///¿Como los fundamentos mueven los precios en el Forex?
 

¿Como los fundamentos mueven los precios en el Forex?

El análisis fundamental en el mercado de valores implica el análisis del desempeño de una empresa (ver artículo sobre análisis fundamental de acciones) en un esfuerzo por prever el potencial de crecimiento futuro. Para una empresa individual, esto puede ser una manera muy lógica de buscar ideas de inversión. El análisis fundamental de una empresa puede incluir la investigación de los estados financieros de esa compañía, para notar cambios de un año a otro; o tal vez estudiar que está haciendo la gestión de esa empresa y cual ha sido su trayectoria con el fin de determinar lo exitosa que podría ser en la consecución de sus objetivos.

En el mercado Forex, muchas de esas estadísticas no existen, y los operadores grandes y pequeños operan con economías enteras unas contra otras. En cada una de estas economías, existen miles de empresas que tratan de maximizar su potencial de ganancia, por lo que el análisis de la estructura de gestión de una sola compañía o su cuota de mercado no significa realmente mucho dentro del panorama general.

Debido a la naturaleza del mercado de divisas, muchos operadores prefieren el análisis técnico o una combinación de este enfoque con el análisis fundamental aplicado de manera general a economías enteras. En este artículo, vamos a estudiar con mayor detalle cómo los fundamentos pueden impactar los precios en el Forex.

¿Por qué son importantes los valores de las divisas?

Los precios de las divisas son importantes principalmente por el comercio internacional. Ya hemos visto como una nación fuertemente exportadora como Japón puede ser afectada negativamente por una moneda fuerte. En el caso de Japón, un yen más fuerte significó menores ganancias y márgenes para sus compañías exportadoras.

El concepto de Análisis Fundamental en el Mercado Forex puede resumirse en un simple punto: las tasas de interés. Si las tasas de interés se mueven más alto, los inversionistas tienen un mayor incentivo para invertir su capital; y si las tasas de interés bajan, ese incentivo se reduce. Esta relación es el corazón y el alma de la macroeconomía; Y esto es lo que permite a los banqueros centrales tener herramientas para administrar sus respectivas economías.

La decisión de aumentar o disminuir las tasas también puede traer impacto a otras economías. Digamos, por ejemplo, que usted es un estadounidense con dinero para invertir. Después de tener poco incentivo y tasas extremadamente bajas durante mucho tiempo, observa que el Reino Unido aumenta las tasas en 25 puntos básicos. Este aumento en las tasas de interés del Banco de Inglaterra puede y debe traer tasas más altas en otras instituciones financieras y opciones de inversión del Reino Unido. Por lo tanto, como inversor, decide sacar parte de su dinero fuera de Estados Unidos y llevarlo al Reino Unido para aumentar sus ganancias gracias a la mayor tasa de retorno.

Otros inversionistas que piensan lo mismo se apresuran a invertir en bonos del Reino Unido, por ejemplo, y finalmente el precio de la libra esterlina subirá para reflejar esta demanda adicional. Ahora se vuelve un poco más difícil para el Reino Unido exportar bienes por el aumento en el valor de su divisa.

Un gran ejemplo de este fenómeno fue lo que ocurrió en Australia desde 2002 hasta el colapso financiero. Conforme la demanda insaciable de China impulsó el crecimiento en toda Australia, el desempleo se puso muy bajo y la inflación se movió muy alto. Para controlar la inflación, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) procedió a aumentar las tasas de interés, y los precios de la moneda siguieron.

El AUD aumentó más del doble cuando el RBA incrementó las tasas de interés de 4.25% a 6.75%

Se trata de un ciclo de tasas de interés, y impulsa los flujos de capital que están en el corazón del mercado de divisas.

¿Cómo los ciclos de las tasas de interés impulsan las economías?

Todo se remonta al incentivo para invertir. Si los bancos centrales quieren retrasar su economía, buscan aumentar las tasas. Si quieren alentar más crecimiento dentro de una economía, buscan disminuir las tasas de interés. Las tasas más altas o más bajas traen un impacto doble en la economía.

El primer y más obvio impacto es el incentivo para invertir. Si las tasas aumentan, ese incentivo para invertir también aumenta y si las tasas disminuyen, también lo hace el incentivo para invertir el dinero en una economía en particular.

El segundo impacto se relaciona con los gastos de capital. Si las tasas disminuyen, el atractivo de incurrir en un préstamo a largo plazo a la nueva tasa más baja es mucho mayor de lo que era antes ya que el prestatario tiene que pagar menos. Así mismo, el incentivo para comprar artículos de precios elevados como casas y autos también es más alto.

Y cuando una persona compra una casa o un automóvil, el constructor o fabricante de automóviles tiene que pagar sus materiales y trabajadores. Si las tasas de interés más bajas aumentan el número de hogares o autos que se están comprando, esto supone un crecimiento. Los constructores de viviendas y fabricantes de automóviles eventualmente tendrán que contratar a nuevos trabajadores para mantenerse al día con la demanda y como aumenta la demanda de trabajadores, también lo harán los salarios necesarios para atraer a candidatos calificados.

