activos de reserva de valor

¿Qué es una reserva de valor?

Una reserva de valor es un activo que mantiene su valor sin depreciarse. El oro y otros metales son buenas reservas de valor, ya que su vida útil es esencialmente perpetua, mientras que un artículo perecedero (la comida, por ejemplo) es una reserva de valor deficiente debido a su propensión a la descomposición. Los activos que devengan intereses, como los bonos del Tesoro de los Estados Unidos (T-bonds), son muy buenas reservas de valor porque generan ingresos por intereses y sus saldos principales están respaldados por contratos legales.

Sus principales características son:

  • Una reserva de valor es un activo que mantiene su valor sin depreciarse.
  • El oro y otros metales preciosos son buenas reservas de valor porque su vida útil es esencialmente perpetua.

Comprensión del concepto de reserva de valor

La preservación de la riqueza es un componente clave de una economía saludable, especialmente en su papel de crear una moneda o unidad monetaria. La economía depende del dinero para facilitar el intercambio de bienes y preservar el valor del trabajo acumulado de un individuo o empresa. Una unidad monetaria que sirve mal como reserva de valor compromete los ahorros de una economía y reduce su capacidad de comerciar. Por lo tanto, se debe establecer una moneda creíble para que las personas la utilicen como pago por su trabajo y para adquirir bienes y servicios.

Metales preciosos como reservas de valor

Muchas economías a lo largo de la historia han utilizado oro, plata y otros metales preciosos como monedas debido a su capacidad de almacenar valor y su relativa facilidad de transporte, así como la facilidad de formarlos en diferentes denominaciones. Estados Unidos operaba bajo un estándar de oro, en el que los dólares eran canjeables por un peso específico de oro, hasta 1971. Posteriormente, el presidente Richard Nixon puso fin a la convertibilidad del dólar para dar a la Reserva Federal un mayor poder para influir en las tasas de empleo e inflación, entre otras razones. Desde 1971, Estados Unidos ha utilizado una moneda fiduciaria, que es una divisa que un gobierno declara como moneda de curso legal, pero que no está vinculada a un commodity físico.

Otras reservas de valor

Lo que define  una reserva de valor puede ser marcadamente diferente entre distintos países. En la mayoría de las economías avanzadas del mundo, se puede utilizar la moneda local como una reserva de valor en todos los casos, excepto en los peores. Las monedas estables, como el dólar estadounidense, el yen japonés, el franco suizo y el dólar de Singapur, benefician enormemente sus economías de origen y sirven como reservas de valor. Sin embargo, las monedas a veces pueden ser atacadas como reservas de valor cuando se produce hiperinflación.

Cualquier activo físico puede considerarse una reserva de valor en las circunstancias correctas o cuando se cree que existe un nivel base de demanda.

En esos casos, otras reservas de valor, como el oro, plata, bienes raíces y bellas artes, han demostrado su consistencia con el tiempo. En particular, el precio del oro a menudo aumenta significativamente en momentos de fuerte incertidumbre política o cuando un shock financiero afecta a los mercados en general a medida que crece la demanda de otras reservas de valor ampliamente reconocidas. Si bien el valor relativo de estos artículos fluctuará con el tiempo, se puede contar con ellos para retener algo de valor en casi cualquier escenario, especialmente en aquellos casos en que la reserva de valor tiene un suministro finito, como el oro.

Algunos incluso consideran que Bitcoin es un activo de reserva de valor, a pesar de que su valor es altamente volátil, como en todas las criptomonedas, y depende de la oferta y demanda del mercado principalmente. En teoría, incluso podría llegar a 0.