Los precios del petróleo continuarán moviéndose en un rango estrecho durante el resto del año, y el precio promedio del petróleo crudo Brent el próximo año no superará los 50 dólares el barril, de acuerdo a los datos mostrados el viernes por la encuesta mensual de analistas de Reuters.

Según 41 analistas y economistas encuestados por Reuters, la segunda ola de casos de coronavirus en las principales economías retrasará aún más la recuperación económica y de la demanda de petróleo, mientras que la creciente oferta desde Libia también afectará los precios.

Los únicos factores que podrían sacar el petróleo del mercado de rango limitado durante el resto del año son las elecciones presidenciales de Estados Unidos la próxima semana y algunas muy buenas noticias sobre una vacuna contra el Covid-19, dijo a Reuters el analista de Raiffeisen, David Olzant.

Está previsto que las elecciones de la próxima semana aumenten la volatilidad en todos los mercados, incluido el del petróleo. Una victoria de Joe Biden el 3 de noviembre podría ser positiva para los precios del petróleo a largo plazo porque más regulaciones y una prohibición de nuevos arrendamientos en tierras federales podrían conducir a una disminución en la producción de petróleo de Estados Unidos, dijo Goldman Sachs a principios de este mes. Pero la elección de Biden también podría allanar el camino para que Estados Unidos regrese al acuerdo nuclear con Irán con un posible alivio de las sanciones. Un retorno del suministro de petróleo iraní sería bajista para los precios del petróleo.

A corto plazo, las preocupaciones sobre la demanda en la segunda ola pandémica son el factor más importante para los precios del petróleo, según los analistas, y los encuestados por Reuters no esperan que los precios suban demasiado hasta que la demanda esté firmemente encaminada hacia la recuperación.

Los analistas esperan que los precios del petróleo crudo Brent promedien $42,32 por barril este año, ligeramente por debajo de la proyección de $42,48 en la encuesta del mes pasado y casi en línea con el precio promedio de $42,45 en lo que va de 2020. El próximo año, los analistas encuestados por Reuters esperan precios promedio de 49,76 dólares por barril para el crudo Brent, por debajo de los 50,41 dólares esperados hace un mes.

Se prevé que los precios del crudo WTI promedien los 38,53 dólares por barril este año, ligeramente por debajo de los 38,70 dólares por barril esperados el mes pasado.

Temprano el viernes, los precios se tambalearon y se dirigieron a un segundo mes consecutivo de pérdidas después de las fuertes ventas a principios de esta semana provocadas por las crecientes preocupaciones sobre la demanda mundial de petróleo.

El petróleo se hunde a $35 a medida que regresan los bloqueos

Precio del petróleo WTI en octubre del 2020

Los precios del petróleo extendieron su caída del 5 por ciento desde el miércoles hasta el jueves por la mañana, cayendo otro 5 por ciento, con el crudo WTI bajando hasta 35 dólares el barril, mientras las principales economías de Europa renovaron los cierres para combatir la segunda ola del coronavirus.

A las 10:07 a.m.EDT del jueves, el crudo WTI se desplomaba un 5,27 por ciento llegando a 35,11 dólares, y el crudo Brent se desplomaba un 4,98 por ciento bajando hasta 36,89 dólares. El petróleo WTI cayó a su nivel más bajo desde junio, mientras que el precio del petróleo Brent de referencia internacional cayó por debajo de 37 dólares el barril a su precio más bajo desde mayo de este año.

La venta masiva de petróleo se intensificó esta semana y el sentimiento del mercado se deterioró aún más desde que el Instituto Americano del Petróleo (API) informó el martes una acumulación mayor de lo esperado en los inventarios de petróleo crudo de 4.577 millones de barriles para la semana que terminó el 23 de octubre. Esta acumulación fue confirmada el miércoles por la EIA, y los precios del petróleo cayeron un 5 por ciento por las preocupaciones sobre la demanda de petróleo con el aumento de casos de COVID-19. Los precios del Brent ya se habían deslizado por debajo de los 40 dólares el barril el miércoles, y el jueves, la caída se extendió con los precios del Brent cayendo a 36 dólares, el nivel más bajo desde mediados de mayo.

A los participantes del mercado de petróleo  les preocupa que el regreso de los bloqueos en Europa pesará significativamente sobre la recuperación económica y la demanda de combustible. Dos de las economías más grandes de Europa, Alemania y Francia, anunciaron cierres, que el mercado no esperaba hace dos o tres semanas. Los profesionales y ejecutivos de la industria no creían que los países volverían a recurrir a bloqueos a nivel nacional. Sin embargo, Francia lo hizo, y a partir del viernes, las personas solo podían salir para comprar artículos esenciales, por razones médicas o para un ejercicio de una hora. La medida durará hasta finales de noviembre, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron.

Alemania, la mayor economía de Europa, también está restaurando una forma de bloqueo, aunque parcial, para el mes de noviembre, restringiendo las reuniones sociales y cerrando bares y restaurantes que solo podrán ofrecer pedidos para llevar

Ambos precios de referencia para el petróleo cayeron al fondo de sus respectivos rangos debido también a un aumento de casos de coronavirus en Europa y Estados Unidos, así como un aumento mayor al esperado en las existencias de crudo de Estados Unidos, que no había sido anticipado por el mercado. Si se suma a esto un aumento continuo de la producción de Libia, es probable que el mercado opere a la defensiva antes de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en Estados Unidos el próximo martes.

Se recomienda mientras tanto que los inversores de petróleo se mantengan atentos a los próximos eventos de riesgo que seguramente tendrán un fuerte impacto sobre los mercados.