//Pronóstico del Mercado de Divisas para el 2014
 

Pronóstico del Mercado de Divisas para el 2014

Más de cinco años después del inicio de la Gran Recesión, el crecimiento económico global consistente aún se muestra elusivo, lo que ha llevado a los principales bancos centrales a mantener las tasas de interés artificialmente bajas mientras continúan inyectando una cantidad sin precedentes de dinero en el sistema financiero. 

Conforme estas instituciones buscan nuevas maneras de estimular la liquidez para aumentar las medidas de estímulo que han promulgado, los formuladores de las políticas de los bancos centrales también tienen que combatir la deflación, y tal como se espera, estos son los temas que continuarán dominando en el Banco Central Europeo (ECB) tal como ocurre con el Banco de Japón (BOJ). Muchos participantes y analistas del mercado Forex están anticipando que la política fiscal será un impedimento menos importante para el crecimiento de Estados Unidos en el 2014. De ser así, esto permitirá que la Reserva Federal (Fed) comience a finalizar con cuidado y poco a poco la compra de activos y reduzca su masivo programa de compra de bonos de 85 mil millones de dólares al mes. 

Durante el 2013, los activos del mercado Forex se las arreglaron para permanecer dentro de un rango de cotización artificial vigilado por distintas políticas de bancos centrales, lo que en ciertos momentos llevó a una caída tanto en el volumen de negociación como en la volatilidad por periodos dolorosamente extensos. La tormenta producida después de la caída de Lehman Brothers ha sido reemplazada por un periodo de calma que sigue careciendo de una inyección muy necesaria de inversión corporativa global para ayudar a estimular el crecimiento.

Gráfico semanal del par de divisas EUR/USD para el 2013

Gráfico semanal del EUR/USD para el 2013

 

Existe una gran expectativa de que Estados Unidos y Europa conducirán cualquier repunte económico en el mercado desarrollado. El próximo año, se espera que Estados Unidos reduzca la carga fiscal (aumento de impuestos y reducción de gastos) que la economía del país ha sufrido durante los últimos años. Con suerte, esto dará lugar a un consenso de una tasa de crecimiento real de aproximadamente el 3%. Esta es una perspectiva mucho más positiva en comparación a la que se está desarrollando al otro lado del Atlántico. Los datos económicos recientes de Europa (tanto los importantes como los menos relevantes) sugieren una recuperación más moderada y gradual de los 17 miembros del bloque del euro.

En Japón, donde reina la Abenomics, la flexibilización monetaria adicional y la implementación de la tercera flecha de Abe (léase: los proyectos con financiación privada), deberían ser capaces de compensar el ajuste fiscal (impuestos sobre la venta) que Tokio va a iniciar al final del cuarto trimestre del 2014. Japón es un país cuya economía se basa en las exportaciones, una nación que requiere una divisa débil para impulsar las exportaciones y el crecimiento económico. Los críticos de las políticas de tres flechas de Abe se muestran cautelosos ante el hecho de que el aumento de la tasa de inflación de un 2% no necesariamente va a incrementar el consumo y la actividad económica. Aún cambios en la estructura de la economía del país no necesariamente significa que una divisa con un valor más bajo puede tener el mismo efecto en las exportaciones y el crecimiento. Las transacciones de venta del yen japonés han dominado muchas carteras de inversión en el mercado Forex durante el último año. Ha sido ciertamente una transacción de paciencia, ya que es una operación que los expertos esperan que continúe su dominio en el transcurso del 2014.

En general, cualquier estabilización en los mercados desarrollados terminará por ayudar eventualmente a los mercados emergentes, debido a que la demanda en las economías desarrolladas suavizará el impacto a cualquier déficit de exportación que se pueda sentir en los países emergentes. 

Gráfico semanal del par USD/JPY del 2013

Gráfico semanal del USD/JPY del 2013

Si esto es lo que acontece, puede ser algo seguro asumir que cualquier mejora económica dentro de los Estados Unidos, la Zona Euro y Japón complementará la estabilización de la economía de China, y a su vez deberá apoyar el crecimiento de los mercados emergentes durante el 2014. Sin embargo, aunque las perspectivas cíclicas para el crecimiento de las economías emergentes se han hecho más positivas, la debilidad estructural es probable que persista. Como resultado, el diferencial entre los mercados emergentes y desarrollados probablemente se estrechará. Con respecto al “paquete de reformas” de China, el foco está en la rapidez con que este país podría permitir que la productividad rebote, así como la forma en que altera la orientación del crecimiento. De acuerdo a cualquier medida, a China le está yendo mejor que a la mayoría conforme ajusta sus políticas para confrontar el panorama global cambiante. El mercado espera un crecimiento constante que se mantendrá entre un 7,5% y un 8%.

