triple hora bruja

¿Que es la Triple Hora Bruja?

Se conoce como la triple hora bruja al vencimiento trimestral de los contratos de opciones sobre acciones, futuros sobre índices bursátiles y opciones sobre índices bursátiles que se produce el mismo día. Este evento de vencimiento de múltiples derivados de acciones e índices ocurre cuatro veces al año, el tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre.

Más específicamente, puede definirse como  la última hora de la sesión de negociación del mercado de valores (3:00 – 4: 00 P.M., hora local de la ciudad de Nueva York) en los cuatro días del año en que se produce el vencimiento de los tres tipos de derivados indicados anteriormente.

En estos días, los vencimientos simultáneos generalmente aumentan el volumen de negociación de opciones, futuros y de las acciones subyacentes, y ocasionalmente incrementan la volatilidad de los precios de los valores relacionados.

En esos mismos días, los futuros de acciones individuales también expiran, por lo que la hora final a veces se conoce como la “cuadruple hora bruja”.

Durante la triple hora bruja, muchos operadores se mueven para cerrar y cubrir sus órdenes de futuros y opciones antes de su vencimiento. Debido a los volúmenes masivos y los movimientos rápidos en todas las direcciones en una variedad de instrumentos de inversión (por ejemplo, gran cantidad de opciones Call y Put), el mercado puede volverse volátil e impredecible a corto plazo.

Implicaciones de este evento

Los días en que se produce la triple hora bruja generan una alta volatilidad y actividad en los mercados porque los contratos que van a expirar pueden requerir la compra o venta del valor subyacente. Si bien algunos contratos de derivados se abren con la intención de comprar o vender el valor subyacente, los operadores que buscan exposición a derivados solo deben cerrar, extender o compensar sus posiciones abiertas antes del cierre de la negociación en los días en que ocurre la triple hora bruja.

En estos días, particularmente en la última hora de negociación que precede a la campana de cierre, que se conoce realmente como la «triple hora bruja”, puede tener lugar una mayor actividad de negociación y volatilidad a medida que los operadores cierran, extienden (“rolan”)  o compensan sus posiciones expiradas.

Desde 2002, los días con triple hora bruja también han incluido la expiración de futuros de acciones individuales, lo que significa que en realidad hay cuatro tipos de contratos que expiran, pero el término «cuádruple hora bruja» nunca ha sido demasiado atractivo.

Aspectos a tener en cuenta:

  • La triple hora bruja es el vencimiento trimestral de contratos de opciones sobre acciones, contratos de futuros sobre índices bursátiles y contratos de opciones sobre índices bursátiles, que se produce precisamente en el mismo día.
  • Este evento ocurre cuatro veces al año, el tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre.
  • En estos días, particularmente en la última hora de negociación que precede al cierre del día de negociación, que se conoce realmente como la “triple hora bruja”, usualmente se produce una mayor actividad de negociación y volatilidad a medida que los operadores cierran, extienden o compensan sus posiciones expiradas.

Los altos volúmenes observados durante este periodo pueden conducir a una mayor volatilidad, presentando oportunidades para algunos operadores. Un operador con una variedad de valores a corto plazo que podrían verse afectados por la triple hora bruja debe conocer los riesgos y las estrategias para mitigarlos. De lo contrario, puede ser más adecuado optar por no participar en el mercado durante estos eventos.

Efectos en el mercado

Los contratos de futuros y opciones, a diferencia de una acción, tienen una fecha de vencimiento. Grandes operaciones con volúmenes enormes se realizan en los mercados de futuros, y la triple hora bruja es cuando los participantes del mercado que realizan estas operaciones tienen que decidir si renovarán sus contratos de futuros y mantendrán una posición en un contrato no vencido, o cerrarán su posición de futuros, que podrían comprar o vender, dependiendo de la dirección de la operación original.

Los operadores de opciones también determinan si sus opciones están expirando In The Money u Out The Money. En esos días, los participantes del mercado con grandes posiciones en estos contratos pueden tener incentivos financieros para tratar de impulsar temporalmente el mercado subyacente en una determinada dirección para afectar el valor de sus contratos. El vencimiento obliga a los operadores a actuar antes de cierto día, lo que hace que aumente el volumen de negociación en los mercados afectados.

A menudo se dice que la triple o cuádruple hora bruja causa volatilidad en los mercados subyacentes y en los contratos vencidos, tanto durante la semana anterior como el día de vencimiento. En algunos casos, esto puede ser cierto, pero la triple hora bruja también puede ser un evento bastante tranquilo, con una menor volatilidad y un sesgo estadístico al alza (al menos en lo que se refiere a los futuros del S&P 500) durante la semana en que ocurre este evento y durante el acontecimiento mismo.

Compensación de posiciones de futuros

Un contrato de futuros, que es un acuerdo para comprar o vender un valor subyacente a un precio predeterminado en una fecha específica en el futuro, exige que la transacción acordada tenga lugar después de la expiración del contrato. Por ejemplo, un contrato de futuros en el índice Standard & Poor’s 500 (S&P 500) tiene un valor de 250 veces el valor del índice. Si el índice tiene un precio de $2,000 para el momento en que ocurre el vencimiento, el valor subyacente del contrato es de $500,000, que es el monto que el propietario del contrato está obligado a pagar si el contrato tiene vencimiento.

Para evitar esta obligación, el propietario del contrato de futuros cierra el contrato vendiéndolo antes de su vencimiento. Después de cerrar el contrato que expira, la exposición al índice S&P 500 se puede mantener comprando un nuevo contrato de futuros sobre el mismo activo subyacente, pero con un vencimiento más extendido en el futuro. Esto se conoce como extender o rolar un contrato.

Opciones que expiran

Las opciones que están “In The Money” (opciones que están generando beneficios) presentan una situación similar para los operadores que están en posesión de contratos que vencen. Por ejemplo, el vendedor de una opción Call cubierta puede tener que entregar las acciones subyacentes que están en su poder si el precio de la acción cierra por encima del precio de ejercicio de la opción que vence. En esta situación, el vendedor de la opción tiene la posibilidad de cerrar la posición antes del vencimiento para continuar manteniendo las acciones, o permitir que la opción venza y de esta manera tener que entregar las acciones subyacentes.

Triple hora bruja y arbitraje

Si bien gran parte de las operaciones de apertura, cierre y compensación de contratos de futuros y opciones durante los días en que ocurre la triple hora bruja están relacionadas con la cuadratura de las posiciones, el aumento de la actividad también puede generar ineficiencias en los precios, lo que trae oportunidades de arbitraje a corto plazo. Estas oportunidades son a menudo los catalizadores del gran volumen de negociación en los cierres de estos días, ya que los operadores intentan obtener ganancias con pequeños desequilibrios de precios mediante operaciones de poca duración con grandes volúmenes de transacción que se pueden completar en segundos.