En la actualidad, operar en los mercados financieros puede ser tan simple como presionar el botón de compra o venta en una cuenta de trading electrónico. Ahora es posible acceder a múltiples mercados y activos financieros, como Forex, acciones, futuros, opciones, ETF y criptomonedas, a través de una sola plataforma de trading. Con un solo clic, el trader puede comprar o vender en cualquier mercado que se pueda imaginar. Solo es necesario contar con el capital necesario. Los operadores más sofisticados pueden optar por operaciones más complejas al establecer un precio límite en una operación en bloque que se realiza a través de muchos brokers y se ejecuta durante varios días. Por su parte, los traders individuales menos sofisticados y con acceso a menos recursos operan mediante una plataforma de trading a través de un broker que actúa como intermediario entre el trader y el mercado.

Las principales diferencias en la forma en que operan los distintos participantes del mercado radican en el tipo de trader, entre los cuáles podemos definir dos tipos básicos: el trader institucional y el retail trader (trader minorista).

Los retail traders, a menudo denominados traders individuales o traders minoristas, compran o venden activos financieros mediante cuentas de trading personales. Estos traders operan únicamente con su propio dinero para obtener ganancias personales. Los traders institucionales compran y venden valores para cuentas que gestionan para un grupo o institución. Los fondos de pensiones, los fondos mutuos, las compañías de seguros y los fondos cotizados en bolsa (ETF) son operadores institucionales comunes.

En los últimos años, se han disipado varias de las ventajas que antes disfrutaban los traders institucionales sobre los retail traders. La accesibilidad a brokers online sofisticados en línea, la capacidad de operar en mercados y activos más diversos (como opciones), datos del mercado en tiempo real y la disponibilidad generalizada de datos y análisis de inversión han reducido la brecha.

Sin embargo, la brecha no se ha cerrado por completo. Las instituciones aún tienen numerosas ventajas, como el acceso a más valores (OPI, futuros, swaps), la capacidad de negociar tarifas de negociación y la garantía del mejor precio y ejecución.

Aspectos clave:

  • Los traders institucionales compran y venden activos financieros para cuentas que gestionan para un grupo o institución.
  • Los retail traders compran o venden activos financieros para sus propias cuentas personales.
  • Los brokers online y otros factores han reducido la brecha entre los traders institucionales y minoristas.

Los traders institucionales

Los traders institucionales tienen la capacidad de invertir en valores que generalmente no están disponibles para los retail traders, como forwards y swaps. La naturaleza compleja y los tipos de transacciones generalmente desalientan o impiden el acceso de los traders minoristas. Por ejemplo, los traders institucionales a menudo son los inversores buscados para invertir en OPI (Oferta Pública Inicial), ya que son los que más disponen de recursos monetarios.

Los traders institucionales que operan en los mercados de valores negocian en bloques de al menos 10,000 acciones y pueden minimizar los costos de transacción enviando sus operaciones a los mercados de forma independiente o a través de un intermediario.

Usualmente negocian con los mejores precios y ejecuciones ya que operan con grandes volúmenes y no pueden darse el lujo de sufrir retrasos u otros problemas en sus operaciones, sobre todo en el caso de los traders de alta frecuencia (HFT) cuyas operaciones de alto volumen se ejecutan en fracciones de segundo mediante algoritmos complejos ejecutados por sistemas informáticos de alta potencia, que solo están al alcance de una cuantas compañías.

Debido al gran volumen de negociación, los traders institucionales pueden afectar en gran medida el comportamiento del precio de un mercado. Por esta razón, a veces pueden dividir las operaciones entre varios brokers o ejecutarlas en intervalos de tiempo para no tener un impacto material en el precio.

Cuanto mayor sea el poder de compra de los fondos institucionales, mayor será la capitalización de mercado que tienden a poseer los traders institucionales. Es más difícil para un trader institucional colocar una gran cantidad de fondos en mercados de baja liquidez, como acciones de baja capitalización, ya que es posible que estos participantes no quieran ser propietarios mayoritarios del mercado o disminuir la liquidez hasta el punto de que no haya nadie para tomar el otro lado de sus operaciones.

Tipos de traders institucionales

Fondos de inversión o fondos mutuos

Un fondo mutuo es un vehículo de inversión compuesto por una cartera de acciones, bonos u otros valores. Los inversores, incluidos los inversores minoristas, pueden comprar acciones de un fondo mutuo. El inversor gana dinero del fondo de tres maneras:

  • A partir de pagos de dividendos.
  • De una ganancia de capital resultante de la venta de un valor
  • De la venta del propio fondo mutuo.

