////¿Cómo mejorar las oportunidades para obtener beneficios con las cuentas PAMM?

¿Cómo mejorar las oportunidades para obtener beneficios con las cuentas PAMM?

Las cuentas gestionadas Forex PAMM (Percent Allocation Management Module) son una opción de inversión pasiva en el mercado de divisas que se multiplica y es ofrecida cada vez por más brokers de Forex como una oportunidad más para obtener ingresos en los mercados, junto con las cuentas de trading tradicionales. Desafortunadamente muchas de las cuentas PAMM no son capaces de producir ganancias a largo plazo y por el contrario tienen una duración extremadamente corta al aplicar estrategias demasiado agresivas que pueden inducir al inversor inexperto a tomar a los gestores como expertos capaces de producir altos rendimientos en poco tiempo.

Por lo tanto, necesitamos un proceso objetivo y claro de evaluación y selección que nos permita encontrar los principales gestores de cuentas PAMM que sean capaces de obtener ganancias decentes y sean rentables a largo plazo, que es lo más importante.

En este sentido, no debemos evitar explorar nuevas oportunidades de ingresos pasivos como las cuentas PAMM, pero siempre deberíamos evaluarlas cuidadosamente con criterios consistentes. Por eso, esperamos que la información en este artículo le proporcionará una buena visión y orientación específica para comprender el verdadero significado de los datos que nos presentan los brokers que ofrecen servicios de cuentas PAMM.

¿En que consisten las cuentas PAMM?

El sistema de inversión PAMM – Percentage Allocation Management Module – es una solución tecnológica que permite al trader (gestor de la cuenta) gestionar simultáneamente una cantidad ilimitada de cuentas gestionadas en una sola plataforma de negociación (tal como Metatrader 4). Dependiendo del tamaño del depósito y su relación con respecto al volument total manejado por el gestor, cada cuenta gestionada tiene su propia relación de ganancia/pérdida en el sistema PAMM. En esencia, el sistema PAMM permite a los pequeños inversionistas disfrutar de la seguridad y el retorno de las cuentas gestionadas tradicionales, que por lo general exigen un depósito de al menos $10000.

Teóricamente, el sistema puede aceptar inversiones de cualquier monto, incluso desde un centavo, y de hecho, hay brokers que ofrecen servicios de cuentas PAMM que permiten depósitos mínimos de solo $1. Bajo el sistema PAMM, el inversor no necesita aprender cómo operar en el mercado Forex ni aplicar alguna estrategia de trading, pero si necesita decididamente seleccionar la mejor cuenta gestionada (compuesta por tres partes: Gestor (Trader)/Inversor/Broker como se explica más adelante) que ofrezca las mejores oportunidades. Los sistemas de cuentas PAMM ofrecidos por brokers de buena reputación y que ofrecen un servicio de calidad operan de forma honesta y sin engaños para los inversores, pero nunca debemos olvidar el hecho de que incluso los traders legítimos todavía pueden acabar con una cuenta gestionada y el dinero de los inversores a través de la incompetencia.

Dicho esto, este artículo explicará varios principios que permiten seleccionar las mejores cuentas gestionadas PAMM. Estos principios están divididos en las siguientes tres categorías:

  • Parte 1: Disciplina básica del inversor.
  • Parte 2: Evaluación del broker/compañía que ofrece el servicio de cuentas PAMM.
  • Parte 3: Evaluación de los gestores (traders) y sus estrategias.

Aunque este artículo y los principios que se explican a continuación se aplican a las cuentas Forex PAMM, básicamente estos conceptos pueden aplicarse a la selección de los mejores traders en las plataformas de copytrading y en cierta medida en la selección de los sistemas automatizados de trading (EA) más prometedores.

Parte 1: Disciplina básica del inversor

1. El inversor debe conocer su tolerancia al riesgo, tener una estrategia de inversión y seguirla con disciplina

Las cuentas gestionadas deben considerarse como un componente a largo plazo de una cartera de inversión, diseñado para ayudar a equilibrar el riesgo general al tiempo que añade diversificación y no como una solución rápida a una cartera con un desempeño mediocre. Es natural que incluso los traders más experimentados tengan periodos con ganancias relativamente bajas e incluso con pérdidas (drawdowns). El inversionista inteligente se mantendrá firme y se apegará a su plan de inversión y no cerrará su cuenta gestionada prematuramente solo por pánico y miedo para permitir que la cuenta se recupere de esas pérdidas temporales. Es importante apegarse a la estrategia original y tener en cuenta que no se debe ceder a la tentación de cerrar una cuenta y cambiarla por otra a la primera señal de problemas, a menos que las señales de que el gestor es incapaz sean demasiado obvias.

