Las acciones europeas y asiáticas han iniciado la semana con un comportamiento mixto, mientras que los rendimientos del dólar y de los bonos del Tesoro se mantienen sin cambios después de su fuerte salto al alza tras el informe de empleo de Estados Unidos del viernes que fue bastante positivo. Pero los rendimientos al alza en el dólar y los bonos no son una buena combinación para las materias primas que continúan sufriendo pérdidas.

El petróleo está extendiendo la acción del precio del viernes, cayendo cerca del 4% esta mañana a medida que la variante Delta Covid-19 se extiende por Asia. Después de una caída del 6% la semana pasada, el petróleo Brent sufrió su mayor pérdida semanal en cuatro meses.

Los temores sobre la posible erosión de la demanda mundial de petróleo están resurgiendo con nuevas restricciones en China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, lo que genera una creciente preocupación sobre las perspectivas a corto plazo.

El crudo Brent ha roto a la baja la media móvil de 100 días esta mañana y ahora cotiza alrededor de los mínimos de la zona de soporte de julio en 68 dólares. Con el RSI diario que aún no está en territorio de sobreventa, un cierre débil podría iniciar una caída del precio hasta los mínimos de mayo alrededor de $64,75.

Petróleo crudo Brent en el mes de julio

Colapso del mercado del oro

El oro, al igual que otras materias primas, es bastante volátil.  No es raro que experimente movimientos alcistas o bajistas violentos producto de noticias y factores fundamentales importantes, tal como ha ocurrido en este caso debido al alza en el valor del dólar y el aumento en los rendimientos de bonos.

La confianza también se ha visto atenuada por una caída repentina de los precios del oro al comienzo de la sesión asiática. Una ruptura bajista del nivel $1750 provocó la ejecución masiva de grandes cantidades de órdenes stop loss con un mercado con poca liquidez, llevando el precio del metal precioso a mínimos de $1684. Este nivel coincide con los mínimos del patrón doble suelo formado en marzo. A partir de ahí, los precios se han recuperado esta mañana mientras los compradores intentan desesperadamente defender los mínimos del ciclo anterior de junio en $1750. También hay un soporte de una tendencia alcista a largo plazo formada desde los mínimos de mayo de 2019 en esta área.

El oro no se ha estado moviendo como debería históricamente en los últimos meses. La caída de los rendimientos de los activos de rendimiento fijo no ha logrado impulsar el precio del oro, pero su cambio de tendencia la semana pasada provocó una fuerte reacción negativa. Los colapsos repentinos y capitulaciones como esta pueden indicar que se ha alcanzado un mínimo importante, pero el movimiento del dólar, especialmente, es difícil de ignorar en este momento.

Nóminas No Agrícolas y reacciones de la Fed

Después de los datos de empleo positivos de Estados Unidos, los mercados ahora están ansiosos por ver qué postura tomará la Fed; en otras palabras, más detalles sobre la reducción gradual de las compras de activos se darán a conocer en Jackson Hole hacia fines de este mes.

Dado que los beneficios por desempleo expiran a principios de septiembre en muchos estados de Estados Unidos, se espera que continúe un saludable aumento en el sector de empleo. La oferta de mano de obra sigue siendo el problema clave, ya que la demanda sigue siendo sólida.

La última propagación de la variante Delta plantea algunas preguntas para la Fed en el futuro, pero más informes laborales similares a este también pueden significar una mayor presión sobre los salarios. La atención a corto plazo de los mercados cambiará ahora a la otra parte del mandato de la Fed, la inflación, con los datos del IPC de julio que se publicarán el miércoles.

Eventos clave del mercado para esta semana

Con el excelente informe de nóminas no agrícolas de Estados Unidos del viernes pasado aún resonando en sus oídos de los inversores (943k frente a los 870k pronosticados), los inversores globales estarán atentos a más señales sobre qué tan pronto la Fed podría comenzar a recortar sus medidas de apoyo a los mercados financieros. Tales señales pueden emanar de los discursos programados de funcionarios clave de la Fed en la primera mitad de la semana, o del índice de precios al consumidor estadounidense que se publicará a mediados de la semana.

A continuación, se muestra una lista de eventos importantes relacionados con el mercado durante la semana:

Lunes 9 de agosto

  • Los mercados de Japón están cerrados
  • Datos de IPP e IPC de China
  • Datos de comercio exterior de Alemania
  • Discursos de la Fed: Raphael Bostic, presidente de la Fed de Atlanta, Tom Barkin, presidente de la Fed de Richmond

Martes 10 de agosto

  • Confianza empresarial de Australia
  • Encuesta de expectativa ZEW de Alemania
  • Discurso de la Fed: la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester

Miércoles 11 de agosto

  • Informe de inventario de petróleo crudo de la EIA
  • Discursos de la Fed: Raphael Bostic, presidente de la Fed de Atlanta, Esther George, presidenta de la Fed de Kansas City
  • Datos de IPC de Estados Unidos.

Jueves 12 de agosto

  • Informe mensual de petróleo de la OPEP
  • Producción industrial de la eurozona
  • Producción industrial del Reino Unido
  • Datos del PIB del segundo trimestre de Reino Unido.
  • Solicitudes semanales de desempleo en Estados Unidos.

Viernes 13 de agosto

  • Balanza comercial de la eurozona
  • Sentimiento del consumidor de Estados Unidos

Perspectivas de los bancos centrales siguen pesando sobre la libra esterlina y el euro

La libra esterlina puede ofrecer cierta resistencia a un dólar en alza si su PIB del segundo trimestre y las cifras de producción industrial de junio superan las expectativas del mercado, mientras que el euro también podría reaccionar al alza frente al dólar si la balanza comercial y la producción industrial de la zona euro muestran resultados positivos esta semana.

De esas dos monedas, a la libra le debería ir mejor que al euro, dado que el Banco de Inglaterra está más cerca que el Banco Central Europeo de recortar sus medidas de estímulo. Para demostrarlo, el EUR/GBP acaba de registrar un nuevo mínimo en lo que va de año y podría estar preparado para aún más caídas esta semana.

Vigilancia de la Fed sigue vigente

Debemos tener en cuenta que el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, y el presidente de la Fed de Richmond, Tom Barkin, son miembros con derecho a voto en el FOMC 2021, mientras que la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, y la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, se convertirán en miembros del FOMC el próximo año. Dada la influencia que tiene cada funcionario en el próximo movimiento de política monetaria de la Fed, junto con el hecho de que la fecha de inicio de la reducción gradual del programa de compras de activos de la Fed aún es incierta, los mercados seguirán siendo sensibles a las inclinaciones y puntos de vista de cada funcionario con respecto a este tema.

En cuanto a los datos de inflación de julio, los mercados esperan un aumento interanual del 5,3% y un aumento mensual del 0,5%. Esto marcaría un ligero enfriamiento con respecto al 5,4% interanual y 0,9% mes a mes de junio, que fueron los valores más altos desde el 2008.

Aunque los funcionarios de la Fed a menudo han citado la recuperación del empleo en lugar de la inflación como su principal consideración para la reducción de sus compras de  activos, si las presiones inflacionarias resultan ser más persistentes de lo esperado podríamos esperar que los responsables de la formulación de la política monetaria tengan una razón adicional para abandonar su postura moderada.

Por lo tanto, un dato de inflación en julio más alto de lo esperado podría impulsar a la Fed a considerar la reducción de sus compras de activos y la subida de las tasas de interés antes de lo esperado, lo que podría impulsar al dólar estadounidense a un nuevo máximo de 2021.