/, Instrumentos De Inversión/Los Contratos de Futuros
 

Los Contratos de Futuros

¿Qué es un contrato de Futuros?

Se puede definir un contrato de Futuros como un acuerdo que obliga a ambas partes contratantes a realizar la compra o venta de un número determinado de valores o bienes (también llamados activos subyacentes) a un precio establecido de antemano y en una fecha futura y determinada en el contrato. Los contratos de Futuros están clasificados dentro de la categoría de derivados financieros.

Comprar un futuro consiste en un contrato estandarizado que supone para el comprador la obligación de comprar el activo subyacente a un precio fijado hoy, llamado precio del futuro, en la fecha de vencimiento del contrato. Si una vez llegado el vencimiento el precio futuro es menor que el precio de liquidación, habrá beneficio; en caso contrario habrá pérdidas.

Vender un contrato de futuro consiste en un contrato estandarizado que supone para el vendedor la obligación de vender el activo subyacente al precio del futuro en la fecha del vencimiento. Si una vez llegado el vencimiento el precio futuro es mayor que el precio de liquidación, habrá beneficio; en caso de que ocurra lo contrario obtendremos pérdidas.

De esta manera, negociar un contrato de futuros implica lo siguiente:

-La liquidación diaria de pérdidas y ganacias: Todos los días, cuando se cierra la sesión, se procede al cálculo de las pérdidas y ganancias generadas por cada posición.  Unas garantías que consisten en un depósito que la cámara exige al contratar futuros.

Un inversionista puede invertir en contratos de Futuros por los siguientes motivos:

  • Para efectuar operaciones especulativas: En este caso el inversor que contrata el Futuro busca especular con respecto a la evolución del precio del mismo desde la fecha en que adquirió el contrato hasta la finalización del periodo de vencimiento.
  • Para realizar operaciones de cobertura: Por medio de un contrato de Futuros, el inversor se asegura de contar con el activo subyacente (petróleo, oro, gas, carne, trigo, etc) en el futuro a un precio fijo (al precio actual), para después venderlo al precio futuro del mercado una vez que el contrato expire. De esta manera, el inversor se protege contra las posibles fluctuaciones en el precio del activo que se pueden producir entre el presente, y el momento en que se piensa vender este.

Basicamente todos los contratos de Futuros están formados por los siguientes componentes:

  • El activo subyacente sobre el que se basa el contrato.
  • La fecha de vencimiento del contrato.
  • El tamaño u objeto del contrato.
  • La forma en que se liquida el contrato cuando llega a su vencimiento.

Existen diversos tipos de Futuros los cuales serán explicados a continuación:

Tipos de Futuros

Los Futuros más utilizados para negociar con contratos son los Futuros sobre divisas, los Futuros sobre materias primas, los Futuros sobre índices bursátiles, los Futuros sobre acciones y los Futuros sobre renta fija entre otros. Esta variedad de Futuros le ofrece al inversor una amplia gama de posibilidades en cuanto a productos para invertir, de tal modo que pueda escoger aquel cuyo comportamiento domine mejor. Por ejemplo, un inversor con experiencia en el mercado de divisas Forex, puede invertir con mayor comodidad en contratos de Futuros de divisas ya que tiene un mayor conocimiento de como funciona este mercado y como se  mueve este tipo de activos.
 
Cada tipo de Futuro tiene sus propias características. Por ejemplo, los Futuros sobre materias primas generalmente son ofrecidos por brokers para los inversionistas minoristas. Como su nombre lo indica, el activo subyacente es una materia prima como el oro o el petróleo. En este caso el cierre de la liquidación del contrato, se efectúa por entrega de la materia prima en la fecha pactada en el mismo contrato.
 
Los contratos de Futuros sobre índices bursátiles son los que se denominan S&P 500, mini S&P 500, Ibex y mini Ibex por ejemplo. Es así, que el Ibex tiene un valor nominal 10 veces mayor que el índice y el mini Ibex tiene un valor 10 veces más pequelo que el del índice propiamente dicho. Los Futuros basados en índices bursátiles, constituyen un instrumento barato que pueden ser vendidos a crédito, sin tener en posesión el activo subyacente.
 
Los contratos de Futuros con respecto a las divisas, se efectúan de acuerdo al segmento monetario. Por citar un ejemplo, en España, se especula con respecto al Euro-FX en una relación del euro con el dólar estadounidense. De esta manera se establece un contrato nominal.
 
Por su parte los Futuros sobre renta fija se adelantan a las alzas y se puede vender un contrato de Futuros con un bono a 10 años. En este caso el contrato se mueve a la inversa, es decir si el tipo sube, el bono baja y a la inversa. El valor nominal de este contrato suele ser de 100 000 euros y la garantía de 1400 euros.
 