Así es como las tasas de interés más bajas pueden traer un mayor empleo e inflación (a menudo mostrado como IPC o ‘Índice de Precios al Consumidor’); y es en este punto que los bancos centrales van a investigar las tasas de crecimiento en un esfuerzo para evitar que la economía sufra un sobrecalentamiento.

Si las tasas de interés permanecen bajas, los efectos del “sobrecalentamiento” podrían ser inmensos. Los precios pueden continuar inflándose, y si se dejan sin control – podrían traer lo que se conoce como hiperinflación.

Por lo tanto, los bancos centrales quieren una tasa moderada de inflación. Esto ayuda a mantener el crecimiento dentro de una economía; Las personas reciben aumentos salariales, más personas están trabajando y pagando impuestos, y los consumidores tienen la confianza de que pueden ahorrar su dinero para mañana porque los precios no aumentarán cien veces durante la noche.

¿Que factores analizan los bancos centrales?

Tanto los bancos centrales como los operadores de divisas observan las publicaciones de datos macroeconómicos con el objetivo de sacar información importante de estos, pero sus objetivos son ligeramente diferentes.

Los operadores de Forex a menudo están interesados en la reacción del mercado y el comportamiento de los precios ante los resultados de un indicador económico o la publicación de una noticia económica o política relevante (como el resultado de la votación del referendum Brexit, por ejemplo).

Por ejemplo, si un indicador como las Nóminas No Agrícolas de Estados Unidos sale más alto de lo esperado, entonces los operadores tratarán de posicionarse con operaciones de compra en el USD en los pares de divisas en que se negocia con esta moneda, como el EUR/USD o el GBP/USD.

Los operadores de divisas pueden absorber las nuevas noticias importantes con rapidez y crear movimientos de precios altamente volátiles.

Sin embargo, los bancos centrales tienen una visión mucho más amplia sobre tales estadísticas. Estas entidades se interesan en analizar los puntos de referencia primarios para una economía en un esfuerzo para tomar la decisión correcta en cuanto a su política con respecto a las tasas de interés y su divisa en general.

La inflación y el empleo son las principales de estas estadísticas, ya que estos son dos de los principales puntos de presión dentro de una economía. Si el desempleo es alto, la economía probablemente se encuentra en un periodo de bajo rendimiento. A medida que los datos de empleo/desempleo de una economía se publican, esta nueva información se toma en cuenta con bastante rapidez para la toma de decisiones. Los operadores de divisas comenzarán a analizar la probabilidad de una eventual alza o recorte en las tasas de interés por parte de los bancos centrales tomando en cuenta esta información y se posicionarán en consecuencia, lo que a su vez se verá reflejado en los precios en el mercado.

Lo mismo ocurre con la inflación: A medida que se publican los datos de la inflación (IPC) de una economía, los operadores comenzarán a actuar rápidamente para incorporar esta nueva información a los precios. Mientras tanto, los bancos centrales se enfocan en analizar estos datos cautelosamente para decidir si quieren hacer algo en su próxima reunión.

El aumento del desempleo (disminución del empleo) junto con la disminución de la inflación son amenazas para una economía que suelen ocasionar que los bancos centrales consideren seriamente la posibilidad de un recorte en las tasas de interés.

La disminución del desempleo (aumento del empleo), y el aumento de la inflación son signos de una economía en crecimiento, y es aquí cuando los bancos centrales consideran la posibilidad de incrementos potenciales en las tasas de interés.

Sin embargo, los bancos centrales y los operadores de divisas por igual no se dedican únicamente a sentarse y esperar la publicación de los datos de empleo o de la inflación que demuestren cambios dentro de una economía. En la actualidad existen muchos otros datos económicos adicionales que los operadores y los inversores analizan en un esfuerzo por anticipar los cambios en la inflación, el desempleo y las tasas de interés.

Las estadísticas relacionadas con los consumidores son extremadamente importantes en grandes economías como Estados Unidos o Europa, en las cuales la actividad de los consumidores tiene un nivel elevado de importancia para la economía mundial. El euro puede volverse extremadamente volátil durante las publicaciones de los indicadores de sentimiento del consumidor, y esto se debe a que la actividad de los consumidores en las economías establecidas se suele considerar como un precursor de la inflación, el empleo y el crecimiento.

El PIB o Producto Interno Bruto es una expresión directa del crecimiento (o de la contracción) dentro de una economía, y esto también puede ser un enorme precursor de los movimientos de precios en los mercados, especialmente si la tasa de crecimiento anunciada está muy lejos de las expectativas. Pero, en sí mismo, los aumentos o las disminuciones del PIB no traen más empleos o una inflación más alta, por lo que a menudo se ve más como un indicador fundamental “rezagado”.

Los números de producción pueden ser especialmente importantes en las economías en crecimiento que se encuentran en una etapa muy industrializada del proceso de desarrollo. China es un ejemplo excelente de esto, y por esta razón los PMI (Purchasing Managers Index) de cada mes de China atraen el interés masivo de numerosas partes en todo el mundo.