Previsiones para la economía global en el 2014

La política  monetaria en el 2014 continuará ofreciendo estímulos efectivos en todas partes, pero en ningún sitio estos estímulos son más necesarios que en Europa y Japón. En general, se espera que el primer ministro de Japón pondrá en marcha nuevas medidas cuantitativas en el 2014, mientras que la amenaza de la deflación puede presionar al BCE para introducir tasas de interés negativas por primera vez en su mandato. Se espera que la Fed continue con la reducción de la compra de bonos mientras mantiene bajas las tasas de interés a corto plazo en el futuro previsible. Cualquier divergencia en las políticas de los bancos centrales ofrecerán oportunidades de inversión en activos de renta variable, Forex y hasta cierto punto en activos de renta fija. Los bancos centrales deben continuar mejorando la comunicación con el mercado y hablar con un lenguaje claro y sencillo. Tal como ocurrió en varias ocsiones durante el 2013, un lenguaje incoherente puede conducir al riesgo en el mercado.

 Las perspectivas del mercado a nivel global para el 2014 probablemente se concentrarán en tres temas principales:

  • Crecimiento modesto.
  • La continuación de un bajo nivel de inflación.
  • El debilitamiento potencial de la economía.

Mientras tanto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) anticipa y/o recomienda lo siguiente:

  • Una recuperación económica global sumamente vulnerable más de cinco años después de la quiebra de Lehman Brothers.
  • Previsiones revisadas del crecimiento global para el 2013 y 2014: 2.7% y 3.6% vs 3.1% y 4%.
  •  A pesar de que Eurozona está saliendo de una recesión, el ECB debería estar analizando políticas para reducir aún más las tasas de interés.
  • La Fed debería mantener su postura acomodaticia intacta en lugar de considerar el comienzo en la reducción de la compra de bonos, política que le produjo buenos resultados en el 2013.

Los principales riesgos al alza permanecen centrados en el capital de inversión, un problema global en el 2013, en el cual muchas corporaciones invirtieron su dinero en transacciones “long” (esperando mercados alcistas) y repetidamente terminaron atrapadas detrás de la curva de inversión.

El panorama en el 2014 para los bancos centrales

Se espera que las políticas monetarias de los bancos centrales continúen altamente estimulativas y de alguna manera innovadoras durante el 2014. La Fed, que ya está bajo un nuevo liderazgo, proporcionará una orientación más fuerte para asegurar la recuperación de Estados Unidos y reducirá su programa de compra mensual de activos. Otros bancos centrales tendrán que adaptarse a cualquier movimiento que realice la Fed. Dado que las tasas de interés globales seguramente permanecerán bajas por más tiempo, se sugiere que habrán más oportunidades de mercado en otras clases de activos como los de renta variable (tal como las acciones por ejemplo). Sin embargo, los inversores aún tienen  que experimentar lo que va a ocurrir con los mercados cuando la Fed empiece a reducir la compra de activos.

No obstante, la Fed requiere que los siguientes números sean constantes antes de considerar seriamente la reducción en su programa de compra de activos:

  • Crecimiento de la economía de Estados Unidos mayor al 2%.
  • Una inflación mayor al 2%.
  • Las nóminas no agrícolas (Non Farm Payrolls) con cifras de empleo mayores a 200000.

El mercado Forex está bajo la impresión de que cualquier noción de la Fed con respecto a la reducción en su programa de compra de activos depende de los datos. De hecho esto no es del todo cierto. Cuando se lee entre líneas, se ha sugerido que los políticos estadounidenses están cada vez más interesados en reducir la compra mensual de bonos que realiza la Fed, con o sin una mejora notable en el sector laboral de ese país. Si se analiza más profundamente, se hace evidente que la Fed ya está discutiendo acerca de las preocupaciones con respecto a la eficacia o o costo de futuras adquisiciones de activos. Uno de los principales retos que la Fed debe vencer tiene que ver con la comunicación de sus intenciones de forma concisa. La pendiente de la curva de rendimiento del Tesoro de EE.UU. sugiere que hasta el momento ha logrado que su mensaje llegue con claridad a los inversores. Ciertamente la Reserva Federal está obligada a realizar un acto de equilibrio fino, ya que una reducción demasiado fuerte y rápida en la compra de activos puede causar un efecto dominó a nivel global indeseable.