Existen diversos tipos de fondos mutuos: acciones, bonos (renta fija), fondos equilibrados y fondos del mercado monetario. Los fondos mutuos también tienen más regulación gubernamental que algunos otros inversores institucionales, como los fondos de cobertura.

Los fondos de cobertura

Los fondos de cobertura utilizan sumas de capital de inversores de alto nivel para invertir. Los fondos de cobertura generalmente no están abiertos al inversor minorista ya que los inversores deben tener al menos $1 millón en patrimonio neto. Estos fondos invierten de varias maneras, pero uno de los objetivos principales del fondo es «cubrirse» contra pérdidas en el mercado en general. Para unirse a un fondo de cobertura, es necesario ser un inversor acreditado.

Bancos financieros

Los bancos comerciales, como JPMorgan Chase & Co., Wells Fargo, Citibank y Bank of America, también se consideran inversores institucionales. Estas compañías ayudan a facilitar el acceso a los mercados de capitales y ayudan a las corporaciones con financiamiento.

Fondos de la pensión

Un fondo de pensiones es un grupo de inversión que paga a los empleados al jubilarse. Hay dos tipos de fondos de pensiones:

  • Fondo de beneficios definidos: En este fondo, un empleado contribuye, generalmente, una cantidad fija de ingresos antes de impuestos. Al jubilarse, este fondo paga una cantidad fija a un empleado, independientemente del rendimiento del fondo. El individuo contribuye con el tiempo, y el monto pagado se determina por años de servicio y cuánto ha contribuido el empleado. 
  • Fondo de contribución definida: En este plan, el beneficio de jubilación del empleado depende de qué tan bien funcione el fondo.

Los retail traders

Estas son personas cuya principal motivación para invertir y operar en los mercados es salvaguardar su futuro y construir su riqueza personal. A menudo sólo tendrán una posición abierta en cualquier momento, o tal vez dos o tres como máximo. Esto significa que operan con poca diversificación y un mayor riesgo.

Los retail traders suelen invertir en acciones, divisas, materias primas, bonos, opciones y futuros, y tienen un acceso mínimo o nulo a las OPI. La mayoría de las transacciones se realizan en lotes de bajo volumen, pero los operadores minoristas pueden negociar en cualquier volumen que deseen, en tanto tengan el capital requerido. Lógicamente, dado que los retail traders tienen muchos menos recursos que los traders institucionales, sus operaciones tienen un volumen mucho más bajo.

El costo de realizar transacciones generalmente es más alto para los retail traders porque tienen que pasar por un broker que a menudo cobra una tarifa fija por operación además de otros costos, como los spreads que suelen ser más elevados que los spreads ofrecidos a los traders institucionales.

El volumen de las transacciones realizadas por los traders minoristas generalmente es demasiado bajo para afectar el comportamiento del precio.

Los operadores minoristas suelen tener una mentalidad a corto plazo en todo lo relacionado con el trading, incluyendo su perspectiva de ganancias. ¡Quieren ganar dinero rápidamente! Al hacerlo, ¡normalmente pierden dinero rápidamente! Su objetivo principal es ganar dinero. La gestión de riesgos y la protección de su cuenta de trading es normalmente una consideración secundaria, si es que es una consideración. Entonces, en lugar de enriquecerse rápidamente, como quieren, ¡se empobrecen rápidamente!

Análisis técnico para generar ideas versus análisis fundamental

Los retail traders casi siempre utilizan el análisis técnico para generar ideas y tomar decisiones relacionadas con sus operaciones. Muchos de estos operadores consideran que el análisis fundamental es irrelevante, en parte porque se enfocan principalmente en el trading a muy corto plazo y consideran erróneamente que el análisis fundamental es irrelevante.

Los traders profesionales desarrollan sus ideas de trading y toma de decisiones usando sobre todo el análisis fundamental. Muchos de estos traders basan hasta el 80% de sus decisiones en el enfoque fundamental.

Esto esencialmente significa que utilizan principalmente el análisis fundamental para generar ideas y tomar sus decisiones. El análisis técnico se utiliza y se respeta, pero como herramienta secundaria para determinar el momento ideal para entrar al mercado con base en ideas y oportunidades encontradas mediante el análisis fundamental.