¿Qué es el Halving de Bitcoin?

0
201
Halving de Bitcoin

El último halving de Bitcoin ocurrió el 11 de mayo de 2020, y es probable que el próximo halving de Bitcoin ocurra en abril de 2024. Pero, ¿qué es el halving, cómo afecta el precio y qué significa para los mineros y las perspectivas a largo plazo del mercado de criptomonedas?

El halving de Bitcoin, también conocido como “el halvening”, es el nombre de uno de los eventos más esperados en la historia de Bitcoin.

En mayo de 2020, la cantidad de bitcoin (BTC) que ingresan en circulación cada 10 minutos, conocidos como recompensas por bloque, se redujo a la mitad, de 12.5 a 6.25. Es un hito que era fácil de prever porque ocurre cada 210,000 bloques (aproximadamente cada cuatro años) y ya había sucedido dos veces antes de 2020.

El atractivo de obtener mayores ganancias es lo que atrae tanta atención a estos eventos. La cantidad de nuevos bitcoins que ingresan en circulación se reduce, pero la demanda, teóricamente, debería permanecer igual, lo que posiblemente elevará el precio del bitcoin. Y así, el evento ha inspirado un debate apasionado sobre las predicciones de precios de bitcoin y cómo responderá el mercado.

La teoría es que habrá menos bitcoins disponibles para comprar si los mineros tienen menos que vender, de acuerdo a los expertos.

Pero la disminución periódica en la tasa de creación de Bitcoin podría tener un significado más profundo que cualquier movimiento de precio a corto plazo para el funcionamiento de la criptomoneda. La recompensa por bloque es un componente importante de Bitcoin, uno que asegura la seguridad de este sistema sin líderes. A medida que las recompensas disminuyen progresivamente hasta cero en las décadas venideras, esto podría potencialmente desestabilizar los incentivos económicos subyacentes a la seguridad de bitcoin.

Para aquellos que intentan comprender este tema complejo, aquí tienes todo lo que necesitas saber.

¿Qué es el halving de Bitcoin?

Nuevos bitcoins entran en circulación como recompensas por bloque, producidas por los esfuerzos de los “mineros” que utilizan equipos electrónicos costosos para ganar, o “minar”, estos nuevos bitcoins.

Aproximadamente cada cuatro años, la cantidad total de bitcoin que los mineros pueden potencialmente ganar se reduce a la mitad.

Halving de Bitcoin

Fuente: Coindesk.com

En 2009, el sistema recompensaba a los mineros exitosos con 50 bitcoins cada 10 minutos. Tres halvings después, la recompensa disminuyó hasta 6.25 bitcoins cada 10 minutos.

El proceso finalizará una vez que la cantidad de bitcoin en circulación alcance los 21 millones. Una estimación popular es que ocurrirá cerca del año 2140.

¿Quién eligió el cronograma de distribución de Bitcoin?

El creador seudónimo de Bitcoin, Satoshi Nakamoto, quien podría haber sido un individuo o un equipo, desapareció aproximadamente un año después de haber lanzado el software al mundo. Por lo tanto, ya no está presente para explicar por qué se eligió esta fórmula específica para agregar nuevos bitcoins en circulación.

Sin embargo, correos electrónicos tempranos escritos por Nakamoto arrojan algo de luz sobre el pensamiento del misterioso personaje (o personajes).

Poco después de publicar el libro blanco de Bitcoin, Nakamoto resumió las diversas formas en que su política monetaria elegida (el cronograma por el cual los mineros reciben recompensas por bloque) podría desarrollarse, reflexionando sobre las circunstancias en las que podría llevar a la deflación (cuando el poder adquisitivo de una moneda aumenta) o a la inflación (cuando los precios de los bienes y servicios que se pueden comprar con una moneda aumentan).

En ese momento, Nakamoto no podía saber cuántas personas usarían el nuevo dinero digital (si es que alguien lo haría).

Explicó muy poco sobre por qué eligieron la fórmula particular que eligió: “Las monedas tienen que distribuirse inicialmente de alguna manera, y una tasa constante parece ser la mejor fórmula”, escribió.

“La circulación total será de 21,000,000 monedas. Se distribuirá a los nodos de la red cuando generen bloques, con la cantidad reducida a la mitad cada 4 años. Primeros 4 años: 10,500,000 monedas; siguientes 4 años: 5,250,000 monedas; siguientes 4 años: 2,625,000 monedas; siguientes 4 años: 1,312,500 monedas, etc.” Satoshi Nakamoto

La mayoría de las monedas emitidas por el estado o un banco central, como en el caso del dólar estadounidense y la Reserva Federal, tienen herramientas a su disposición que les permiten agregar o eliminar efectivo de circulación. Si la economía está tambaleándose, por ejemplo, la Fed puede aumentar la circulación y fomentar el préstamo comprando valores a los bancos. Alternativamente, si la Fed quiere retirar dólares de la economía, puede vender valores de su cuenta.

Para bien o para mal, Bitcoin es un poco diferente. Por un lado, el cronograma de suministro de monedas está prácticamente establecido en piedra.

A diferencia de la política monetaria de las monedas emitidas por el estado, que se desarrolla a través de procesos políticos e instituciones humanas, la política monetaria de Bitcoin está escrita en código compartido en toda la red. Cambiarla requeriría un inmenso esfuerzo de coordinación y acuerdo en toda la comunidad de usuarios de Bitcoin.

A diferencia de la mayoría de las monedas nacionales con las que estamos familiarizados, como dólares o euros, bitcoin fue diseñado con un suministro fijo y un programa de inflación predecible. Solo habrá 21 millones de bitcoins. Este número predeterminado los hace escasos, y es esta escasez junto con su utilidad lo que influye en gran medida en su valor de mercado.

