¿Qué son los retrocesos de Fibonacci?

Un retroceso de Fibonacci es un término utilizado en el análisis técnico que se refiere a áreas de soporte o resistencia definidas mediante las relaciones de Fibonacci. Los niveles de los retrocesos de Fibonacci usan líneas horizontales para indicar dónde están los posibles niveles de soporte y resistencia. Cada nivel está asociado con un porcentaje. Este porcentaje indica cuánto de un movimiento alcista o bajista anterior ha retrocedido el precio. Los niveles de retroceso de Fibonacci son 23.6%, 38.2%, 61.8% y 78.6%. Si bien no es oficialmente una relación de Fibonacci, también se usa el 50%.

Después de un movimiento alcista o bajista importante, los analistas técnicos aplican las proporciones de Fibonacci para definir los niveles de retroceso y pronosticar el alcance de una corrección o retroceso. Los retrocesos de Fibonacci también se pueden aplicar después de una caída importante del precio para pronosticar la duración y extensión de un rebote alcista contra tendencia. Estos retrocesos se pueden combinar con otros indicadores y patrones de precios para crear una estrategia general.

Parte de la utilidad de esta herramienta es su facilidad de uso. En la actualidad la mayoría de las plataformas de trading, como Metatrader 4, incorporan retrocesos de Fibonacci entre sus herramientas de análisis del mercado y trading. Para trazar los niveles de retroceso de una tendencia alcista o bajista importante, solamente se deben seleccionar dos puntos de precios significativos, como el máximo y el mínimo de una tendencia, y luego la herramienta se encargará de crear los niveles de retroceso entre esos dos puntos.

Por ejemplo, si el precio sube $100 y luego baja $23.6, esto significa que ha retrocedido un 23.6%, que es un número de Fibonacci. Los números de Fibonacci se encuentran en toda la naturaleza y, por lo tanto, muchos operadores creen que estos números también tienen relevancia en los mercados financieros.

retrocesos de Fibonacci en una tendencia alcista

Gráfico diario del GBP/USD con retrocesos de Fibonacci agregados a una tendencia alcista

Aspectos generales:

  • Los retrocesos de Fibonacci se trazan entre dos puntos de precios importantes que  que el trader considera relevantes, generalmente un punto máximo y un punto mínimo.
  • Una vez que los retrocesos de Fibonacci han sido trazados en el gráfico, los niveles son fijos y no cambiarán. Los niveles de Fibonacci proporcionados en forma de porcentajes de retroceso son áreas donde el precio podría estancarse o revertirse.
  • Los niveles no deben usarse exclusivamente como criterio único para operar. Por ejemplo, es peligroso asumir que el precio se revertirá después de alcanzar un nivel específico de Fibonacci. Puede que así ocurra, pero también puede que no.
  • Los niveles de retroceso de Fibonacci en el trading se utilizan con mayor frecuencia para proporcionar posibles áreas de interés. Si un operador quiere comprar en una tendencia alcista, puede esperar a que el precio experimente un retroceso bajista y se estanque temporalmente en un nivel de Fibonacci y luego rebote al alza en ese nivel antes de comprar.
  • Las relaciones más utilizadas incluyen 23.6%, 38.2%, 50%, 61.8% y 78.6%. Estos porcentajes representan cuánto de un movimiento alcista o bajista importante anterior el precio ha corregido o retrocedido.

Fórmulas para los niveles de retroceso de Fibonacci

Los retrocesos de Fibonacci en sí no tienen ninguna fórmula. Cuando la herramienta se aplica a un gráfico, el usuario elige dos puntos de precios, un máximo y un mínimo. Una vez que se eligen esos dos puntos, las líneas se dibujan en forma de porcentajes de ese movimiento elegido.

Por ejemplo, si el precio aumenta de $10 a $15, y estos dos niveles de precios son los puntos utilizados para trazar los retrocesos de Fibonacci, el nivel del 23.6% estará en $13.82 ($15 – ($5 x 0.236)) = $13.82. El nivel del 50% estará en $12.50 ($15 – ($5 x 0.5)) = $12.50.

¿Cómo funciona la secuencia de Fibonacci?

Antes de que podamos entender por qué se eligieron estas proporciones, repasamos la serie de números de Fibonacci.

La secuencia de números de Fibonacci es la siguiente: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, etc. Cada término en esta secuencia es simplemente la suma de los dos términos anteriores, y la secuencia continúa infinitamente. Una de las características notables de esta secuencia numérica es que cada número es aproximadamente 1.618 veces mayor que el número anterior. Esta relación común entre cada número de la serie es la base de las razones comunes utilizadas en los estudios de retrocesos de Fibonacci.