Como cualquier inversor exitoso le dirá, la riqueza a largo plazo requiere paciencia, no decisiones erráticas basadas en la codicia. Habiendo dicho esto, es fundamental que usted conozca su nivel de tolerancia al riesgo como base de su estrategia y seleccione las cuentas gestionadas que se apeguen precisamente a ese nivel de riesgo. En las cuentas PAMM esto significa comprender plenamente los planes de los gestores antes de invertir con el fin de conocer su capacidad y su visión del mercado y como planean obtener un rendimiento decente y de largo plazo.

Es fundamental resaltar que la Tolerancia al Riesgo varía según el individuo dependiendo de varios factores, y dada su importancia primordial, todo inversor debería evaluar este aspecto antes de considerar la idea de invertir en cuentas PAMM. Por ejemplo, una persona con baja tolerancia al riesgo y que se pone nerviosa apenas ve una pequeña disminución en sus fondos, probablemente debe considerar otras opciones ya que toda forma de inversión en el Forex y otros mercados presentan riesgos asociados relativamente altos, lo que también explica su gran potencial para generar altas ganancias. A mayor riesgo mayor ganancia.

Un inversor debería tener un nivel de tolerancia al riesgo mayor del promedio si está considerando las cuentas PAMM, debido a los riesgos inherentes del mercado de divisas y al hecho de que las operaciones en el mercado son realizadas y gestionadas por un tercero, lo que añade otro factor de riesgo.

2. No persiga grandes ganancias y sea disciplinado

La naturaleza humana siempre se ha visto atraída por los rendimientos más altos y rápidos. Sin embargo, si usted quiere ser un inversor inteligente, y NO un jugador, deberá elegir las cuentas PAMM con los gestores que mejor se adapten con su perfil de riesgo. Los altos rendimientos son buenos claro está, pero la estabilidad a largo plazo es mucho más importante. Esto es especialmente cierto en un mercado volátil como el Forex No elija cuentas gestionadas sólo porque el trader está actualmente pasando por una buena racha. Usted como un inversor inteligente debe seleccionar los traders con base en sus habilidades y el estilo de negociación que ha utilizado en el pasado para lograr retornos consistentes y, sobre todo, que coincidan con su tolerancia al riesgo. Protéjase de decisiones pobres y encamínese más rápidamente hacia sus metas de inversión.

Forex es mercado de inversión muy popular en todo el mundo. Sin embargo, algunas investigaciones indican que la mayoría de los inversores ni siquiera saben qué tipo de preparación deben tener los traders para gestionar dinero de terceros y operar en el mercado con este capital, y en general tienen muy poco conocimiento para evaluar las cuentas gestionadas, los gestores y lo que estos ofrecen realmente. Estos inversionistas subeducados deseosos de cosechar los “altos beneficios” del trading de alto riesgo pueden caer víctimas de los servicios ofrecidos por los traders privados (sin licencia) y las empresas de gestión de fondos que posiblemente no revelan el alto riesgo correspondiente de manera honesta. Como resultado, un gran número de inversores experimentan un éxito de muy corta duración en casi todos los casos.

Si un trader no puede mostrar una prueba de buen rendimiento pasado y ofrece un retorno sospechosamente elevado, es poco probable que el inversor pueda obtener una ganancia estable a mediano-largo plazo. Por suerte, la mayoría de los brokers de Forex que tienen servicios de cuentas PAMM ofrecen estadísticas de rendimiento detalladas de todas las cuentas y sus gestores, de tal modo que es posible analizar en detalle el rendimiento pasado de estos.

A continuación, se describen los tipos principales de cuentas gestionadas de acuerdo a su perfil de riesgo, estrategia general de inversión y rendimiento esperado:

  • Cuentas con rendimiento conservador: Son cuentas gestionadas en donde el trader tiene como objetivo obtener retornos positivos cada mes sin tomar riesgos excesivos. El enfoque principal es la preservación del capital y el poder adquisitivo (es decir, un rendimiento que supere la inflación), y el crecimiento a largo plazo a través de la acumulación paulatina de ganancias en la cuenta. Pueden tener estrategias muy cautelosas de stops de pérdidas para prevenir grandes drawdowns. Éste ees uno de los tipos más comunes de traders, y usualmente producirá retornos de 20% a 40% por año.
  • Cuentas con rendimiento moderado: Estas cuentas tratan de capitalizar las grandes oscilaciones del mercado para obtener beneficios, y pueden operar con varias posiciones sin cobertura (naked). Estas cuentas pueden tratar de obtener altos beneficios, sin embargo, tienen estrategias de control de riesgo con porcentajes de stops de pérdidas relativamente ajustados, y una meta de ganancia para cada mes. Con una estrategia de riesgo moderado, el rendimiento de las inversiones puede oscilar entre 40% a 100% al año.
  • Cuentas con rendimiento agresivo: Aquellos que se consideran traders de “de alto riesgo” sólo tienen un objetivo en mente, el logro de altas ganancias. Algunas de estas cuentas pueden utilizar un apalancamiento tan alto que pueden convertir $50000 en $1000000 en solo un año, pero durante ese tiempo siempre están expuestas a un nivel de riesgo elevado y peligroso. A pesar de su éxito asombroso, usualmente llegan a un punto en donde el mercado obliga a los gestores a refinar y moderar su estrategia o termina por destruir las cuentas. Con las inversiones en cuentas gestionadas de “alto riesgo”, se pueden ver rendimientos de 100% a 500% al año, incluso de 1000%, pero usualmente estas cuentas no llegan a durar más de 2 años.

