Las preocupaciones sobre la situación de Covid, un posible aumento en el impuesto sobre las ganancias de capital en Estados Unidos y las valoraciones exageradas de las acciones fueron algunas de las razones del desempeño desigual de la semana pasada en Wall Street. Aún así, el índice S&P 500 logró cerrar cerca de sus máximos históricos, ya que las ganancias corporativas y los datos económicos aseguraron a los inversionistas que las acciones siguen siendo la mejor opción para aumentar la riqueza. Al inicio de esta semana, los futuros indican un comienzo ligeramente positivo para el S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average, mientras que el Nasdaq Composite se está quedando atrás.

En términos de los datos económicos de la semana pasada, la lectura del PMI compuesto de IHS Market de Estados Unidos aumentó a un récord de 62.2 en abril desde 59.7 en marzo y las ventas de casas nuevas aumentaron un 20.7% el mes pasado, llegando al nivel más alto desde 2006. La economía de Estados Unidos está mejorando sustancialmente con una Reserva Federal que no está dispuesta a retirar su apoyo en el corto plazo. Eso es lo que probablemente escuchemos del presidente de la Fed, Jerome Powell, este miércoles después de una reunión de política del FOMC de dos días.

El banco central de Estados Unidos se siente cómodo con la idea de que la inflación suba por encima del 2% durante algún tiempo hasta que se logre una recuperación económica general. Por lo tanto, no se espera que la Fed reduzca su programa de compra de bonos o señale un endurecimiento de la política a corto plazo a pesar de la sólida recuperación económica. Esto seguirá siendo un factor positivo para los mercados de valores a pesar de que las valoraciones puedan parecer demasiado altas.

Con respecto a las ganancias de las compañías, el 84% de las empresas del S&P 500 que han informado resultados para el primer trimestre de 2021 han logrado superar las estimaciones de los analistas a pesar de las dudas que surgieron durante las semanas anteriores. Las ganancias para los gigantes tecnológicos Alphabet, Microsoft, Apple, Facebook y Amazon se publicarán esta semana. Si las grandes compañías tecnológicas muestran ganancias que sorprendan al mercado, no sería sorprendente ver otro récord en el S&P 500, especialmente si los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se mantienen dentro del rango de negociación de este mes.

En los mercados de divisas, el dólar sigue teniendo un desempeño inferior al de sus principales pares en lo que ha sido un mal comienzo del segundo trimestre, después de un desempeño excepcional a principios de año. El índice del dólar (DYX) ahora se encuentra alrededor de la línea de tendencia alcista que se formó desde enero y una ruptura debajo de esta línea podría indicar una mayor debilidad desde una perspectiva técnica. Los inversores parecen creer que Europa y Asia se pondrán al día con los Estados Unidos y cerrarán la brecha en términos de desempeño económico a finales de este año.

El euro, el franco suizo y el dólar neozelandés han subido más de un 3% en lo que va de mes frente al dólar, y el informe del PIB estadounidense de esta semana y la reunión de la Reserva Federal deberían proporcionar a los operadores alguna señal de lo que ocurrirá en el mercado.

El oro se tambalea arriba de $1770

El precio del oro inició la semana con un comportamiento inestable, ya que los inversores centraron su atención en la reunión de la Reserva Federal del miércoles y los datos económicos clave de Estados Unidos que se publicarán en los próximos días.

Es probable que la acción del precio se mantenga sin una dirección clara a corto plazo, ya que los actores del mercado no saben qué hacer con fuerzas en conflicto que influyen en el metal precioso.

El oro se ha transformado prácticamente en un feroz campo de batalla entre compradores y vendedores.

En un lado de la ecuación, los alcistas continúan sacando fuerza de un dólar más débil, la caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro y los temores por el Covid-19. Sin embargo, los vendedores también se están inspirando por el optimismo en torno a la recuperación económica mundial, las sólidas ganancias corporativas y la implementación continua de los programas de vacunación contra el Covid-19 en las economías desarrolladas. Este duro tira y afloja podría resultar en niveles elevados de volatilidad a medida que el metal precioso intente hacer su próximo gran movimiento.

El gráfico diario sigue mostrando una acción del precio alcista, ya que se han formado máximos y mínimos más altos de forma constante. Los precios se encuentran por encima de la media móvil simple de 50 días, mientras que el MACD está por encima del nivel cero. Si $1770 resultara ser un soporte confiable, este podría convertirse en el nuevo mínimo más alto. Tal escenario puede abrir las puertas hacia los $1800.