  • La proporción clave de Fibonacci del 61.8% se encuentra dividiendo un número de la serie por el número que le sigue. Por ejemplo, 21 dividido entre 34 es igual a 0.6176 y 55 dividido entre 89 es igual a 0.6179.
  • La proporción del 38.2% se encuentra dividiendo un número en la serie por el número que se encuentra dos lugares a la derecha. Por ejemplo, 55 dividido entre 144 es igual a 0.3819.
  • La proporción del 23.6% se encuentra dividiendo un número en la serie por el número que está tres lugares a la derecha. Por ejemplo, 8 dividido entre 34 es igual a 0.2352.

Las anteriores son las relaciones o proporciones más comunes usados en el trading.

¿Cómo calcular los niveles de retroceso de Fibonacci?

Como se discutió anteriormente, no hay nada que calcular cuando se trata de los niveles de retroceso de Fibonacci. Son simplemente porcentajes de cualquier rango de precios elegido.

Sin embargo, es posible que se pregunte de dónde provienen estos números. Se basan en algo llamado la Proporción Áurea.

Si comenzamos una secuencia de números con cero y uno, y luego continuamos sumando los dos números anteriores, terminamos con una cadena de números como esta:

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987 … una secuencia numérica que continúa indefinidamente.

Los niveles de retroceso de Fibonacci se derivan de esta secuencia de números. Excluyendo los primeros números, a medida que avanza la secuencia, si dividimos un número por el siguiente, el resultado se acerca cada vez más a 0.618, o 61.8%. Si se divide un número por el segundo número a su derecha se obtiene un resultado que se acerca cada vez más a 0.382 o 38.2%, conforme avanza la secuencia. Todas las relaciones, excepto el 50%, ya que no es un número oficial de Fibonacci, se basan en algunos cálculos matemáticos relacionados con esta secuencia de números.

Curiosamente, la proporción áurea de 0.618 o 1.618 puede encontrarse en los girasoles, formaciones de galaxias, conchas, artefactos históricos y arquitectura.

¿Qué nos dicen los niveles de retroceso de Fibonacci en el trading?

Los retrocesos de Fibonacci se pueden usar para colocar órdenes de entrada, determinar niveles de stop loss o establecer objetivos de precios. Por ejemplo, un operador puede ver un mercado que presenta una clara tendencia alcista. Después de que este movimiento alcista alcanza un máximo retrocede y cae hasta el nivel de 61.8 %, y luego rebota y comienza a subir nuevamente. Dado que el rebote alcista ocurrió en un nivel de Fibonacci, y la tendencia más importante es alcista, el operador decide comprar. En este caso, puede establecer un stop loss en el nivel de retroceso del 78.6%, o en el nivel de 100% (donde comenzó el movimiento alcista).

En la siguiente imagen se muestra como se pueden usar los retrocesos de Fibonacci para abrir y cerrar posiciones:

Operación de compra con retrocesos de Fibonacci

Gráfico H1 del AUD/USD con operación de compra abierta en el retroceso del 50%

En la imagen anterior tenemos una operación de compra abierta en el retroceso de Fibonacci del 50%. Esta operación se vio confirmada por la formación de un patrón Doble Bajo, un patrón de cambio de tendencia alcista, arriba del retroceso del 50%. El stop loss lo colocamos ligeramente debajo del retroceso del 61.8%, aunque también pudo ponerse en el retroceso del 78.6%, mientras que el objetivo de beneficios se coloca arriba del máximo de oscilación alcanzado por el precio antes de comenzar a retroceder.

Los niveles de Fibonacci también se utilizan en otras formas de análisis técnico. Por ejemplo, resultan fundamentales en los patrones armónicos de precios y la teoría de ondas de Elliott. Después de un movimiento de precios significativo hacia arriba o hacia abajo, cuando el precio retrocede (lo que siempre hace), estas formas de análisis técnico descubren que los retrocesos tenderán a revertirse cerca de ciertos niveles de Fibonacci.

Los niveles de retroceso de Fibonacci son precios estáticos que no cambian, a diferencia de las medias móviles La naturaleza estática de estos niveles de precios permite una identificación rápida y fácil. Estas características permiten a los traders e inversores anticiparse y reaccionar con prudencia cuando el mercado alcanza y prueba estos niveles de precios. Estos niveles son puntos de inflexión donde se espera algún tipo de acción del precio, ya sea un rechazo o un rompimiento.