Por lo tanto, no se deslumbre con un porcentaje de retorno increible, ya que un alto riesgo siempre acompaña alto retorno y, a menudo esto significa una inversión de corta duración.

Parte 2: Evaluación del broker/compañía que ofrece el servicio de cuentas PAMM

En la actualidad, los sistemas de cuentas PAMM constan de 3 partes fundamentales: el inversor (usted), el broker que ofrece el servicio de negociación y el servicio de cuentas gestionadas y el gestor de la cuenta (el trader).  En muchos casos, el broker solo actúa como intermediario entre los gestores y los inversores, de tal forma que la compañía no ofrece de forma directa la gestión de cuentas gestionadas, sino que actúa como punto de conexión entre inversores y traders que desean gestionar los fondos de terceros. En tales casos, el broker también ofrece los servicios de corretaje en el mercado y obtiene sus ganancias a través de estos servicios.

Así mismo, también hay brokers que contratan traders profesionales y ofrecen cuentas gestionadas a menudo en forma de cuentas PAMM a los inversores que quieren empezar con poco capital. Bajo este enfoque, el broker también toma el rol de compañía gestora.

A continuación vamos a mostrar algunas cosas que debemos evaluar en un broker/compañía que ofrezca cuentas gestionadas PAMM:

Broker – Seguridad básica

En primer lugar, el inversor debe comprender que su dinero se almacena en su Broker y por lo tanto debe utilizar los servicios de una entidad en la que puede confiar plenamente. Para comprobar que su confianza está más que justificada, el inversor debe verificar lo siguiente:

  • El broker debe estar regulado/licenciado y en buen estado con su autoridad reguladora (CySEC en Chipre, ASIC en Australia, FCA en el Reino Unido, etc). Estar regulado no garantiza que un broker es bueno, pero al menos le proporciona al inversor un recurso al que puede recurrir si las cosas no funcionan como deberían.
  • El broker debe estar asegurado por un plan de protección gubernamental.
  • Es recomendable elegir compañías que no sólo están reguladas, sino que también están bien capitalizadas.
  • Comprobar si el broker en cuestión tiene una buena reputación.
  • Leer cuidadosamente el apartado de “Términos y Condiciones” relacionado con los servicios de corretaje y de cuentas gestionadas con el fin de verificar que no hayan condiciones injustas o indeseadas.
  • Verificar que los fondos depositados en la cuenta gestionada se mantienen en una base segregada (si el broker es regulado debería ser así), lo que puede proteger sus fondos en caso de que la compañía se vuelva insolvente.
  • Finalmente, también es recomendable que el inversor compruebe si alguna queja grave se ha presentado contra el broker, y si es así, cómo solucionó la compañía el problema.

Compañías que ofrecen servicios de gestión

Como indicamos anteriormente, hay muchos casos de brokers de Forex que ofrecen servicios de cuentas PAMM para sus clientes e incluso contratan gestores profesionales sin que haya la necesidad de recurrir a los servicios de un trader externo para que se encargue de la gestión de la cuenta. En estos casos, solo se necesida evaluar el broker que ofrece el servicio.

Sin embargo, si hay una firma independiente que maneja la cuenta, usted tiene que evaluarla. Teóricamente su dinero está en el corredor y bajo su control, pero siempre es importante que el inversor haga su tarea y compruebe si está tratando realmente con un buen gestor capaz de que su dinero produzca el rendimiento deseado. A continuación vamos a enumerar los principales criterios que podemos usar para evaluar la compañía (no es una lista exhaustiva, pero obviamente no es necesario comprobar todo, de hecho, siempre y cuando la empresa esté registrada en el regulador local se pueden omitir la mayoría de los puntos).

Perfil de la compañía

  • Ubicación
  • Gestión
  • Filosofía ética
  • Estructura
  • Número de empleado
  • Años de operación
  • Servicio y Marcas

Estructura legal y cumplimiento

  • Estado de registro
  • Informe de auditoría independiente
  • Licencias Obtenidas
  • Litigios Pasados y/o Procesos Regulatorios

Activos y programas de inversión

  • Mercado de Inversiones
  • Tamaño del patrimonio bajo administración
  • Tamaño Máximo del Programa PAMM
  • Estructura y valoración de la cartera
  • Información Sectorial
  • Requisitos de entrada (inversión mínima/jurisdicción de aceptación)
  • Estructura de comisiones
  • Políticas relacionadas con depósitos y retiros de fondos.