Otro aspecto único de Bitcoin es que Nakamoto programó la recompensa por bloque para disminuir con el tiempo. Esa es otra forma en que difiere de la norma con respecto a los sistemas financieros modernos, donde los bancos centrales controlan la oferta de dinero. En marcado contraste con la reducción de la recompensa por bloque de Bitcoin, la oferta del dólar ha aumentado aproximadamente tres veces desde 2000.

¿Cómo influye el halving en el precio del bitcoin?

Un halving de bitcoin atrae tanta atención principalmente porque muchos creen que conducirá a un aumento en el precio. La verdad es que nadie sabe qué va a pasar.

Bitcoin ha experimentado tres halvings hasta ahora, los cuales podemos considerar como precedentes.

El halving de 2012 proporcionó la primera demostración de cómo los mercados responderían al cronograma de suministro de efectivo poco ortodoxo de Nakamoto. Hasta entonces, la comunidad de Bitcoin no sabía cómo afectaría a la red una disminución repentina de las recompensas. Resultó que el precio comenzó a subir poco después del halving.

Cada halving ha fomentado una especulación vigorosa sobre cómo afectaría el evento al precio del bitcoin.

El 16 de julio de 2016, el día del segundo halving, el precio cayó un 10 por ciento a $610, pero luego volvió a subir al nivel anterior.

Aunque el impacto inmediato en el precio de bitcoin fue pequeño, el mercado eventualmente respondió durante el transcurso del año siguiente al segundo halving. Algunos argumentan que el aumento fue un resultado tardío del halving. La teoría es que cuando la oferta de bitcoin disminuye, la demanda de bitcoin se mantiene igual, lo que impulsa el precio al alza. Observando el precio de bitcoin 365 días después del segundo halving, podemos ver que aumentó un 284% hasta alcanzar los $2,506.

Al mirar el halving más reciente, también podemos ver que el precio de bitcoin continuó mostrando un comportamiento alcista un año completo después de que tuvo lugar el evento. Esta vez, aumentó más del 559%.

¿Por qué reciben estos pagos los mineros?

Bitcoin no funcionaría en absoluto sin las recompensas por bloque.

Hay dos procesos básicos para hacer que Bitcoin funcione. El estado del libro mayor de Bitcoin debería responder a la pregunta de: ¿Quién posee qué y cuánto? 

La primera parte, “¿quién posee qué?”, se resuelve mediante la criptografía. Solo el propietario de una clave privada (que es como un código de acceso secreto) puede gastar el bitcoin.

La teoría de juegos que asegura Bitcoin requiere que:

  • Los mineros tengan un incentivo para minar bloques nuevos de forma honesta.
  • Los mineros tengan un costo si intentan producir nuevos bloques de forma deshonesta.

Sin las recompensas por bloque, la red estaría en caos. Si tienen suficiente poder de cómputo, los mineros pueden atacar la red de dos maneras: haciendo un doble gasto de las monedas o deteniendo las transacciones. Pero tienen un fuerte incentivo para no intentarlo, porque entonces correrían el riesgo de perder sus recompensas por bloque.

En otras palabras, los mineros perderán dinero si no siguen las reglas.

Cuanta más potencia informática dirijan los mineros hacia Bitcoin, más difícil será atacar la red porque un atacante necesitaría tener una parte significativa de esta potencia de procesamiento, conocida como hashrate, para ejecutar dicho ataque.

Cuanto más dinero puedan ganar mediante las recompensas por bloque, más potencia de minería va dirigida a Bitcoin y, por lo tanto, más protegida está la red.

¿Qué sucede cuando las recompensas por bloque se vuelven muy pequeñas o desaparecen por completo?

Por eso es que la disminución periódica en las recompensas eventualmente podría convertirse en un problema.

Los mineros necesitan un incentivo para hacer lo que hacen. Necesitan obtener ganancias. Después de todo, los costos de mantener activos equipos computacionales tan caros y complejos son muy altos y casi nadie va a efectuar un gasto de este tipo solo por el ideal de mantener la red de Bitcoin activa.

Pero la consecuencia de la disminución en las recompensas por bloque es que eventualmente se reducirá a nada. Las tarifas de transacción, que los usuarios pagan cada vez que envían una transacción, son la otra forma en que los mineros ganan dinero. (Teóricamente, estas tarifas son opcionales, aunque en la práctica, una transacción sin una tarifa podría tener que esperar mucho tiempo para ser procesada si la red está congestionada; el tamaño de la tarifa es establecido por el usuario o su software de billetera).

 Se espera que las tarifas se conviertan en una fuente de remuneración más importante para los mineros a medida que la recompensa por bloque disminuya.

En las próximas décadas, cuando la recompensa sea demasiado pequeña, la tarifa de transacción se convertirá en la compensación principal para los nodos. 

Sin embargo, esto realmente podría no funcionar sin costos de transacción muy elevados porque Bitcoin no puede procesar grandes cantidades de transacciones en su cadena de bloques.

Y, como se discutió anteriormente, son las recompensas mineras las que atraen más potencia informática a Bitcoin, endureciéndolo contra ataques que intentan evadir las reglas de la red. No está claro si una futura recompensa de bloque atenuada tendrá el mismo atractivo para los mineros, incluso cuando se complementa con tarifas.

No es probable que este halving haga que Bitcoin sea significativamente menos seguro, pero dentro de ocho a 12 años, podrían haber problemas.

Parte del problema es que más de una década después del nacimiento de Bitcoin, el mercado aún está descubriendo el verdadero costo de proteger la red de los atacantes.


 

Raul Canessa

Leave a reply