Tras un sólido comienzo del 2021, los inversores se están volviendo más cautelosos a medida que se siguen publicando datos económicos, las empresas presentan sus perspectivas para el nuevo año, el presidente electo Joe Biden establece su plan económico y, lo más importante, continúan los desarrollos en torno al Covid-19.

Las acciones asiáticas tuvieron un comportamiento mixto el día de hoy a pesar de los datos que muestran que la economía de China se recuperó con fuerza en el último trimestre de 2020. La segunda economía más grande del mundo registró un crecimiento del 6,5% en el cuarto trimestre, muy por encima de las estimaciones del 6,1%. La producción industrial también superó las expectativas en diciembre aumentando un 7,3%, pero las ventas minoristas no pudieron ponerse al día con la tendencia, creciendo solo un 4,6% frente al pronóstico de los analistas del 5,5%.

En general, China es la única economía importante que logró una rápida mejora en su economía y esto se debe esencialmente a las medidas tomadas para controlar la pandemia. El hecho de que el país continúe logrando un crecimiento rápido en los siguientes trimestres depende en gran medida de la dinámica cambiante de la pandemia, tanto a nivel interno como externo.

Los futuros de acciones estadounidenses se están moviendo a la baja luego de dos días consecutivos de caídas. Los datos del viernes que muestran que las ventas minoristas cayeron un 0,7% en diciembre fueron una señal de advertencia para los inversores del mercado de valores, dado que el gasto de los consumidores en Estados Unidos representa aproximadamente dos tercios de la producción económica del país.

El estímulo fiscal anticipado de $1,9 billones de la administración de Biden ha sido el apoyo clave para los activos de riesgo y permitió que Wall Street permaneciera desconectado de lo que está ocurriendo con la economía del país a nivel general. Sin embargo, la promesa del nuevo presidente con respecto a que las personas y corporaciones adineradas deberán pagar su «parte justa» en forma de impuestos fue inquietante para los mercados. Los mercados sabían que Biden quería aumentar los impuestos en algún momento en el futuro, pero dar ese paso en el entorno actual probablemente desencadenará una venta masiva  significativa en los mercados si el Senado lo aprueba.

Los mercados estadounidenses están cerrados hoy debido al feriado de Martin Luther King, por lo que no se verán grandes movimientos en el mercado de divisas. Se espera que la volatilidad aumente de cara a la toma de posesión de Biden el miércoles, especialmente si los disturbios se vuelven violentos.

Durante estos días, los inversores seguirán de cerca los datos de las ganancias de Morgan Stanley y Bank of America después de que las acciones bancarias sufrieran un golpe el viernes. Intel, Netflix y Procter & Gamble también están en el calendario de publicación de ganancias esta semana.

Los inversores conocerán el jueves cómo responderá el Banco Central Europeo a los bloqueos prolongados en el continente. Si bien es muy poco probable que haya algún cambio en las tasas de interés por parte de la entidad, el programa de compra de bonos puede ampliarse aún más. Cualquier aumento en la compra de activos o intervención verbal asociada con la fortaleza del euro puede ejercer una presión adicional sobre la moneda única.

Eventos clave en la semana de negociación

China ha publicado oficialmente un crecimiento anual del PIB del 2,3% en 2020, lo que la convierte en una de las pocas economías que registró una expansión en medio de la pandemia mundial.

Este es un logro notable para la segunda economía más grande del mundo, considerando que otras economías importantes todavía luchan contra bloqueos prolongados y enfrentan la amenaza de una recesión fuerte.

Tras esta noticia, solo los índices de referencia de China y Hong Kong están subiendo, mientras que el resto de Asia está en números rojos. El índice Hang Seng está subiendo aún más tras la ruptura de su tendencia bajista de varios años, aunque se mantiene a un 13.65 por ciento de su máximo histórico alcanzado en enero de 2018. Además, necesita registrar un máximo más alto por encima de 29,122 para confirmar la ruptura en el gráfico semanal. .

