Los compradores del euro lo han hecho bien en las últimas semanas para empujar el tipo de cambio del EUR/USD desde el mínimo de 1.08 desde principios de este mes, el nivel más bajo para el par de divisas más negociado del mundo desde el inicio de la pandemia.

A pesar de haber formado una serie de mínimos más altos desde entonces, el EUR/USD aún necesita registrar un cierre diario por encima de 1.110 para alentar aún más a los alcistas del euro.

Para aquellos traders enfocados en el panorama fundamental del EUR/USD, el primer día de abril podría comenzar con noticias importantes:

  • 9:00 a. m. GMT: Se pronostica que el índice de precios al consumidor de marzo de la UE aumentó a un nuevo récord del 6,4 %.
  • 12:30 p. m. GMT: Se estima que el informe de nóminas no agrícolas de Estados Unidos de marzo mostrará una cifra principal de 450.000 puestos de trabajo, marcando el decimoquinto mes consecutivo de aumento en el sector de empleo, mientras que se prevé que la tasa de desempleo baje al 3,7 %, su nivel más bajo desde la pandemia.

También debe tomarse en cuenta de que tanto el Banco Central Europeo como la Reserva Federal de Estados Unidos siguen adelante con su deseo de aumentar las tasas de interés a pesar de las incertidumbres derivadas de la crisis de Ucrania.

Ambos bancos centrales tienen un objetivo común: controlar la inflación que se encuentra al rojo vivo. Sin embargo, el riesgo de tales intenciones agresivas es que podría frenar el crecimiento económico o, peor aún, desencadenar una recesión.

La Fed continúa pintando un escenario positivo para la economía, insistiendo en que la economía de Estados Unidos es lo suficientemente fuerte como para soportar tasas de interés más altas. El presidente de la Fed, Jerome Powell, también dijo recientemente que el mercado laboral de la nación. ha alcanzado niveles «poco saludables», lo que podría justificar un aumento de 50 puntos básicos mayor de lo habitual en mayo.

Mientras tanto, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, a principios de esta semana aparentemente descartó la idea de que la zona del euro se enfrenta a una estanflación, a pesar de que los precios de las materias primas se mantienen obstinadamente elevados y la guerra en Ucrania no da señales de que ocurra un alto al fuego.

Aún así, los mercados estarán atentos a qué dato económico, ya sea la inflación de Europa o el informe de empleo de Estados Unidos, podría dar a cualquiera de los bancos centrales el motivo más importante para apresurar las subidas de tipos de interés.

Cualquiera que sea el lado del Atlántico que arroje los datos más agresivos, podría desencadenar fuertes movimientos en los mercados de divisas, sobre todo en el EUR/USD, que podría subir hasta 1.1200 o caer hasta 1.0800.

Razones por las que el USD está subiendo

El dólar estadounidense, también conocido como el billete verde, ha reafirmado su posición como «rey del mundo de las divisas» en lo que va del año.

El índice de referencia del dólar (DXY), que mide cómo se ha comportado el dólar frente a una cesta de pares importantes como el euro, la libra y el yen, ha subido más de un 3,3 % en lo que va de 2022 y cotiza en torno a sus niveles más altos desde mayo del 2020.

¿Por qué ha estado tan fuerte el dólar?

Los motivos de esta alza son los siguientes: 

La Fed está subiendo las tasas de interés

La moneda de un país tiende a subir junto con sus tasas de interés. La semana pasada, el banco central de Estados Unidos elevó las tasas de interés en 25 puntos básicos por primera vez desde diciembre de 2018.

Más importante aún, la Fed indicó que podría aumentar las tasas otras seis veces durante el resto de este año, incluso citando la posibilidad de un aumento de 50 puntos básicos en mayo. Eso sería como disparar dos balas de un solo tiro.

A medida que los mercados anticipan estas tasas más altas, eso también ha hecho subir al dólar estadounidense.