¿La mejora en los resultados de los indicadores fundamentales está impulsando un retiro inminente de la política monetaria laxa de la Fed?

Ya sea que la Fed comience a disminuir la compra de activos a inicios del 2014 o durante el mes de marzo del 2014, la realidad es que esto no tiene tanta importancia. Muchos analistas e inversores en el mercado no esperan que las distintas clases de activos e instrumentos tengan un comportamiento tan violento como el que tuvieron cuando la Fed anunció la idea por primera vez en mayo del 2013. Pese a todo, los activos de renta variable como las acciones continuarán siendo los activos de elección para los inversores globales, a pesar de las aseveraciones de que los retornos de las acciones no necesariamente serán todo lo bueno que podría esperarse para el 2014. Otros consideran que el “poderoso” dólar está a punto de despertar de un letargo de dos meses en el cual ha permanecido contenido dentro de un rango de precios estrecho. Esto se muestra en marcado contraste con respecto a lo que estuvo expuesto el mercado Forex durante el vuelo del mercado emergente en el verano del 2013. En ese período, los inversores estaban muy abiertos a los picos de volatilidad y a la venta incesante de los activos económicos emergentes, debido a la creencia firme de que la Fed estaba a punto de emprender la reducción de su programa de flexibilización cuantitativa. Durante el 2014, el dólar estadounidense debería verse bastante favorecido, sobre todo en contra de un yen pesimista y del yen australiano.

En el otro lado del planeta, los ojos siguen puestos en Abenomics. De las tres flechas en el arsenal de Abe – una fuerte flexibilización monetaria, una política fiscal flexible y una estrategia de crecimiento orientada a reforzar la capacidad de oferta de la economía – solamente la primera flecha ha alcanzado directamente su blanco. A pesar del bajo rendimiento del yen en todos los ámbitos, y a pesar de que Tokio se ha distanciado de cualquier sugerencia de manipulación de la moneda, el mercado cree que otra “flecha” destinada a devaluar el yen a un grado aún mayor va a tener que ser elaborada y lanzada durante el primer trimestre del 2014, sino antes. Existe la preocupación de que la devaluación directa del yen podría no proporcionar el impulso deseado. Una divisa doméstica débil es ventajosa para una economía basada en las exportaciones. Sin embargo, basarse en un yen débil para expandir el crecimiento económico puede ser contrarrestado fácil y rápidamente por las disputas políticas y territoriales que tiene Japón con China, un socio comercial cada vez más importante para esta nación insular.

La división en la Eurozona se profundiza

La Zona Euro continua confiando en Alemania para apoyar e impulsar cualquier crecimiento económico que la región esté produciendo. Se espera que la economía alemana crezca como máximo un 0.5% durante el cuarto cuatrimestre. Sin embargo las perspectivas económicas de la segunda y tercera  economías más importantes de Europa no se ven tan positivas: los analistas estiman que Francia e Italia continuarán luchando sus propias batallas para conseguir el crecimiento de sus economías.

Los datos compuestos negativos para ambos países apuntan a que habrá una mayor contracción durante el trimestre actual. Con estas divergencias apareciendo dentro del núcleo (Alemania y Francia)

y la periferia (España e Italia) de la Zona Euro, se especula que el Presidente Mario Draghi y el ECB continuen con su sorpresivo corte en las tasas de interés el cual fue aplicado a finales del año pasado y que inicialmente sorprendió a los mercados. Los traders de renta fija consideran que dadas las condiciones actuales el ECB deberá hacer frente a la disminución del exceso de liquidez, que está comenzando a aumentar la volatilidad en los mercados monetarios. En este caso aún siguen quedando una serie de opciones innovadoras que los funcionarios del ECB pueden aprovechar, que van desde cortar los requerimientos de reserva hasta dejar el Programa del Mercado de Valores parcial o totalmente sin “esterilizar”. El ECB debería considerar medidas monetarias no convencionales para reforzar aún más una economía que experimenta cifras de desempleo record, desapalancamiento bancario y restricciones al crédito. Ante esta situación cabe preguntarse si las tasas de depósito negativas se encuentran en el horizonte.

¿Que pasará con el Euro?

