¿Qué son los warrants?

¿Qué son los warrants?

Se pueden definir los warrants como opciones negociables (es un contrato o instrumento financiero que se incluye dentro de la categoría de opciones)que son cotizadas en las Bolsas de Valores. Basicamente le otorgan a su poseedor el derecho, pero no la obligación de comprar (call warrant) o vender (put warrant) una cantidad específica de un activo (se le denomica activo subyacente) a un precio fijo (también denominado precio de ejercicio o strike) durante todo el periodo de duración del contrato. Para adquirir este derecho, el comprador del warrant debe pagar una prima al vendedor la cual depende de la cantidad del activo subyacente que desee adquirir en caso de ejercer ese derecho. El pago de la prima obliga al vendedor a efectuar la transacción (compra/venta del activo subyacente) en caso de que el comprador ejerza su derecho. En caso de que la transacción sea efectuada se dice que la opción del warrant ha sido ejercida.
Los warrants son emitidos por una entidad a un plazo predeterminado que actualmente está comprendido entre uno a tres años. Dentro de los activos subyacentes que pueden ser empleados para negociar con warrants tenemos las acciones, divisas, materias primas Futuros, índices bursátiles y otros.
Los warrants de tipo call o de compra, le brindan a su poseedor el derecho a adquirir una cantidad específica del activo subyacente al precio de ejercicio establecido. En este caso, el inversor adquirirá un warrant de tipo call si considera que las cotizaciones del activo subyacente van a subir durante el periodo especificado en el contrato. Por su parte los warrants de tipo put o de venta, le brindan al poseedor el derecho a vender una cantidad específica del activo subyacente al precio de ejercicio establecido. El inversor adquirirá este tipo de warrants si considera que las cotizaciones del activo subyacente van a bajar durante el periodo de tiempo especificado en el contrato.

El precio del warrant

El precio de los warrants viene determinado por un conjunto de factores externos e internos que lo van afectando a lo largo de la duración del contrato y hasta la finalización de este. Entre las variables que afectan el precio de los warrant podemos citar:
  • Precio del activo subyacente (precio spot).
  • El tipo de interés.
  • Fecha de vencimiento de la emisión.
  • La volatilidad del activo subyacente.
  • Los dividendos que se deben pagar por el activo subyacente.
Al ser el warrant un producto derivado, y un instrumento adicional al del activo subyacente, permite su uso para la cobertura de riesgos sobre una cartera de inversión y para efectuar al mismo tiempo estrategias de inversión.

Clasificación de los warrant

Una de las características de los warrants es que son valores agrupados en emisiones que son realizadas por una entidad. Además son representados mediante anotaciones en cuenta que son cotizadas en mercados organizados. Como se mencionó anteriormente los warrant son clasificados en la categoría de opciones y se diferencian de las opciones contratadas en los siguientes aspectos:

  • Liquidez: Generalmente los warrants cuentan con mayor liquidez debido a que las entidades emisores se encargan de que esta exista mientras que en las opciones negociadas, la liquidez depende enteramente de las condiciones del mercado.
  • El plazo de vencimiento del contrato: Los contratos de las opciones del mercado cuentan con un plazo máximo de vencimiento de un año, mientras que los warrants suelen tener un vencimiento mayor.
En cierto sentido pueden considerarse los warrants como una apuesta. El inversor “apuesta” una cantidad determinada de dinero (prima o precio del warrant) a que el precio del activo subyacente va a subir (warrant call) y sobrepasar cierto valor determinado (strike) o a bajar (warrant put) con respecto a cierto valor límite (strike) antes de una fecha determinada (fecha de vencimiento del contrato). De esta manera, conforme se aproxima la fecha de vencimiento del contrato pueden suceder dos cosas:
  • En caso de que el mercado siga la tendencia predicha por el inversor y por lo tanto el pronóstico empiece a cumplirse, los warrants empiezan a ser muy codiciados ya que adquieren valor. Si al llegar a la fecha de vencimiento del contrato, el activo subyacente ha subido de valor con respecto al precio “apostado” o strike (warrant call) o ha bajado con respecto a este (warrant put) y el inversor ha acertado en su pronóstico, obtiene como ganancia la diferencia entre el valor strike y el valor alcanzado por el activo subyacente, multiplicada por la cantidad de warrants adquiridos por el inversor.
  • Si por el contrario, el mercado cambia la tendencia y se mueve en contra del pronóstico del inversor, logicamente los warrants pierden valor. En caso de que el inversor llegue a fallar en su pronóstico con respecto al comportamiento del precio del activo subyacente, y este no llegue a superar el valor del strike (warrant call) o a quedar por debajo de este (warrant put), entonces el inversor no solo pierde el dinero invertido en la adquisición del warrant sino también la diferencia entre el strike, y el precio del activo subyacente al finalizar el contrato multiplicado por la cantidad de warrants adquiridos. Esto quiere decir que además de perder la prima, el inversor puede perder aún más dinero en caso de que su transacciòn con warrants resulte perdedora..

Elementos que conforman los warrant

  • El precio o cotización al que se comprará o venderá el warrant en el futuro, el cual también recibe el nombre de precio de ejercicio.
  • La fecha en el futuro en la cual se producirá la transacción estipulada en el contrato del warrant, la cual se conoce como fecha de ejercicio.
  • El activo subyacente, el cual es el activo de referencia sobre el cual se otorga el derecho del contrato. Los activos usados con los warrants pueden ser de diversos tipos, desde acciones, índices bursátiles, divisas, tipos de interés, etc.
  • La prima, la cual es el precio que el inversor paga por el warrant. Este precio a su vez está compuesto por el valor intrínseco y el valor temporal. El primero es la diferencia entre el precio del activo subyacente y el precio de ejercicio. Por su parte el valor temporal es la parte de la prima que valora el derecho de compra o de venta del activo subyacente sobre el que se basa el warrant. Este valor está determinado principalmente por elementos como el tiempo hasta el vencimiento del contrato y la volatilidad del activo subyacente.

 

 Los warrants son productos derivados diseñados para los inversores particulares en parte debido a que ofrecen una forma sencilla de contratación. Cuentan con diversos emisores y como ya se vió anteriormente, con una gran variedad  de activos subyacentes lo que le da al inversor la posibilidad de escoger entre un emisor y un activo subyacente en particular a la hora de adquirir un contrato. Al existir varios emisores, se favorece al inversor que puede negociar con warrants con el emisor que le brinde mejores condiciones.
Así mismo, al existir en el mercado de los warrants creadores de mercado que suministran liquidez, está se encuentra garantizada a diferencia de otros tipos de opciones, cuya liquidez depende del mercado en general. Al igual que otros productos financieros derivados, los warrants cuentan con apalancamiento, lo cual magnifica el resultado de los movimientos del activo subyacente, lo cual le puede brindar al inversor grandes ganancias en caso de acertar en su pronóstico y a la vez grandes pérdidas en caso de errar. De hecho, es posible obtener ganancias y/o pérdidas ilimitadas. Al igual que otras opciones, los warrants permiten posicionarse tanto al alza(warrant call) como a la baja (warrant put).

 

broker Forex Alpari

 


 

Deje su comentario