El dólar se debilitó durante la semana pasada contra la mayoría de las monedas del G-10 conforme el entusiasmo provocado por los resultados positivos del indicador nóminas no agrícolas (Non Farm Payrolls o NFP) se desvaneció rápidamente, para ser reemplazado por una visión más cautelosa de lo que probable mente hará la Reserva Federal. Los futuros de fondos federales de mayo del 2017 han perdido todas las ganancias posteriores a la publicación de los datos del NFP y ahora está 9 puntos básicos por debajo de donde estaba antes de que los datos de empleo fueran dados a conocer. Teniendo en cuenta que la especulación sobre la política de la Fed está dominando la dirección del dólar, incluso más que los datos, lo más destacado de la semana será sin duda alguna la aclaración sobre el parecer de la Fed de parte de la presidente de la Fed, Janet Yellen, cuando entregue el informe que presenta dos veces al año sobre política monetaria al Congreso (el Senado el martes y la Cámara de Representantes el miércoles).

El mayor ganador de la semana pasada fue el NZD, que subió significativamente después de que la agencia de calificación Fitch elevó la perspectiva crediticia del país de estable a positiva, y reafirmó la calificación AA.

Por otro lado, el CAD fue el mayor perdedor. La mayor parte de las pérdidas se produjeron el viernes después de que la tasa de desempleo del país subió inesperadamente a 7,1% en junio desde el 7,0% en el mes anterior. La economía canadiense perdió 9400 empleos el mes pasado, una gran diferencia con respecto a la previsión de un aumento de 20000 empleos. Las cifras que fueron peores de lo esperado, estuvieron en contraste con el reciente aumento experimentado en las ventas minoristas de la nación, el PMI manufacturero canadiense RBC y varios indicadores de vivienda, lo que confundió a los inversores y traders que estaban anticipando un tono más duro en la reunión de esta semana del Banco de Canadá (BoC). Hasta el momento el CAD había tenido un comportamiento más firme debido a las expectativas de que el banco central canadiense pasaría de tener una postura neutra a un sesgo más restrictivo, sin embargo, todo parece indicar que hay mayores probabilidades de que el BoC tome una postura más pesimista para contrarrestar la reciente fortaleza de la moneda.

El EUR/USD se movió un casi imperceptible 0,2% durante la semana, lo que sería un rango de negociación mediocre incluso para un solo día en el mercado.

Hubo más acción en los mercados de materias primas. La plata subió un 1,8% durante la semana y el oro no se quedó atrás. Los dos metales preciosos cayeron ligeramente a principios de la semana, ya que los mercados bursátiles alcanzaron nuevos máximos, pero los problemas en el sistema bancario portugués entraron en erupción y muchos inversores buscaron nuevamente refugios seguros para su dinero. También se habla en los mercados que la anulación de operaciones de financiación de las materias primas de China están teniendo un impacto significativo en los dos metales preciosos. Sin embargo, este movimiento se invirtió un poco el lunes en Asia. Por otro lado, el incremento de las hostilidades en el Medio Oriente no hizo nada por ayuda al petróleo y el crudo Brent fue el mayor perdedor de la semana con una caída del 3,7% después de que fuerzas kurdas se hicieron cargo de varios de los principales campos petroleros de Irak y Libia y reabrieron dos terminales de petróleo de exportación. Los precios de las materias primas agrícolas (commodities soft) también están siendo afectados debido al clima fresco y abundantes lluvias en el Medio Oeste de Estados Unidos que han creado excelentes condiciones para los cultivos. El trigo perdió 4,1% el viernes (-8,1% en la semana), el maíz bajó 2% en el día (-7.3% en la semana) y la soja cayó por décima sesión consecutiva.

El calendario económico del lunes es relativamente ligero. En ausencia de cualquier indicador económico importante en Europa, la atención se centrará una vez más sobre la situación en Portugal y el rendimiento de las acciones bancarias europeas. El presidente del BCE, Mario Draghi, dará testimonio a la comisión económica y monetaria del Parlamento de la UE, pero sus opiniones son bien conocidas y no es probable que vaya a decir nada que sacuda los mercados.