No pocas personas han argumentado que el euro debería tener un valor más bajo con respecto al dólar estadounidense. Aparte de algunos pequeños deslices aquí y allá, el euro se mantuvo básicamente al alza durante el 2013. ¿Continuará la misma situación en el 2014? La deflación es una amenaza real para la Zona Euro, y con un crecimiento casi inexistente, los funcionarios de la ECB pueden requerir nuevas pruebas de un mayor deterioro económico antes de entrar en la refriega política de la flexibilización. La divergencia entre las tasas de interés de Europa y Estados Unidos probablemente ocasionarán que el euro tenga un desempeño inferior al dólar estadounidense lo cual lo llevará hasta un valor cercano al del mínimo del 2013, que fue de 1.2780.

Gráfico semanal del par de divisas GBP/USD para el 2013

Gráfico semanal del GBP/USD para el 2013

 

Se espera que el gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Mark Carney, y otros miembros del Comité de Política Monetaria del BoE (MPC), se mantengan altamente acomodaticios para el futuro previsible, aunque hay riesgos en abundancia. El pasado mes de noviembre el Reino Unido redujo sus expectativas de inflación al tiempo que insiste que existe suficiente capacidad sin utilizar que puede ser aprovechada. Una noticia mucho más importante fue el hecho de que el MPC espera que la tasa de desempleo británica caiga por debajo de 7% antes de los esperado. El fortalecimiento de la recuperación del Reino Unido durante la segunda mitad del 2013 ha despertado las expectativas del mercado y las ha dirigido hacia una posible alza de las tasas de interés para finales del 2014. El BoE necesita mantenerse acomodaticio, y comunicar al mercado su posición alrededor de datos de empleo en cambio constante puede resultar complicado. 

El mercado espera que la visión y algunas de las políticas que Carney ha aplicado hasta el momento sean revisadas. Con una mayor divergencia esperada en la Europa continental, los inversores pueden anticipar que las divisas escandinavas (la corona noruega y la corona sueca) tengan un desempeño bajo con respecto a la libra esterlina. El objetivo primario de Carney para el 2014 debería ser poner más atención a las insinuaciones del mercado – durante el 2013 el mercado probó que muchas de las expectativas del BoE estaban incorrectas.

Los pronósticos con respecto a China

La segunda mayor economía a nivel mundial ha tenido un mejor desempeño durante el 2013 y tiene perspectivas más positivas conforme ajusta sus políticas para hacer frente a la perspectiva global cambiante. Las perspectivas de crecimiento de China serán una preocupación menor en el 2014. El paquete de reformas propuesto por el Secretario General del Partido Comunista Xi Jinping,  a raíz de la Tercera Sesión Plenaria en noviembre pasado, seguramente ocupará un lugar predominante dentro de los pensamientos de los analistas durante el 2014. El éxito de este plan será determinado por la manera en que estas políticas serán ejecutadas. Después de décadas de expansión rápida, la economía China está entrando en un periodo de crecimiento más lento, y Beijing está bajo una presión cada vez más creciente para abordar los problemas que amenazan el desarrollo económico futuro y la estabilidad social. Debido a que el sector manufacturero de China se ha convertido en algo que no es tan rentable como antes, esto ha llevado a una menor inversión privada –  un problema global. Aunque el documento de las reformas se centra en la mejora de la capacidad de China para llevar a cabo reformas económicas y financieras, contiene pocos detalles. 

De acuerdo a la OECD, el crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) de China en el 2013 fue del 7.7%, y la misma OECD espera que alcance un crecimiento del 8.2% en el 2014. Mientras que la recuperación económica china de los últimos 12 meses fue más bien moderada en comparación con su historia reciente, el crecimiento en materia monetaria y de crédito necesita ser controlado. La OECD sugiere que Beijing debería incrementar los beneficios sociales, liberalización financiera y reformas fiscales. 

Sin embargo, la economía de China sigue siendo fuerte. Lo que separa a China de otros países es que ha ido creciendo debido al cambio estructural conforme el gobierno se ocupa de cualquier debilitamiento económico con rapidez – un subproducto de su ideología política. El país continuará en su camino para convertirse más en una nación de ingresos medios.

