El Sistema de la Reserva Federal (también conocido como Reserva Federal o simplemente Fed) es el sistema bancario central de los Estados Unidos de América. Fue creado el 23 de diciembre de 1913, con la promulgación de la Ley de la Reserva Federal, luego de que una serie de pánicos financieros (particularmente el pánico de 1907) llevaron al deseo de implementar un control central del sistema monetario para aliviar las crisis financieras. En el transcurso de los años, eventos como la Gran Depresión en la década de 1930 y la Gran Recesión durante la década de 2000 han llevado a la expansión de las funciones y responsabilidades del Sistema de la Reserva Federal.

El Congreso de los Estados Unidos estableció tres objetivos clave para la política monetaria de la Fed en la Ley de la Reserva Federal: maximizar el empleo, estabilizar los precios y moderar las tasas de interés a largo plazo.

En ocasiones, los dos primeros objetivos se denominan mandato dual de la Reserva Federal. Las funciones de esta institución se han ampliado a lo largo de los años y actualmente también incluyen la supervisión y regulación de los bancos, el mantenimiento de la estabilidad del sistema financiero y la prestación de servicios financieros a las instituciones depositarias, el gobierno de los Estados Unidos y las instituciones oficiales extranjeras. La Fed también realiza investigaciones sobre la economía y proporciona numerosas publicaciones, como el Libro Beige y la base de datos FRED.

El Sistema de la Reserva Federal se compone de varias capas. Está gobernado por la junta de gobernadores designada por el presidente o la Junta de la Reserva Federal (FRB). Doce bancos regionales de la Reserva Federal, ubicados en ciudades de todo el país, regulan y supervisan los bancos comerciales de propiedad privada.

Una serie de bancos comerciales autorizados a nivel nacional pueden elegir a algunos de los miembros de la junta del Banco de la Reserva Federal de su región. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) establece la política monetaria. El FOMC está formado por los siete miembros de la junta de gobernadores y los doce presidentes de los Bancos de la Reserva Federal regionales, aunque solo cinco presidentes de bancos votan a la vez (el presidente de la Reserva Federal de Nueva York y otros cuatro que rotan por períodos de votación de un año). También hay varios consejos asesores. Por lo tanto, el Sistema de la Reserva Federal tiene componentes tanto públicos como privados.

La Fed tiene una estructura única entre los bancos centrales, y también es inusual porque el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, una entidad fuera del banco central, imprime la moneda utilizada.

El gobierno federal fija los sueldos de los siete gobernadores de la junta y recibe todas las ganancias anuales generadas por el sistema, una vez que se pagan los dividendos de las inversiones de capital de los bancos miembros y se mantiene un superávit de cuenta. En 2015, la Reserva Federal obtuvo un ingreso neto de $100,2 mil millones y transfirió $ 97,7 mil millones al Tesoro de los Estados Unidos. Aunque es un instrumento del gobierno de los Estados Unidos, el Sistema de la Reserva Federal se considera a sí mismo «un banco central independiente porque sus decisiones de política monetaria no tienen que ser aprobadas por el presidente ni por ninguna otra persona en las ramas ejecutiva o legislativa del gobierno, no recibe financiamiento apropiado por el Congreso, y los mandatos de los miembros de la junta de gobernadores abarcan varios mandatos presidenciales y del Congreso».

Propósito de la Reserva Federal (Fed)

El principal motivo declarado para la creación del Sistema de la Reserva Federal fue abordar los pánicos bancarios. En la Ley de la Reserva Federal se enuncian otros propósitos, como «proporcionar una moneda elástica, proporcionar medios para redescuento de papel comercial, establecer una supervisión más eficaz de la banca en los Estados Unidos y para otros fines». Antes de la fundación del Sistema de la Reserva Federal, Estados Unidos atravesó varias crisis financieras. Una crisis particularmente severa en 1907 llevó al Congreso a promulgar la Ley de la Reserva Federal en 1913. Hoy en día, el Sistema de la Reserva Federal tiene otras responsabilidades además de estabilizar el sistema financiero.