La diferencia entre los retrocesos de Fibonacci y las extensiones de Fibonacci

Mientras que los retrocesos de Fibonacci aplican porcentajes a un retroceso del mercado que indican qué porcentaje de un movimiento alcista o bajista podría retroceder el precio hasta encontrar un soporte o resistencia, las extensiones de Fibonacci aplican porcentajes a un movimiento de reanudación en la dirección de tendencia. Por ejemplo, supongamos que en un mercado el precio sube de $5 a $10 y luego retrocede hasta $7.50. El movimiento de $10 a $7.50 es un retroceso del precio que puede medirse mediante retrocesos de Fibonacci. Si el precio comienza a subir nuevamente y llega a $16, eso es una extensión del precio que puede medirse mediante extensiones de Fibonacci.

Limitaciones del uso de niveles de retroceso de Fibonacci en el trading

Si bien los niveles de retroceso indican hasta dónde podrían retroceder los precios y potencialmente encontrar un soporte o resistencia, no hay garantías de que el precio realmente se detendrá allí y mucho menos que rebotará y reanudará la tendencia más grande. Es por eso que a menudo se usan otras señales de confirmación, como por ejemplo señales de indicadores técnicos (como el MACD o el oscilador estocástico) o de acción del precio que muestren que realmente el mercado está rebotando en ese nivel.

El otro argumento contra los niveles de retroceso de Fibonacci es que hay tantos de ellos que es probable que el precio revierta su dirección cerca de uno de estos niveles de precios con bastante frecuencia. El problema es que, de antemano, los operadores se esfuerzan por determinar cuál de estos niveles será realmente útil para operar en el retroceso actual del precio que están analizando. Saber si el precio se detendrá y reanudará la tendencia más grande en el nivel de retroceso del 23.2%, 38.2%, 50% o 61.8% no es tan fácil como parece. Por eso es necesario el uso de herramientas y señales de confirmación como las indicadas anteriormente.

Ventajas y desventajas de los retrocesos de Fibonacci

A pesar de la popularidad de los retrocesos de Fibonacci, esta herramienta tiene algunas desventajas conceptuales y técnicas que los operadores deben tener en cuenta al usarla.

Además, el uso de los retrocesos de Fibonacci es subjetivo. Diferentes operadores pueden usar este indicador técnico de diferentes maneras. Aquellos operadores que son rentables usando esta herramienta ratifican su efectividad; quienes pierden dinero dicen que no es confiable. Algunos argumentan que el análisis técnico es un caso de una profecía autocumplida. Si todos los operadores observan y usan los mismos niveles o los mismos indicadores técnicos, la acción del precio puede reflejar ese hecho.

El principio subyacente de todas las herramientas de Fibonacci es que están basadas en una anomalía numérica que no se basa en ninguna prueba lógica. Las proporciones, los números enteros, las secuencias y las fórmulas derivadas de la secuencia de Fibonacci son solo el producto de una irregularidad matemática. Esto no es intrínsecamente malo, pero puede ser incómodo para los operadores que desean comprender la lógica detrás de una estrategia de trading.

Además, una estrategia basada en retrocesos de Fibonacci sólo puede apuntar a posibles correcciones, reversiones y rebotes de contratendencia. A diferencia de otros indicadores técnicos, para esta herramienta resulta complicado confirmar cualquier otro indicador y no proporciona señales fuertes o débiles fácilmente identificables.

Estrategias de trading Forex para operar con retrocesos de Fibonacci

Los operadores de Forex y otros mercados utilizan los retrocesos de Fibonacci en el trading para determinar dónde colocar las órdenes de entrada al mercado, colocar las órdenes stop-loss para limitar posibles pérdidas y tomar las ganancias si el mercado se mueve a favor de la operación. Los niveles de Fibonacci se usan comúnmente en el trading de divisas y en otros mercados para identificar niveles de soporte y resistencia y operar con estos niveles de precios. Después de un movimiento significativo de precios hacia arriba o hacia abajo, los nuevos niveles de soporte y resistencia a menudo están en o cerca de estas líneas de tendencia.

Aspectos a considerar:

  • Las herramientas y estrategias basadas en los niveles de Fibonacci utilizan la «proporción áurea» para determinar los puntos de entrada y salida para las operaciones en todos los marcos de tiempo.
  • Esta metodología de análisis y trading es muy controvertida ya que se basa en relaciones numéricas que no necesariamente se correlacionan con la operación individual.
  • El uso de una metodología de trading numérica como la estrategia de Fibonacci ayudará a limitar o eliminar el sesgo emocional de las operaciones.