Perspectivas de los mercados emergentes

El crecimiento agregado de los mercados emergentes se ha reducido a menos del 4% en solo tres años. Los mercados emergentes están predominantemente presionados por la desaceleración en el gasto de inversión fija, lo que representa aproximadamente el 50% de ese retroceso. Dicho esto, los analistas creen que las perspectivas cíclicas de crecimiento de los mercados emergentes están mejorando constantemente. Se espera que un mayor crecimiento de los mercados desarrollados impulse la demanda externa, y cuando a esto se añaden las tasas de interés reales aún bajas en la mayoría de los países emergentes, puede pronosticarse que estas condiciones continuarán apoyando la demanda doméstica. Con base en el pronóstico de crecimiento del PIB del Fondo Monetario Internacional para el 2014-2015, México, Polonia, Turquía, Hungría, República Checa y China deberían ser los mayores beneficiarios netos. Por supuesto, una economía más fuerte de Estados Unidos debería ser capaz de impulsar un crecimiento real del PIB de los mercados emergentes aún mayor. 

La intensa presión del verano pasado en el mercado de divisas emergentes se produjo por la posibilidad de que la Fed redujera su programa de compras mensual de activos. El endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos provocó una reacción masiva en la cual los inversores y especuladores se deshicieron de sus activos de mercados emergentes, y muchos terminaron por buscar refugio en activos estadounidenses. Durante este periodo de intensa presión, la Fed sorprendió al mercado y retrasó la tan anticipada reducción de su programa de compra de activos, lo que a su vez le dio a los mercados emergentes un segundo aire que le permitió a estas economías experimentar un alza bastante necesaria. En realidad, los desafíos que enfrentan las economías emergentes inestables simplemente se han retrasado, no evitado. 

Cualquier país o divisa que está dentro del rango de los mercados emergentes y que presenta un crecimiento débil, problemas estructurales, una elevada deuda y otros problemas de financiación experimentarán experimentarán el dolor de una renovada presión de los mercados de capital, cuando la Fed empiece a reducir su programa de compra de bonos.

Gráfico semanal del oro/dólar para el 2013

Gráfico semanal del XAU/USD para el 2013

 

Pronósticos para el oro

En los últimos años, los precios de las materias primas se han correlacionado de forma competitiva con un crecimiento de la producción industrial de los mercados emergentes. Dado que el crecimiento se desaceleró en estas regiones, también lo han hecho los precios de las materias primas, especialmente el oro. El metal amarillo cerró a la baja en el 2013 por primera vez en 13 años. No es de extrañar que este extenso periodo alcista finalizado (al menos por ahora) en el 2013 sea una de las principales historias de los analistas financieros durante este año. Debido a la caída en el crecimiento de los mercados emergentes, los precios globales de las materias primas también se han visto afectados de la misma manera. No se espera que esto cambie en el 2014 – preocupaciones acerca de problemas estructurales de los mercados emergentes junto con el exceso de oferta de commodities dará lugar a un mayor estancamiento de los precios de las materias primas en el mercado. A muchos inversores que habían utilizado el oro recientemente como una cobertura contra la inflación les ha ido mal. El mercado está perdiendo la fe en el metal como un depósito de valor, debido a la preocupación de que la Fed va a reducir sus compras de activos y aliviar el riesgo de acelerar la inflación.

Lo que puede haber cogido por sorpresa y con la guardia baja muchos inversores de oro es la India. El segundo país más poblado del mundo está a punto de ser destronado como el mayor comprador del metal amarillo en el planeta. China asumirá esa condición en el 2014, con un apetito constante. China ha importado más de 100 toneladas de oro por mes en el segundo semestre del 2013. Para algunos, la demanda china es un caso de demasiado poco y demasiado tarde.

John Paulson, uno de los compradores de oro más conocidos desde que comenzó a invertir en lingotes hace más de tres años, ha comenzado a retirar sus posiciones long en esta materia prima. Paulson dejó claro a los inversores que no iba a invertir más en su fondo de oro debido a la incertidumbre de la inflación. Hasta la fecha, el fondo de Paulson ha perdido -63%. El mercado espera que la demanda de oro de China continue aumentando antes del Año Nuevo lunar al final de enero del 2014 debido a la falta de oportunidades de inversión alternativos. Con las acciones bajo presión, y las autoridades chinas desestimulando la inversión inmobiliaria, el oro sigue siendo una alternativa sólida.

Sin embargo, los precios spot del oro siguen siendo dictados por los datos económicos y la política monetaria de Estados Unidos y la política monetaria. Los inversionistas globales necesitan pistas sólidas sobre lo que puede esperar de la dirección política y económica de Estados Unidos con el fin de validad sus ideas y operaciones en el mercado.

 

Fuente: 

http://www.marketwatch.com/ 

http://www.marketpulse.com/

 


2014-01-18T15:19:25+00:00 Por |Categorías: ANALISIS DEL MERCADO|Etiquetas: , |Sin comentarios
 

Deje su comentario