Pueden obtener más información sobre los tipos de contratos de Futuros de acuerdo al activo subyacente por medio de los siguientes artículos:
 
Actualmente, los mercados de Futuros se separan en dos tipos básicos:
  • Mercados de derivados financieros: Estos mercados se comienzan a desarrollar en los Estados Unidos a mediados de la decada de los 70. Aplican la misma mecánica empleada en los mercados no financieros.
  • Mercados de derivados no financieros: Fueron los primeros de este tipo en desarrollarse y están formados principalmente por materias primas. Como ejemplos de mercados de derivados no financieros tenemos el mercado del oro, el petróleo, la plata, el platino, los granos, etc.
 
En ambos tipos de mercados, los inversionistas y especuladores suelen negociar principalmente con dos tipos de derivados (por supuesto que existen muchos otros tipos de derivados los cuáles van ganando popularidad con el paso del tiempo): Futuros y Opciones los cuales cuentan con las siguientes características generales que deben ser consideradas por todo inversor antes de comerciar activamente con estos:
  • Son contratos con un riesgo inherente elevado por lo cual pueden generar bastantes ganancias o pérdidas al inversor.
  • Se basan en activos que generalmente tienen una volatilidad alta.
  • Emplean un apalancamiento elevado, lo cual en parte determina el riesgo elevado (multiplicación de las ganancias o pérdidas).
  • Los contratos suelen tener periodos de vencimiento relativamente cortos.

Ventajas de los Futuros con respecto a otros instrumentos de inversión

Si se analiza desde el punto de vista de la inversión, el mercado de Futuros presenta varias ventajas para el inversor. Por ejemplo, este puede sacar provecho tanto de las alzas como de las bajas en el precio de los activos subyacentes en el mercado. Así mismo posibilita la definición de una estrategia para especular y al mismo tiempo constituye una forma más barata y transparente de abrir espacios y realizar transacciones en el mercado aún cuando este está a la baja.

Entonces se puede decir que las ventajas con respecto a los contratos de Futuros se resumen en dos aspectos básicos:

  1. Las transacciones tanto de compra como de venta se pueden realizar sin tener un activo subyacente ya que, como se mencionó anteriormente, el inversionista puede obtener ganancias sin importar que el mercado esté al alza o a la baja.
  2. La inversión en contratos de Futuros requiere el desembolso de solo una fracción del capital invertido debido al apalancamiento ofrecido en estos contratos. Debido al principio de apalancamiento, el inversor solo debe invertir inicialmente la garantía del contrato.

De esta manera, si un inversor adquiere un contrato de Futuros cuando el mercado está en una tendencia alcista, lo más lógico es comprar un activo para venderlo posteriormente a un precio más elevado. En cambio, si la tendencia del mercado es bajista, la forma en que se invierte es mediante contratos de Futuros a la baja, en donde se realiza la venta de titulos que aún no se tiene en cartera y que alguien le presta al inversor. Posteriormente, estos títulos se compensan en el mercado a un precio más bajo (en caso de que el mercado siga a la baja) y son devueltos ganando el inversor la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra.

En ocasiones, el problema que suelen tener los inversionistas es que no todas las entidades están dispuestas a brindar créditos de títulos, lo cual se convierte en un problema de liquidez. Así mismo, en algunos casos las entidades no cuentan con la disposición de permitirle a los inversores minoristas, la inversión en contratos de índices bursátiles con tendencia bajista.

Utilización de los contratos de Futuros

Como se explicó con anterioridad, la negociación con contratos de Futuros puede tener dos fines básicos: la especulación con el precio de los activos financieros y la cobertura en contra de las fluctuaciones que se dan en el precio de estos activos a lo largo del tiempo.

Como forma de especulación, los contratos de Futuros le permiten a los inversionistas obtener dinero con las variaciones en el precio de los distintos activos subyacentes con que se puede negociar. Son operaciones que conllevan su riesgo pero pueden aportar ganancias importantes a los inversores.

Los contratos de Futuros además tienen utilidad como instrumento de cobertura en operaciones de caracter especulativo. Esto es posible debido a que no es necesario mantener la posición abierta hasta la fecha de vencimiento, de hecho en cualquier momento la posición abierta inicialmente puede ser cerrada con una operación de signo contrario y con el mismo volumen de negociación. Si el inversor tiene una posición compradora, puede cerrarla antes de la fecha de vencimiento simplemente vendiendo el número de contratos compradores que posee, mientras que en caso de que posea una posición vendedora puede cerrar esta de forma anticipada antes del vencimiento del contrato por medio de la compra de la cantidad precisa de contratos de Futuros necesarios para compensar la posición.

 

 

 

Un comentario

  1. Forexpros.es julio 19, 2010 en 8:21 am - Responder

    Los contacto desde el sitio Web Forexpros.es porque me gustaría ofrecerles la oportunidad de publicar en su sitio un análisis del mercado de divisas que realizamos de manera diaria sobre la cotización del Euro Dólar.

    Por otro lado, me gustaría ofrecerles la posibilidad de que utilicen nuestras herramientas económicas en su sitio sin cargo, las pueden ver en forexpros.es/webmaster-tools/

    De estar interesados en la propuesta póngase en contacto conmigo
    Un saludo,
    Vanesa

Deje su comentario