El MACD (Moving Average Convergence Divergence), inventado en 1979 por Gerald Appel, es uno de los indicadores técnicos más populares en el mundo del trading. El MACD es apreciado por traders de todo el mundo por su simplicidad y flexibilidad, ya que puede usarse como indicador de tendencia o de impulso del precio. Este indicador utiliza líneas de medias móviles para ilustrar los cambios en los patrones de precios.

Operar con las divergencias entre el precio y el indicador es una forma popular de usar el histograma MACD (que explicamos a continuación), pero desafortunadamente, el trading con divergencias no es muy preciso, ya que usualmente sus señales fallan en un mayor número de ocasiones de las que tienen éxito. Para analizar lo que puede ser un método más lógico para operar con las divergencias del MACD, estudiaremos el uso del histograma MACD tanto para las señales de entrada como las señales de salida (en lugar de usar el indicador solo para las entradas), y cómo los operadores de Forex  están en una posición única para sacar provecho de esta estrategia.

Aspectos básicos:

  • El MACD es un indicador de impulso que sigue la tendencia y muestra la relación entre dos medias móviles del precio de un activo en el mercado
  • Los operadores usan el MACD para identificar cuando el impulso alcista o bajista del mercado es alto para encontrar los puntos de entrada y salida de las operaciones.
  • El MACD es utilizado por operadores técnicos para operar en acciones, bonos, materias primas y en Forex.
  • Las divergencias entre el precio y el indicador se usan como señales de un posible cambio en la tendencia.

A continuación haremos una pequeña reseña de este indicador.

¿Que es el MACD?

El concepto detrás del MACD es bastante sencillo. Esencialmente, el indicador calcula la diferencia entre las medias móviles exponenciales (EMA) de 26 periodos y 12 periodos de un activo. De las dos medias móviles que componen el MACD, la EMA de 12 periodos es obviamente la más rápida, mientras que la de 26 periodos es más lenta. En el cálculo de sus valores, ambas medias móviles utilizan los precios de cierre de cualquier período analizado. En el gráfico del MACD, también se traza una media móvil exponencial de 9 periodos del MACD, y esta línea actúa como señal para generar las oportunidades de compra y venta. El MACD genera una señal alcista cuando se mueve por encima de su EMA de nueve periodos, y produce una señal de venta cuando se mueve por debajo de su EMA de nueve periodos.

El histograma MACD es una elegante representación visual de la diferencia entre el MACD y su EMA de nueve periodos. El histograma es positivo cuando el MACD está por encima de su EMA de nueve periodos y negativo cuando el MACD está por debajo de su EMA de nueve periodos. Si los precios suben, el histograma aumenta a medida que la velocidad del movimiento del precio se acelera y se contrae a medida que el movimiento del precio se desacelera. El mismo principio funciona a la inversa conforme los precios comienzan a bajar.

La siguiente imagen es un buen ejemplo de un histograma MACD en acción:

histograma del indicador MACD

Imagen 1: histograma MACD. A medida que la acción del precio  se acelera a la baja, el histograma MACD (en la parte inferior de la pantalla) forma nuevos mínimos (se mueve a la baja).

El histograma MACD es la razón principal por la que tantos traders confían en este indicador para medir el impulso, ya que responde a la velocidad del movimiento de los precios. De hecho, la mayoría de los operadores utilizan el indicador MACD con más frecuencia para medir la fuerza del movimiento del precio que para determinar la dirección de una tendencia.

Divergencias del precio y el MACD

Como mencionamos anteriormente, la divergencia entre el precio y el indicador es una forma clásica en la que se utiliza el histograma MACD. El trading con divergencias se basa en la búsqueda de zonas en el gráfico de de precios en los que el precio forma altos más altos o bajos más bajos, pero el histograma MACD no lo hace, lo que indica una divergencia entre el precio y el impulso.

Cuando el precio de un activo, como un par de divisas o una acción, se mueve en una dirección y la línea del indicador MACD se mueve en la otra, eso es una divergencia. Se supone que este tipo de señal advierte sobre una inversión de la dirección del precio, pero la señal puede ser engañosa e inexacta.

Otro tipo de divergencia es cuando el precio de un activo alcanza un nuevo nivel máximo (o un nuevo nivel mínimo), pero el indicador MACD no. Tradicionalmente, esto indicaría que la dirección del precio está perdiendo impulso y está preparándose para una reversión. Esto también puede resultar ser una señal poco confiable.

