El viernes pasado, los inversores de todo el mundo siguieron de cerca con cautela el informe de nóminas no agrícolas de Estados Unidos, ya que muchos participantes del mercado anticipaban un aumento del empleo de siete dígitos. Desafortunadamente, recibieron un impacto negativo ya que los empleadores estadounidenses contrataron una cuarta parte de la cifra esperada, con tan solo 266,000 puestos nuevos de trabajo en abril.

Durante las últimas semanas, muchos datos económicos han tenido resultados sorpresivos al alza, incluyendo las cifras sobre el gasto del consumidor, la confianza empresarial, la confianza del consumidor, el mercado inmobiliario y la actividad manufacturera y de servicios. Estos resultados llevaron a algunos economistas a anticipar que se sumarían más de un millón de puestos de trabajo. De hecho, si excluimos marzo de 2020, esta fue la peor sorpresa negativa en 24 años desde que comenzó la encuesta.

Si bien la trayectoria continúa mostrando una mejora en el mercado laboral, es posible que Estados Unidos no vuelva al pleno empleo el próximo año si la recuperación del empleo comienza a mostrar fragilidad. Para los inversores, esto no es necesariamente una mala noticia. De hecho, debería verse como positivo para los activos de riesgo y negativo para la divisa estadounidense.

La tasa de equilibrio a 10 años de Estados Unidos sirve como una indicación de las expectativas de inflación de los mercados en el horizonte de 10 años y alcanzó un nuevo máximo de ocho años de 2,49%. El último repunte de las expectativas de inflación se debe ahora a dos factores: el gran aumento de los precios de las materias primas y las expectativas de una política monetaria acomodaticia extendida. La Fed ahora está lista para retrasar la reducción de sus compras de activos hasta fin de año en lugar del tercer trimestre y es por eso que el S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average cerraron en nuevos máximos históricos a pesar del sombrío informe de empleos. 

Este miércoles se darán a conocer los datos de inflación y se espera que la inflación de Estados Unidos se haya disparado un 3,6% en comparación con hace un año. Sin embargo, esto se debe a los efectos base, lo que significa que los inversores deberían vigilar los cambios mensuales para ver si hay signos de que los precios están subiendo bruscamente.

Al observar los mercados de metales industriales, los precios están subiendo y el mineral de hierro y el cobre continúan registrando nuevos máximos. Esto debería beneficiar aún más a las acciones de la industria minera, pero también genera algunas dudas sobre las declaraciones de la Reserva Federal que dicen que la inflación será «transitoria».

Las acciones asiáticas subieron hoy por las expectativas de tipos de interés más bajos durante más tiempo, y los índices europeos y estadounidenses también están preparados para un comienzo de semana positivo. Mientras tanto, el dólar sigue estando afectado por el decepcionante informe de empleo del viernes con el índice del dólar (DXY) solo un 0,3% más alto desde que comenzó el año, habiendo retrocedido un 3,45% desde el máximo de marzo.

Dado el entorno actual, se espera que la caída del DXY se reanude con el primer gran soporte alrededor de 89,20. Una ruptura por debajo de este nivel llevará al dólar a un mínimo de tres años. A menos que veamos una fuerte corrección en los mercados de valores o un nuevo aumento en los rendimientos de los bonos estadounidenses, se espera que el dólar permanezca bajo una presión considerable.

Par de divisas GBP/USD sube por encima de 1,4100

Los compradores de la libra esterlina dominaron la escena el lunes, ya que los inversores dieron la bienvenida a una reducción del riesgo político para el Reino Unido.

La menor probabilidad de que se celebre un segundo referéndum de independencia de Escocia a corto plazo tras las elecciones de la semana pasada impulsó el sentimiento de compra hacia la libra. Un dólar ampliamente más débil también jugó un papel en impulsar al GBP/USD a su nivel más alto desde el 25 de febrero.

