• En los Estados Unidos, los datos del IPC de octubre podrían desempeñar un papel importante en darle forma a las expectativas del mercado con respecto a cuántas veces la Fed subirá las tasas de interés en 2018.
  • En el Reino Unido, aunque es probable que la inflación se acelerará aún más, no se espera que esto tenga un gran impacto en los planes de política del Banco de Inglaterra, ya que el BoE espera que la inflación haya alcanzado su punto máximo en octubre.
  • También tendremos información económica clave de Suecia, el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, China y Australia.

Calendario económico del 13 de noviembre

El lunes, no tenemos eventos o indicadores importantes en el calendario económico.

Calendario económico para el resto de la semana

El martes, durante la jornada asiática, China publicará sus datos de ventas minoristas, producción industrial e inversión en activos fijos, todos para octubre. La previsión es que la producción industrial y la inversión en activos fijos se han ralentizado, mientras que se prevé que las ventas minoristas han tenido una aceleración. La previsión de una desaceleración de la producción industrial está respaldada por el PMI manufacturero oficial del país, que disminuyó notablemente en octubre, lo que indica una desaceleración en el crecimiento de la producción.

En el Reino Unido, todos los ojos estarán puestos en los datos del IPC de octubre. Ante la ausencia de un pronóstico, los analistas consideran que es probable que tanto la tasa principal como la tasa subyacente se han mantenido estables, con los riesgos sesgados al alza. Este punto de vista se basa en el PMI de servicios Markit de la nación, que en octubre mostró una inflación que alcanzó un máximo de seis meses. Dicho esto, incluso en caso de un aumento adicional en estas tasas, es poco probable que esto tenga un gran impacto en la política del BoE, teniendo en cuenta que en su informe de inflación de noviembre, el Banco señaló que espera que la tasa del IPC haya alcanzado su punto máximo en octubre. Por lo tanto, es poco probable que la aceleración de los IPC genere mayores expectativas del mercado con respecto a la fecha del próximo aumento de las tasas del Banco de Inglaterra, que por el momento los mercados dan por descontado que ocurrirá en diciembre del 2018.

También tendremos los datos del IPC de Suecia para octubre, pero no hay pronósticos disponibles. En su última reunión, el Riksbank mantuvo intactas las tasas de interés, mientras que el tono de la declaración que acompañó la decisión fue más o menos el mismo que en la vez anterior.

El miércoles, el evento principal será la publicación del IPC de Estados Unidos y los datos de ventas minoristas, todo para octubre. Comenzando con los IPC, el consenso es que la tasa principal ha disminuido, mientras que se espera que la tasa subyacente se mantenga estable. Muchos analistas comparten la opinión con respecto a la tasa principal, aunque consideran los riesgos que rodean el pronóstico del IPC subyacente como algo inclinados a la baja. Este punto de vista se basa en el PMI de servicios Markit de la nación para el mes, que mostró una disminución de la inflación a un mínimo de seis meses. Incluso si vemos un modesto retroceso en estas tasas, es poco probable que sea suficiente para frenar materialmente las expectativas del mercado con respecto a otro aumento de tasas este año. La probabilidad implícita de tal acción es actualmente del 92%, y dado lo ampliamente que se ha señalado este movimiento, en este momento parece que solo algo catastrófico podría descarrilar los planes de diciembre de la Reserva Federal. Sin embargo, con respecto a posibles alzas en las tasas de interés a más largo plazo, el mercado se muestra más incierto. Por lo tanto, aunque es poco probable que datos poco prometedores del IPC cambien las expectativas de un alza de tasas de interés en diciembre, podría reducir las posibilidades de alzas adicionales en los tipos durante el 2018.

Con respecto a las ventas minoristas, el pronóstico es que habrá una marcada desaceleración tanto en la tasa principal como en la tasa subyacente, aunque esto parece algo normal teniendo en cuenta los incrementos notables en septiembre. Los indicadores de confianza del consumidor no dieron una imagen clara durante el mes, con el índice CB subiendo marcadamente, mientras que el U de M mostró una clara disminución. En cualquier caso, considerando también que las ventas minoristas se publicarán al mismo tiempo que los datos de inflación, probablemente el indicador atraerá menos atención de lo habitual, especialmente si las cifras reales salen más o menos en línea con las previsiones.

En el Reino Unido, se publicará el informe de empleo para septiembre. Se pronostica que la tasa de desempleo se mantendrá estable en 4.3%, mientras que se espera que las ganancias semanales promedio, excluyendo los bonos, se hayan ralentizado. El pronóstico de que la tasa de desempleo puede haberse mantenido estable se basa en los resultados del PMI de servicios del país para el mes.

El jueves, durante el día asiático, los datos de empleo de Australia para octubre estarán en el centro de atención del mercado, aunque no hay pronósticos disponibles. El mercado laboral de la nación ha mejorado significativamente a lo largo del año hasta ahora, y no se ve ninguna razón para que esto cambie este mes, teniendo en cuenta que el único indicador de empleo importante que tenemos es bastante optimista. El indicador de avisos de trabajo de ANZ aumentó notablemente en octubre, algo consistente con la fortaleza constante en el mercado laboral del país. En el Reino Unido, las ventas minoristas de octubre también serán seguidas por el mercado, aunque todavía no hay pronósticos disponibles. La opinión de los analistas es que la tasa de ventas a nivel mensual probablemente se mantuvo en territorio negativo, después de una fuerte caída en septiembre. Los indicadores de confianza del consumidor del Reino Unido tuvieron resultados mixtos en el mes, con el indicador Gfk disminuyendo y cayendo un poco más en la zona negativa, mientras que el índice TR/IPSOS aumentó un poco. Dicho esto, la tasa de monitoreo de ventas minoristas de BRC se redujo drásticamente en octubre, lo que inclina los riesgos generales hacia otra impresión suave de ventas minoristas, creemos.

Finalmente, el viernes, los datos de inflación de Canadá para octubre estarán en el centro de atención para muchos trader. Todavía no hay pronósticos disponibles, mientras que el PMI manufacturero Markit de la nación tampoco fue particularmente esclarecedor en el tema, simplemente indicando que los precios cobrados volvieron a subir sólidamente. En cualquier caso, es probable que estos datos sean seguidos por el mercado, ya que podrían desempeñar un papel importante como elemento que puede darle forma a las expectativas del mercado con respecto a un aumento de las tasas de interés del BoC en el corto plazo. En este momento, el mercado está asignando solo un 15% de probabilidad de un alza en diciembre, pero alrededor del 50% de posibilidades de que tal acción se realice en enero.