Durante el día de Europa, se espera que la producción industrial de la zona euro haya caído en mayo sobre una base mensual, la mayor caída registrada por Bloomberg desde septiembre del 2012. La caída en el bloque de moneda única sigue el fuerte declive de la producción industrial alemana que fue anunciado el pasado lunes y probablemente debilite el euro, ya que confirma una amplia desaceleración de la recuperación de la zona euro. No hay indicadores procedentes de los EE.UU.

¿Que podemos esperar esta semana?

El martes, durante la mañana asiática, el RBA publica las actas de su última reunión de política monetaria. No hubo cambios significativos en la declaración realizada después de la reunión, por lo que se considera que las minutas no mostrarán grandes divergencias con respecto a lo afirmado. 

 
El evento principal durante el día europeo será la encuesta ZEW de Alemania para julio. Se espera que el índice de la situación actual y el índice de expectativas hayan bajado con respecto al mes anterior, lo que se sumaría al reciente nerviosismo sobre la recuperación de la zona euro. En el Reino Unido, tenemos los datos del IPC y el IPP de junio. 
 
Desde los EE.UU., tenemos la encuesta manufacturera Empire State de julio y las ventas minoristas de junio, junto con el primer testimonio de la presidente de la Fed  Janet Yellen.
 
El miércoles tenemos el PIB de China para el segundo trimestre del 2014, que se espera que muestre un crecimiento continuado al mismo ritmo que el mostrado en el primer trimestre, y el  índice Wespac de confianza del consumidor de Australia para junio. Desde el Reino Unido, se publicará la tasa de desempleo de mayo, que se espera que siga disminuyendo. Eso podría ayudar a dar la vuelta el sentimiento hacia la libra esterlina, la cual se ha enfriado recientemente debido a diversos indicadores que han tenido resultados más bajos de lo esperado. Durante el día de Europa, el Riksbank publicará los minutas de su última reunión de política monetaria, en la cual sorprendió a los mercados debido a la reducción de las tasas más de lo esperado.  En los Estados Unidos, se dará a conocer el indicador de la producción industrial y el índice de mercado de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB), ambos para junio. En Canadá, el Banco de Canadá se reúne para decidir sobre los tipos de interés.
 
El jueves tenemos el IPC definitivo de la zona euro en junio, mientras que desde los Estados Unidos tenemos las viviendas iniciadas y permisos de construcción para el mismo mes. También se publicará el índice de actividad empresarial de la Fed de Filadelfia de julio. 
 
Finalmente el viernes, se publicarán los datos del saldo de la cuenta corriente de la zona euro en mayo  y el IPC de Canadá para junio.

EUR/USD en modo de consolidación

gráfico-diario-EURUSD-consolidacion

El EUR/USD se movió en un modo de consolidación el viernes y permaneció entre la zona de soporte de 1.3580 (S1) y las dos medias móviles. Con esto en mente, y el hecho de que tanto la media móvil de 50 periodos y la media móvil de 200 períodos están sin una dirección alcista o bajista definitiva, por el momento lo más recomendable es mantener una postura neutral por ahora. Sólo una caída por debajo del nivel 1.3580 (S1) podría confirmar una próxima baja más bajo y allanar el camino a movimientos más bajistas. Puede esperar que un fuerte movimiento a la baja lleve el precio hasta la barrera psicológica de 1.3500 (S2). En el gráfico diario, tanto el RSI de 14 días y el MACD diario permanecen cerca de sus niveles neutros, lo que apoya la visión de un comportamiento neutro del par.
  • Soportes: 1.3580 (S1), 1.3500 (S2), 1.3475 (S3). 
  • Resistencias: 1.3650 (R1), 1.3685 (R2), 1.3745 (R3).