Esta semana podríamos tener algunas noticias políticas positivas sobre conversaciones y negociaciones que parecen no terminar nunca y que incluso han incumplido todos los plazos. Nos referimos por supuesto al Brexit, cuyas negociaciones han estado plagadas de plazos incumplidos y conversaciones comerciales que parecen muertas y enterradas, aunque en algunos momentos presentan circunstancias positivas que renuevan las esperanzas de que se llegará a un buen acuerdo para ambas partes. De hecho, el primer ministro irlandés Varadkar expresó esto de manera sucinta la semana pasada cuando dijo: «Los acuerdos se hacen en el último momento porque todos deben estar seguros de que fue el mejor trato posible y de que no queda nada sobre la mesa».

Optimismo con el Brexit

El optimismo por el progreso hacia la consecución de un posible acuerdo de Brexit está nuevamente en aumento, lo que quedó demostrado esta mañana con la libra esterlina subiendo más del 1,5%, incluso cuando el primer ministro Johnson repitió su advertencia de la semana pasada de que lo más probable era un escenario sin acuerdo. Las conversaciones complejas y sin resultados tangibles implican que todavía hay puntos importantes en que ambas partes deben ponerse de acuerdo y que presentan un obstáculo importante. Pero la retórica se siente menos lúgubre ya que el «progreso mínimo» sigue siendo un progreso. Las conversaciones pueden prolongarse hasta Navidad, ya que no hay una nueva «fecha límite» y la volatilidad seguirá siendo alta.

Después de caer por debajo de 1.32 el viernes, el par de divisas GBP/USD está de vuelta en su canal alcista formado después de alcanzar precios mínimos por debajo de 1.27 a fines de septiembre. Si la acción del precio de la semana pasada es una ruptura falsa, entonces los compradores podrían llevar los precios hasta 1,35 y más, especialmente si el dólar cae esta semana.

El Banco de Inglaterra también estará bajo presión cuando las autoridades monetarias se reúnan el jueves. Si no hay acuerdo para entonces, podemos esperar que el banco central imponga tasas de interés bajo cero y aumente aún más el programa de compra de activos. Es probable que esto ejerza cierta presión sobre la libra esterlina.

¿Cuál es la próxima fecha clave a tener en cuenta?

El período de transición del Brexit finalizará el 31 de diciembre. Esto es inamovible.

Con menos de tres semanas para el final, queda por ver si el Reino Unido y la UE pueden llegar a un acuerdo que rija la relación comercial entre el Reino Unido y la UE a partir del 1 de enero de 2021.

Se prevé que un Brexit sin acuerdo provoque más daños económicos en la economía del Reino Unido que aún se está recuperando del impacto de la pandemia. Se estima que, con un Brexit duro, el Reino Unido podría experimentar una reducción del 8,1 por ciento en su PIB durante los próximos 10 años. El Banco de Inglaterra ya advirtió que tal escenario podría tener un impacto más duradero en la economía del Reino Unido que la pandemia.

¿Que se espera para la libra esterlina en lo que queda del 2020?

A pesar de la relativa resistencia mostrada en los mercados spot por la libra esterlina, los mercados de derivados muestran un mayor nivel de cautela con respecto al comportamiento proyectado del Sterling durante las próximas semanas.

Para el próximo mes, los inversores se muestran más bajistas con respecto a la libra en comparación con el resto de las otras divisas del G10 frente al dólar estadounidense. Los mercados también esperan que la libra esterlina sea la moneda del G10 más volátil de cara a 2021.

Aunque la fatiga del Brexit sigue siendo palpable, se espera que el GBP permanezca sensible a cada evento en este tramo final de la saga Brexit.

Panorama poco alentador para el dólar estadounidense

Las esperanzas decrecientes en torno a un paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos y el optimismo por el Brexit están llevando al índice DXY a sus mínimos recientes. Los detalles de la propuesta bipartidista se revelarán hoy, pero la aprobación del Congreso puede resultar complicada. La consolidación de la semana pasada en el índice del dólar es saludable, después de la gran ruptura del nivel de soporte de 92. Una ruptura a la baja puede llevar los precios del DXY rápidamente a 90 e incluso hasta los mínimos de primavera de 2018 por encima de 88.

El sentimiento de riesgo positivo también está ayudando a que los futuros de las acciones estadounidenses comiencen la semana con una nota alcista y, nuevamente, la pausa reciente puede presagiar una ruptura al alza en línea con la tendencia dominante a largo plazo. Con la Navidad ciertamente en el aire, ¿podríamos tener un Rally de Santa Claus en ciernes?

El lanzamiento de una vacuna contra el Covid-19 en Estados Unidos eleva los activos de riesgo

Por fin ha llegado el momento tan esperado. Estados Unidos comenzó los primeros envíos de la vacuna Covid-19 el domingo luego de la aprobación final de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). La vacuna de Pfizer-BioNTech también llegó a Canadá, ya que varios países continúan autorizando el uso de emergencia de la vacuna, incluidos estados árabes como Bahrein y Kuwait.

Si bien la pandemia está lejos de terminar y muchos países aún siguen imponiendo restricciones, los inversores finalmente están viendo la luz al final del túnel oscuro. Lo que se está entregando hoy en los Estados Unidos es más que una simple vacuna, es la esperanza de que la vida vuelva pronto a la normalidad.

Se espera que Wall Street comience el día al alza después de la primera semana bajista en tres. Los futuros del Dow Jones Industrial Average subieron 150 puntos y el S&P 500 subió un 0,5% al momento de escribir este artículo. Mientras tanto, el dólar ha cedido la mayor parte de las ganancias del viernes con el índice DXY cotizando a 90,80.

Estímulo de Estados Unidos

Después de meses de negociaciones estancadas, es probable que la propuesta de estímulo bipartidista de $908 mil millones se ponga hoy sobre la mesa del Congreso. La protección de la responsabilidad para las empresas y la ayuda de los gobiernos estatales y locales siguen siendo los puntos clave. Sin embargo, han habido informes de que el plan de estímulo puede dividirse en dos paquetes para garantizar que las pequeñas empresas, los desempleados y los sectores más afectados por la pandemia reciban financiación antes de fin de año. En esta etapa, cualquier forma de ayuda y de estímulo se percibirá como altamente positiva para los activos de riesgo.