Aquí hay otros eventos clave para los mercados globales esta semana:

  • Lunes 18 de enero: mercados estadounidenses cerrados
  • Martes 19 de enero: publicación de resultados de ganancias del cuarto trimestre del 2020 de Netflix (después del cierre de los mercados estadounidenses)
  • Miércoles 20 de enero: inauguración presidencial de Joe Biden
  • Jueves 21 de enero: decisión sobre tipos de interés del BCE
  •  Viernes 22 de enero: Publicación de datos del PMI Markit de Estados Unidos., Zona euro y Reino Unido

Netflix tiene programado anunciar sus ganancias del cuarto trimestre del 2020 después del cierre de los mercados estadounidenses el martes, y si los resultados son tan positivos como se espera, sus acciones podrían recibir un nuevo impulso alcista. Los precios de las acciones de Netflix han caído casi un 8 por ciento en lo que va del 2021, y todavía se mantienen en el mismo rango desde julio, con sus medias móviles simples (SMA) de 50 y 100 días con un movimiento casi plano (sin pendiente alcista o bajista).

Aún así, el gigante del streaming tiene planes ambiciosos: tiene programado lanzar 70 películas originales en 2021, y eso no incluye documentales.

Queda por ver cuánto puede agregar esta línea de nuevos títulos al recuento de suscriptores de Netflix, que se espera haya cruzado la marca psicológicamente importante de 200 millones durante los últimos tres meses de 2020.

Gráfico de precios de la acción de Netflix

Mientras el mundo espera una transición pacífica durante la inauguración presidencial de Joe Biden el miércoles, los inversores del mercado de valores pueden tener que esperar el momento oportuno antes de entrar al mercado e impulsar los índices de referencia al alza.

Los inversores se han mostrado bastante cautelosos en su evaluación inicial de los planes de estímulo fiscal de Biden y desconfían de las nuevas regulaciones que un presidente demócrata puede anunciar para los mercados y las empresas.

Desde que Biden anunció su propuesta de 1,9 billones de dólares el jueves pasado, los tres principales índices de referencia de las acciones estadounidenses experimentaron pérdidas antes del fin de semana largo. Las acciones estadounidenses mostraron señales de agotamiento la semana pasada y necesitan nuevos catalizadores que impulsen a los participantes del mercado a comprar más acciones.

Es poco probable que el Banco Central Europeo realice cambios importantes en su política monetaria en su reunión del jueves, manteniendo su tasa de interés de referencia en menos del 0,5 por ciento. Sin embargo, se espera que el BCE reitere su compromiso de apoyar la economía de la UE, incluso mientras lucha contra las medidas de bloqueo renovadas y extendidas que se espera que resulten en una contracción del PIB para el trimestre actual.

Últimamente, la fortuna del euro ha sido dictada en gran medida por el dólar estadounidense, y la mayoría de las monedas del G10 registraron caídas en lo que va del año frente al dólar.

El euro, que representa el 57.6 por ciento del índice del dólar (DXY), puede tener poco terreno en el que apoyarse por el momento, y puede que tenga que esperar a que los rendimientos estadounidenses disminuyan antes de disfrutar de un respiro frente al rebote alcista del dólar en este año.

Por su parte, se espera que Markit publique el viernes sus índices de gerentes de compras (PMI) de las principales economías.

En caso de que los sectores manufactureros de estos países demuestren resistencia, eso podría ayudar a que los precios del petróleo suban con la esperanza de que la recuperación económica mundial no se haya visto afectada gravemente por el resurgimiento del Covid-19.

Los datos de los inventarios de petróleo crudo de la EIA también se publicarán el viernes, y los compradores del petróleo seguramente estarán esperando otra caída importante en los inventarios de crudo de Estados Unidos, que ya han caído a su nivel más bajo desde marzo.

Los futuros del petróleo crudo Brent experimentaron  su primera caída semanal del año la semana pasada y continúan perdiendo sus ganancias del año hasta la fecha al inicio de esta semana de negociación. Aún así, el reciente retroceso bajista del mercado puede considerarse saludable, dado que el petróleo Brent ha pasado la mayor parte del 2021 hasta ahora en territorio de «sobrecompra».