Con la caída de los casos de Covid-19, dos tercios de los adultos del Reino Unido que ya recibieron una primera dosis de la vacuna y la próxima fase de relajación de los bloqueos programada para el 17 de mayo, las perspectivas económicas para el Reino Unido pospandémico siguen siendo positivas. Esto podría traducirse en una libra más fuerte en las próximas semanas.

En cuanto a los gráficos diarios, los datos técnicos son muy optimistas. El par GBP/USD ha subido más de 150 pips en un día y un total de más de 350 pips desde principios de mayo. Los precios se negocian cómodamente por encima de la media móvil simple de 20 y 50 días, mientras que el MACD se encuentra arriba de cero. Un cierre diario sólido por encima de 1.4100 podría proporcionar una base para que los alcistas impulsen los precios hacia 1.4200 y el máximo de 2021 de 1.4240.

Una cosa a tener en cuenta es que el Índice de Fuerza Relativa (RSI) está muy cerca de llegar a 70, lo que sugiere que el GBP/USD está sobrecomprado y puede estar preparado para un retroceso técnico. En caso de que los precios no se mantengan por encima de 1.4100, una caída hacia 1.4000, e incluso menos, podría producirse.

Ethereum rompe nivel de $4,000 y alcanza un récord

Gráfico del par ETH/USD

Ethereum (ETH/USD), la segunda criptomoneda por capitalización de mercado, rompió la resistencia simbólica de $4,000 (£ 2,836) el lunes por la mañana, extendiendo un repunte que comenzó a acelerarse durante el fin de semana.

A las 11.30 am en Londres, el token experimentó un alza del 5.9%, alcanzando los $4.097, lo que eleva su valor de mercado total a alrededor de $450 mil millones.

Mientras tanto, bitcoin (BTC/USD), la criptomoneda más popular y con mayor capitalización de mercado, experimentó un aumento más moderado del 0,6%.

Ethereum ha estado durante mucho tiempo a la sombra de bitcoin, pero las ganancias de esta criptomonedas en los últimos meses lo han superado significativamente, aumentando más del 250% desde enero.

El rompimiento alcista se ha vinculado al creciente número de desarrolladores que crean aplicaciones de finanzas descentralizadas o «DeFi» en su plataforma blockchain, así como al creciente interés institucional en las criptomonedas como mercado y activos de inversión.

«Existe una fuerte evidencia de que los traders e inversores en realidad están liquidando pequeñas posiciones en bitcoin y poniendo ese dinero en ethereum, ya que creen que esta moneda todavía está enormemente infravalorada», dijo Naeem Aslam, analista jefe de mercado de Avatrade.

Existe una alta probabilidad de que ethereum alcance el nivel de precios de $5000, un precio objetivo que hace meses se creía imposible de alcanzar. El precio objetivo a largo plazo para Ethereum sigue siendo de $10000.

Algunos inversores perdieron la oportunidad de comprar bitcoins antes de su ascenso meteórico, lo que podría estar impulsando el repunte de los precios.

Sin embargo, otros analistas se han mostrado más escépticos ante el alza de ETH. Algunos consideran que el increíble aumento de las criptomonedas en el 2021 se parece al que ocurrió en el 2017. En 2017, bitcoin apareció en todos los titulares y fue el activo criptográfico con mejor rendimiento durante meses.

Cuando el mercado alcista comenzó a perder fuerza en noviembre, los inversores cambiaron a altcoins menos conocidos como ripple y ethereum, que rápidamente también se convirtieron en nombres conocidos en el mercado. Ripple alcanzó su punto máximo el 8 de enero mientras que ethereum mantuvo sus ganancias durante una semana o dos.

Pero en los meses siguientes, las criptomonedas se hundieron cuando los inversores minoristas se apresuraron a salir, dando inicio al famoso “invierno de las criptomonedas”.

El ascenso de Ethereum se produce al mismo tiempo que Dogecoin, la moneda inspirada en memes, experimenta un periodo complicado.

Un tweet de Elon Musk que decía que su compañía SpaceX aceptaría dogecoin para financiar una misión lunar el próximo año no logró impulsar el precio de la criptomoneda.