 Datos de rendimiento

  • Retorno Mensual
  • Tasa de Crecimiento Anual Compuesta
  • Drawdown máximo
  • Períodos Consecutivos Rentables y Periodos Consecutivos de Pérdidas
  • Desviación estándar
  • Relación de Sharpe (estos parámetros se utilizan para evaluar el operador a cargo de la gestión)

Parte 3: Evaluación de los gestores (traders) y sus estrategias

Esta es con toda seguridad la parte más crítica en el proceso de selección de cuentas PAMM y es además el factor que determinará si nuestra inversión produciará o no ganancias a través del tiempo. En esta sección dividimos la evaluación de los gestores en tres categorías principales:

  • Antecedentes profesionales y estructura de comisiones
  • Estrategias de negociación e indicadores clave de rendimiento
  • Gestión del riesgo

Antecedentes profesionales y estructura de comisiones

La primera tarea crítica que el inversor necesita completar es definir la “responsabilidad” del trader, lo que incluye determinar (si es posible) la preparación del trader y si cuenta o no con una licencia que lo faculte para gestionar fondos (la mayoría de los gestores de cuentas PAMM, buenos y malos, carecen de una licencia de este tipo, lo que no necesariamente es negativo), con el fin de entender claramente cuáles son realmente los  riesgos. Con base en lo anterior, podemos clasificar a los gestores de cuentas en los siguientes tipos básicos:

  • Traders con licencia: Si un trader tiene licencia, es responsable por sus errores y por lo general hace todo lo posible para que sus cuentas gestionadas crezcan y sean rentables, es decir, siempre tratan de mitigar el riesgo y lograr beneficios estables. Por lo tanto, no tratan de obtener ganancias record en poco tiempo, sino más bien se enfocan en ofrecer un buen rendimiento con un nivel de beneficio aceptable.
  • Traders sin licencia: Este grupo abarca a la mayoría de los gestores de cuentas PAMM e incluye a traders sin preparación académica formal en el campo de las finanzas que se han formado a sí mismos y han aprendido a operar por su cuenta. Aunque muchos de estos traders son realmente buenos y capaces de producir ganancias de forma rentable y estable a largo plazo, usualmente toman más riesgos y por lo tanto pueden tener rendimientos más altos a veces, aunque pueden tener sus propios intereses en mente al operar con el dinero de otros. En resumen, invertir con estos traders puede ser riesgoso y terminar produciendo ganancias de corto plazo, a menos que el inversor se aplique exhaustivamente a la tarea de encontrar gestores que demuestren tener realmente la capacidad de ser rentables a largo plazo.

* Nota: Hay muchas jurisdicciones donde el trading con divisas no está regulado, por lo tanto, a los traders se les permite operar con el dinero de otros sin licencia o certificación. Por esta razón, no contar con licencia no significa necesariamente que un trader sea malo (hay muchos traders realmente buenos que no tienen licencia), pero claramente es mejor realizar un control más cuidadoso con base en todos los puntos que se describen a continuación:

Historial de rendimiento como gestores

Es recomendable evitar los traders que presentan lo siguiente:

 – meses con un 25% o más de pérdidas (drawdowns)

– rendimientos negativos durante más de 3-4 meses por año

Esto podrían ser una señal de que la estrategia puede que no sea tan sólida como afirma el trader y que podría haber futuros problemas con su cuenta. Asegúrese de que el historial se encuentre verificado por un tercero, como por ejemplo el broker donde opera la cuenta PAMM. Si estamos hablando de un trader privado, todos los rendimientos que vea podrían ser hipotéticos.

Si un trader no tiene un historial comprobado de más de 2 años, es arriesgado invertir con él. Por lo general, en el transcurso de 2 años, habrá un gran evento en el mercado que pondrá a prueba la experiencia de un trader. Por desgracia, es difícil encontrar traders que consiguen mantenerse y ser rentables a largo plazo y que sobrevivan a los eventos que destruyen u ocasionan fuertes pérdidas a la mayoría. Aquellos que duran son los mejores de los mejores, y suelen ser los traders ideales con que debemos invertir.

Estructura de comisiones/cargos

Hablando en términos generales, evite los gestores de cuentas PAMM que cobran comisiones basadas en transacciones. Siempre existirá un conflicto inherente de interés con cualquier gestor de cuenta que ve como sus ingresos crecen de manera significativa por cualquier otra cosa que no sea el tamaño de las cuentas que gestiona y sobre todo las ganancias que produce para los inversores. Incluso los sistemas basados en los beneficios pueden plantear conflictos de intereses fundamentales. Esto se debe a que pueden inducir al gestor a llevar a cabo inversiones excesivamente riesgosas: no obtendrá ningún beneficio (y tampoco los inversores) durante los periodos en que su cuenta sufre pérdidas, pero en los periodos en que obtiene altas ganancias, el gestor obtiene un porcentaje de esa ganancia, que puede ser sustanciosa. 