Resiliencia económica

A pesar de que las tasas de interés suben (lo que generalmente se traduce en un crecimiento económico más lento), se espera que a la economía de Estados Unidos le vaya mejor que a sus principales pares, a saber, la Unión Europea (que tiene una guerra total en el este) y el Reino Unido. Por ejemplo, Estados Unidos depende menos de Rusia para el petróleo y el gas natural, en comparación con la UE y el Reino Unido.

El Banco de Inglaterra ya está comenzando a arrojar agua fría sobre cuánto podría aumentar las tasas de interés, sonando más ‘moderado’ después de su reunión de política monetaria a principios de este mes.

El Banco Central Europeo todavía sigue adelante con sus planes de subir las tasas de interés, pero los mercados dudan de cuánto puede subir el BCE, considerando las posibles consecuencias de su peor crisis de seguridad desde la Segunda Guerra Mundial.

Teniendo en cuenta que el euro y la libra esterlina representan casi el 70 % del DXY, el rendimiento superior relativo de la economía estadounidense en comparación con la UE y el Reino Unido debería mantener al DXY bien respaldado.

Demanda de refugio seguro

El dólar estadounidense se considera un activo que puede proteger la riqueza de los inversores cuando los mercados se enfrentan a crisis importantes. En tiempos de gran incertidumbre, como estamos viendo ahora con la guerra entre Rusia y Ucrania, el dólar estadounidense recibe a los inversores de todas partes con los brazos abiertos.

Después de todo, el dólar es la moneda de reserva del mundo, se usa principalmente en transacciones transfronterizas y es la moneda de la economía más grande del mundo.

Sin embargo, eso no significa que el dólar estadounidense esté subiendo frente a todas las monedas.

De hecho, dentro del espacio del G10, el dólar estadounidense se ha debilitado frente a estas cuatro monedas en lo que va de 2022:

  • Dólar australiano (AUD): 3,2%
  • Corona noruega (NOK): 2,5%
  • Dólar neozelandés (NZD): 1,9%
  • Dólar canadiense (CAD): 0,7%

Principales eventos e indicadores económicos de la semana

Por supuesto, los mercados financieros globales continuarán monitoreando los últimos acontecimientos en torno a la guerra entre Rusia y Ucrania, y si Putin o los aliados occidentales escalarán esta crisis, afectando negativamente las perspectivas económicas globales.

En medio de toda esa fuerte incertidumbre, estos son algunos de los principales eventos económicos programados y publicaciones de datos para la próxima semana:

Lunes 28 de marzo

  • Ganancias industriales de febrero en China
  • Comienza el horario de verano en Europa

Martes 29 de marzo

  • Tasa de desempleo de febrero en Japón
  • Ventas minoristas de febrero en Australia
  • Datos de confianza del consumidor semanal de Australia
  • Confianza del consumidor de marzo de Estados Unidos
  • Discurso del presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker

Miércoles 30 de marzo

  • Confianza económica y del consumidor de la eurozona de marzo
  • PIB del cuarto trimestre de Estados Unidos (tercera estimación)
  • Inventarios semanales de crudo de Estados Unidos de la EIA

Jueves 31 de marzo

  • Producción industrial de febrero de Japón
  • PMI de marzo de China
  • PIB del 4 trimestre del Reino Unido (final)
  • Tasa de desempleo de febrero de la eurozona
  • Ingresos y gastos personales de febrero de Estados Unidos
  • Datos del deflactor PCE de Estados Unidos
  • Solicitudes semanales de desempleo de Estados Unidos
  • Discurso del presidente de la Fed de Nueva York, John Williams
  • Reunión de la OPEP+

Viernes 1 de abril

  • PMI manufacturero Caixin de marzo de China
  • IPC de marzo de la Eurozona (preliminar)
  • Nóminas no agrícolas de marzo de Estados Unidos
  • ISM manufacturero