cotizaciones del mercado

Cuando se habla de los principales factores que mueven las cotizaciones en los mercados financieros como el Forex, siempre se mencionan aspectos técnicos y fundamentales relacionados con la economía, política y demás. Por supuesto que estos factores siempre influyen y no deben ser desestimados, sin embargo, en el fondo lo que hace que el precio de un instrumento suba o baje en el mercado son la codicia y el miedo, sobre todo a corto plazo. La codicia es lo que nos impulsa a especular en el mercado con el precio de determinado activo, es lo que nos mueve a estudiar el mercado y buscar adelantarnos a los demás, queremos ganar más dinero y eso es lo que hacen miles y miles de inversores grandes y pequeños alrededor del mundo cuando realizan transacciones en el mercado todos los días. Sin embargo las codicia nos puede llevar a tomar decisiones imprudentes, a ser subjetivos y a actuar con apresuramiento con tal de obtener ganancias rápidas y fáciles. La codicia bien controlada puede ser una fuerza positiva que nos puede ayuda a la hora de invertir en el mercado, pero si dejamos que nos domine, puede ser bastante destructiva.

El miedo es otra fuerza poderosa, y puede mover el mercado con una fortaleza que ningún otro elemento puede lograr. Cuando miles de inversores se contagian de pánico, actúan como lo hacen siempre las masas, de manera irreflexiva y por impulso. Las caídas en el mercado producto de los pánicos financieros grandes, medianos y pequeños suelen ser espectaculares, en poco minutos u horas los precios pueden retroceder lo que les tomó días alcanzar.

Los movimientos súbitos por miedo o codicia pueden ocurrir en cualquier momento, y si no estamos del lado correcto cuando acontecen, nos pueden golpear con mucha fuerza, por eso en todas las transacciones, grandes o pequeñas, debemos usar stop loss a modo de seguro contra este tipo de sucesos. De esta manera, si estamos en el mercado cuando ocurre un movimiento fuerte en nuestra contra, producto de la codicia o el pánico de los inversores vamos a sufrir una pérdida más limitada.

Un mercado financiero como el Forex, tan grande y complejo, es influenciado por múltiples factores los cuales no podemos analizar al mismo tiempo. La mayoría de los traders no tienen el tiempo para estar todo el día frente a un computador leyendo noticias sobre economía y política que pueden mover con fuerza las cotizaciones. Otros por su parte no tienen el conocimiento para interpretar estas noticias por lo cual se basan más en el análisis técnico para tomar sus decisiones.

Sea cual sea el enfoque que utilice un operador a la hora de tomar sus decisiones, siempre debe tomar en cuenta la psicología para determinar los posibles movimientos del mercado, sobre la psicología basada en factores como el miedo y la codicia, los cuales bajo ciertas condiciones pueden tener un efecto superior al de los fundamentos en el precio de los distintos instrumentos que se comercian en un determinado mercado.

No pocas veces los mercados con grandes tendencias alcistas son producidos por la codicia de gran cantidad de especuladores que por un motivo u otro creen que las cotizaciones van a tener una enorme subida y por lo tanto quieren ganar «dinero fácil». De ahí que muchas de esas subidas espectaculares que ocurren de vez en cuando sean ocasionadas por inversores que en realidad ni siquiera han analizado con detenimiento lo que el mercado les está diciendo, se dejan llevar por alguna noticia, el comentario de algún «experto», o algo similar, lo que crea el típico efecto de bola de nieve en la cual los novatos quieren estar para no quedar fuera de la operación que los «hará millonarios». Una vez que pasa esta euforia compradora entran los profesionales a sacar provecho de aquellos que entraron al mercado sin haber reflexionado en lo que estaban haciendo.

Las caídas repentinas y fuertes en los precios, suceden por el miedo de los inversores a perder todo su capital. En muchos casos es un miedo irracional ya que su decisión de vender no se basa en un estudio objetivo que les haya demostrado que los activos adquiridos, sean acciones, pares de divisas o commodities por ejemplo, están sobrevalorados, por lo cual empiezan a vender simplemente porque eso es lo que todos están haciendo o por algún rumor o noticia con poca validez. En pocas palabras, se dejan llevar por la corriente y ni siquiera se detienen a pensar si lo que están haciendo tiene alguna lógica. Bajo estas condiciones del mercado, los profesionales suelen obtener grandes ganancias ya que sacan provecho de los novatos que se dejan llevar por pánico. Básicamente los profesionales no se dejan llevar por la masa, simplemente actúan junto con el mercado. Ellos entienden que los movimientos extremos producto de la codicia y el miedo tienen una duración limitada y tarde o temprano todo vuelve a la normalidad, solo bajo condiciones extraordinarias suelen prolongarse por más tiempo del usual.

