Si echamos un vistazo a un gráfico reciente del índice S&P 500, podemos ver que casi está rompiendo a la baja el patrón de Hombro-Cabeza-Hombro que formó hace poco. Una ruptura de este nivel será la señal de que es hora de empezar a vender las acciones individuales del mercado estadounidense de nuevo.

Pero antes de empezar a vender en esta nueva etapa bajista del mercado, aquí hay 10 cosas que usted necesita saber:

operaciones en corto con acciones

Desde 1980, más del 40% de las empresas del Russell 3000 han tenido un descenso permanente del 70% en el precio de sus acciones

Esta estadística proviene de un informe de JP Morgan sobre el desempeño histórico del mercado. El sesgo de supervivencia y ganancias mantiene los inversores enfocados en las historias de éxito del mercado. Por lo general tienden a olvidarse de los perdedores y esto los lleva a perder oportunidades interesantes a las que tendrían acceso si operaran en corto en estas acciones.

Muchas veces al vender, vamos en contra de la multitud.

El sistema financiero está diseñado para promover los mercados al alza. Los bancos, gobiernos, instituciones, asesores financieros, y casi todos los demás se benefician de la subida de precios. Cuando estamos vendiendo, operamos en contra de las estructuras institucionales gigantes que harán cualquier cosa para mantener el mercado fuerte. Por lo tanto, si decide vender, prepárese para fuertes retrocesos del mercado junto con periodos con movimientos aleatorios que pueden sacar a un trader fuera del juego en poco tiempo.

El trader paga «honorarios o comisiones de préstamo» cuando abre posiciones en corto

Las transacciones en corto implican el préstamo de acciones por parte de un tercero y la venta posterior de las mismas. Este “honorario o comisión de préstamo” es la forma en que se efectúa la compensación de la persona que presta las acciones.

En las operaciones en corto el vendedor debe pagar los dividendos de la compañía

Muchas empresas pagan dividendos. Por lo tanto, al realizar operaciones en corto con sus acciones, el vendedor adquiere la responsabilidad de pagar los dividendos a los inversores cuyas acciones tomó prestadas.

El trader no debe abrir posiciones en corto y mantener indefinidamente – Todo se basa en entrar en el momento adecuado

Cuesta dinero mantener posiciones en corto (ver los puntos 3 y 4). Es por eso que normalmente no se realizan operaciones en corto donde la posición se mantiene a largo plazo. Por lo general la relación de riesgo/recompensa no vale la pena. A medida que el precio de la acción es más bajo, se hace más riesgoso mantener la posición.

La acción del precio en los mercados alcistas es muy diferente a la de los mercados bajistas

Puede decirse que las acciones “toman las escaleras al subir y el elevador al bajar”. En los mercados alcistas por lo general el precio sube más lento y luego se consolida con periodos de movimientos laterales antes de continuar hacia arriba. Los mercados bajistas caen más rápido y luego vuelven a subir con la misma rapidez. Por eso, el trader debe gestionar sus operaciones en consecuencia.

La volatilidad aumenta a medida que las acciones caen

Entre más cae un mercado, más volátil se vuelve el comportamiento del precio. Es por eso que el trader necesita estar listo para tomar sus ganancias rápidamente cuando tiene posiciones de venta. Algunos de los movimientos alcistas más fuertes y rápidos se producen en mercados a la baja. Debido a esto, el trader debe ser capaz de gestionar sus operaciones y estar listo ante un posible «short squeeze» que puede terminar borrando sus ganancias.

Los mercados bajistas tienen ciclos más cortos que los mercados alcistas

Los mercados alcistas duran alrededor de 5 veces más que los mercados bajistas. Por eso es recomendable aplicar una gestión de posiciones más estricta sobre las operaciones en corto  que la aplicada a las operaciones de compra. No hay que mantenerse atado a las posiciones de venta ya que los compradores siempre regresan.

La exposición en las operaciones en corto disminuye a medida que los precios caen

Si el mercado se mueve a favor de una operación en corto, se convertirá en una parte más pequeña de su cartera. Digamos que abre una posición de venta con 100 acciones cuyo valor es de $100 por acción. La acción entonces cae hasta $50. Esto significa que su posición de venta original de $10000 se convertirá en una posición de $5000. Por lo tanto, su exposición disminuye. Es importante añadir a sus posiciones en corto cuando el mercado baja para mantener un nivel constante de exposición.

En ciertos países, como en Estados Unidos, las operaciones en corto directas no están permitidas en las cuentas de retiro

Los entes reguladores en países como Estados Unidos prohibieron las ventas en corto para las cuentas de retiro. Sin embargo, todavía hay maneras en que pueden beneficiarse de los mercados bajistas. Por ejemplo, los inversores pueden comprar ETFs inversos que suben cuando el mercado cae. También pueden comprar opciones Put para apostar sobre la caída del precio de acciones específicas.