Tal vez la mejor estructura de comisiones es la que recompensa al trader por los beneficios que obtiene con los fondos gestionados en relación al nivel de riesgo asumido, de tal forma que el sistema penalice a los gestores que demuestren una pobre gestión de riesgo. Otra opción es un sistema de comisiones que establezca un límite en cuanto al porcentaje de beneficio mensual que puede obtener el trader, de tal forma que no tenga la tentación de correr demasiados riesgos para obtener beneficios elevados que se traduzcan en más comisiones. 

Sea cual sea la estructura de comisiones usada por el sistema PAMM y el gestor, debe ser analizada con cuidado por el inversor.

Estrategias de negociación e indicadores clave de rendimiento

Normalmente los brokers y compañías con servicios de cuentas PAMM ofrecen múltiples estadísticas de desempeño de las cuentas que permiten su evaluación y la selección de los mejores gestores. Si un servicio de inversión PAMM no cuenta con estos datos, lo más prudente es evitarlo y buscar otras opciones. Una de las principales tareas del inversor es comprobar las siguientes estadísticas de desempeño para evaluar si la cuenta se ajusta a su propio perfil de inversión. Tenga en cuenta que los números marcados con verde son una norma subjetiva que probablemente aplicaría un tomador de riesgo moderado y no pueden aplicarse universalmente a todos los inversores, ya que cada persona tiene su propia tolerancia al riesgo y perfil de inversión.

-Tipo de estrategia utilizada: Existen infinidad de estrategias que utilizan los gestores de cuentas.  Muchos traders prefieren no divulgar los detalles de sus sistemas y esto es comprensible, sin embargo, deben explicar a sus inversores los enfoques que emplean, como analizan el mercado, criterios para apertura y cierre de posiciones, gestión de riesgo y gestión monetaria, etc. Por ejemplo, un inversor debería saber si el gestor utiliza sistemas de seguimiento de tendencia o contratendencia, si basa sus decisiones en el análisis técnico o en las noticias del mercado y otros aspectos similares. También debe saber específicamente en que instrumentos opera el gestor. En cuanto a los tipos de estrategias, el inversor debe evitar cualquier gestor que utilice estrategias de grid trading Martingale, ya que estos terminan produciendo pérdidas catastróficas tarde o temprano. Las tácticas de Martingale, por ejemplo, tienen su origen en las apuestas y pueden producir ganancias elevadas, aunque por periodos de tiempo corto. A largo plazo, acaban por destruir las cuentas ya que se basan en aumentar las apuestas cuando se producen operaciones perdedoras (usualmente duplicando el monto perdido) con la esperanza de que el mercado va a revertir su tendencia y convertir las pérdidas en ganancias. Aunque en teoría esto puede ocurrir, durante las grandes tendencias que suelen producirse en el mercado las pérdidas acumuladas llegan a ser tantas que el capital de la cuenta se agota antes de que ocurra la esperada inversión del mercado.

-Retorno objetivo – Conservador/Moderado/Agresivo: Aunque el inversor puede tener la tentación de buscar rendimientos de 200% o más al año con traders agresivos que buscan sobre todo beneficios elevados, en realidad lo más recomendable es que busque los traders capaces de tener un buen desempeño de manera consistente y a largo plazo, aunque sus ganancias no sean espectaculares. Como se ha dicho repetidamente, perseguir altos rendimientos puede conducir a un éxito a corto plazo, pero a largo plazo, los operadores estables siempre serán los mejores. La mayoría de las cuentas gestionas apenas excederán el 50% al año, sin embargo, hay cuentas con estrategias agresivas que tratan de obtener entre 5% a 20% al mes, o incluso más. Usted realmente tiene que ser consciente de su nivel de tolerancia al riesgo, ya que para obtener ganancias más altas el trader que gestiona la cuenta tiene que poner su dinero bajo un mayor riesgo (esto no es necesariamente malo si usted está consciente del hecho y lo acepta). Recuerde, si usted puede encontrar traders con rendimientos superiores al 150%, estos por lo general también tienen unas pocas pérdidas relativamente grandes en su historial, es decir drawdowns tremendamente elevados, que los traders que toman riesgos moderados probablemente no tengan. Con los traders de alto riesgo, bien podemos estar apostando nuestro dinero.

-Cantidad de capital bajo gestión: La cantidad total de capital afecta la capacidad de rendimiento del trader. Ciertos traders pueden conseguir rendimientos asombrosos con menos de $100000 bajo gestión, pero conforme su fondo crece, su estrategia comienza a mostrar sus fallos. Como muchos traders aprenden de la manera difícil, el operar con más fondos aumenta sus posibilidades de sufrir “deslizamiento“, lo que a su vez afecta los precios en que son abiertas y cerradas las transacciones. Cuando un trader está colocando 500 posiciones a la vez, es mucho más fácil obtener altos rendimientos que con 5000 posiciones. En otras palabras, muchas veces las cuentas con una gran cantidad de fondos tienden a sufrir bajas en el rendimiento (esto es sólo observación general). En cualquier caso, es bueno pedir al gestor que explique sus planes para los crecimientos del capital bajo gestión, y cómo adaptará su estrategia a estos cambios.

