Cuando un operador coloca una orden para comprar o vender en el mercado, hay dos opciones fundamentales de ejecución: colocar la orden “al precio del mercado” o “a un precio límite”. Las órdenes de mercado son transacciones destinadas a ejecutarse lo más rápidamente posible al precio actual o de mercado. Por el contrario, una orden límite establece el precio máximo o mínimo al que el operador está dispuesto a comprar o vender.

Comprar acciones u otros instrumentos o activos en el mercado es un poco cómo comprar un auto. Con un automóvil, se puede pagar el precio actual del distribuidor y obtener el automóvil inmediatamente. O se puede negociar un precio y negarse a concluir el trato a menos que el distribuidor concuerde con el precio fijado por el comprador. Los mercados financieros funcionan de manera similar.

Una orden de mercado se ocupa de la ejecución de la orden; el precio del activo es secundario a la velocidad de ejecución de la operación. Las órdenes límite se ocupan principalmente del precio; si el valor del activo se encuentra actualmente fuera de los parámetros establecidos en la orden límite, la transacción no se produce.

A continuación vamos a explicar en detalle cómo funcionan estos tipos de órdenes de trading y cuáles son sus principales diferencias.

¿Cómo funcionan las órdenes de mercado?

órdenes de mercado en Forex

Cuando las personas se imaginan una transacción típica en los mercados financieros como el Forex, futuros, acciones y otros, piensan en órdenes de mercado. Estas órdenes son las operaciones de compra y venta más básicas; un corredor recibe una orden de compra o venta del instrumento en cuestión y esa orden se procesa al precio de mercado actual.

A pesar de que las órdenes de mercado ofrecen una mayor probabilidad de que una operación se ejecute, no hay garantía de que la transacción realmente se lleve a cabo. Por ejemplo, en el caso de las acciones, todas las transacciones en el mercado de valores están sujetas a la disponibilidad de determinadas acciones y pueden variar significativamente según el momento en que se coloca la orden,  el tamaño de la orden y la liquidez de la acción.

Todas las órdenes se procesan dentro de directrices actuales de prioridad. Cada vez que se coloca una orden de mercado, siempre existe la amenaza de que se produzcan fluctuaciones en el mercado entre el momento en que el corredor recibe la orden y el momento en que se ejecuta la operación. Esto es especialmente una preocupación en el caso de las órdenes más grandes, que tardan más en completarse y, si son lo suficientemente grandes, realmente pueden mover el mercado por su cuenta. A veces, el trading de acciones individuales puede ser detenido o suspendido.

En el mercado de valores, una orden de mercado que se coloca después de las horas de negociación se completará al precio de mercado el día de negociación siguiente.

Por ejemplo, supongamos que un operador coloca una orden para comprar 100 acciones de la compañía XYZ Inc. al precio del mercado. Dado que el operador sólo tiene interés en entrar al mercado sin importar el precio actual de la acción de XYZ, su operación se completará bastante rápido, por ejemplo, a $50.50 por acción.

¿Cómo funcionan las órdenes límite?

Órdenes límite en el mercado

Las órdenes límite están diseñadas para dar a los operadores un mayor control sobre los precios de compra y venta de sus operaciones. Antes de colocar una orden de compra, se debe seleccionar un precio de compra máximo aceptable, mientras que un precio de venta mínimo aceptable se debe seleccionar al colocar una orden de venta.

Una orden límite ofrece la ventaja de que le permite al operador asegurarse  que el punto de entrada o salida del mercado es al menos tan bueno como el precio especificado. Las órdenes límite pueden ser de particular beneficio cuando se está operando con una acción u otro activo que tiene poco volumen de negociación, es altamente volátil o tiene un spread o diferencial amplio entre el precio Bid y el precio Ask. Al colocar una orden límite, el operador pone un límite a la cantidad que está dispuesto a pagar en el mercado.

El riesgo obvio inherente a las órdenes límite es que, si el precio de mercado real nunca cae dentro de los lineamientos de la orden límite, la orden colocada por el operador puede no ejecutarse. Otra posibilidad es que finalmente se pueda alcanzar un precio objetivo, pero no haya suficiente liquidez en el mercado para completar la orden cuando llegue su turno. Una orden  límite a veces puede obtener una ejecución parcial o puede incluso no ejecutarse debido a su restricción de precio.

En el mercado de valores, es común permitir que se coloquen órdenes límite fuera de las horas de mercado. En estos casos, las órdenes límite se colocan en una cola para procesarse tan pronto como se reanude la negociación. Las órdenes límite son más complicadas de ejecutar que las órdenes de mercado y, por lo tanto, pueden resultar en mayores comisiones de corretaje. Para las acciones de bajo volumen de negociación que no están listadas en las principales bolsas, puede ser difícil entrar al mercado al precio real actual, por lo que las órdenes límite son una opción atractiva.

Si el operador del ejemplo anterior está interesado en comprar acciones de XYZ a un precio más bajo y cree que puede obtener acciones de XYZ por $49.90, colocará una orden límite para la compra de estas acciones precisamente a ese precio. Si en algún momento durante el día de negociación, XYZ cae hasta ese precio o aún más bajo, la orden colocada por el operador se activará y obtendrá 100 acciones por $49.90 o menos. Sin embargo, al final del día de negociación, si XYZ no baja  hasta el límite establecido por el operador, la orden quedará sin completar.

Los operadores deben ser conscientes del efecto del spread Bid-Ask en las órdenes límite. Para que se complete una orden límite de compra, el precio Ask, no solo el precio Bid, debe caer hasta el precio especificado por el operador.

Conclusiones – Diferencias entre orden de mercado y orden límite

Si bien el proceso de compra y venta en el mercado puede ser desalentador para los operadores novatos, conocer las diferencias entre una orden de mercado y una orden límite es crucial para poder operar de manera efectiva. Una orden de mercado se centra en completar una orden a la velocidad más rápida, mientras que una orden límite se ocupa de garantizar que se cumplan las consideraciones de precio antes de que se ejecute una transacción. Al comprender los tipos de órdenes existentes, los operadores pueden pasar a los desafíos reales del trading, incluyendo elegir qué activo comprar o vender, cuándo realizar la entrada, cuánto tiempo mantener la posición abierta y cuándo cerrar la posición.

Los tipos de órdenes descritos anteriormente se usan en todos los mercados, incluyendo Forex, CFD, Futuros, acciones, etc. Pueden obtener más información sobre las órdenes de mercado y límite en el siguiente artículo: Tipos de órdenes en el Forex