Pares de divisas vinculadas a commodities

Las monedas vinculadas a materias primas (commodities) son divisas de países que poseen grandes cantidades de materias primas u otros recursos naturales. En estos casos, los commodities constituyen la mayoría de las exportaciones de estas naciones y la fortaleza de sus economías puede ser altamente dependiente de los precios de las materias primas en el mercado. Los países que son ricos en recursos naturales incluyen Arabia Saudita, Rusia, Venezuela, Nigeria y Canadá. Sin embargo, las monedas de muchos países que poseen abundantes recursos naturales por lo general están reguladas por el gobierno o son poco negociadas en los mercados internacionales.

Por lo tanto, el trading con pares de divisas vinculadas a las principales materias primas se enfocan en tres países que poseen grandes riquezas en recursos naturales y que tienen monedas de elevada liquidez y flotación libre: Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

El CAD (Dólar canadiense) – La economía de Canadá

Canadá (moneda: dólar canadiense o CAD) cuenta con una economía dinámica y moderna. Con base en el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, Canadá cuenta con el séptimo nivel de vida más alto en todo el mundo. El país cuenta con grandes cantidades de materias primas incluyendo petróleo, gas natural y madera. Esto ocasiona que la economía de Canadá sea muy sensible a los precios de los commodities en el mercado. El país también se beneficia de su posición geográfica justo al norte de los Estados Unidos, la mayor economía del mundo. Debido a esta proximidad, la gran mayoría de las exportaciones de la nación van directamente a los Estados Unidos. Por lo tanto, la economía canadiense está estrechamente relacionada con el estado de la economía estadounidense, lo que significa que un bajo crecimiento económico en Estados Unidos puede resultar en la caída de las exportaciones de Canadá.

Pueden referirse a: Indicadores económicos para Canadá y el CAD

El AUD (Dólar australiano) – La economía de Australia

Australia (moneda: dólar australiano o AUD) es uno de los países más ricos del mundo en lo que se refiere a recursos naturales ya que posee grandes cantidades de oro, aluminio, hierro y carbón. Así mismo posee grandes cantidades de granjas que producen trigo, carne y lana. Además de los recursos naturales y productos agrícolas, Australia también se caracteriza por una economía moderna e industrializada y un importante sector de servicios. A pesar de estas ventajas económicas, Australia sufre de alguna manera debido a que se encuentra aislado geográficamente y tiene una población relativamente pequeña. Debido a esto, Australia tiene que importar grandes cantidades de bienes que no produce domésticamente. Estas importaciones pueden resultar en grandes déficits comerciales que presionan el dólar australiano.

Pueden referirse a: Indicadores económicos para Australia y el AUD

El NZD (Dólar Neozelandés) – La economía de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda (moneda: dólar neozelandés o NZD) es una pequeña nación insular la cual cuenta con muchos recursos naturales y un importante sector agrícola. Estos recursos ocasionan que la economía de Nueva Zelanda sea particularmente sensible a los precios de los commodities a nivel internacional. En la actualidad el país está abierto al comercio internacional y a la inversión extranjera y es un destino popular para el turismo. En una ocasión Nueva Zelanda fue declarado el país más amigable para los negocios en todo el mundo.

Pueden referirse a: Indicadores económicos para Nueva Zelanda y el NZD

Factores que influyen en el movimiento de las divisas vinculadas a las materias primas

El factor primario determinante del movimiento de las divisas vinculadas con commodities es el precio de las materias primas a nivel internacional. Como regla  general, cuando el precio de las materias primas sube, las divisas de los productores de commodities también se fortalecen. Por el contrario, cuando los precios de los commodities bajan, las divisas relacionadas bajan. Durante los períodos en que las cotizaciones de los commodities se incrementan, las economías de las naciones productoras usualmente crecen con rapidez, lo que puede llevar a un aumento en las tasas de interés domésticas.