Un PMI es una encuesta que se realiza a los productores de una economía para medir su sentimiento en relación a los pedidos futuros. El pensamiento primordial detrás de esta estadística es que si los productores consideran que hay crecimiento en la economía, entonces ese crecimiento seguirá y eventualmente llegará a los consumidores; después de todo, si alguien quiere comprar un bien determinado, este tiene que ser producido en primer lugar y los productores solo van a fabricar más si estiman que la demanda de sus productos va a crecer en un entorno económico positivo.

Datos fundamentales alcistas

Datos fundamentales bajistas

PIB más elevado

PIB más bajo

Inflación más elevada

Inflación más baja

Empleo más elevado

Empleo más bajo

Desempleo más bajo

Desempleo más alto

Mayor confianza del consumidor

Menor confianza del consumidor

PMI más elevado

PMI más bajo

Independientemente del indicador económico publicado, la reacción del mercado siempre se remonta a los ciclos de las tasas de interés y cómo esa mejora o disminución de la actividad medida podría llegar a suponer un aumento o una disminución de los tipos de interés.

¿Como operar con los datos fundamentales?

Con respecto al análisis fundamental podemos decir lo siguiente: “No sólo no podemos saber con exactitud cual podría ser el resultado de un indicador económico o noticia importante para el mercado, sino que tampoco podemos estar seguros de cual podría ser la reacción del mercado ante el evento”.

Esto hace que resulte peligroso operar en el Forex con base en los fundamentos, ya que se podría suponer que un indicador como el PIB, por ejemplo, va a salir mejor de lo esperado, lo que podría llevar a un inversor a operar en consecuencia y aún así este operador podría terminar perdiendo dinero debido a una reacción inesperada del mercado o simplemente porque se equivocó. Al operar con fundamentos, un operador puede estar en lo correcto y aún así perder, aunque suene contradictorio.

En las acciones, el trading con base en fundamentos tiene mucho sentido. Podemos comparar la empresa A frente a la empresa B en los mercados relevantes. Aquí estamos operando con una pequeña parte de una economía, en el ambiente macroeconómico global más grande.

La capitalización de mercado de cualquier empresa con la que estemos operando podría ser de unos pocos cientos de miles de millones, a lo sumo. De acuerdo a las estimaciones, en el mercado de divisas se negocia alrededor de $5,000,000,000,000 de dólares cada día. Eso es 5 billones, y esto está en la parte baja de las estimaciones.

Al operar con divisas, estamos especulando y negociando con economías enteras unas contra otras, y puede ser mucho más difícil usar puntos de referencia fundamentales en un esfuerzo por proyectar el potencial de crecimiento futuro, ya que son muchos los factores que pueden afectar una economía.

Por esta razón, muchos operadores de divisas incorporan o incluyen el análisis técnico en sus ideas de negociación basadas en análisis fundamental. Este enfoque puede resultar de mucha ayuda al operador para determinar las tendencias o sesgos que puede estar mostrando una divisa. Esto a su vez puede servir para determinar los mejores puntos de entrada y salida de una operación.

¿Como podemos aplicar el análisis técnico para mejorar el enfoque fundamental?

Anteriormente en este artículo, utilizamos el ejemplo hipotético de la tasa de interés del Banco de Inglaterra aumentando 25 puntos básicos. Si algo como esto sucede, una de las consecuencias más probables es que los operadores comenzarían a comprar la libra esterlina con el fin de aprovechar esta nueva tasa de interés, más elevada.

No obstante, no son solo las alzas en las tasas de interés las que provocan las compras en el mercado Forex, dado que en la mayoría de los casos, los operadores no quieren esperar hasta ver a un Banco Central hacer lo que saben que probablemente hará de todos modos.

Así pues, siguiendo con el ejemplo de la libra esterlina, conforme vemos datos cada vez más positivos procedentes del Reino Unido, datos económicos que podrían llevar a un alza en las tasas de interés, seguramente veremos un aumento de la demanda de la libra esterlina. Este aumento de la demanda producirá precios más altos.

Por lo tanto, este es un tema fundamental – que resulta claro y evidente en la información técnica mostrada por el gráfico de precios. Si hay una tendencia alcista en el mercado, los precios se mueven al alza por una razón, ¿verdad?

Los precios pueden mostrar sesgos y tendencias en los datos fundamentales.

Los operadores pueden incorporar la acción del precio para ver donde podrían estar estas tendencias, y hasta qué grado podrían ser útiles para realizar operaciones. A partir de ahí, también pueden utilizar la acción del precio para determinar las mejores zonas para comprar y las zonas más adecuadas para vender con el menor riesgo, de modo que si el impulso del mercado continúa, puedan asegurar buenas ganancias en sus operaciones.


 

2018-04-21T17:58:18+00:00Por |Categorías: Analisis Fundamental|Etiquetas: |Sin comentarios
 

Deje su comentario