Si bien no se necesita comprender las matemáticas que subyacen al cálculo de las líneas de tendencia del MACD, al comprender más sobre cómo funciona el indicador MACD, el operador estará mejor posicionado para evitar ser engañado por sus señales falsas o la falta de señales, como cuando el precio cambia pero el MACD no proporciona ninguna advertencia.

Problemas con las divergencias después de un movimiento fuerte del precio

El monitoreo del indicador técnico MACD en relación con la acción del precio revela algunos problemas que podrían afectar a los operadores que confían en las señales producidas por las divergencias entre este indicador y el precio.

Casi siempre se producirá un patrón de divergencia en el indicador MACD  justo después de un fuerte movimiento de precios, ya sea al alza o a la baja. Determinar si un movimiento de precios es fuerte, lento, grande o pequeño requiere observar la velocidad y la magnitud de los movimientos de precios en el mercado.

Divergencia alcista del MACD

Imagen 2: El MACD moviéndose en dirección opuesta al precio no siempre es una señal de advertencia de un posible cambio de tendencia

El impulso del precio no puede continuar para siempre, por lo que tan pronto como el precio comienza a nivelarse, las líneas de tendencia del MACD divergirán (por ejemplo, subirán, incluso si el precio sigue bajando).

Después de una fuerte alza o caída de los precios, la divergencia del MACD muchas veces resulta de poca utilidad. Por ejemplo, cuando el indicador baja mientras el precio continúa subiendo o moviéndose hacia los lados, el MACD muestra que el impulso se desaceleró, pero no indica una reversión.

En el gráfico anterior, el par EUR/USD está cayendo, pero el MACD está subiendo. Si un operador hubiera asumido que el aumento de MACD era una señal positiva, podría haber cerrado sus operaciones de venta, perdiendo ganancias adicionales. O podría haber abierto una operación de compra, a pesar de que la acción del precio mostró una tendencia bajista significativa y no hay signos de una reversión (sin máximos de oscilación más altos o mínimos de oscilación más altos para indicar el final de la tendencia bajista).

Eso no significa que las divergencias no puedan o no indiquen una reversión ocasional del precio, pero sus señales deben tomarse con cuidado cuando se forman después de un gran movimiento.

Dado que las divergencias ocurren después de casi cada movimiento grande, y la mayoría de los movimientos grandes no se revierten inmediatamente después, si el operador asume que la divergencia, en este caso, significa que se está produciendo una reversión del mercado, podría terminar metiéndose en muchas operaciones perdedoras.

Desafortunadamente, podemos decir que el trading con divergencias no es muy preciso, ya que falla más veces de las que tiene éxito. Con frecuencia, los precios tienen varios movimientos finales hacia arriba o hacia abajo que ejecutan los stop loss y obligan a los operadores a salir de su posición justo antes de que el movimiento realmente dé un giro sostenido y la operación se vuelva rentable.

Una de las razones por las que los operadores a menudo pierden con las divergencias es que entran al mercado usando las señales del MACD, pero cierran sus posiciones en función del movimiento en el precio. Dado que el histograma MACD es un derivado del precio y no es el precio en sí mismo, este enfoque es, en efecto, la versión del trading de mezclar manzanas y naranjas.

Falso positivo de divergencia bajista

Imagen 3: Gráfico de precios con una divergencia negativa en donde el precio en ningún momento invierte su dirección.

La imagen anterior muestra un gráfico donde el precio presenta un fuerte movimiento alcista acelerado después de la formación de una brecha alcista en el mercado. Este movimiento de precios rápido y grande hace que el MACD salte, y dado que el precio no puede seguir aumentando más, se produce una divergencia. La divergencia en este caso no indica una reversión, solo que el movimiento del precio es más lento que el movimiento del precio (brecha alcista) que causó el salto del indicador. La brecha provocó un salto inusual en el indicador, por lo que a medida que el precio vuelve a un comportamiento más «normal», se produce una divergencia. Cada onda de precios de una tendencia es diferente, y no todas las ondas de precios se moverán rápidamente en muy poco tiempo. En este caso, el salto en el precio fue seguido por un aumento más lento del precio, lo que resultó en una disminución en el valor del MACD (reducción del impulso alcista del precio) pero no una reversión.