Por ejemplo, cuando el petróleo sube en los mercados por lo general el valor del dólar canadiense, cuya economía depende bastante de los ingresos generados por esta materia prima, sube en relación a las otras divisas si los demás factores se mantienen sin cambios.

Las tasas de interés más altas pueden hacer que estos países sean populares para los inversores interesados en el carry trading, un tipo de transacción en el cual los inversores venden divisas que pagan bajos intereses y compran divisas que ofrecen un mayor rendimiento. Las transacciones de carry trade pueden subir el valor de las monedas de países productores de commodities hasta niveles en que no habrían llegado bajo otras circunstancias. Sin embargo, cuando las condiciones financieras cambian, el carry trading puede perder su atractivo con rapidez, lo que puede resultar en una fuga de capitales del país de destino y en un rápido declive en el valor de la divisa.

Trading con pares de divisas vinculadas a commodities

Las divisas de Australia, Canadá y Nueva Zelanda son negociadas activamente en el mercado, pero tienen un menor nivel de liquidez que las monedas de la Zona Euro, el Reino Unido y Japón. Así mismo, la comparación de las economías de países productores de materias primas con la economía de Estados Unidos puede resultar difícil, ya que tienen características muy distintas.

En términos generales los traders deben enfocarse en los precios de los commodities para determinar si las divisas de Canadá, Australia y Nueva Zelanda tienen probabilidades de subir o bajar en el futuro cercano. En el caso de Australia y Nueva Zelanda, los tipos de interés relativos también son importantes debido a que estos países son destinos populares para los inversores interesados en el carry trading. Cuando las tasas de interés de estas naciones son mucho mayores que las de otros países como Japón, los inversores pueden decidir emplear el carry trading mediante la venta de yenes japoneses y la compra de dólares australianos y dólares neozelandeses. Estas transacciones ayudan a impulsar el valor de estas divisas significativamente. Cuando los diferenciales de tasas de interés se reducen o la volatilidad del mercado se incrementa, los traders pueden decidir revertir sus posiciones de carry trading lo que ocasiona que las divisas de Australia y Nueva Zelanda se debiliten con rapidez.

En el caso de Australia y Nueva Zelanda, también se debe considerar la influencia de la economía China, que actualmente es el mayor consumidor de las materias primas  producidas en estos países. Por lo tanto, el desempeño de la economía de China puede tener un fuerte impacto en las economías de Australia y Nueva Zelanda y en sus monedas. Otros eventos como choques comerciales e incluso políticos pueden tener un impacto en este sentido.

La inversión directa en commodities o en compañías que producen commodities puede producir exposición a los precios de las materias primas en el mercado, que pueden ser bastante volátiles. Aunque las divisas vinculadas a commodities usualmente se mueven en tándem con los precios de los commodities, las cotizaciones de estas monedas también están influenciados por factores adicionales no relacionados con estos productos. Estos factores pueden evitar que las divisas de países productores de commodities sean dependientes únicamente de los precios de las materias primas. Por lo tanto, los inversores que tienen interés en aumentar su exposición a los commodities deben considerar con cuidado si les conviene más negociar con las divisas de países como Canadá o Australia o invertir directamente en los commodities mismos.

Conclusiones

Los pares de divisas vinculados a materias primas proporcionan oportunidades interesantes a los operadores de Forex no solo por su elevada liquidez y spreads relativamente bajos en comparación a otros pares, sino que cuentan con correlaciones interesantes con los commodities más importantes del mercado, lo que facilita la predicción de sus oscilaciones y tendencias a mediano y largo plazo.

Por ejemplo, si los mercados del petróleo suben, podemos esperar que el CAD suba en el futuro contra otras monedas en tanto los otros factores se mantengan estables. Esto se debe a que la economía de Canadá depende fuertemente de las exportaciones de petróleo. Este tipo de relaciones sirven de ayuda para intentar pronosticar el comportamiento de los principales pares de estas divisas.

Artículos relacionados:

-Relación del precio de los commodities con las divisas

-Las materias primas como indicadores en el mercado Forex