Dado que la narrativa de la inflación transitoria se vio reforzada por la fuerte caída de los rendimientos en los bonos a 10 años de Estados Unidos la semana pasada, la baja volatilidad también ha ayudado a los mercados de valores a alcanzar nuevos máximos históricos. Las bolsas de valores de Europa han seguido este ejemplo y también han iniciado la semana con una fuerte alza. La caída de las tasas obviamente ayuda a las acciones, que usualmente son sensibles a las tasas de interés, lo que definitivamente ha contribuido a que el Nasdaq y otros índices bursátiles hayan disfrutado de claros movimientos alcistas en las últimas sesiones.

El índice enfocado en las acciones tecnológicas registró su cuarta semana consecutiva de ganancias la semana pasada y los futuros apuntan al alza por encima del nivel de 14.000, con un récord a la vista hoy. Los sectores de crecimiento clásico han liderado las ganancias recientes a medida que los inversores retiran su dinero del sector de las finanzas, mientras el sentimiento de riesgo se mantiene positivo hoy, aunque un poco tranquilo, con el índice VIX alcanzando niveles prepandémicos el viernes.

El viernes pasado, el dólar también experimentó ganancias generales frente a sus contrapartes del G10, impulsadas por una lectura mejor de lo esperado sobre la confianza del consumidor estadounidense a principios de junio, lo que provocó un ligero repunte en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Todo esto muestra que el dólar sigue siendo sensible a las expectativas cambiantes de los mercados en torno a los datos económicos que podrían guiar la mano de la Fed antes de reducir sus medidas de apoyo a los mercados financieros globales. Y con más datos clave de Estados Unidos que se publicarán esta semana, incluyendo

la producción industrial, los precios al productor, las ventas minoristas y, por supuesto, las solicitudes semanales de desempleo, se espera que el dólar siga girando hacia estas huellas económicas, según la interpretación de los mercados sobre cómo podría hacerlo. influir en el sesgo de política del banco central.

En última instancia, podría requerir un cambio abierto en el tono del FOMC para sacar al dólar de su rango lateral al que se ha adherido desde principios de mayo.

Eventos clave de la semana

En medio de la obsesión que rodea al cronograma de la Fed para la reducción gradual de ayudas a la economía de Estados Unidos, la reunión de mitad de semana del FOMC ocupa un lugar central esta semana, acompañada de varios otros eventos potenciales capaces de causar movimientos en el mercado:

Lunes 14 de junio

  • Datos de producción industrial de Japón y la Zona Euro
  • Anuncio de PM Johnson: ¿Reino Unido terminará el bloqueo el 21 de junio?

Martes 15 de junio

  • Discurso del gobernador de BOE (Banco de Inglaterra), Andrew Bailey
  • Tasa de desempleo del Reino Unido
  • Datos de comercio de la eurozona
  • Datos de producción industrial, PPI y ventas minoristas de Estados Unidos

Miércoles 16 de junio

  • Producción industrial y ventas minoristas de China
  • Datos de Inflación e IPP del Reino Unido
  • Decisión del FOMC

Jueves 17 de junio

  • IPC de la zona euro
  • Solicitudes iniciales de desempleo en Estados Unidos

Viernes 18 de junio

  • Decisión del BOJ (Banco de Japón)
  • PPI de Alemania
  • Ventas minoristas en el Reino Unido

Por supuesto, como ha sido el caso durante gran parte de 2021 hasta ahora, a los participantes del mercado les gustaría saber cuándo comenzará la Fed a reducir sus compras de bonos. Esa es la pregunta más urgente que el presidente de la Fed, Jerome Powell, tendrá que responder después de la reunión del FOMC del miércoles.

Aunque es probable que el banco central siga difundiendo el mensaje de paciencia, el menor indicio de que los responsables de la formulación de políticas se están acercando a retirar sus medidas de apoyo a la economía por la pandemia podría impulsar al dólar estadounidense.

Par EUR/USD cotiza arriba de 1,2100

El dólar experimentó un pequeño short squeeze al final de la semana pasada y hoy inició la semana con un comportamiento mixto frente a las otras divisas principales. Todos los ojos están puestos en la reunión del FOMC, las nuevas proyecciones y la conferencia de prensa del miércoles, y la mayoría de los analistas no esperan que se anuncie un cambio importante en las políticas. Los pronósticos de inflación de la Fed, especialmente, deberán actualizarse, por lo que será interesante ver lo que tiene que decir el presidente Powell sobre la retirada progresiva de los estímulos a la economía del país, si es que toca este tema.

El EUR/USD bajó y alcanzó mínimos de un mes y se acercó a la marca de 1,2092 hoy lunes, pero la media móvil simple de 50 días está demostrando ser un soporte fuerte hasta ahora. El nivel de 1,2100 también es donde se encuentran el mínimo de principios de junio y un retroceso de Fibonacci del movimiento entre el nivel máximo y el nivel mínimo de este año. Si los compradores del dólar tienen algún indicio de que la Fed está reinando las compras de bonos, podríamos ver nuevos aumentos en el dólar estadounidense y por lo tanto más caídas en el EUR/USD que podrían llevar el tipo de cambio hasta 1,2100. Una perspectiva más optimista de Jay Powell podría causar el efecto opuesto.

Por lo tanto, de aquí al miércoles, seguramente los pares del USD estarán calmados y a la espera de lo que ocurrirá con la reunión del FOMC.

Petróleo crudo vuelve a subir

El petróleo Brent alcanzó nuevos máximos de ciclo por encima de $73,50 al inicio de esta semana con los informes de la semana pasada de que Estados Unidos había levantado las sanciones contra un ex funcionario petrolero iraní ya casi en el olvido. Por el momento las sanciones aún están vigentes mientras los datos de inflación de la semana pasada en Estados Unidos siguen brindando soporte al petróleo y al complejo de materias primas en general, ya que los inversores recurren a esta clase de activos como cobertura contra la inflación.

Con el crudo Brent subiendo y superando el máximo de este año en $71.28, el próximo objetivo para los alcistas es el pico de abril de 2019 en $75.58, siendo otros objetivos importantes los máximos alcanzados entre mayo de 2018 y julio de 2018, alrededor de $79-$80. Tal parece que los precios deberán caer por debajo del nivel de ruptura anterior alrededor de $70 para que haya algún tipo de cambio de tendencia importante.

Cronograma de reapertura del Reino Unido podría afectar a la libra

Mientras esperan las noticias que podrían causar una fuerte reacción en los mercados del dólar, los traders de la libra podrían entrar en acción hoy más tarde. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, tiene previsto anunciar si las medidas de bloqueo del Reino Unido finalizarán el 21 de junio, aunque las dudas sobre este cronograma han aumentado debido al aumento reciente de los casos de Covid-19, en particular los de la variante delta.

En general, el GBP/USD también se ha estado negociando lateralmente en las últimas semanas. El par de divisas, también conocido como «cable», ha sido respaldado por un mayor optimismo en torno a la reapertura económica del Reino Unido, junto con una tasa de vacunación nacional que es envidiada por muchos otros países. En medio de tal telón de fondo, incluso hay rumores de que el Banco de Inglaterra podría volverse agresivo antes de lo esperado.