Una cosa a tener en cuenta es la media  móvil simple de 100 días justo por encima del nivel de resistencia psicológica de $1800.

Si los compradores no pueden asegurar un cierre diario sólido por encima de $1800, esto podría desencadenar una caída del precio hasta $1770 y $1762, respectivamente.

El oro aún permanece en un canal bajista en el marco de tiempo semanal. Los precios se negocian por debajo de la media móvil simple de 20 y 50 semanas.

Aunque se han formado mínimos y máximos más bajos consistentemente, la tendencia bajista podría llegar a su fin si se logra un cierre semanal por encima de $1800. Tal movimiento puede colocar a los alcistas en una posición de poder para desafiar la resistencia de $1870. Si $1800 resultara ser una resistencia confiable, una caída del precio hasta $1700 podría estar en las cartas.

Gráfico de abril del XAU/USD

Eventos clave de la semana

Lunes 26 de abril

  • Publicación de datos de ganancias de Tesla (después del cierre de los mercados de Estados Unidos)

Martes 27 de abril

  • Decisión de tipos de interés del Banco de Japón
  • Publicación de datos de ganancias de Alphabet (después del cierre de los mercados de Estados Unidos)
  • Publicación de datos de ganancias de Microsoft (después del cierre de los mercados de Estados Unidos)

Miércoles 28 de abril

  • El presidente de los Estados Unidos, Biden, se dirige al Congreso conjunto
  • Decisión de tasas de interés de la Fed
  • Discurso de la presidenta del BCE, Christine Lagarde
  • Reunión OPEP+
  • Publicación de datos de ganancias de Apple (después del cierre de los mercados de Estados Unidos)
  • Publicación de datos de ganancias de Facebook (después del cierre de los mercados de Estados Unidos)

Jueves 29 de abril

  • Publicación de datos de ganancias de Amazon (después del cierre de los mercados de Estados Unidos.
  • Publicación de ganancias de Twitter (después del cierre de los mercados de Estados Unidos)
  • PIB del primer trimestre de Estados Unidos y Solicitudes semanales de desempleo

Viernes 30 de abril

  • PMI de China
  • PIB de la eurozona, IPC, desempleo
  • Ingreso/gasto personal de Estados Unidos y Sentimiento del consumidor.

Si los datos que se publicarán en los próximos días muestran que ha habido crecimiento de las ganancias de las compañías estadounidenses, es probable que los mercados de valores respondan positivamente y se muevan al alza. Los inversores quieren determinar si las perspectivas de ganancias son lo suficientemente optimistas como para justificar otra alza general en los índices bursátiles estadounidenses, y si el rendimiento del primer trimestre ha justificado las ganancias recientes.

Hay que tener en cuenta que Tesla, Alphabet, Microsoft, Apple, Facebook y Amazon tienen una capitalización de mercado combinada de alrededor de $9 billones. Eso es más de la mitad del valor total del índice Nasdaq 100, que tiene una capitalización de mercado de casi $16 billones. Por lo tanto, la forma en que se mueven estas acciones podría tener un impacto enorme en el comportamiento de este índice durante esta semana. En la actualidad, los mercados están pronosticando un movimiento promedio diario del 4% en cualquier dirección para cada una de estas seis acciones una vez que los mercados estadounidenses reanuden sus operaciones después de sus respectivas publicaciones de ganancias.

Una perspectiva de ganancias notablemente optimista de estos gigantes tecnológicos podría impulsar al Nasdaq 100 a un nuevo récord, considerando que el índice en sí está a menos del uno por ciento de superar su máximo del 16 de abril.

En medio de todas estas publicaciones de ganancias que acaparan los titulares, Joe Biden también se dirigirá al Congreso por primera vez como presidente de los Estados Unidos. A medida que revela más detalles sobre sus ambiciosos planes de gasto, los inversores también estarán esperando ansiosamente detalles sobre cómo se financiarán estos planes.

Hubo informes de los medios de comunicación la semana pasada sobre una duplicación del impuesto a las ganancias de capital, lo que se suma al aumento propuesto del impuesto corporativo anunciado a principios de este mes.

Y con las grandes empresas tecnológicas al frente y en el centro de la mira de los impuestos, más noticias sobre posibles aumentos en los impuestos esta semana podrían ocasionar una caída en las acciones tecnológicas estadounidenses.