Las divergencias que dan un «falso positivo» también ocurren a menudo cuando el precio se mueve de forma lateral, como en un rango o en un patrón de triángulo que se produce después de un movimiento de tendencia. Como se discutió anteriormente, una desaceleración (movimiento lateral o movimiento de tendencia lento) en el precio hará que el MACD se aleje de sus extremos anteriores y gravite hacia la línea cero.

El MACD siempre gravita hacia la línea cero en mercados laterales

El MACD gravita hacia la línea cero cuando el precio se mueve lateralmente porque la distancia entre la media móvil de 26 períodos y la media móvil de 12 períodos, lo que mide el MACD, se reduce. Las medias móviles tienen más dificultades para alejarse unas de otras cuando el precio se mueve de forma lateral. Las señales que puede proporcionar el MACD mientras esto ocurre se degradan, porque las medias móviles, en las que se basa el indicador, no funcionan bien en mercados sin tendencia o laterales. (Las medias móviles tienden a funcionar mejor en las tendencias).

Divergencia alcista del MACD en mercado lateral

Imagen 4: El MACD se dirige hacia cero durante el movimiento lateral de los precios

Dado que el MACD casi siempre gravitará hacia cero y probablemente se alejará de los máximos o mínimos extremos anteriores alcanzados por el indicador, cuando el precio se mueve lateralmente el MACD casi siempre mostrará divergencia. Por lo general, estas señales serán de poca utilidad porque el MACD simplemente está fluctuando alrededor de la línea cero a medida que las medias móviles se mueven de un lado a otro.

Problemas con la divergencia entre los máximos (o mínimos) del MACD y los máximos (o mínimos) del precio

Divergencia alcista del MACD

Imagen 5: Las divergencias en el MACD pueden ser engañosas.

Los operadores también comparan los máximos anteriores en el MACD con los máximos actuales o los mínimos anteriores con los mínimos actuales. Por ejemplo, si el precio se mueve por encima de un máximo anterior, los operadores comprobarán que el MACD también se mueve por encima de su máximo anterior. Si no es así, es una divergencia o una señal de advertencia tradicional que indica una posible inversión del precio.

Esta señal es falible y está relacionada con el problema discutido anteriormente. Un alto más bajo en el MACD cuando el precio alcanza un alto más alto muestra que el precio no tenía la misma velocidad que la última vez que se movió más alto (puede que se haya movido menos, o que se haya movido más lento), pero eso no necesariamente indica una reversión del mercado.

Como se mencionó anteriormente, un movimiento fuerte y rápido de los precios provocará un gran movimiento en el MACD, mayor que el que provocan los movimientos más lentos de los precios.

El precio de un activo puede subir o bajar, lentamente, durante períodos de tiempo muy largos. Si esto ocurre después de un movimiento más pronunciado (más distancia recorrida en menos tiempo), entonces el MACD mostrará divergencia durante la mayor parte del tiempo que el precio está subiendo lentamente (en relación con el movimiento fuerte anterior).

Si un operador asume que un alto más bajo en el MACD significa que el precio se revertirá a la baja, se puede perder una valiosa oportunidad de permanecer por más tiempo en una operación ganadora de alto potencial y obtener más ganancias del movimiento más lento al alza del precio.

O peor, el operador puede abrir una posición de venta en una tendencia alcista fuerte, con poca evidencia para apoyar la operación, excepto por un indicador que no es útil en esta situación.

El gráfico que se muestra arriba muestra una tendencia bajista en la acción de Apple. La tendencia bajista es caracterizada por movimientos bruscos hacia abajo, seguidos de movimientos más lentos hacia abajo. Los movimientos fuertes y bruscos del precio siempre provocan reacciones mucho mayores en el MACD que los movimientos de precios más lentos.

Esto resulta en una divergencia cuando la próxima onda del precio no es tan fuerte, pero de ninguna manera indica una reversión. La divergencia de MACD estuvo presente todo este día, pero el precio bajó todo el día. Si se monitorea la divergencia, se habría perdido un día entero de ganancias a la baja.

Otro problema con este tipo de divergencia es que a menudo no está presente cuando se produce una reversión real de los precios. Por lo tanto, tenemos un indicador que proporciona muchas señales falsas (se produce divergencia, pero el precio no se invierte), pero tampoco proporciona señales en muchas reversiones de precios reales (el precio cambia de dirección cuando no hay divergencia).

