proyectos comparten muchas similitudes, incluyendo contar con un código subyacente similar, ambos usan protocolos de contabilidad distribuidos y tienen nodos privados, y sus respectivos tokens están minados previamente.

Sin embargo, Ripple siempre ha luchado por conseguir la aceptación dentro de la comunidad de criptomonedas. Ser conocida como la «moneda de los banqueros» crea disonancia en un espacio que aparentemente está establecido en los principios del “anti-establecimiento”.

Por otro lado, Stellar ha seguido la ruta filantrópica, lo que le otorga la aprobación ante los los ojos de muchos en la comunidad. La misión de The Stellar Development Foundation es:

«… conectar a las personas con servicios financieros de bajo costo para combatir la pobreza y desarrollar el potencial individual».

XRP está luchando por mejorar su desempeño

Aunque 2020 ha sido un año complicado hasta ahora, muchos proyectos aún lograron disfrutar de ganancias saludables durante este período.

Ejemplos notables incluyen la criptomoneda ADA de Cardano, que incluso subió en un periodo en que el mismo Bitcoin bajó, cuando sufrió un fuerte rechazo a la baja al alcanzar el nivel de $10400. Otro ejemplo es Tezos, que aumentó un 136% desde el 1 de enero de este año.

Lamentablemente, Ripple y XRP aún no han recuperado su impulso alcista y se mantienen estancados. Actualmente, XRP está luchando por romper la barrera de $0.21. Más preocupante, el gráfico de precios muestra una clara tendencia bajista a largo plazo.

Como era de esperar, la actitud general en la comunidad de XRP ha tomado un sentimiento bajista. Anteriormente, los inversores hablaban de cifras tan altas como $589, pero ahora, después de tantos fallos de la criptomoneda para reanudar su tendencia alcista, las expectativas se han desplomado a un modesto valor de $20.

XLM sigue subiendo

Stellar ha comenzado a romper su correlación con Ripple y esto representa solo malas noticias para los inversores de XRP.

La divergencia entre ambas criptomonedas comenzó alrededor de abril de este año. Desde entonces, XLM ha subido un 80%. XRP, por su parte se mantiene sin mayores cambios y no ha conseguido pasar de $0.20. Esto significa que no ha conseguido subir más del 17% desde el mes de abril.

Y con la demanda en curso sobre XRP para decidir si es o no un valor, es necesario que los inversores tengan una extrema precaución.