La estrategia de cada operador es diferente, por lo que, como trader, debe considerar la forma en que cada una de las estrategias a continuación podría encajar en su visión general del mercado. No todos los operadores utilizan las siguientes metodologías, y está bien si ninguna de ellas se alinea con su propia estrategia. Entre las estrategias que utilizan los retrocesos de Fibonacci podemos destacar las siguientes:

  • Durante una tendencia alcista que experimenta retrocesos del precio, podemos comprar cerca del nivel de retroceso del 38.2 por ciento con una orden stop-loss colocada un poco por debajo del nivel del 50 por ciento. En una tendencia bajista que presenta retrocesos del precio, podemos vender cerca del nivel de retroceso del 38.2 por ciento con una orden stop-loss ubicada ligeramente arriba del nivel del 50%.
  • También podemos comprar cerca del nivel del 50 por ciento con una orden stop-loss colocada un poco por debajo del nivel del 61.8 por ciento en una tendencia alcista que experimenta una corrección bajista del mercado. De la misma manera, podemos vender cerca del nivel del 50 por ciento con una orden stop-loss colocada un poco arriba del nivel del 61.8 por ciento en una tendencia bajista que experimenta una corrección alcista del mercado.
  • Los operadores más conservadores pueden esperar a que el precio alcance el retroceso del 61.8% para abrir sus posiciones de compra o venta y colocar el stop loss más allá del retroceso del 78.6%, o incluso en el retroceso del 100%, donde se inició el movimiento de tendencia analizado.
  • Al abrir una posición de venta cerca del máximo de una tendencia alcista importante, podemos usar los niveles de retroceso de Fibonacci como objetivos de toma de ganancias. Lo mismo podemos hacer si abrimos una posición de venta cerca del mínimo de una tendencia bajista importante.
  • Si el mercado retrocede hasta llegar cerca de uno de los niveles de Fibonacci y luego reanuda su movimiento alcista o bajista anterior, podemos usar los niveles más altos de Fibonacci de 161.8 por ciento y 261.8 por ciento, también conocidos como extensiones de Fibonacci, para identificar posibles niveles futuros de soporte y resistencia si el mercado se mueve más allá del máximo/mínimo que fue alcanzado antes del retroceso.
Segunda operación de compra con Fibonacci

Gráfico H1 del GBP/USD con operación de compra abierta en el retroceso del 61.8%

En el ejemplo anterior abrimos una posición de compra cuando el precio alcanzó el retroceso de Fibonacci del 61.8%. Cuando llegó hasta este nivel, el precio empezó a oscilar entre el retroceso del 61.8% y el retroceso del 50%, hasta que rompió el rango al alza y comenzó a subir con fuerza. El movimiento alcista incluso atravesó el máximo de oscilación anterior. A partir de este punto podemos usar las extensiones de Fibonacci para determinar los niveles de toma de ganancias de la operación.

Estilo de trading

Casi todos los operadores tienen un estilo de trading o un conjunto de estrategias que utilizan para maximizar el potencial de ganancias y mantener sus emociones bajo control. Las estrategias basadas en los niveles de Fibonacci utilizan datos duros y si un trader se adhiere a su estrategia, debería haber una mínima interferencia emocional.

Las estrategias de trading de Fibonacci, como las discutidas anteriormente, se pueden aplicar tanto a las operaciones a largo plazo como a corto plazo, en prácticamente todos los marcos de tiempo. Sin embargo, debido a la naturaleza de los mercados financieros, la mayoría de las transacciones se ejecutan en un horizonte temporal más corto.

Conclusiones sobre retrocesos de Fibonacci en trading

Los retrocesos de Fibonacci a menudo se usan para identificar el final de una corrección o un rebote de contra tendencia. En las correcciones y los rebotes de contra tendencia a menudo el precio retrocede una parte del movimiento anterior. Aunque también se producen retrocesos cortos donde el precio llega hasta el nivel de retroceso del 23.6%, el rango de retrocesos del 38.2% al 61.8% cubre la mayoría de los retrocesos (con el retroceso del 50% en el medio). Esta zona puede parecer grande, pero es solo una zona de alerta para posibles reversiones del precio. Se necesitan otras señales técnicas para confirmar una reversión. 

Las reversiones de precios se pueden confirmar mediante distintos enfoques de análisis técnico, como patrones de candelas, indicadores de impulso, datos del volumen de negociación o patrones gráficos de precios. De hecho,entre más factores y señales de confirmación hayan, más robusta será la señal de los retrocesos de Fibonacci.