• El RBA es probable que decida mantenerse a la espera una vez más. Los encargados de formular las políticas del Banco de la Reserva de Australia podrían parecer algo más optimistas con respecto a la economía, pero también pueden reiterar sus preocupaciones sobre el tipo de cambio.
  • En Estados Unidos, se prevé que los datos de empleo de septiembre mostrarán un cierto mejoramiento en el mercado de trabajo, a pesar de los recientes huracanes.
  • En Japón, el BoJ publicará su encuesta Tankan. A pesar de que los resultados positivos podrían estimular la especulación de una reducción en el estímulo por parte del BoJ, los expertos mantienen la opinión de que tal escenario sigue siendo improbable por ahora.
  • También tendremos datos económicos clave del Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.

Calendario económico del 2 de octubre

El lunes, durante el día asiático, el BoJ publicará su encuesta trimestral Tankan para el tercer trimestre. Este es uno de los indicadores más importantes que se publica en Japón y por lo tanto, siempre se observa de cerca. La previsión es que todos los índices del reporte han subiro, o al menos han permanecido sin cambios, algo que se sumaría a la reciente racha de datos positivos de Japón.

A pesar de que una mejora adicional en esta encuesta sería probablemente una noticia agradable para el BoJ, y podría plantear alguna especulación sobre una reducción gradual en el programa de estímulo, los expertos mantienen la opinión de que tal escenario sigue siendo altamente improbable. Mientras la inflación se mantenga tan alejada de la meta del Banco, es poco probable que cualquier signo de fuerte crecimiento motivará a los funcionarios a modificar su marco de política ultra-flexible.

Calendario económico para el resto de la semana

El martes, durante el día asiático, la decisión sobre tasas de interés por parte del RBA estará en el foco de atención del mercado. Sin un pronóstico disponible aún, los expertos consideran que es posible que el RBA mantenga su política sin cambios una vez más. Desde la última reunión, los únicos datos dignos de mención que tuvimos  de Australia fueron el crecimiento del PIB para el segundo trimestre, que se aceleró notablemente, así como las cifras de empleo de agosto, que mostraron un mejoramiento del mercado de trabajo. Si se consideran aisladamente, estos datos sugieren que el RBA podría mostrarse algo más optimista esta vez, al menos en lo que respecta a la economía. Sin embargo, en la última reunión, el Banco también expresó su incomodidad con respecto al tipo de cambio, señalando que la apreciación reciente del AUD se espera que contribuya a mantener las presiones de precios moderadas, y esto a su vez está afectando las perspectivas de crecimiento y empleo. Teniendo en cuenta que el AUD/USD se negocia a niveles muy similares a los que se cotizaba cuando se realizó la reunión anterior, es probable que el RBA reitere sus preocupaciones relacionadas con la moneda.

Desde Estados Unidos, tendremos el PMI de fabricación ISM para septiembre, y luego el miércoles, tendremos el PMI no manufacturero ISM del mismo mes. Se anticipa que ambos índices han disminuido, pero que aún se mantendrán en niveles relativamente elevados, en consonancia con un crecimiento saludable en sus respectivos sectores. Aunque un retroceso en estas cifras podría plantear algunas dudas sobre si la Fed podría proceder a subir las tasas de interés este año, los expertos mantienen la opinión de que los principales determinantes para tal acción probablemente van a ser los datos de empleo e inflación.

El miércoles, en Estados Unidos, se espera que el informe de empleo ADP para septiembre muestre que el sector privado agregó 172000 puestos de trabajo, bastante menos que la cifra de 237000 puestos indicados en el informe anterior, a pesar de lo cual se considera un número decente en general. De hecho, teniendo en cuenta que el consenso para las nóminas no agrícolas de este mes es de sólo 140000 puestos, un resultado de 172000 para el ADP podría aumentar la especulación de que vayamos a tener una nóminas no agrícolas mejores de lo previsto. Dicho esto, es importante repetir por enésima vez que, aunque el ADP es el único indicador importante que tenemos para las nóminas no agrícolas, la correlación entre estas dos cifras ha disminuido notablemente en los últimos años.

El jueves, tenemos un calendario económico bastante ligero, sin eventos o indicadores importantes que estén programados para su publicación.

Finalmente el viernes, el siempre importante informe de empleo de Estados Unidos para septiembre será el centro de atención. La previsión es que las nóminas no agrícolas han aumentado en 140000, menos de los 156000 puestos en agosto. A pesar de que este número parece ser muy bajo a primera vista, es muy probable que este resultado puede atribuirse a los recientes huracanes que plagaron los estados del sur de EE.UU. en septiembre. Teniendo esto en cuenta, 140 mil puestos puede ser realmente una cifra decente, teniendo en cuenta también que cualquier cosa arriba de 100000 (aproximadamente) sigue siendo un resultado compatible con una mejora en el mercado de trabajo. Mientras tanto, se espera que la tasa de desempleo se mantenga estable en el 4,4%, mientras que se pronostica que las ganancias promedio por hora se han acelerado mensualmente, aunque esto mantendría la tasa anual sin cambios. En general, este parece ser otro conjunto de datos decente para el sector de empleo, algo que podría aumentar aún más la especulación para una subida de tasas de interés por parte de la Fed en diciembre. En el momento de redactar este informe, la probabilidad de que se produzca tal acción se sitúa en un 70% de acuerdo con los futuros de los fondos federales, y otro conjunto de datos de empleo sólidos podría aumentar esa probabilidad aún más.

También tendremos los datos de empleo de septiembre de Canadá.