La tendencia y la acción del precio importan más

En apariencia, las divergencias entre el precio y el MACD parecen una buena herramienta para detectar reversiones del precio. Sin embargo, sus señales pueden ser inexactas, la información inoportuna produce muchas señales falsas y en ocasiones no aparecen en las reversiones reales del mercado.

Es mejor que los operadores se centren en la acción del precio, en lugar de las divergencias. Para que una tendencia alcista o bajista se revierta, la acción del precio debe mostrar señales claras. En una tendencia alcista, cuando el precio empieza a formar altos más bajos es una señal de un posible cambio de tendencia. En una tendencia bajista, la formación de bajos más altos indica que una posible reversión está a punto de ocurrir.

Hasta que no se produzcan altos más bajos en una tendencia alcista o bajos más altos en una tendencia bajista, no podemos decir que una reversión de precios está presente. Si la divergencia está presente o no, no es importante. Los operadores ganan dinero con los movimientos de precios, no con los movimientos del MACD.

Por lo tanto, si va a usar las divergencias del MACD en sus operaciones, al menos utilice otros indicadores o señales de acción del precio como confirmación. En otras palabras, incorpore las divergencias como parte de una estrategia de trading completa y no la utilice como criterio único para la toma de decisiones.

Por ejemplo, si una divergencia alcista o bajista se forma en o cerca de una resistencia o soporte importante, podemos prestarle mayor atención. Lo mismo podemos aplicar si la divergencia se forma alrededor de un nivel pivote, como R1 o S1, o un nivel de Fibonacci importante, como el retroceso de Fibonacci del 61.8%, por ejemplo. En este caso estaríamos hablando de confluencia de señales.

Así mismo, si la divergencia es confirmada por un patrón de precios de cambio de tendencia, como el Doble Alto o el Hombro-Cabeza-Hombro, tiene una mayor validez. Los patrones de candelas japonesas de inversión del precio también son útiles en este sentido.

Habiendo discutido algunos de los posibles problemas con el MACD y sus divergencias junto con sus soluciones, ahora vamos a dar una serie de consejos básicos que el operador puede aplicar cuando usa las divergencias en sus estrategias.

Consejos para operar con las divergencias del MACD

El precio es el máximo indicador, mientras que los indicadores de impulso son simplemente construcciones que manipulan los datos de precios. Use la acción del precio para ayudar a la toma de decisiones cuando opere con el MACD.

Aquí hay algunas pautas básicas para hacerlo:

  • Espere ver divergencias en el MACD cuando el movimiento del precio se desacelera (en relación con las ondas de precios anteriores) o se mueve de forma lateral. Esto no es necesariamente una indicación de una reversión.
  • Si existe divergencia, no salga de una operación actual solo por la presencia de la divergencia. Por ejemplo, si un activo está en una tendencia alcista, no salga de la operación de compra simplemente porque hay divergencia. Como se muestra, la divergencia no es un buen indicador para determinar el momento justo para entrar al mercado y puede no dar lugar a una reversión en absoluto.
  • Si busca abrir una operación con base en una divergencia, espere a que el precio rompa la tendencia actual, confirmando la divergencia, antes de actuar. Por ejemplo, si la tendencia es alcista pero hay una divergencia bajista, solo abra una operación de venta una vez que el precio ha roto la tendencia alcista y se está moviendo a la baja. En una tendencia alcista, el precio debe formar altos más bajos y bajos más bajos para indicar una nueva tendencia bajista. Para que una tendencia bajista se revierta, el precio debe formar altos más altos y bajos más altos.
  • Confíe en la acción del precio más que en la divergencia. Si el precio rompe una tendencia anterior, preste atención a la advertencia incluso si la divergencia no estaba presente en el momento de la reversión.

Incluso con estas pautas, la divergencia puede proporcionar información beneficiosa en algunas operaciones, pero no en otras. Es una herramienta que puede ayudar al operador, pero no es perfecta. Se requiere comprender sus debilidades y compensarlas analizando también la acción del precio.

Conclusiones sobre las divergencias del MACD

La divergencia del MACD, por sí sola, no indica una reversión en el precio, al menos no con la precisión requerida por el daytrading.

Esto no significa que el indicador no se pueda usar. Solo tenga en cuenta sus fallas y no utilice las divergencias de forma aislada. Enfóquese más en la acción del precio y las tendencias en lugar de las divergencias del MACD.

Fuentes de información:

-https://www.investopedia.com/

-https://www.thebalance.com/