-Relación de operaciones ganadores contra ganancias perdedoras (%): Esta es la probabilidad de éxito. Por ejemplo, una relación de operaciones ganadoras contra operaciones perdedoras de 20:10 indica que un operador realiza 20 operaciones rentables por cada 10 operaciones perdedoras. Esta proporción también podría darse como 2:1, o como 200% (calculado como ((20/10) * 100) = 200), lo que significa que hay dos veces más operaciones ganadoras que operaciones perdedoras. La relación de operaciones ganadoras/operaciones perdedoras se utiliza para determinar si es probable que un sistema de trading sea rentable de forma consistente. No es un indicador muy útil por sí solo porque no tiene en cuenta el valor monetario ganado o perdido en cada operación, por lo tanto, a menudo se utiliza junto con la relación de riesgo/recompensa que se explica a continuación. El ejemplo anterior de 200% puede sonar bien, pero si las operaciones perdedoras tienen pérdidas en dólares tres veces más grandes que las ganancias en dólares de las operaciones ganadoras, entonces el trader tiene una estrategia perdedora. Los traders profesionales saben que, en el mejor de los casos, ganarán en el 60%-70% de sus operaciones y por lo tanto entienden que perderán en el 30%-40% de sus operaciones, lo que significa que tener como meta una relación de operaciones ganadoras contra operaciones perdedoras de 250% o más, en realidad puede ser demasiado optimista.

-Relación de Riesgo/Recompensa: Es un parámetro que ayuda a determinar cuánto está arriesgando un trader en relación a la recompensa potencial (o beneficio) en una operación. Mientras que esto puede parecer simplista, muchos operadores descuidan evaluar cuanto están ganando realmente con respecto al riesgo asumido en sus operaciones y a menudo terminan por descubrir por las malas que sus pérdidas son muy grandes. Por ejemplo, si el riesgo es de $200 y la recompensa es $400, entonces la relación de Riesgo/Recompensa es de 200:400 o 1:2, que es una relación de riesgo-recompensa mínima, a pesar de que todo depende también de otros parámetros tales como la relación de operaciones ganadoras contra operaciones perdedoras (véase más adelante la fórmula para la expectancia o esperanza matemática para más detalles). De todos modos, entre más grande sea la relación de Riesgo/Recompensa es mejor y se dice que 1:3 es un valor bastante apropiado. Esto se basa en la teoría de que si sólo el 33% de las operaciones son exitosas (combinando aquí la anterior relación de operaciones ganadoras vs perdedoras), entonces el trader aún podría obtener un beneficio. Veamos el siguiente ejemplo con 3 operaciones:

  1. Primera operación: Riesgo (Perder 1) $100 : Beneficio Potencial (Ganar 3) $300 – operación perdedora – ($100)
  2. Segunda operación:Riesgo (Perder 1) $100 : Beneficio Potencial (Ganar 3) $300 – operación perdedora – ($100)
  3. Tercera operación:Riesgo (Perder 1) $100 : Beneficio Potencial (Ganar 3) $300 – operación ganadora – $300

Combinando las tres operaciones, aún con un porcentaje de operaciones ganadoras de 33%, obtenemos una ganancia de $100 gracias a la relación de Riesgo/Recompensa de 1:3.

-Relación de Sharpe: Este indicador es una medida del exceso de rendimiento por unidad de riesgo en un activo de inversión. Básicamente indica cuán bien el retorno de un activo compensa al inversor por el riesgo asumido. Teniendo en cuenta la definición, está claro que una relación de Sharpe elevada indica que una inversión da más retorno para el mismo riesgo en comparación con una inversión con una relación de Sharpe más baja. Para darle una idea, una relación de 1 o mejor se considera buena, 2 o más es muy buena, y 3 o más se considera excelente. La relación de Sharpe para el mercado de valores promedio de Estados Unidos (S&P 500) a largo plazo es de alrededor de 0,5. De hecho, este es un indicador importante cuando se construye una cartera de inversión. Cuanto más activos con una buena relación de Sharpe se incluyan en una cartera, más segura será esta – más segura significa que el inversor puede esperar un mayor rendimiento con menor riesgo.

-Esperanza matemática: La esperanza matemática en el trading se define como la cantidad promedio que puede esperar ganar (o perder) un operador por cada operación con su sistema, cuando un gran número de operaciones son realizadas (al menos treinta para que sea estadísticamente significativa). La fórmula para calcular la esperanza es la siguiente:

Esperanza = (Porcentaje de operaciones ganadoras * Ganancia Promedio) – (Probabilidad de operaciones perdedoras * Pérdida Promedio)

Por ejemplo, si un trader realiza 30 operaciones, y 18 de estas operaciones resultaron ganadoras y el resto perdedoras, la proporción de operaciones ganadoras sería de 18/30, o 60%. Si las 18 operaciones ganadoras produjeron $7200, entonces su ganancia promedio sería de $7200/18 = $400. Si las pérdidas fueron de $3600, entonces la pérdida promedio sería de $3600/12 = $300. Aplicando estos resultados a la fórmula anterior, obtenemos como resultado una esperanza de 120. Una esperanza positiva de $120 significa que en el largo plazo este trader producirá una gananca de $120 por cada operación.