Factores fundamentales que mueven el mercado Forex

Siendo el Forex un mercado financiero global, son muchos los factores que pueden afectar las cotizaciones de los distintos pares de divisas. Anteriormente vimos dos de los principales, el miedo y la codicia que son emociones primarias que pueden ocasionar alzas y caídas súbitas y sumamente poderosas en el mercado en el momento menos pensado, si bien su efecto es más a corto plazo. Con todo, no es posible por el momento cuantificar estos dos elementos, y en ocasiones únicamente traders con experiencia pueden anticipar con seguridad cuando el mercado está a punto de entrar en un periodo de pánico o de codicia desmesurada entre los inversores que inevitablemente ocasionará una alza o subida poco común. Para el trader común, lo mejor es mantenerse alejado de un mercado bajo condiciones de ese tipo.

No obstante, hay otros factores que si son cuantificables y ante los cuales igualmente debemos estar atentos ya que su efecto es notorio y se hace sentir a mediano y largo plazo. Son los mencionados al inicio de este artículo, basados en acontecimientos de carácter económico y político principalmente (hay otros pero estos son los más importantes). Por ejemplo, a la hora de determinar los tipos de cambio entre las divisas que forman un para como el USD/JPY, influyen la balanza de pagos entre los dos países, la situación económica de cada país y acontecimientos políticos que pueden afectar de alguna manera la economía a nivel local o internacional. Por ejemplo, cada vez que una de las economías principales a nivel mundial (Estados Unidos, China, Japón, la Unión Europea) hace un anuncio sobre algún indicador importante de su economía, el mercado Forex claramente reacciona ante esto.

Otros factor fundamental importante es el flujo de capital entre los países también conocido como Paridad del Poder Adquisitivo, el cual determina la velocidad del mercado. También hay que tomar en cuenta otras fuerzas económicas importantes como la inflación y las tasas de interés, las cuales de manera constante influyen en las cotizaciones de las divisas.

Cuando un gobierno busca respaldar su divisa, la cotización de esta con toda seguridad se verá impactada. Para esto, el gobierno puede actuar de dos formas: la primera es interviniendo para que la divisa suba o baje su valor en el mercado, para lo cual efectúa cambios en las tasas de interés de la divisa para hacerla más o menos atractiva a los inversores extranjeros o vendiendo o comprando directamente en el mercado para modificar su valor lo cual hace a través de su banco central. La segunda manera es implementando un control que impida a la población del pais llevar a cabo diversas actividades que puedan tener un efecto negativo sobre la divisa, como por ejemplo sacar dinero del país.

Cualquiera de estos factores puede ocasionar un cambio fuerte y repentino en la tendencia de los pares de divisas en el mercado (con efectos a mediano y hasta largo plazo), ya que es información que está al alcance de cualquier inversor el cual puede reaccionar con rapidez. Esto en ocasiones causa que el mercado se mueva aún antes de que la información sea dada a conocer por la anticipación a esa condición que se da entre los inversores que quieren tomar posición antes de que un anuncio importante sea hecho. Es interesante que a veces los movimientos más importantes en el mercado son causados por esta anticipación y no tanto por el anuncio o el acontecimiento en sí, todo esto potenciado por el miedo y la codicia de los inversores.

Por último no debemos olvidar los aspectos técnicos, derivados del análisis técnico, esto por cuanto muchos traders, profesionales o no, basan su análisis y sus decisiones en este enfoque. Si bien el análisis de gráficos puede ser algo subjetivo, se basa en ciertos principios sencillos que son seguidos por muchos miles de operadores, incluyendo gestores de fondos que mueven grandes capitales. En muchas ocasiones, todos estos inversores miran las mismas formaciones y los mismos niveles de resistencias y soportes y actúan más o menos de forma similar, lo cual hace que en ciertas ocasiones el mercado sea hasta cierto punto predecible. Esto por cuanto cada vez más inversores operan con base en el análisis técnico, ya que este enfoque les resulta más sencillo de aprender y aplicar, sobre todo tomando en cuenta que en el análisis fundamental hay que estar atento a indicadores y noticias de carácter económico que no todo el mundo entiende realmente, sobre todo si no tienen una formación en el campo de la Economía.

Durante estos periodos, cuando las cotizaciones del mercado están cerca de algún soporte o resistencia de relevancia, cuando se observa alguna formación chartista popular o cuando algún indicador técnico de uso común como el RSI u otro similar da señales de que el mercado está sobre comprado o sobre vendido, se suelen producir cambios de tendencia rápidos y repentinos como consecuencia de grandes cantidades de capital que son invertidos de forma parecida en posiciones similares, es decir que se trata de grandes movimientos de mercado ocasionados por muchos inversores que operan de la misma manera ya que utilizan las mismas herramientas de análisis. Por este motivo, tanto si se cree como si no en el análisis técnico no debe desestimar este factor en lo absoluto.