Como se esperaba, la economía de Estados Unidos experimentó la mayor reducción desde el final de la Segunda Guerra Mundial debido al bloqueo sin precedentes que cerró negocios y dejó a millones sin trabajo. La caída del 32.9% en el PIB del país para el segundo trimestre del 2020 fue en realidad ligeramente mejor que la disminución del 34.1% esperada por los analistas. El récord anterior de una contracción del 10%, que ahora parece insignificante, se registró en el primer trimestre de 1958.

Como vimos en la advertencia de la Fed del día anterior, todo parece indicar que el destino de la economía más grande del mundo depende «significativamente del curso de la pandemia», y por lo tanto los inversores deben ser conscientes del camino pedregoso hacia la recuperación a medida que la imposición de nuevas restricciones hace cada vez más difícil una recuperación de la economía en forma de V . Los datos de solicitudes de ayuda mensuales por desempleo lo respaldaron con el segundo aumento consecutivo y no hay indicios de que esta tendencia vaya a disminuir en los próximos días.

Este día se publicó una gran cantidad de datos mixtos desde Europa, comenzando con una caída más pronunciada de lo esperado en el PIB del segundo trimestre, aunque las cifras de desempleo fueron mejores de lo previsto. Esto ha impulsado al EUR ocasionando que suba aún más contra el USD, pero las acciones están siendo golpeadas fuertemente en Europa a medida que los Estados Unidos abren en rojo. Todos los ojos se están volviendo hacia los resultados de las 4 grandes empresas tecnológicas (Facebook, Apple, Alphabet y Amazon) que publicarán sus últimas ganancias después de la campana de cierre en los Estados Unidos.

Euro continúa fuerte

La presión de venta se ha moderado durante la sesión europea y la moneda única ahora está subiendo hasta 1.18. La primera resistencia se encuentra en 1.1830, y los siguientes niveles clave están en 1.1876 y 1.19, mientras que el soporte se encuentra justo por debajo de 1.17.

Un nuevo movimiento alcista parece ser una cuestión de cuándo y no de si ocurrirá, impulsado principalmente por la debilidad estructural del billete verde en primer plano. La disputa continua sobre el próximo proyecto de ley de estímulo en Estados Unidos no está ayudando, y parece poco probable que las negociaciones concluyan antes de la expiración de los beneficios de desempleo de mañana.

Gráfico mensual del EUR/USD

Libra esterlina sigue subiendo

Muchos operadores miran incrédulos los gráficos de precios ante la implacable marcha del GBP/USD, ahora en su décimo día de ganancias. La debilidad del dólar es la explicación simple, más la demanda real de libras esterlinas. El impulsor clave del GBP son las negociaciones comerciales de Brexit que parecen estar estancadas.

Los indicadores de impulso están sobrecomprados, pero los indicadores de tipo oscilador aún se muestran alcistas y sus señales indican que el GBP podría subir aún más. El soporte se encuentra alrededor de 1.2950, pero al menos por el momento no hay señales de que el precio vaya a caer, al menos en el corto plazo.

¿Quiere obtener más información sobre el par de divisas GBP/USD y sus características como instrumento de trading? Consulte el siguiente artículo: El par de divisas GBP/USD

Los inversores esperan nuevas acciones de la Fed

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, hizo un trabajo creíble el miércoles al mantener la política monetaria sin cambios, al tiempo que logró cumplir con las expectativas de los mercados de la mejor manera posible. A pesar de que no hubo cambios y poca enmienda a la declaración del FOMC, la Fed ha demostrado que hará todo lo que esté en su capacidad para apoyar la economía.

Los participantes del mercado están cada vez más seguros de que las tasas de interés se mantendrán cerca de cero durante mucho tiempo, incluso si la inflación comienza a subir. Ese es un factor de riesgo del que los inversores no necesitan preocuparse en el mediano plazo. Sin embargo, la línea agregada al comunicado de prensa de la Fed que establece que «el camino de la economía dependerá significativamente del curso del virus» debe tenerse en cuenta en cuanto a la cantidad de riesgo que debe haber en las carteras.

Ahora la presión se ha vuelto hacia el lado fiscal y las posibilidades de decepción son altas ya que los demócratas y los republicanos no están cerca de un acuerdo. Ambas partes están luchando por encontrar un terreno común y con millones de estadounidenses desempleados que enfrentan el vencimiento de su beneficio de desempleo de $600 por semana, cualquier retraso adicional podría conducir a serios choques económicos. Todavía se considera que ambas partes eventualmente llegarán a un acuerdo, pero cuanto más comprometido sea el acuerdo, más presión ejercerá sobre el sentimiento del mercado.