Con una ganancia promedio de $400 y una pérdida promedio de $300, tenemos que la relación de Riesgo/Recompensa es de $300/$400, que es igual a 1/1.333. De esta manera, aún con una relación de Riesgo/Recompensa tan baja, si el trader consigue un porcentaje de operaciones ganadoras de 60%, su estrategia será capaz de producir ganancias a largo plazo.

Pueden obtener más información sobre este concepto en el siguiente artículo:

-La esperanza matemática aplicada en el trading

Gestión de riesgo del gestor

La gestión de riesgo es una parte fundamental del trading. Como vimos anteriormente, aún los mejores traders se equivocan y tienen operaciones perdedoras y es ahí donde deben demostrar que saben manejar las pérdidas. Un trader que tiene una buena gestión de riesgo tiene mayores probabilidades de obtener ganancias a largo plazo ya que podrá sobrevivir a los tiempos difíciles con pocos daños y con un alto porcentaje de su capital intacto. Por eso, el inversor debe asegurarse de que el gestor de cuenta aplica alguna estrategia que reduzca el riesgo a ún nivel aceptable.

Uso de stops de pérdidas (órdenes stop loss)

Los stop loss son órdenes colocada colocadas en el broker para cerrar una posición cuando el mercado alcanza un determinado precio. El uso de stop loss es una necesidad desde la perspectiva de una mejor gestión de riesgo, ya que esta funcionalidad proporciona a los traders el control del riesgo de pérdida. Por ejemplo, colocar una orden stop-loss a una distancia igual al 10% del precio de entrada limitará la pérdida al 10% del valor de la posición, en caso de que el mercado se mueva en contra. Esta estrategia permite a los traders determinar su límite de pérdidas por adelantado, evitando la toma de decisiones emocionales. 

Por su parte, a los inversores les da la posibilidad de bloquear la actividad del trader más allá de cierto nivel de drawdown. Esto es un punto crítico a tomar en cuenta, puesto que algunos traders pueden involucrar el ego en sus operaciones y dejan correr las transacciones perdedoras mucho más allá de los “límites de pérdidas” que resultan tolerables, a tal punto que unas pocas operaciones perdedoras pueden terminar ocasionando pérdidas catastróficas. No hay ninguna guía específica para el porcentaje de pérdida específico que se debe usar, pero dependiendo de la estrategia y la tolerancia al riesgo de cada trader, entre un 5% a un 25% parece ser el rango popular y “más seguro” para establecer un límite de pérdida por operación. Sin embargo, esto también debe ser controlado como porcentaje del capital total de la cuenta, es decir cuánto se verá disminuido el capital total si una operación resulta perdedora. Por lo tanto, la gestión riesgo de una cuenta debe ser usada en conjunto con buenas prácticas de gestión monetaria.

Límite y control de drawdowns

Si está invirtiendo con un trader con licencia, generalmente se pueden evitar grandes drawdowns, pero con los traders no profesionales generalmente este no es el caso e incluso las cuentas PAMM rentables manejados por este tipo de gestores pueden sufrir de drawdowns mayores de lo recomendado. Compruebe si la cuenta tiene un límite de drawdown máximo garantizado, que en la práctica debería ser controlado mediante el uso de stop loss en todas las operaciones. A menos que usted sea un inversionista muy agresivo, lo más recomendable es que no invierta en nada que tenga un drawdown máximo superior a 25%-30%.

El sistema de cuentas RAMM de RoboForex, que funciona de manera muy similar a las cuentas PAMM tradicionales, permite al inversor establecer un límite semanal de drawdown por su cuenta, lo que a su vez le ayuda a limitar significativamente el riesgo. Esto puede ser particularmente útil si el inversor está invirtiendo con un trader particularmente agresivo.

Nivel de apalancamiento

Los traders suelen utilizar el apalancamiento para aumentar significativamente el rendimiento mediante el uso de cuentas de margen. En términos simples el apalancamiento es un préstamo sin intereses que los brokers proporcionan a los traders. Actualmente e nivel de apalancamiento ofrecido por los brokers de Forex puede llegar incluso hasta 1:400 (en algunos casos hasta 1:1000), lo que significa que si usted tiene $10000 en efectivo en su cuenta, el broker le permitirá negociar con hasta $4000000 – esto es basado en margen y también apalancamiento máximo real.

En este punto es importante entender la diferencia entre apalancamiento basado en margen y apalancamiento real, ya que la mayoría de los operadores no utilizan sus cuentas enteras como margen para cada una de sus operaciones, y por lo tanto su apalancamiento real tiende a diferir de su apalancamiento basado en margen. En el ejemplo anterior, si usted utiliza $200 como 2% del capital total para una operación particular con un margen de 1:400, el monto negociado es de $80.000 y el apalancamiento real es de 8:1, porque está operando con $80000 con los $10000 del capital total en su cuenta.

