La estrategia de «comprar y sostener» es bastante popular en los mercados de valores pero normalmente es vista como inútil e incluso peligrosa en el mercado Forex. Muchos libros simplemente afirman que esta estrategia no puede ser aplicada para operar con divisas. Si bien hay ciertas limitaciones en el uso de la estrategia de comprar y sostener en el Forex en comparación con el mercado de valores, es una técnica viable la cual puede atraer a muchos traders e inversores especializados en el mercado de divisas.

Tal como su nombre sugiere, consiste de dos etapas. La primera es un proceso de selección y compra de una divisa con otra. La segunda etapa de esta técnica se basa en mantener la posición abierta por un periodo que puede durar incluso varios años para que el precio de la divisa comprada suba en contra de la divisa vendida. A pesar de que el nombre de esta estrategia solo emplea la palabra «compra», en realidad el trader no está limitado únicamente a las posiciones de compra. Las operaciones de venta funcionan igual de bien en el mercado Forex.

 Las principales características de este sistema son las siguientes:

  • Posibilidad de obtener elevadas ganancias a largo plazo.
  • Es un estilo de trading que permite «abrir y olvidar» nuevas operaciones.
  • Las posiciones con diferencial positivo de tasas de interés ofrecen ingresos adicionales ya que este diferencial es añadido diariamente a la cuenta del trader cada día adicional que la posición se mantiene abierta en el mercado.
  • Por el contrario, las posiciones con un diferencial de tasas de interés negativo acumulan costos por este rubro que a largo plazo pueden ser significativos.
  • La estrategia no tiene criterios claros de entrada y salida.
  • Requiere mucha paciencia, sobre todo si los swaps son negativos.
  • El broker debe ser lo suficientemente confiable y estable para mantener una posición abierta durante años.
 

Configuración y uso de la estrategia

  • La selección de un par de divisas adecuado juega un rol fundamental en estas estrategia. Idealmente, el par seleccionado debe pagar un swap positivo (debido a un diferencial positivo en las tasas de interés de sus divisas) en la dirección de la operación. Pero esa parte puede ser ignorada si el swap negativo es insignificante en relación a las ganancias esperadas a largo plazo.
  • Los factores fundamentales deben ser de alta prioridad en esta estrategia. Consideraciones a largo plazo, como políticas de bancos centrales, desarrollo económico a nivel global y tendencias en las tasas de desempleo pueden servir para tomar una decisión.
  • Una posición de «comprar y sostener» debe ser abierta con el mínimo apalancamiento o con suficiente margen libre en la cuenta de trading para evitar que movimientos en contra producidos en el mercado ocasionen un margin call, el cierre obligado de la posición o incluso pérdidas catastróficas.
  •  El momento exacto de apertura de la posición, si bien puede emplearse para obtener alguna ventaja adicional, no es tan importante como en el Forex trading convencional que es principalmente especulativo. El esperar demasiado para que ocurra un retroceso (pull-back) que ofrezca un mejor punto de entrada puede hacer que perdamos la oportunidad para abrir una posición de largo plazo y solo debe ser considerado en casos especiales.
  • En esta estrategia debe emplearse un extenso periodo de espera. No es raro que las posiciones de «comprar y sostener» en el mercado Forex duren años e incluso décadas.
  • La salida de este tipo de operaciones es aún más complicada que la entrada. Idealmente un inversor que invierte a largo plazo en divisas sale de sus posiciones solo cuando hay necesidad de capital o las condiciones del mercado han cambiado dramáticamente. Alternativamente, estas operaciones pueden cerrarse cuando se han alcanzado niveles de ganancias elevados o el nivel de pérdidas se ha vuelto intolerable.

Ejemplos de señales de trading generadas por este sistema

Gráfico USD/CHF de largo plazo

La imagen anterior muestra un gráfico a largo plazo (marco de tiempo mensual) del USD/CHF el cual abarca el periodo desde 1999 a finales del 2012. En este caso el precio de este par de divisas se ha movido con una tendencia bajista constante durante todo ese periodo de tiempo. El precio ha caído desde un valor máximo de alrededor de 1.8300 (mediados de agosto del 2012) hasta un valor mínimo de 0.7064 en el mes de abril del 2011. Tal como muestra el gráfico la caída en el precio ha experimentado correcciones al alza que en ningún momento han roto la línea de tendencia bajista por lo cual una posición de «comprar y sostener» en corto que hubiese sido abierta entre el 2000 y el 2001, habría producido miles de pips en ganancias varios años después en caso de que el inversor hubiera tenido la paciencia necesaria para esperar y dejar que el precio continuara con su tendencia general.