Las funciones actuales del Sistema de la Reserva Federal incluyen:

  • Abordar el problema de los pánicos bancarios
  • Servir como banco central de los Estados Unidos.
  • Lograr un equilibrio entre los intereses privados de los bancos y la responsabilidad centralizada del gobierno.
    • Supervisar y regular las instituciones bancarias.
    • Proteger los derechos crediticios de los consumidores
  • Gestionar la oferta monetaria de la nación a través de la política monetaria para lograr los objetivos a veces contradictorios de:
    • Empleo máximo
    • Precios estables, incluida la prevención de la inflación o la deflación
    • Tipos de interés moderados a largo plazo
  • Mantener la estabilidad del sistema financiero y contener el riesgo sistémico en los mercados financieros.
  • Brindar servicios financieros a instituciones depositarias, el gobierno de los Estados Unidos e instituciones oficiales extranjeras, incluido un papel importante en el funcionamiento del sistema de pagos de la nación.
    • Facilitar el intercambio de pagos entre regiones.
    • Responder a las necesidades de liquidez local
  • Fortalecer la posición de Estados Unidos en la economía mundial

Función como banco central

En su papel como banco central de los Estados Unidos, la Fed sirve como banco de los bancos y como banco del gobierno. Como banco de los bancos, ayuda a garantizar la seguridad y eficiencia del sistema de pagos. Como banco o agente fiscal del gobierno, la Fed procesa una variedad de transacciones financieras que involucran billones de dólares. Así como una persona puede tener una cuenta en un banco, el Tesoro de los Estados Unidos mantiene una cuenta corriente en la Reserva Federal, a través de la cual se manejan los depósitos de impuestos federales entrantes y los pagos gubernamentales salientes. Como parte de esta relación de servicio, la Fed vende y canjea valores del gobierno de los Estados Unidos, tales como bonos de ahorro y letras, pagarés y bonos del Tesoro. También emite moneda y papel moneda de la nación.

El Tesoro de los Estados Unidos, a través de su Oficina de la Casa de la Moneda y la Oficina de Grabado e Impresión, en realidad produce el suministro de efectivo de la nación y, en efecto, vende el papel moneda a los Bancos de la Reserva Federal al costo de fabricación y las monedas a su valor nominal. Posteriormente, los Bancos de la Reserva Federal distribuyen este dinero a otras instituciones financieras de diversas formas. Durante el año fiscal 2013, la Oficina de Grabado e Impresión entregó 6.600 millones de billetes a un costo promedio de 5,0 centavos por billete.

Regulación de la banca de Estados Unidos

La Reserva Federal regula los bancos privados. El sistema fue diseñado a partir de un compromiso entre las filosofías competitivas de la privatización y la regulación gubernamental. En 2006, Donald L. Kohn, vicepresidente de la junta de gobernadores, resumió la historia de este compromiso:

Los intereses agrarios y progresistas, liderados por William Jennings Bryan, favorecieron un banco central bajo control público, en lugar de control bajo el sector banquero privado. Pero la gran mayoría de los banqueros del país, preocupados por la intervención del gobierno en el negocio bancario, se opusieron a una estructura de banco central dirigida por personas designadas por políticos. La legislación que el Congreso adoptó finalmente en 1913 reflejó una dura batalla para equilibrar estos dos puntos de vista en competencia y creó la estructura híbrida público-privada, centralizada-descentralizada que tenemos hoy.

El equilibrio entre los intereses privados y el gobierno también se puede ver en la estructura del sistema. Los bancos privados eligen a los miembros de la junta directiva de su Banco de la Reserva Federal regional, mientras que los miembros de la junta de gobernadores son seleccionados por el presidente de los Estados Unidos y confirmados por el Senado.

Estructura de la Reserva Federal

Imagen estructura Reserva federal

El Sistema de la Reserva Federal tiene una estructura única entre los bancos privados que es tanto pública como privada  y se describe como «independiente dentro del gobierno» en lugar de «independiente del gobierno». El Sistema no requiere financiación pública y deriva su autoridad y propósito de la Ley de la Reserva Federal, que fue aprobada por el Congreso en 1913 y está sujeta a modificación o derogación del Congreso.