Se puede imaginar que se trata de una espada de doble filo o de un gran martillo, en otras palabras, el apalancamiento tiene el potencial de ampliar sus ganancias o pérdidas en la misma magnitud – con apalancamiento, tenemos la posibilidad de operar con volúmenes mucho mayores y las ganancias se calculan con base a estos volúmenes, lo que permite obtener ganancias sustanciales en las operaciones exitosas. Sin embargo, cuando se pierde en una operación apalancada, las pérdidas también se calculan de acuerdo con el apalancamiento que se extendió al operador. Por lo tanto, se pueden producir grandes pérdidas de la misma manera que grandes beneficios. Cuanto mayor sea la cantidad de apalancamiento sobre el capital que aplique el trader, mayor será el riesgo que asumirá. Manejar el apalancamiento de forma lenta y cuidadosa es parte de la básica de gestión de riesgos.

Una operación altamente apalancada puede vaciar rápidamente una cuenta de trading si el mercado se mueve contra el trader, por lo que este es uno de los números clave que el inversor debe comprobar al analizar un gestor. Aunque no hay ninguna guía en particular que indique cual es el apalancamiento adecuado, el uso de un apalancamiento superior a 1:200 en todas las operaciones puede resultar un poco excesivo y riesgoso.

Porcentaje de riesgo

Este indicador indica el porcentaje del capital total de la cuenta que puede ser perdido en una sola operación. Uno de los métodos más populares es la regla de riesgo del 1%, que establece que no más del uno por ciento de una cuenta de trading puede arriesgarse en cualquier operación individual. En otras palabras, si un trader tiene una cuenta de $100000, la cantidad máxima que pueden arriesgar es $1000 por operación. La razón detrás de esta práctica es controlar el máximo impacto negativo que una operación perdedora puede causar en una cuenta, de tal manera que ninguna operación individual tenga la capacidad de acabar con una cuenta de trading.

Los operadores que cumplen con la regla de riesgo del 1%, son mucho más propensos a sobrevivir una racha de pérdidas inesperadas, en comparación con los operadores que arriesgan porcentajes mucho mayores en cada operación. Aquí, es importante comprender la diferencia entre el stop loss por operación y el porcentaje de riesgo, aunque ambos conceptos están relacionados. En el ejemplo anterior, si usted coloca sólo $2000 de su capital total de $100000 en una operación, un porcentaje de control de riesgo del 1% significa el uso de un stop loss del 50% en esta operación en particular, ya que $2000 x 50% = $1000 de pérdida/$100000 = 1% de riesgo en relación al capital total de la cuenta. El uso del porcentaje de riesgo indica que el trader acepta la posibilidad de que puede perder en sus operaciones y por lo tanto debe limitar su riesgo. La mayoría de los traders no pueden operar libres de emociones después de perder más del 3% del valor de su cuenta en cualquier operación única. Como tal, un porcentaje de riesgo del 2% o menos puede usarse como guía para controlar el riesgo en cada operación.

Nota: Si examinamos la plataforma de cualquier sistema de cuentas PAMM podemos observar que existe un gran número de indicadores de desempeño que pueden utilizarse para evaluar a los gestores. Sin embargo, a pesar de que estos datos también resultan útiles, los indicadores anteriores usados en conjunto puede darnos una idea bastante aproximada de lo que podemos esperar si invertimos con un gestor de cuentas determinado.

Ejemplo

Supongamos que estamos analizando una cuenta PAMM cuy o gestor presenta los siguientes números:

  • Porcentaje de operaciones ganadoras: 60%
  • Relación de Riesgo/Recompensa: 1:1.5 (que también podría verse como 20 pips:30 pips)
  • Stop loss: 20 pips desde el precio de entrada.
  • Objetivo de beneficios: 30 pips desde el punto de entrada.

Después de que realiza las primeras 30 operaciones, el trader obtiene los siguientes resultados:

  • Operaciones ganadoras: 18 – una ganancia de $540
  • Operaciones perdedoras: 12 –  una pérdida de $240

Esto nos da un beneficio neto de $300 y un promedio de 10 pips por operación. En cuanto a la esperanza matemática de este trader, nos da como resultado un valor de $10, lo que significa una ganancia promedio de $10 por operación a largo plazo.

Un trader que presenta estos números y puede mantenerlos a través del tiempo, demuestra consistencia que es lo que buscamos. Seguramente no hará que sus inversores se vuelvan ricos de forma rápida, pero les permitirá obtener ingresos pasivos sólidos y constantes a través del tiempo.

 

 


 

2018-03-23T18:30:54+00:00 Por |Categorías: Cuentas PAMM|Etiquetas: |Sin comentarios

Deje su comentario