Los cuatro componentes principales del Sistema de la Reserva Federal son:

  1. La Junta de Gobernadores.
  2. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC).
  3. Los doce bancos regionales de la Reserva Federal
  4. Los bancos miembros en todo el país.

Junta de Gobernadores

La Junta de Gobernadores de la Fed formada por siete miembros es una gran agencia federal que tiene como función principal la supervisión de los bancos nacionales. Se encarga de supervisar los 12 bancos de reserva de distrito y establecer la política monetaria nacional. También supervisa y regula el sistema bancario de los Estados Unidos en general. Los gobernadores son nombrados por el presidente de los Estados Unidos y confirmados por el Senado por períodos escalonados de 14 años. Un mandato comienza cada dos años, el 1 de febrero de los años pares, y los miembros que cumplen un mandato completo no pueden volver a ser nombrados para un segundo mandato. «Hasta que expiren sus mandatos, los miembros de la Junta continuarán sirviendo hasta que sus sucesores sean nombrados y hayan calificado». La ley prevé la destitución de un miembro de la junta por parte del presidente «por causa justificada». La junta debe presentar un informe anual de operaciones al presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

El presidente y el vicepresidente de la junta de gobernadores son nombrados por el presidente de entre los gobernadores en funciones. Ambos cumplen un mandato de cuatro años y pueden ser renombrados tantas veces como el presidente elija, hasta que expiren sus mandatos en la junta de gobernadores.

Comité de Mercado Abierto Federal (FOMC)

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) consta de 12 miembros, siete de la junta de gobernadores y siete de los presidentes de Bancos Regionales de la Reserva Federal. El FOMC supervisa y establece la política de las operaciones de mercado abierto, principal herramienta de la política monetaria nacional. Estas operaciones afectan la cantidad de saldos de la Reserva Federal disponibles para las instituciones de depósito, lo que influye en las condiciones monetarias y crediticias generales. El FOMC también dirige las operaciones que realiza la Reserva Federal en los mercados de divisas.

El FOMC debe llegar a un consenso sobre todas las decisiones. El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York es miembro permanente del FOMC mientras que los presidentes de los otros bancos rotan la membresía a intervalos de dos y tres años. Todos los presidentes de los Bancos Regionales de la Reserva Federal contribuyen a la evaluación que realiza el Comité de la economía y de las opciones de política monetaria, pero solo los cinco presidentes que son miembros del FOMC votan sobre las decisiones de política. El FOMC determina su propia organización interna y, por tradición, elige al presidente de la junta de gobernadores como su presidente y al presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York como su vicepresidente. Las reuniones formales generalmente se llevan a cabo ocho veces al año en Washington, D.C. Los presidentes de los Bancos de la Reserva Federal sin derecho a voto también participan en las deliberaciones y discusiones del Comité. El FOMC se reúne generalmente ocho veces al año mediante consultas telefónicas y se celebran otras reuniones cuando es necesario.

Existe un consenso muy fuerte entre los economistas en contra de politizar el FOMC.

Pueden encontrar más información sobre el FOMC y su impacto en los mercados en el siguiente artículo: El FOMC y los Mercados Financieros

Bancos de la Reserva Federal

Hay 12 bancos de la Reserva Federal, cada uno de los cuales es responsable de los bancos miembros ubicados en su distrito. Están ubicados en Boston, Nueva York, Filadelfia, Cleveland, Richmond, Atlanta, Chicago, St. Louis, Minneapolis, Kansas City, Dallas y San Francisco. El tamaño de cada distrito se estableció en función de la distribución de la población de los Estados Unidos cuando se aprobó la Ley de la Reserva Federal.

Los estatutos y la organización de cada Banco de la Reserva Federal están establecidos por ley y los bancos miembros no pueden modificarlos. Sin embargo, los bancos miembros eligen a seis de los nueve miembros de las juntas directivas de los bancos de la Reserva Federal.